Sábado, 23 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Concluye el Congreso Mundial de las Familias

Contundente alegato de José Javier Esparza sobre el riesgo que corre la figura del padre

ReL

José Javier Esparza.
José Javier Esparza.
Fortaleciendo a la familia: es la labor que nos ocupa ya: bajo este título se celebró el último plenario del VI Congreso Mundial de las Familias, que se ha celebrado de viernes a domingo en Madrid. Participaron en él Mary Louise Fowler (Australia), Sixto Porras (Costa Rica), Christine de Vollmer (Venezuela), José Javier Esparza (España) y Dorothy Patterson (EE.UU).

"Conscientes de que la crisis actual nos abre numerosos frentes y nos exige a todos grandes dosis de responsabilidad, no por ello debemos creer que es una meta inalcanzable o excesivamente compleja. El secreto es sencillo: lograremos la prosperidad nacional y la paz mundial restaurando la familia natural, cimiento de la sociedad, y a nivel particular, ocupándonos de arreglar no las familias, sino cada una de las familias", señaló Fowler, vicepresidenta de Australian Family Association (Asociación Australiana de la Familia) antes de presentar a los ponentes.

Una misión respecto al propio cónyuge
El colombiano Sixto Porras, director de Focus on the Family, entidad dirigida a preservar la familia enfocada principalmente al mundo hispano, Brasil y Portugal, impartió una conferencia basada en el testimonio personal de lucha, entrega y amor vivido en el seno de su propia familia, que fue respondido con grandes aplausos por el auditorio, impresionado.

Porras invitó a todos a salir del Congreso con dos grandes misiones en mente. "Volvamos a amar a nuestro cónyuge", la primera: "Las ideologías hedonistas y el egocentrismo o el afán de riqueza o de éxito que tanto alimentan el temor al matrimonio hacen perder la atención debida al otro. Regresemos a nuestros hogares y amémonos los cónyuges hasta acabar juntos el fin del viaje".

Y una segunda misión: "Respecto a los hijos, volvamos a casa a construirles un legado, lo que requiere de tres cosas: rescatar los aspectos buenos de la herencia que hemos recibido de generaciones anteriores; saber perdonar por el dolor sufrido y comprometerse a enmendar el generado, para poder ver al alegría en el presente y afrontar con esperanza el mañana; y ayudar a construir la meta que han de seguir nuestros hijos, para que ellos, a s u vez, sigan desarrollando ese legado, pidiendo a Dios que nos ayude a construir la mejor de las historias".

El secreto del éxito matrimonial
El amor, la intimidad y la sexualidad en el matrimonio fue el objeto de la conferencia de Christine de Vollmer, presidenta de Provive y de Alafa (Alianza Latinomaericana por la Familia): "El éxito del matrimonio requiere el compromiso de por vida entre el hombre y la mujer a amarse lo suficiente como para no concebir la relación como un instrumento para su propio bienestar, sino en donde se busca en primer lugar la felicidad del otro. Y ello en los tres niveles de la persona: el espiritual, el emocional y el físico, de una manera total y sin reservas".

Las ideologías y el Estado, contra el padre
Promover la paternidad ante la crisis y los ataques que sufre la figura del progenitor en el seno de la familia fue la tarea que propuso el escritor y periodista José Javier Esparza: "En esta sociedad materialista y tomada por la ideología la figura del padre sobra. Se nos muestra escarnecida y hasta eliminada del discurso oficial. Baste ver las series de animación para observar cómo el padre se retrata como un ser lamentable, tosco, ya sea vago o absorbido por el trabajo, pero siempre poco o nada ejemplar".

"Eso no es un hecho casual –analizó Esparza-, sino un fin interesado de las ideologías que lo alimentan y que esperan destruir la sociedad natural para favorecer el nihilismo, la ingeniería social que disfrazan de ‘progresista’ y la ideología de género. Así, traducen la paternidad a términos de lucha de géneros entre hombre y mujer, recogiendo la gigantesca infamia intelectual sembrada por Freud sobre el mito de la muerte del padre, según el cual para ser libre hay que matar al padre".

Con ello, "las generaciones nuevas se educan en la idea de que el padre no sirve para nada, o aún más, que es un elemento negativo. Pero la exclusión o el desprecio a la figura del padre en la familia es un elemento de desorientación para los menores, que de este modo son menos libres -añadió-. Y es que el objetivo real no es ‘liberar a la mujer del macho’ o a los jóvenes de la ‘opresión paterna’, sino lograr sustituir su autoridad por la que marque el Estado, el mercado o el sistema, que sean estos los que impongan según la ideología dominante los modos de vivir. Algo que va contra la naturaleza humana misma, que sólo puede llevar al caos y a la demencia colectiva".

Frente a esto, "urge reivindicar la figura del padre, que sin descuidar el amor, encarna la función del deber y el orden en el seno de la familia”, concluyó Esparza, que aludió también a esta misma apreciación realizada por Benedicto XVI en la catequesis pública pronunciada esta misma semana, cuando destacó la "paternidad de Dios" como verdad que a duras penas es percibida por el hombre de hoy, y definió la ausencia de la figura paterna en la vida de los hijos como "un gran problema de nuestro tiempo".

Ser esposa y madre crea cultura
Finalmente, Dorothy Patterson reivindicó la figura y la misión de la mujer que decide entregarse por entero a su crucial labor de esposa y madre, renunciando a una labor remunerada: "Se nos lava el cerebro insistiéndonos en que si no desarrollamos una función remunerada fuera de la familia estamos esclavizadas, no nos autorrealizamos o seremos infelices; pero en realidad, un trabajo remunerado también nos puede alejar de lo que deben ser las prioridades en la vida y no se puede tener tiempo de calidad sin cantidad. El ser madre y esposa crea cultura, porque es una labor que forma a las futuras generaciones. ¡Yo digo que sí: que ser madre y ser esposa vale la inversión de toda una vida! ¡Larga vida a las madres, que son el corazón del hombre!".
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA