Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Von Balthasar, teólogo de la Iglesia

Corazón Eucarístico de Jesús

13 febrero 2017

Se sabe la prudencia del Magisterio pontificio al pronunciar un discurso o escribir un documento; si cita a algún teólogo, de manera ocasional o excepcional, es avalándolo, encontrando en su obra algún argumento pensamiento de valía que el Magisterio hace suyo e incorpora a la enseñanza eclesial.
 
 
Von Balthasar es uno de esos teólogos grandes que los Papas han citado y han valorado, situándolo como un pensador católico, un teólogo de la Iglesia. Eso ya es una garantía para nosotros, sabiendo que, con tranquilidad -siempre con espíritu crítico, usando la inteligencia- podemos leer sus obras.
 
Algunos ejemplos del Magisterio bastarán para corroborar lo dicho.
 
Pablo VI, a los cinco años de la clausura del Concilio Vaticano II, publicó la Exhortación apostólica Quinque Iam anni, y en ella inserta, laudatoriamente, una cita de Von Balthasar:
 
 
 
 
“En la actual crisis que padece el lenguaje y el pensamiento, le corresponde a cada Obispo en la propia Diócesis, a cada Sínodo, a cada una de las Conferencias Episcopales, cuidar atentamente que este esfuerzo necesario no traicione nunca la verdad y la continuidad de la doctrina de la fe. Se necesita destacadamente vigilar para que una elección arbitraria no coarte el designio de Dios entre nuestras humanas vidas, y no limite el anuncio de su Palabra a lo que nuestros oídos quieren escuchar, excluyendo, según criterios puramente naturales, lo que no es del agrado de los gustos modernos. “Pero aunque nosotros –nos previene san Pablo- o incluso un ángel del cielo os anunciase un evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema” (Gal 1,8).
 
En efecto, no somos nosotros los jueces de la palabra de Dios: es ella la que nos juzga y saca a la luz nuestro conformismo con la moda del mundo. “Las deficiencias de los cristianos, también de aquellos que tienen la misión de predicar, no serán nunca en la Iglesia un motivo para atenuar el carácter absoluto de la palabra. El filo cortante de la espada (cf. Hb 4,12; Ap 1,16; 2,16) no podrá nunca ser biselado. Nunca podrá hablar de la santidad, de la virginidad, de la pobreza y de la obediencia distinto de cómo lo hizo Cristo” (Hans Urs von Balthasar, Das Ganze im Fragment, Einsiedeln, Benzaiger, 1963, p. 296).
 
 
 
Igualmente realizará una cita el papa Juan Pablo II; la ocasión será en el importante discurso que el Santo Padre suele pronunciar a la Curia romana antes de Navidades, evaluando la situación de la Iglesia durante el año que va a terminar, subrayando algunos aspectos o proponiendo caminos.
 
En ese discurso, con ese valor programático y de evaluación a la vez, Juan Pablo II citó también a Von Balthasar en uno de los puntos que éste elaboró ampliamente y abordó en varias obras y artículos suyos, a saber, la dimensión mariana y la dimensión petrina de la Iglesia. Decía Juan Pablo II:
 
 
“La dimensión mariana de la Iglesia emerge de la similitud de tareas respecto del Cristo total: a ella, en efecto, se aplica de modo particular la palabra de Jesús según la cual “quien cumple la voluntad de Dios es mi hermano, hermana y madre” (cf. Mc 3,35); también la Iglesia, como María, vive en la gracia, en la sumisión al Espíritu Santo, a su luz interpreta los signos y las necesidades de los tiempos, y avanza en el camino de la fe en plena docilidad a la voz del Espíritu.
 
En este sentido, la dimensión mariana de la Iglesia antecede a la petrina, incluso estándole estrictamente unida y complementaria. María, la Inmaculada, precede a cualquier otro, y, obviamente, al mismo Pedro y a los apóstoles: no sólo porque Pedro y los apóstoles, proviniendo de la masa del género humano que nace bajo el pecado, forman parte de la Iglesia “sancta ex peccatoribus”, sino también porque su triple “munus” no mira otra cosa que a formar la Iglesia en aquel ideal de santidad que ya ha sido preformado y prefigurado en María. Como bien ha dicho un teólogo contemporáneo, “María es “reina de los apóstoles”, sin pretender por sí los poderes apostólicos. Ella tiene otros y mayores” (H. U. von Balthasar, Neue Klasrstellungen, trad. it., Milán 1980, p. 181). Singularmente significativa se revela, desde este punto de vista, la presencia de María en el cenáculo, donde Ella asiste a Pedro y a los apóstoles, orando con ellos y por ellos en espera del Espíritu”.
 
 
 Con ese mismo tema, en una nota a pie de página, la número 55, cita a Balthasar en documento de mayor rango que un discurso, una Carta apostólica, la Carta Mulieris dignitatem:
 
 
 
 
«Este perfil mariano es igualmente —si no lo es mucho más— fundamental y característico para la Iglesia, que el perfil apostólico y petrino, al que está profundamente unido... La dimensión mariana de la Iglesia antecede a la petrina, aunque esté estrechamente unida a ella y sea complementaria. María, la Inmaculada, precede a cualquier otro, y obviamente al mismo Pedro y a los Apóstoles, no sólo porque Pedro y los Apóstoles, proviniendo de la masa del género humano que nace bajo el pecado, forman parte de la Iglesia ''sancta ex peccatoribus", sino también porque su triple munus no tiende más que a formar a la Iglesia en ese ideal de santidad, en que ya está formado y figurado en María. Como bien ha dicho un teólogo contemporáneo, "María es 'Reina de los Apóstoles', sin pretender para ella los poderes apostólicos. Ella tiene otra cosa y más" (H. U. von Balthasar, Neue Klarstellungen, trad. ital., Milano 1980, p. 181)»: Alocución a los Cardenales y Prelados de la Curia Romana, 22 de diciembre de 1987: L'Osservatore Romano, 23 de diciembre de 1987).
 
 
 
 
Así pues, si el Magisterio pontificio se apoya en las explicaciones y trabajos de von Balthasar, éste brilla como un teólogo sobre el que no se pueden echar sombras de sospechas, sino tomarlo, quien quiera, como un referente seguro.
 
 
 
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Javier Sánchez Martínez
Javier Sánchez Martínez, sacerdote de la diócesis de Córdoba, ordenado el 26 de junio de 1999. Ha ejercido el ministerio sacerdotal en varias parroquias, en el Centro de Orientación Familiar de Lucena (Córdoba) y como capellán de Monasterios. Ha predicado retiros, tandas anuales de Ejercicios espirituales a seglares y religiosas e impartido diversos cursillos de formación litúrgica; asimismo ha publicado artículos en distintas as revistas y colaborado en radio y TV locales.Licenciado en Teología, especialidad liturgia, por la Universidad Eclesiástica San Dámaso (Madrid), es vicario parroquial de la Trinidad de Córdoba, profesor del I.S.CC.RR. "Victoria Díez" y miembro del Equipo diocesano de Liturgia.

Javier Sánchez Martínez, es autor, editor y responsable del Blog Corazón Eucarístico de Jesús, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MAYO 2017

¿Profetas y santos? (I)

Velar el Misterio o mostrarlo por el testimonio

Perspectivas cristianas del dolor

Golpes de pecho... participar en la liturgia

Sobre la Iglesia (III)
ABRIL 2017

Incidencia social de la evangelización

Blasfemia contra el Espíritu, variaciones del demonio

La belleza de la santidad (Palabras sobre la santidad -XX)

El paralítico curado y otros

El humanismo de los santos (Palabras sobre la santidad -XVIII)

Contemplación de Jesús evangelizador (y III)

Ver posts de otros meses

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (6 artículos)

ENERO 2017 (6 artículos)

DICIEMBRE 2016 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (8 artículos)

OCTUBRE 2016 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (8 artículos)

AGOSTO 2016 (8 artículos)

JULIO 2016 (8 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (7 artículos)

ABRIL 2016 (8 artículos)

MARZO 2016 (11 artículos)

FEBRERO 2016 (9 artículos)

ENERO 2016 (11 artículos)

DICIEMBRE 2015 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (10 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (10 artículos)

JUNIO 2015 (9 artículos)

MAYO 2015 (10 artículos)

ABRIL 2015 (10 artículos)

MARZO 2015 (13 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (11 artículos)

DICIEMBRE 2014 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (11 artículos)

OCTUBRE 2014 (12 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (11 artículos)

AGOSTO 2014 (11 artículos)

JULIO 2014 (11 artículos)

JUNIO 2014 (10 artículos)

MAYO 2014 (11 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (7 artículos)

FEBRERO 2014 (3 artículos)

DICIEMBRE 2012 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (8 artículos)

OCTUBRE 2012 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (11 artículos)

AGOSTO 2012 (10 artículos)

JUNIO 2012 (2 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (6 artículos)

MARZO 2012 (10 artículos)

FEBRERO 2012 (9 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (11 artículos)

OCTUBRE 2011 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (8 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (7 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (6 artículos)

ABRIL 2011 (3 artículos)

MARZO 2011 (2 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (4 artículos)

DICIEMBRE 2010 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (6 artículos)

OCTUBRE 2010 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (6 artículos)

JULIO 2010 (9 artículos)

JUNIO 2010 (9 artículos)

MAYO 2010 (13 artículos)

ABRIL 2010 (12 artículos)

MARZO 2010 (10 artículos)

FEBRERO 2010 (7 artículos)

ENERO 2010 (13 artículos)

DICIEMBRE 2009 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (13 artículos)

OCTUBRE 2009 (3 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS