Jueves, 18 de abril de 2019

Religión en Libertad

Dura crítica a algunos mass-media

Messori denuncia la manipulación de los que analizan lo religioso desde categorías políticas

Mesori se refiere a esos periodistas y medios de comunicación como "artífices de la desinformación que han echado raíces en todo el media-system mundial".

ReL

Vittorio Messori.
Vittorio Messori.
Messori ha escrito un artículo demoledor sobre el juicio que hacen algunos medios de comunicación de corte laicista sobre el momento que está viviendo la Iglesia. Lo titula: Esa lectura política que desfigura la Iglesia

El famoso escritor italiano señala que "hacen reír los opinadores y pretendidos expertos de todo el mundo que en estas semanas, con un aire de superioridad de quien todo lo sabe, diseñan coordenadas en sus medios de comunicación, denuncian acuerdos e indican estrategias más o menos ocultas entre los electores. El enfoque de artículos y apariciones televisivas similares es pedante y seductor. Parece que quien escribe o habla guiña el ojo para dar a entender que es necesario ser listo y que es él, que conoce lo que ocurre en la trastienda oculta, el que revelará lo que sucede realmente detrás: ¡toda una cuestión de poder y de dinero en lugar de religión!".

Categorias impropias de derecha-izquierda
"Muchos de estos presuntos análisis son vaniloquios que hacen reír: según un inextirpable vicio, se aplican categorías impropias para interpretar una realidad totalmente diversa. Es la deformación obsesiva, podríamos decir maníaca, de quien pretende interpretar la realidad religiosa utilizando también las habituales categorías políticas, las aburridas y gastadas (y, en este caso, totalmente engañosas) distinciones entre derecha—izquierda, conservadores—progresistas, tradicionalistas—modernistas, dialogantes—integristas".

La deformación impide la comprensión
"El resultado -dice Messori- es la total incomprensión de la vida eclesial, y la idiocia deformante presentada como un brillante y agudo examen. «Todo ente», advierte santo Tomás de Aquino haciendose eco de Aristóteles «debe ser interpretado y entendido de acuerdo con entidades de su misma naturaleza». ¿Qué se puede comprender de las intenciones profundas de hombres de fe, en el vértice de la Iglesia de Cristo, conscientes de que deberán aparecer delante de Él para ser juzgados? ¿Qué se puede comprender? ¿Quién querría interpretar a estos ancianos sacerdotes —a menudo con biografías heroicas, perseguidos a causa de su fe— como si fueran personajes de una cámara de diputados del mundo o como miembros del consejo de administración de una multinacional cualquiera?".

Messori subraya que "si utilizamos términos fuertes para estos artífices de la desinformación que han echado raíces —hoy como siempre— en todo el media-system mundial, es para adecuarnos al estilo cortante utilizado una vez también por el manso y mesurado Benedicto XVI". 

Una lectura sesgada del Vaticano II
"Benedicto XVI, que ha recordado que al pueblo, incluido el católico, no le han llegado los documentos auténticos, sino sus interpretaciones tendenciosas realizadas por periodistas, opinadores, escritores, cuando no especialistas y expertos clericales partidarios de «facciones». Pero es injusto jugar al victimismo habitual, como si la deformación del Concilio hubiera sido obra de algún complot externo: en realidad (el mismo Ratzinger lo ha recordado a menudo) buena parte del desastre, diría que el más pernicioso, ha sido llevado a cabo por hombres de Iglesia. Al mundo entero y al propio Pueblo de Dios no le llegó el impulso religioso de los Padres, el fervor por el apostolado, su mirada hacia el Evangelio de siempre y de hoy; más bien al contrario, le llegó la lectura «política» oscura, angosta y sectaria".

¿Desencuentro progresistas-conservadores?
"Aquellas complejas y sabias catedrales teológicas en miniatura que eran y son los documentos auténticos del Vaticano II fueron constreñidas en una camisa de fuerza de un presunto desencuentro sin exclusión de culpas entre progresistas y conservadores, entre la oscura reacción en la oscuridad y el luminoso sol del porvenir invocado por los izquierdistas, por aquel entonces con túnica, pero pronto en traje esquimal".

¿Luchas de poder, lobbby...?
"En su discurso cálido y paterno al clero romano, el Papa Ratzinger no ha dudado en utilizar palabras de dura condena («fue una calamidad, ha creado muchas miserias») hacia las intrusiones de los medios de comunicación, guiados por aquellos que pretendían dividir todo entre «derecha» e «izquierda», quienes querían reducir todo a una cuestión de lobby, de personas que se enfrentaban entre sí para defender o para conquistar el poder".

Reducir la Iglesia a una perspectiva solo humana
"Quien vive dentro la Iglesia —y no por una pertenencia sociológica aburrida, sino por el don vivo y gratuito de la fe— constata la miseria y la impotencia de los esquemas que querrían reducir a perspectivas trivialmente humanas la compleja y rica experiencia religiosa. El creyente sabe que las llamadas formaciones de conclavistas, aunque existen, no se explican —al menos no más que en algunos casos marginales— con las categorías válidas para la dialéctica política. Es cierto que también el aspecto político es importante en la parte humana de la Iglesia y sus hombres se equivocarían si no lo tuvieran en cuenta. El error es intentar medir con ese metro «otra» realidad como la Iglesia".

Por último, el escritor italiano señala a aquellos analistas ajenos a la Iglesia que opinan de ella con gran seguridad: "¿Qué puede comprender de esta perspectiva una persona que no participa de ella y que quizá presume de esta distancia, haciéndola pasar como una garantía de objetividad?".

Para leer el artículo completo pinche AQUÍ
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA