Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Jueves, 29 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Opinión

Santa Sede-FSSPX: el peligro de forzar las cosas, y una tercera vía


No es bueno crear artificialmente un clima de opinión que da por hecho algo que no ha sucedido.



Carmelo López-Arias

25 abril 2012

Para entender (se comparta o no) la actitud de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX) en sus conversaciones con la Santa Sede es capital comprender un punto: a saber, que para la Fraternidad lo esencial nunca ha sido “su” problema, esto es, la situación de excepcionalidad canónica en la que se encuentra ella, sino la situación de excepcionalidad doctrinal en la que se encuentra la Iglesia en su conjunto, reconocida de una u otra forma -aunque obviamente no valorada en el mismo sentido que la FSSPX- por Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

En las últimas jornadas se han multiplicado filtraciones, artículos de opinión y declaraciones que dan por hecho que habrá acuerdo sobre el Preámbulo Doctrinal previo a la normalización canónica.

La Fraternidad ha salido al paso de esos rumores afirmando que se está “ante una etapa, no ante una conclusión” del proceso. Y, por tanto, que el resultado es todavía incierto.

“La verdad es que no hay nada definitivo, ni en el sentido de un reconocimiento canónico, ni en el sentido de una ruptura, y que estamos a la expectativa”, le decía a sus sacerdotes el obispo Bernard Fellay, superior general de la FSSPX, en una circular interna del 14 de abril, sólo tres días antes de su respuesta a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Mientras, se han difundido informaciones según las cuales el 23 de marzo la comisión Ecclesia Dei, tras una visita canónica al Instituto del Buen Pastor (sociedad de vida apostólica aprobada en 2006 por la Congregación del Clero y fundada por el padre Philippe Laguéry y por antiguos sacerdotes de la FSSPX), habría señalado que los profesores de su seminario deben “insistir en la hermenéutica de la renovación en la continuidad basándose en la integridad de la doctrina católica expuesta por el Catecismo de la Iglesia católica”, más que en “una crítica, aunque sea seria y constructiva, del Concilio Vaticano II”.

Éste es justo el punto capital que quiere precisar la FSSPX con vistas a su normalización canónica. Teólogos romanos como Brunero Gherardini o Nicola Bux, buenos conocedores del asunto, han apelado a la Fraternidad para convencerla de que el lugar teológico del Concilio Vaticano II es materia discutida y no será utilizado contra la Fraternidad en el futuro si firman un acuerdo.

Éste es el quid de la cuestión que se está perfilando estos días.

No es bueno crear artificialmente un clima de opinión que da por hecho algo que no ha sucedido y utilizar ese clima para abocar a la FSSPX a una situación en la que “no poder no firmar”. Paradójicamente, ese clima ayuda muy poco al éxito de las conversaciones, pues si Fellay buscase un acuerdo canónico, lo podría haber obtenido hace al menos cinco años. Lo que busca es una base doctrinal que abra un camino para toda la Iglesia en el cual la FSSPX sea sólo un peón más.

Por su parte, la Santa Sede busca cómo encontrar acomodo a esa posición doctrinal de la FSSPX sin relativizar el valor del Concilio Vaticano II justo en el año de su cincuentenario, pero al mismo tiempo sin dar la sensación de que se le exige a la FSSPX algo que no se le exige a nadie más.

Ésta es la disyuntiva para ambas partes. Y las presiones no ayudan, porque entre el acuerdo y la ruptura también hay opciones intermedias o terceras vías, como la prolongación de un tácito statu quo de buena voluntad que en los últimos años, con altos y bajos, con claros y oscuros, ha convenido a ambas partes a la espera de tiempos más propicios.
Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
20 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Enrique
01/05/2012
Las palabras son muy precisas.
Estimado Hermenegildo:

Agradecería me dijeras qué autoridad de la Santa Sede, bajo este pontificado o el anterior, ha firmado un documento (repito: ha firmado un documento, no solo ha hecho declaraciones) en que se diga que lo de Lefebvre y sus muchachos ya no es un cisma (repito: no solo evite hablar de cisma, sino que diga ´´esto ahora no es un cisma; antes lo era, pero ya no lo es´´).

En teología la precisión en las palabras es muy importante.
Hermenegildo
28/04/2012
´´Distingue tempora et concordabit iura´´.
La carta al Obispo de Sion es de 1996; las cosas han cambiado mucho desde entonces (hasta tenemos otro Papa) y hay que estar a los últimos pronunciamientos de la Santa Sede, en los que siempre se evita hablar de ´´cisma´´.
enrique
28/04/2012
La Santa Sede sí habla de cisma.
Estimado Hermenegildo:

La Santa Sede sí habla de cisma en este caso. Te interesará conocer la carta que la Santa Sede envió al Obispo de Sion (Suiza) en que explica que es un cisma material, y si hay adhesión interna es un cisma formal:

http://www.teologoresponde.com.ar/respuesta.asp?id=45

Lamento enviarte un resumen, pero el texto original en internet no lo encuentro.

Por lo tanto, lo de Lefebvre sí es un cisma y hay actos cismáticos.
Hermenegildo
28/04/2012
La Santa Sede no habla de ´´cisma´´.
Supongo que el cisma no será tan evidente cuando Roma evita utilizar ese término. Por ejemplo, en su comunicado de 16 de marzo de 2012, el Vaticano habla de ´´fractura´´ entre la Santa Sede y la FSSPX, pero no de ´´cisma´´:

http://www.zenit.org/article-41742?l=spanish

Si la Santa Sede no habla de ´´cisma´´, no creo que los católicos debamos hablar de ´´cisma´´, y menos de un ´´cisma´´ como un piano.
Enrique
28/04/2012
Lo de Lefebvre es un cisma como un piano.
Estimado Heremenegildo:

a) Ese mismo documento califica la ordenación episcopal ilegítima de Lefebvre. Fellay y demás como ´´actos cismáticos´´. Ya te he dicho que no entro en la conciencia de esas eprsonas, pero sus actos son cismáticos, te guste o no. Y la repetición constante de actos cismáticos, constituye un cisma. No sé si es un cisma formal (en lo que entra la conciencia de esas personas) pero indudablemente es un cisma material.

b) La realización de sacramentos inválidos es un sacrilegio material. Si lo hacen a sabiendas, es un sacrilegio formal. Eso lo enseña cualquier manual de teología moral.

c) A mí me dan mucha pena los sacerdotes lefebrianos cuando casan. Tanto que presumen de que conservan la verdadera dosctrina sobre el matrimonio, y luego ´´casan´´ sin facultades. Qué hipocresía. Cuando un sacerdote lefebriano da una bendición nupcial lo que hace es bendecir un concubinato material. Y esos sacerdotes lo hacen sin inmutarse. Es vergonzoso.
Hermenegildo
28/04/2012
´´Ecclesia Dei´´ ha dicho que no hay cisma formal.
Estimado Enrique: Vd. ve un cisma como un piano donde, según la Santa Sede, no hay cisma formal. De hecho, el Cardenal Castrillón, cuando era presidente de la Pontificia Comisión ´´Ecclesia Dei´´, y Monseñor Camile Perl, que fue vicepresidente de esta misma Comisión, declararon en varias ocasiones que la FSSPX no está en cisma formal: br brhttp://secretummeummihi.blogspot.com.es/2008/07/pced-fsspxsspx-no-est-en-cisma-formal.html br brEn la entrevista, Monseñor Perl afirma que, en efecto, los sacramentos de la penitencia y del matrimonio administrado por los sacerdotes de la Fraternidad son inválidos, pero no dice en ningún momento que constituyan un sacrilegio.
Enrique
27/04/2012
Lo de los lefebrianos es un cisma como un piano.
Estimado Hermenegildo:

En mi anterior post lo que intenté decir fue que el reconocimiento de la Jerarquía de la Iglesia que hacen es meramente nominal, porque de hecho no la reconocen.

Si no, explícame para qué sirve que reconozcan la jurisdicción de Mons. Asenjo en Sevilla, si en esa ciudad celebran Misa estando suspendidos. O lo que es peor, por qué escuchan confesiones en Sevilla sin las debidas facultades ministeriales, pero eso sí, con el permiso de Fellay. O por qué asisten a matrimonios, sin tener la debida delegación del Arzobispo de Sevilla o del párroco. En estos dos casos su actitud hace que esos sacramentos no sean ilícitos, sino inválidos, lo que constituye un terrible sacrilegio.

Decir que reconocen la jurisdicción de Mons. Asenjo y no hacerle ningún caso es una hipocresía, y lo que es peor, confunden a los fieles que van con ellos de buena fe.

No entro en la cuesión de la conciencia de los lefebristas, pero sí en su actitud de fuero externo. Y con esos datos puedo decir que es un cisma como un piano. Tampoco Lutero tenía mala fe seguramente, pero yo lo llamo hereje.
Hermenegildo
27/04/2012
Jerarquía paralela.
Estimado Enrique: tener una jerarquía paralela sería, por ejemplo, nombrar un Arzobispo cismático de Sevilla, en paralelo al que está en comunión con Roma.
Sin embargo, los obispos de la FSSPX no le disputan su jurisdicción territorial a los obispos nombrados por la Santa Sede.
Por otra parte, ellos justifican sus ´´desobediencias´´ en el estado de necesidad en que, a su juicio, está sumida la Iglesia. Si así lo creen de buena fe están exento de culpa subjetiva.
Enrique
27/04/2012
Si los lefebristas no tienen jerarquía paralela, los anglicanos tampoco la tienen.
Estimado Hermenegildo:

Si consagrar Obispos en contra de las indicaciones expresas del Papa no es tener jerarquía paralela, ¿entonces qué es?

Si ordenar sacerdotes fuera de toda diócesis o estructura jerárquica no es tener jerarquía paralela, ¿entonces qué es?

Si celebrar la Misa a pesar de estar suspendidos no es tener jerarquía paralela, ¿entonces qué es?

Si dar absoluciones inválidas o asistir inválidamente a matrimonios no es tener jerarquía paralela, ¿entonces qué es?

Lo peor de todo es que los lefebristas ponen el grito en el cielo ante cualquier desobediencia menor real o figurada (por ejemplo el pro multis) y minimizan sus desobediencias, que son gravísimas y en algunos casos son verdaderos saccrilegios.
Hermenegildo
26/04/2012
Para José Carlos.
José Carlos: no puede haber cisma puesto que no hay jerarquía paralela y la Fraternidad reconoce la autoridad del Papa. Distinto, insisto, es que su situación canónica sea irregular, pero esto no equivale a un cisma.
Hermenegildo
26/04/2012
Para José Carlos.
José Carlos: no puede haber cisma puesto que no hay jerarquía paralela y la Fraternidad reconoce la autoridad del Papa. Distinto, insisto, es que su situación canónica sea irregular, pero esto no equivale a un cisma.
José Carlos
26/04/2012
Respuesta a Hermenegildo.

Hermenegildo. Comparto con Vd el deseo que la Fraternidad regularice su situación canónica. Cuestión esta que no hay que minimizar.

Pero debemos ser realistas. Después de todo este proceso: liberalización de la Misa de san Pio V, levantamiento de las excomuniones, diálogos doctrinales, ofrecimiento de una Prelatura personal, etc., si finalmente la Fsspx rechaza la sujeción al Sumo Pontífice, será muy probable la declaración de cisma.

Y no podemos olvidar que el cisma conlleva la excomunión latae sententiae (canon 1364 1)
Hermenegildo
26/04/2012
El tiempo apremia.
Por supuesto que no conviene forzar las cosas, pero no olvidemos que Benedicto XVI tiene 85 años y en el Colegio Cardenalicio se vislumbran muy pocos cardenales que, en caso de ser elegidos papa, puedan tener interés en sellar la reconciliación con la FSSPX. Es decir, ahora o nunca.

José Carlos: la FSSPX está dentro de la Iglesia Católica; distinto es que su situación canónica sea ahora mismo irregular.
José Carlos
26/04/2012
No engañemos.
No nos podemos engañar, ni podemos engañar a los seguidores de la Fraternidad, respecto a lo que dice el Concilio:

´´Por lo cual no podrían salvarse aquellos hombres que, conociendo que la Iglesia católica fue instituida por Dios a través de Jesucristo como necesaria, sin embargo, se negasen a entrar o a perseverar en ella.´´ (Lumen Gentium,14).
Fray Eusebio de Lugo O.S.H.
26/04/2012
Caperucita confiando en el lobo....
La verdad es que se están pidiendo aquí dos imposibles:
-Por el lado doctrinal, encontrar un acomodo a la posición doctrinal de la FSSPX sin poner en cuestión el Concilio es imposible, como lo han comprobado una y otra parte en las últimas conversaciones.
- En cuanto al aspecto canónico-práctico, a pesar de que un Mons. Bux los invitaba lacrimógenamente a la confianza, ¿Cómo podrían tenerla viendo lo que ha ocurrido con TODOS los elementos reabsorbidos por la administración conciliar? ¿Tendrían que confiar en aquél que Mons. Lefebvre llamaba ´´le serpent´´?
Ya saben, ´´Virgencita, virgencita, que me quede como estoy´´.
Manuel de María
26/04/2012
Maranatha. Ven, Señor Jesús..
De acuerdo, Ariel.
Ariel
26/04/2012
Pleno.
Aclaro que no tengo nada que ver con la FSSPX. La FSSPX se considera en comunión con la Iglesia Católica, y con problemas con sus autoridades por considerar que éstas no están en comunión con la Tradición Católica (bueno, algunos obispos no están en comunión ni con las Sagradas Escrituras). De todas maneras, sigo sin entender el adjetivo ´´pleno´´ referido a la comunión. ´´Plena comunión´´ es una redundancia.
José Valls
26/04/2012
Non datur.
Leamos con atención: entre la comunión plena y la no plena comunión no hay tercera posibilidad. Eso no lo dice Roma, sino el principio de tercero excluido. No plena comunión con Roma tienen los ortodoxos y los protestantes, por ejemplo. ¿La FSSPXI se coloca a ese nivel?
Ariel
25/04/2012
Comunión.
Estimado José: ¡Eso es lo que dice la FSSPX!. Es la Roma posconciliar (lo digo técnicamente, no en forma despectiva) en base a los propios textos conciliares, la que insiste en que hay ´´grados de comunión´´. Eso se nota en la expresión que usted mismo utiliza: ´´comunión plena´´. ¿Y cuál es la comunión no plena?. Si las autoridades romanas piensan como usted, vamos por buen camino...
José Valls
25/04/2012
Tertium non datur.
Entre la comunión plena con la Iglesia y la falta de la misma no hay tercera posibilidad. A los fieles se les debe claridad en este asunto.
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS