Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 19 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Personajes
Andrea es una nueva virgen consagrada tras sentir la llamada un Viernes Santo

Tenía un buen trabajo pero mucha inquietud: inspirada por María Magdalena dejó todo por Cristo

Tenía un buen trabajo pero mucha inquietud: inspirada por María Magdalena dejó todo por Cristo
Andrea llevaba tiempo meditando esta vocación y finalmente la vio confirmada

ReL

13 agosto 2017

Son un número prácticamente insignificante en el seno de la Iglesia pero su número va creciendo poco a poco. Se trata de las vírgenes consagradas, una tradición de la Iglesia que se va recuperando y que tienen en el mundo unas 3.000 mujeres entregadas de esta manera a Jesucristo. En España son unas 100, como el caso de Inmaculada del que ReL se hacía eco recientemente.

Otra de estas nuevas vírgenes consagradas es Andrea, una enfermera estadounidense especializada en neuro-oncología pediátrica y que llegó a esta curiosa vocación por inspiración de Santa María Magdalena, que recoge Portaluz en este reportaje:

“Vírgenes prudentes, preparad vuestras lámparas: Ya llega el Esposo, salid a su encuentro”cantaba un coro en la catedral de la Arquidiócesis de Denver (USA) el pasado 22 de julio de 2017; dando así inicio al Rito de Consagración de Vírgenes mediante el cual Andrea Polito celebró “desposorios místicos con Jesucristo, Hijo de Dios, entregándose al servicio de la Iglesia” (Código del Derecho Canónico 604,1).
 
Mediante el Ordo Virginum, particular expresión de la vida consagrada, la Iglesia acogió el deseo de Andrea por dar un sí total de su vida a Dios, como lo hizo la Santísima Virgen  María; desafiándose entonces a ser modelo del amor esponsal que une a la Iglesia con Cristo.


Más de 20 sacerdotes y el arzobispo quisieron acompañar a Andrea en este momento
 
Inspirada por Santa María Magdalena
Enfermera de profesión, especializada en neuro-oncología pediátrica, Andrea cuenta que fue llamada por Dios con particular claridad a vivir casta, pobre y obediente en medio del mundo el 6 de abril de 2012. Tenía entonces 26 años de edad. Ese día era Viernes Santo y hacía lo que muchos católicos viven en este día de precepto: Oraba al pie de la cruz. En aquél instante -cuenta al semanario Denver Catholic- experimentó “un momento de profunda gracia”.
 
“Estaba mirando a María Magdalena y le pregunté al Señor: '¿Por qué de toda la gente que sanaste en tu ministerio, solo ella llegó hasta allí?' Y Él (Jesús) simplemente dijo: 'Porque ella lo dejó todo y me siguió'. En ese momento, instintivamente, yo solo pude decir: 'Ahí es donde quiero vivir, ahí es donde quiero estar'; y Él me dijo: 'Bien, entonces ven y sígueme'”.
 
De improviso, recuerda Andrea, reaccionó algo atemorizada por esta oración en que libremente le había dicho a Jesús que quería entregarle su vida. “Para ser sincera, me asusté”, confidencia. En los días, semanas y meses siguientes de forma espontánea su oración, sus diálogos con Jesús, fueron siendo cada vez más recurrentes y extensos. Lentamente iba comprendiendo lo que Dios esperaba de ella. “No me sentía llamada a dejar el mundo. Estaba segura que me quería en mi trabajo dando una presencia católica auténtica en el campo médico que suele ser secular. No sentía paz  si pensaba en dejar todo aquello”.
 
Discernimiento en oración 
En su camino le apoyó padre John Nepil, quien luego se convirtió en su director espiritual. Finalmente con el paso del tiempo Andrea lograría comprender que su vocación era ser una virgen consagrada. “Durante estos años discernimos y realicé un retiro de silencio por 30 días, luego hice la elección. Hablé con la arquidiócesis pues esto era lo que le daba más sentido a mi llamado”, recuerda.
 
El pasado 22 de julio, en la fiesta de Santa María Magdalena, casi cinco años después de escuchar que había sido elegida, Andrea fue consagrada como virgen para la Arquidiócesis de Denver por el arzobispo Samuel Aquila, con la presencia de 20 sacerdotes co-celebrantes de la Eucaristía.


 
Día de fiesta en el cielo y en la tierra
“Te has comprometido permanentemente al Señor, y donándote completamente a Él”dijo el Arzobispo en su homilía. “Si realmente deseas la felicidad y la alegría, debes pertenecer a Cristo y solo a Él… Este es el deseo más profundo del Señor para ti Andrea y para cada cristiano”,agregó monseñor Aquila.
 
Tras ser interrogada por el Arzobispo acerca de su libre disposición para aceptar la consagración solemne como esposa de Cristo -y en consecuencia realizar la profesión o votos religiosos (castidad, pobreza y obediencia)-, Andrea se postró en el suelo mientras los fieles pedían a los santos interceder por ella.
 
Tras recibir el libro de la Liturgia de las Horas, el velo y el anillo según indica el rito, Andrea -nueva virgen consagrada-, pudo finalmente cantar ante el obispo y la asamblea reunida:
 

“Estoy desposada con Aquél
a quien sirven los ángeles,
cuya hermosura admiran el sol y la luna”.
  
De acuerdo con la Asociación de Vírgenes Consagradas de los Estados Unidos en el mundo hay aproximadamente 3 mil mujeres miembros del Ordo Virginum; 235 de ellas viven en aquel país. En la arquidiócesis de Denver son ahora seis las vírgenes consagradas y dos mujeres más están proceso de formación y discernimiento.
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS