Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Un abrazo como Dios manda

Guillermo Urbizu

20 febrero 2011


Un sábado por la tarde. Con nuestros tres hijos. Mi mujer tejiendo una larga y amorosa bufanda roja. ¿Qué película vemos? La que se monta. Lo de siempre. Cada uno quiere una distinta. Yo sueño con poder ver de nuevo Tierras de penumbra o Regreso a Howards End o Mucho ruido y pocas nueces. “¡Por Dios, papá, déjalo estar!”. Vale, vale, me callo. Y me callé. Preparé unos bocadillos. Persistía la discusión sobre quién elegía. Entonces puse en práctica uno de los deberes más importantes del oficio de padre: cortar por lo sano. Y elegí yo la película, mientras escuchaba los consabidos murmullos que no acababan de fiarse del buen gusto del padre. ¡Ilusos! Pues sí, pese a quien pese elegí. Opté por una película estupenda, una de esas películas que te hacen sentirte mejor, que te hacen pensar en cómo está uno afrontando su propia vida. Una de esas películas donde el espectador se conmueve y quizá aprende a valorar un poco más lo que tiene en su propia casa. Pues no se trata más que de eso: de una familia. De la generosidad de unos padres, del amor por nuestros semejantes. Elegí ver The Blind Side (traducida en España como “Un sueño posible”). Una peli de la Warner Bros Pictures. Con una interpretación de ensueño de Sandra Bullock. Una mujer de mis años, una mujer nacida en Arlington (Virginia), una mujer sencillamente encantadora.
 
Mi familia acabó conformándose. Los murmullos y protestas se fueron apaciguando. “Antes de nada bendigamos la mesa”. “¡Venga papá…!”. ¡Qué impaciencia! Y comenzó la fiesta. Esa sintonía inicial, ese ir buscando una buena postura, esa última broma por mi parte: “¿La escuchamos en inglés?”. “¡¡¡Papá!!!”. Y la historia de la película iba calando. No se movía nadie. Ni un ruido. Una familia. La mía. Y la familia de la película, donde estaba muy claro que el centro de todo era el amor, el darse desinteresadamente, el no pasar de puntillas ante el sufrimiento ajeno, porque el sufrimiento nunca nos puede resultar ajeno, y menos a una familia cristiana. Es extraordinario lo que consigue una buena historia -en este caso basada en hechos reales-, lo que consigue un buen guión. Pero quería fijarme en un hecho de The Blind Side, algo pequeño, quizá sin más trascendencia, que me conmocionó desde la primera vez que caí en la cuenta. Algo tan sencillo como un abrazo. En un determinado momento Leigh Anne (el personaje que interpreta Sandra Bullock) le da un abrazo al grandullón Michael Other (protagonizado por Quinton Aaron). Ante el escaso entusiasmo de Michael, le interpela rápidamente Leigh Anne: “Michael, dame un abrazo como Dios manda”. Un poco más allá del metraje la situación es a la inversa. Leigh Anne se ha encerrado en el coche, no puede aguantar la emoción, quizá el dolor de separarse de Michael. Pero éste va hacia el coche, la llama y cuando la llorosa Leigh baja la ventanilla, Michael le espeta: “¿Y el abrazo como Dios manda?”. En esa escena se resume todo, está toda la película.
 
El abrazo como Dios manda. Este ha sido el principal mensaje que me ha transmitido esta gran película de John Lee Hancock. Desde entonces me abrazo a la gente siempre que puedo. A familiares y amigos sobre todo. Con un abrazo fuerte, que rodea el cuerpo de la otra persona con toda el alma. Un abrazo ancho, enérgico a la vez que sereno. Un abrazo callado, que no deja indiferente. Un abrazo como Dios manda, efusivo, intenso, que exprese por si solo el cariño y la necesidad que tenemos todos de amarnos, de sentirnos queridos. Y cuando paso por peores momentos o cuando siento que mi mujer está cansada o veo que lo necesita un hijo o un sobrino, en seguida necesito acudir al abrazo mientras digo: “Dame un abrazo como Dios manda”. Y te aferras a ese abrazo, y te sujetas bien a la esperanza que es siempre el amor, el cariño y el afecto. Como Dios manda que nos queramos, que nos ayudemos, que nos acojamos los unos a los otros. Para que no nos sintamos solos, para que vayamos al quicio de la vida. Y no nos olvidemos nunca de que el origen de lo que somos estuvo en un abrazo. Como Dios manda. Como Dios nos quiere.
 
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
14 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

LP
26/02/2011
Gracias Mónica.
Cada uno tiene su experiencia. Este compañero ´´gestionó´´ mal tus abrazos. De todas formas, aquella persona que necesita cariño se enamora igual porque le sonrías cada mañana. No creo que haya que renunciar también a sonreir a alguien del sexo contrario. Por reducción al absurdo (como se dice en ciencia) habría que cubrirse completamente como en algunas religiones. Gracias por tu experiencia. Personalmente siempre tengo en cuenta todo lo que se me dice o escribe.
Mónica Castro
26/02/2011
Sobre abrazos.
El abrazo es cosa de dos. Contesto a LP con mi experiencia, porque yo pensaba de la misma manera hasta que un compañero de trabajo malinterpretó estos gestos de cariño. Yo no tengo marido pero estoy comprometido con Cristo, soy seglar consagrada; el lo sabía pero pensó que me había enamorado. Le hice mucho daño. Ahora tengo más cuidado porque, como he dicho, el abrazo es cosa de dos.
LP
25/02/2011
Mi respuesta para SDC.
Lógico SDC, hemos liado más que aclarado u opinado. Y yo pido disculpas.
Respondiendo a tu pregunta de origen, posible es posible un abrazo entre un hombre y una mujer. Ahora, cada cual que ´´gestione´´ en su cabeza, en su alma lo que significa ese abrazo y las repercusiones que pueda tener. Nadie se escandalizó cuando Teresa de Calcuta y Juan Pablo II se cogieron de las manos bastantes minutos delante de todo el mundo mientras se miraban a los ojos. Miraban al rostro de Jesús. Así ´´gestionaron´´ ellos este acto amorosa, este hacer ´´manitas´´. Ambos casados con Dios.
Cuando yo abrazo a una mujer, doy gracias a Dios por dejarme abrazar a Jesús hecho hombre en esa mujer. Esa es ´´mi gestión´´. Y lo hago con mucho amor. Con un amor que refuerza mi matrimonio con mi esposa y con Dios. Esa es ´´mi gestión´´
SDC
25/02/2011
Sigo sin verlo.
La duda no era sobre rezar o hablar sino sobre abrazar.
LP
24/02/2011
Con Jesús.
Ese es el problema. Que ustedes tienen mucha imaginación. Nadie dijo que se abrazaran.
Pero hablarían, rezarían juntos, con Jesús, compartirían lo que ya quisiéramos nosotros como es la Palabra desde las cuerdas vocales de Jesús. Y se alegrarían juntos de ver ese Rostro. ¡¡Menuda emoción!! ¿los abrazos? Seguían a Jesús, no buscaban abrazos. Como deberíamos nosotros, seguir a Jesús.
Luis Serrano
24/02/2011
Juntos pero no revueltos.
Que Jesucristo tuvo tantos discípulos como discípulas podría ser, que anduvieran abrazándose unos a otras ya me cuesta más imaginármelo.
LP
24/02/2011
Adiós a los abrazos.
Para quien lo ignore, Jesús tenía tantas discípulas como discípulos (pregunten a la primera teóloga de la u. de Comillas) y creo que no dijo a ninguna que se largaran no fuera a ´´peligrar´´ algunos de sus discípulos.
Aunque, ¡me han convencido! Ya no abrazo más a nadie salvo a mi señora. Y menos a ningún hombre que estos sí que se te enamoran fácilmente en los últimos tiempos (y a un cura menos ¡¡peligro, peligro!!). Luego iré a confesar, aunque esto ya es coña jajaja.
Guillermo, esto empieza a parecerse a lo del Nacho Montes. Mil perdones, aunque espero que al menos esboces una sonrisa.
Un abrazo.

24/02/2011
Para LP.
No es que decidan las hormonas pero quien juega con fuego acaba quemándose. Por eso estoy de acuerdo con JuanF, para qué arriesgarse a caer, a enamorarse de quien no debes, a tener que luchar contra sentimientos. Quien quita la ocasión quita el peligro.
LP
24/02/2011
La hormonas son la base de la voluntad de Dios?.
O santo o nada. ¿Que lo decidan las hormonas? ¡Vale tío!
JuanF Romero
24/02/2011
Entre hombres y mujeres no existe la amistad..
Se pongan como se pongan entre hombres y mujeres puede haber relación por el trabajo, por la familia o por las circunstancias; pero una amistad íntima sólo amistad es imposible, al final son las hormonas quienes acaban decidiendo. Y más te vale dejarte de abrazos y similares si no quieres que la supuesta amistad se convierta en un lío.
Tonino
22/02/2011
No hay que perderse esta película..
Es un peliculón.
LP
21/02/2011
¿dónde está el problema?.
Si hay pureza y honestidad ¿dónde está el problema?
Estoy felizmente casado, tengo tres hijos. Dios nos ha bendecido.
Tengo amigas casadas. solteras, separadas. Me he abrazado a ellas cuando las he saludado después de cierto tiempo. Y les he dicho que las quiero. Delantes de mi esposa y en su ausencia.
¿Dónde está el problema? En mi cabeza no, desde luego. En la de mi mujer tampoco. En la de mis amigas, convencidísimo que tampoco.
Bonifacio Moro
21/02/2011
Me apunto.
Me apunto a la duda
SDC
21/02/2011
Duda.
¿Es posible recibir un abrazo como Dios manda de alguien del otro sexo que no sea de tu familia?
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Guillermo Urbizu
El escritor y poeta Guillermo Urbizu llega a ReL con una apuesta contundente «O santo, o nada», título de su blog. Laico comprometido, Urbizu estudió Letras en la Universidad de Zaragoza y es miembro supernumerario de la prelatura del Opus Dei. Trabaja en el Colegio Mayor Universitario Miraflores de Zaragoza. Entre sus obras literarias destacan «Almateria», «Ser algo más» y «Entre dos infinitos», así como «Vía crucis para niños (y no tan niños)».

Guillermo Urbizu, es autor, editor y responsable del Blog O santo o nada, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

JUNIO 2013 (2 artículos)

MAYO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (2 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (3 artículos)

DICIEMBRE 2012 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (3 artículos)

OCTUBRE 2012 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (5 artículos)

AGOSTO 2012 (2 artículos)

JULIO 2012 (3 artículos)

JUNIO 2012 (2 artículos)

MAYO 2012 (3 artículos)

ABRIL 2012 (2 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (2 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (7 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (6 artículos)

AGOSTO 2011 (12 artículos)

JULIO 2011 (10 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (10 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (11 artículos)

ENERO 2011 (18 artículos)

DICIEMBRE 2010 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (11 artículos)

OCTUBRE 2010 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (14 artículos)

JULIO 2010 (13 artículos)

JUNIO 2010 (12 artículos)

MAYO 2010 (13 artículos)

ABRIL 2010 (11 artículos)

MARZO 2010 (11 artículos)

FEBRERO 2010 (13 artículos)

ENERO 2010 (11 artículos)

DICIEMBRE 2009 (12 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (14 artículos)

OCTUBRE 2009 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (9 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS