Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Servicio Diocesano de Atención al Cliente

S.E.D.I.A.C.

Diario de una parroquia, el día a día de la NE

19 julio 2016

TAGS Evangelización

El pasado fin de semana estuve celebrando la boda de unos amigos en un pueblecito de una preciosa región montañosa del norte de España. Tuve la oportunidad de conocer al párroco de la parroquia en la que se celebraba la boda. Vino a traer unos papeles que hacían falta. Estaba al borde del infarto. Tenía otra boda en otro de los cinco pueblos que lleva y no llegaba. Me dijo: menos mal que has venido, sino no sé como hubiera hecho para llegar a todo. A su vez yo tuve que hacer malabares para poder dejar durante 24 horas escasas mis dos parroquias para poder ir a celebrar la boda de mis amigos.

 

Hace un par de fines de semana en mis parroquias hubo 5 bodas, ¡si!, cinco, c-i-n-c-o, entre viernes y sábado. Además un funeral el viernes y un bautizo el domingo. Como en las parroquias en total hay 14 misas en fin de semana, 11 de domingo (para una extensión de 2 Km x 500 m en una ciudad moderna y bien comunicada) podéis imaginar a lo que nos estuvimos dedicando el otro sacerdote y yo esas 48 horas largas. Tengo que añadir que el número total de personas que van a misa el fin de semana podría perfectamente caber en una sola misa en la iglesia grande.

 

Cuando el Papa nos dice que tenemos que ser una Iglesia en salida e ir a las periferias me parece una idea tan bonita como irreal. Pura poesía. Si tengo que hacer 21 celebraciones en una parroquia en un fin de semana es imposible ir a ninguna periferia. Me diréis que tengo toda la semana para ir a las periferias, pero es que durante la semana, además de tener 5 misas, sin contar funerales, cada dia, y un horario de despacho exigente, resulta que las periferias tienen la manía de trabajar.

 

La poesía deja de ser poesía por que el papa dice en Evangelii Gaudium 27: Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación.

 

Entonces digo yo….

 

¿Qué pasaría si hubiese una sola misa en mis parroquias en el fin de semana que fuese verdaderamente una celebración comunitaria de la fe de todo el Pueblo de Dios? Prometo que cuidaría al máximo la liturgia y que la celebraría sin prisas. Tambien prometo mantener la misa del hospital en atención a los que no pueden salir.

 

¿Qué pasaría si en vez de celebrar bautizos de uno en uno, en el horario que más conviene a las familias, celebrase un solo bautismo al año de todos mis feligreses, por ejemplo la noche o el domingo de Pascua, tras una intensa preparación de padres y padrinos de al menos un año? No creo que de esta manera los niños o adultos fuesen a recibir menos gracia de Dios, que es lo que de verdad nos importa, ¿o no?

 

Y, ¿qué pasaría si se celebrasen bodas de cinco parejas en una sola celebración? La Iglesia es suficientemente grande para ello. El sacramento del Matrimonio tiene una dimensión eclesial y comunitaria que a menudo se nos olvida. Esta idea puede parecer imposible, ¿cómo pedireles a los novios que compartan iglesia con otras parejas el dia de su boda? Pues yo me ordené sacerdote con 10 tíos más en la misma celebración y no pasó nada, soy igual de sacerdote que si me hubiese ordenado en mi parroquia o cualquier otra iglesia de mi elección yo solo el dia elegido por mí. ¿O es que el compromiso de los laicos ha de ser menor que el de los ministros ordenados?

 

¿Qué sucedería si en vez de hacer “tandas” de comuniones (que nomenclatura más horrible, ¿verdad?, “tandas”) los niños que quisiesen hacer la primera comunión la pudiesen hacer cualquier domingo, por ejemplo de Pascua, en esa Misa parroquial única, junto a toda la comunidad. Y, ¿que pasaría sin en vez de hacer la Comunión cuando les “toca” la hiciesen cuando,  y sólo cuando, ellos y sus padres estuviesen debidamente preparados?

 

Todas estas ideas pueden parecer descabelladas pero solo para el que crea que la Iglesia es una mera dispensadora de sacramentos y que su misión solo consiste en dar sacramentos a cuanta mas gente mejor al menor coste posible.

 

Un amigo mío me dice que me parece que hay sacramentos que la Iglesia solo confiere en las parroquias, y , por tanto, me parece que se da una alegría al Señor cuando bautizamos a niños, y antes somos testigos de  matrimonios, les confesamos y les damos la Comunión… Efectivamente se da una alegría al Señor cuando bautizamos y casamos y damos la comunión... bien. Cuando se hace mal no creo que el Señor se alegre de nada: no déis lo santo a los perros y no echéis las perlas a los cerdos (Mt 7,6).

 

El Señor no se puede alegrar cuando la gente accede a los sacramentos en pecado mortal y sin convertir. Se me dirá que es labor del cura preparar bien a la gente. Pero eso no se hace en unas “charlas” y con una confesión más o menos obligada. El Señor no se alegra cuando hacemos cometer un perjurio a los padres en las celebraciones de bautizo de sus hijos: -¿Renunciáis a Satanás y a sus pompas y a sus obras….?, - ¡Si, renuncio!… ¿Cómo no recordar aquí aquella escena terrible de la película El Padrino?

 

Las cosas tienen que cambiar. No se trata de no dar sacramentos, se trata de darlos mejor, de enfocarse en la EVANGELIZACION de los que vienen a pedirlos. E-V-A-N-G-E-L-I-Z-A-C-I-O-N. Eso no se hace con unas charlas y un par de confesiones, ni es solo labor personal del cura. La Evangelización requiere tiempo y requiere poder decir: ¡Por supuesto que nos alegramos de que quieras bautizar a tu hijo, de que quieras casarte o recbir la Comunión!, pero todavía no sabemos cuando va a ser el dia. Antes hay que prepararse bien, si no eres creyente tenemos que anunciarte el evangelio, si no eres practicante tienes que llegar a serlo, y no solo ser practicante, sino comenzar el camino hacia la vida adulta en la fe.

 

No deberíamos recibir ni dar nunca un sacramento sin conversión. El probelma es que la conversión se entiende como algo moral y no es perfección moral lo que hay que exigir. La conversión no es eso: la conversión es metanoia, cambio de mentalidad. En eso es en lo que tienen que trabajar las parroquias.

 

Hay un último problema: está muy bien todo esto, pero como no lo vea el obispo y sea la pastoral común de toda la diócesis no se puede hacer nada. Si yo en mi parroquia pongo en práctica estas cosas estarían todo el dia llamándome del obispado para decirme que está habiendo muchas quejas sobre tu parroquia, ¡a ver qué haces! Es sorprendente la facilidad que tiene la gente de ir a los obispados a presentar reclamaciones, debería haber un Servicio Diocesano de Atención al Cliente (SEDIAC)

   
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

M. Carmen
19/07/2016
Adelante .
Se puede tener la Iglesia abierta, para que quien quiera pueda estar con el Señor (si está expuesto, mejor). Pero en sus circunstancias...pues a lo mejor conviene reducir las Misas y que se genere hambre de Sacramentos, que los feligreses valoren el don de tener un sacerdote que pueda celebrar, que pueda confesar...y si algunos tienen que cambiar rutinas...que las cambien. No le dé más vueltas y siga lo que el Señor le está poniendo en el corazón!!!
M. Carmen
19/07/2016
Necesitan un cambio por motivos de salud!.
Me parece una locura las cinco Misas diarias y las 21 celebraciones de los fines de semana! El milagro es pueda con ello! Creo que sus parroquianos deberían turnarse ante el Santísimo para encomendarle permanente y pedir por las vocaciones sacerdotales (esto debería estar indicado desde el Obispado en todas las Misas de la Diócesis). Lo demás: qué tal una vía intermedia?: un bautismo colectivo al mes, una catequesis de oración y alabanza que permita que los niños tengan experiencia de Dios? Rezo
carlos ruiz
19/07/2016
no puedo estar más de acuerdo.
¿y si -como dice BXVI- fuésemos ´´una minoría creativa´´ la que empecemos simplemente con el permiso del Obispo (que no del obispado)? No es descabellado... Si Dios pone la pasión El mismo pondrá las fuerzas para realizarlo... Sólo hay que orar en serio y a fondo para saber cómo quiere que lo hagamos, pero somos mucho muchos pastores y laicos los que sentimos así y aún más los que sentimos que esto es lo que Dios quiere ahora aunque se pueda afinar y matizar... pero que es por ahí parece evident
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan Luis Rascón Ors
Juan Luis Rascón Ors, párroco de San Antonio de la Florida, Madrid, desde el 17 de septiembre de 2011. Anteriormente trabajó como vicario parroquial durante 13 años en una barrida popular y en una zona residencial acomodada. Durante 6 años compaginó su trabajo en la parroquia con el de capellán de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid. Así mismo ha colaborado con la Delegación diocesana de Catequesis de Madrid. Antes de ser ordenado sacerdote, el 2 de mayo de 1998 estudió en el Seminario Conciliar de Madrid, después de haber pasado 4 años en la Universidad estudiando ciencias empresariales. Los estudios primarios y secundarios los realizó en un Colegio de padres Agustinos Recoletos terminando el Bachillerato en un centro académico relacionado con el Opus Dei.

Desde hace algún tiempo ha cobrado una importancia capital en su vida la inquietud por Nueva Evangelización, ante la gran lejanía que muchos antiguos cristianos tienen de Jesucristo y la Iglesia. Habiendo experimentado el Poder del Espíritu Santo para transformar la vida de las personas aparentemente más alejadas y habiendo visto signos poderosos del Señorío de Cristo vivo, tiene el convencimiento de que en la pastoral parroquial es necesario compaginar los métodos tradicionales de evangelización con una nueva apertura para explorar métodos novedosos de evangelización de los alejados en el contexto de la postmodernidad.

Juan Luis Rascón Ors, parroquiadiadia@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Diario de una parroquia, el día a día de la NE, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

JULIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (1 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

JULIO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (2 artículos)

MAYO 2013 (3 artículos)

ABRIL 2013 (3 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (3 artículos)

DICIEMBRE 2012 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS