Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 22 de julio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Polémicas
Sus cuatro hijos también se convirtieron

Su marido musulmán le dió una paliza; sus familiares querían matarla... hoy es feliz como católica

Sus cuatro hijos también se convirtieron al cristianismo y son católicos. Pero tuvieron que huir de Paquistán ante el riesgo de muerte. Hoy son felices viviendo en Filipinas.

Mauro Pianta / Vatican Insider

17 junio 2013

Su marido musulmán le dió una paliza; sus familiares querían matarla... hoy es feliz como católica
Una joven de Pakistán
Fauzia (pongamos que así se llamaba) quería abrazar la fe católica. Pero si vives en Paquistán, si eres una mujer que nació y creció en una familia islámica y te casaste con un hombre musulmán, la cosa se vuelve espantosamente complicada.

«Quiero ser cristiana y lo lograré»
Ella, de 42 años, licenciada con cuatro hijos, hace algunos años quedó soprendida al conocer a una mujer occidental en una tienda en la ciudad de Lahore. Se hicieron amigas. Esa mujer tenía una luz particular: le contó qué era el cristianismo. Pero Fauzia se quedó sorprendida sobre todo por el estilo de vida de su nueva amiga.

La paliza del marido...
A partir de ese día empezó a bombardearla con preguntas. Un día, la mujer occidental se fue. Entonces, Fauzia tomó una decisión: «Quiero ser cristiana y lo lograré». Tuvo la mala idea de decírselo a su marido. Sufrió una paliza.

«¿Cristiana?Te matamos»
Según fuentes locales de Vatican Insider, incluso sus familiares se enfadaron con ella: «Si se te ocurre hacer algo parecido, te matamos», le dijeron.

Hace un año, sopresivamente, su esposo murió. Fauzia quedó viuda y con cuatro hijos (de 10, 12, 15 y 18 años). Entonces, viendose más libre, comenzó a dialogar con sus hijos. Al final todos juntos decidieron que se convertirían al cristianismo. Quedaba solo una posibilidad: huir, desaparecer.

Huir de Pakistán
Había llegado el momento de llamar a ese número que la amiga occidental le había dejado. La viuda y sus cuatro hijos escapan de noche, como ladrones. En realidad, el verdadero ladrón era un Estado que te prohíbe ser libre.

Un país en el que cada año alrededor de 700 mujeres cristianas son secuestradas, violadas y obligadas a convertirse al Islam. Ahora, Fauzia y sus hijos viven en Filipinas. Tienen una casa, ella trabaja y ellos estudian. Una vida normal. Justamente la que no pueden tener los cristianos en Paquistán.
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Fran Mor
17/06/2013
Ejemplo para otros, seguro que los habrá..
Son historias edificantes y que hacen mucho bien; podian aprender muchas de por aquí. Lo mismito que cuando ve uno en la TV esas manifestaciones pidiendo el aborto libre, vergonzoso y denigrante al mismo tiempo, porque piden una libertad que no es tal, las esclaviza mas, y las hace presas de sus propios errores para toda la vida. Esta mujer supo esperar una oportudinad y Dios se la concedió, porque él no abandona a quien cumple sus mandamientos. Seguro que tanto ella como sus hijos serán felices; no importa en el pais que estén.
Lídice Pepper Rincón
17/06/2013
Como en la Edad Media.
!Qué poca libertad tienen esas pobres mujeres! !Y qué odio fanático al Cristianismo se gastan algunos!Estas cosas parecen de la Edad Media, no del siglo XXI. Menos mal, que en este caso terminó bien. Hay cientos de casos en que terminan matando impunemente a quienes quieren abrazar la fe de Cristo.
Percival
17/06/2013
Para Pablo.
Estimado Pablo: las cosas son como son. Si no le gustan, no las lea.
Y para su información: está archidemostrado que la religión cristiana es la más perseguida en el mundo, con toda forma de expresiones más o menos violentas.
Hoy, no ayer, ni hace dos siglos.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS