Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Miércoles, 20 de septiembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Opinión

Todos somos nazarenos


Irak vive una cruel guerra, mejor dicho, una feroz matanza de cualquiera que sea contrario al autoproclamado califato del Estado Islámico.



José F. Vaquero

26 julio 2014

Aquí, en esta zona de la calle, en esta esquina cercana a la plaza, nació mi abuelo. Es un sentimiento muy humano recordar los inicios de aquellos que han constituido nuestro pasado, ya sea familiar o social. Nos sentimos unidos a la pequeña gran historia de la humanidad, la humanidad de mi pueblo o de mi familia; y vemos el entorno que nos rodea como una parte de nosotros, unos hechos que tienen que ver con nuestra vida. Yo también soy protagonista de esta historia.

Durante las últimas semanas se está recrudeciendo la situación de los cristianos de Irak, nuestros hermanos de religión que nos unen, por los lugares que habitan y la permanencia en la fe cristiana, a la tradición bimilenaria de la Iglesia. La ciudad de Mosul se ha hecho tristemente famosa. Esta ciudad, la tercera en importancia, está situada al norte del país, muy cerca del río Tigris, En el siglo VII a.C. tenía un nombre más conocido, Nínive. Durante el primer y segundo siglo, los primeros cristianos evangelizaron la ciudad, por lo que se puede afirmar que ahí vivieron nuestros “abuelos” y antepasados en la fe cristiana. Y allí se mantuvieron, con mejores y peores momentos. Dato curioso: todavía entre sus habitantes siguen utilizando el arameo, dialecto del hebreo que habló Jesucristo.

Más allá de los sentimental, del recuerdo emotivo al pensar en los antepasados de Mosul, evangelizados por san Pablo o alguno de sus colaboradores, lo que nos debe preocupar seriamente es la libertad (no-libertad) de los cristianos y no cristianos que allí habitan. Cada vez son más los que se ven en la encrucijada de elegir entre la conversión al Islam radical, el pago de elevados impuestos, el exilio o la muerte. ¿Y eso que bautizaron en 1948 como Declaración de los Derecho Humanos? ¿Y la libertad, humana y religiosa, tan proclamada a diestra y siniestra por algunos gobiernos?

Un grupo de defensores de la libertad ha lanzado en las redes sociales la campa “Todos somos nazarenos”. ¿Por qué? En esta ciudad, y en otras de Irak, musulmanes radicales yihadistas han marcado las casas de los cristianos con la letra ´N´ del alfabeto árabe, N de ´nazareno´, término peyorativo con el que se designa a los cristianos en el Corán. La presión va dirigida también contra los musulmanes moderados, y marcan sus viviendas con la ´R´ (´rwafidh´), es decir, apóstata. Ese marcar a los distintos ("disidentes") recuerda demasiado a la política del régimen nazi en relación con los judíos: para protegeros, decían, debéis llevar visible la estrella de David.

En este lugar la libertad desaparece a pasos agigantados. No existe libertad religiosa, y sin ella, queramos o no, desaparece también la libertad humana. En días pasados los medios de comunicación (pocos, a decir verdad) han mostrado cómo parte de sus habitantes eran obligados a huir con lo puesto. La otra opción, llevada a cabo también en demasiadas ocasiones, era la crucifixión, violación, asesinato u otra forma de ejecutar la pena capital por no convertirse al Islam. Tan patente está siendo la persecución, que incluso asociaciones musulmanas están denunciando lo sucedido en Mosul.

El país vive una cruel guerra, mejor dicho, una feroz matanza de cualquiera que sea contrario al autoproclamado califato del Estado Islámico.

Los promotores de la campaña instan a "redoblar" las oraciones y anima a los internautas a cambiar la foto de perfil de las redes sociales por la letra ´N´ del alfabeto árabe o por la imagen de una paloma con el hashtag ´prayforpeace”. "Llevamos varios días sumándonos a las oraciones por la paz en todos esos lugares, porque el odio y la venganza no son los caminos para solucionar los problemas", subrayan.
Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda… ayúdanos a seguir ayudándote
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

daniel
30/07/2014
Letra ´´N´´.
Ya cambié mi avatar en twitter, por la letra ´´N´´ en Árabe.

Saludos, y no desmayéis...

twtt: @danpinbe



PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS