Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

San Pedro Poveda: "Celebro por España"

Victor in vínculis

7 marzo 2017

TAGS Juan Pablo II

Del libro El padre Poveda, escrito por el padre Domingo Mondrone, SJ, (páginas 273 a 285). Uno de los últimos capítulos se titula “Haec est hora vestra” (haciendo referencia a las horas de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, cuando Él mismo afirma en Lucas 22, 53: “pero esta es vuestra hora y el poder de las tinieblas”). El padre Mondrone recoge aquí los testimonios para la causa en 1965.
 

Al ver que a lo largo de más de veinte años, ni los ataques venenosos de la prensa, ni las repetidas amenazas que le llegaban, incluso por medio de anónimos, ni las calumnias habían logrado hacer retroceder un solo paso a este campeón de la enseñanza católica, a los adversarios no les quedaba sino un solo partido posible: desembarazarse de él. A través del modo como se desarrollaron las cosas, aparece patente que esa decisión se había tomado desde hacía tiempo. Pero mientras un resquicio de Ley defendiera a los ciudadanos libres no era posible llevar a cabo tal determinación. Se condujeron como los enemigos de Jesús: esperaron, esperando el momento oportuno quomodo eum…traderent et occiderent (Mc, 14, 1-2).

La oportunidad se presentó con el 18 de julio, cuando el estallido de la Guerra Civil se extendió por toda España, con horror y estremecimiento. Don Pedro Poveda permaneció allí, en su conocido puesto de la calle Alameda. El continuo agravarse de la situación, de hora en hora, mantenía a todos frente a una trágica incertidumbre. Invitado una vez más a buscar refugio en casa de alguna de sus amistades, se opuso. Lo que le hacía descartar la idea era el temor a no poder celebrar la Santísima Misa. Tampoco le sufría el corazón abandonar la Institución Teresiana. Por otra parte, donde quiera que se hubiera refugiado habría comprometido a los generosos protectores, “ya que si encontraban en alguna casa a algún sacerdote, declara su hermano Carlos, encarcelaban y mataban a todos los varones, incluso los porteros”. Además su salud estaba tan quebrantada que le repugnaba muchísimo tener que dar molestias.

Alguien propuso que se refugiara en la Nunciatura Apostólica y se dieron algunos pasos para conseguirlo, pero la cosa se presentó muy difícil. Se le ofreció la posibilidad de instalarse en el domicilio del portero del mismo edificio, que gozaba de protección diplomática. El siervo de Dios, apenas se enteró de estas gestiones, rehusó también la proposición. Allí hubieran subsistido las dificultades mencionadas y prefirió quedarse en su residencia y pasar aquellos últimos días de su vida junto al Sagrario.

Desde el día 8 de julio, María Josefa Segovia se encontraba en Ávila, a donde la había enviado el P. Poveda, para que descansase. La separación de aquellas dos almas, la del Fundador y la de su gran colaboradora debió de ser muy dolorosa. Era su último adiós y todo hace pensar que, especialmente él, tuviera de ello un triste presentimiento…
 

“De los días anteriores a mi salida de Madrid, -declarará más tarde María Josefa Segovia- tengo unas notas (que llamo el testamento del siervo de Dios) y que me parecen de importancia. Hablaba en estos días como el que va a desaparecer. Me preguntó en conciencia si yo creía que debía retirarse de la Institución, porque ya no le necesitábamos; lo preguntaba con profundísima emoción y humildad. Me habló de la formación de las teresianas, encomendándome que la hiciera yo personalmente. Hicimos promesa mutua de que se conservaría el mismo espíritu. Me exigió que estrechara lazos, diera consistencia a la Obra y procurara a todo trance la unidad de la misma.

Me recomendó mucho las clases de religión… me hacía el efecto de que me enviaba a Ávila para preservarme de la persecución. Al despedirme para Ávila me dio para leer en el tren el libro de los santos mártires Crisanto y Daría. La última conferencia telefónica que celebré con el siervo de Dios desde Ávila, me parece que el mismo día 18 de julio, me supo a despedida para la eternidad. Ante mi insistencia de volver a Madrid ese mismo día (lo cual ya no hubiera podido realizar) me dijo estas últimas palabras, que recuerdo con mucha viveza: ¡Tú quédate ahí todavía un poco!

Después de esta conferencia, el 18 de julio anotaba él en su Diario: “Escribo a Ávila, pero no puedo hablar, porque no dan conferencias”. Ante aquel nuevo desprendimiento, repitió la breve oración en la que gustaba resumir en aquellos días toda su vida íntima y todas las enseñanzas que impartía: Fiat, Domine, in me, de me, per me, circa me et circa omnia, nunc et in aeternum”. “El texto de la invocación nos lo había dado a varias, copiado de su puño y letra y con la recomendación de que lo recitáramos con frecuencia como oración de entrega” declara María Josefa Segovia.
 

Después de la marcha a Ávila de María Josefa Segovia, la Casa de Alameda de Madrid se fue quedando cada vez más silenciosa y desierta. Don Pedro Poveda, que había orado y hecho orar para que en la Obra hubiera mártires, tuvo sin embargo, un cuidado exquisito de que no hubiera ninguna víctima causada por la imprudencia. En la segunda mitad de julio deberían hacer Ejercicios Espirituales las teresianas reunidas en Madrid. Para aquella deseada ocasión, tenía escritos algunos pensamientos, que son un precioso testimonio de las disposiciones de su espíritu. “Conviene ahora más que nunca estudiar la vida de los primeros cristianos para imitarlos…”.

Aquellos amables cenáculos de espiritualidad en torno al Padre Poveda, ya no volverían a tenerse con él. Las pocas que aún quedaban en la calle Alameda lo presentían. Para las que vivían con sus familiares, y para las demás esparcidas por la capital, era un sufrimiento grandísimo el saber que estaba tan cerca, tan expuesto, momento por momento, a toda clase de peligros y no poder visitarle. Conocían su cansancio y el quebranto de sus fuerzas físicas.

La víctima, que tantas veces se había ofrecido en espíritu, estaba ya preparada para el sacrificio supremo. Lo había pedido y deseado desde hacía muchos años. Ahora tenía la impresión de que iba a realizarse la inmolación total. Precisamente, un años antes, durante la última visita del padre Agustín Gemelli “con mucho candor y con mucha sencillez me dijo que si fuera necesario derramar la sangre por la Iglesia estaba dispuesto a hacerlo, no solo con ánimo resignado, sino gozoso, pues no temía nada respecto de sí mismo y estaba seguro de que la Providencia de Dios salvaría su obra” (Proceso Informativo Diocesano declaraciones de A. Gemelli, folio 395). La había confiado a la protección divina, a su Rey Crucificado, a la Reina de los Mártires, a los Ángeles Custodios, a las vírgenes Cecilia e Inés, a los santos más fervorosamente invocados por él. Sentía que la dejaba en buenas manos: “tuyas eran y Tú me las diste… -escribe refiriéndose a sus colaboradoras-. Ahora saben que todo cuanto me diste viene de Ti; porque yo les he comunicado las palabras que Tú me diste… No te pido que las saques del mundo, sino que las preserves del mal… Ellas no son del mundo… santifícalas en la verdad; tu palabra es verdad…”. Uno de los temas sobre los que más había insistido en sus últimas conversaciones era este: “La Institución es Obra de Dios”, “cada una debe sentir sobre sí, la responsabilidad de que se realice la Obra de Dios”.

Los días que corren entre el 18 y el 28 de julio, no son más que una intensa vigilia, una preparación más inmediata para el martirio, actuada de hora en hora, con el ansia creciente de su fiat. En la tarde del 20, después de una jornada de disparos en la calle, de víctimas y de espera angustiosa, escribió en las notas de su Diario: “Celebro en casa por España. No salgo. Día amargo. Consumí a las 6 de la tarde. Sin noticias de Ávila y sin poder comunicar. Fiat Voluntas Tua”… Se pasaba la mayor parte del tiempo en la capilla, junto al Sagrario. “Celebraba todos los días la Santa Misa muy temprano” (declaraciones de M.D. Astudillo, folio 299). No tuvo otra ocupación: orar, ofrecerse, esperar.
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
ABRIL 2017

La Pasionaria en Montserrat (y 2)

La Pasionaria en Montserrat (1)

San Jorge de Capadocia

"¡SURREXIT!" (Beato Saturnino Ortega)

El beato Saturnino Ortega y las "Mondas"

Hace 90 años no hubo Mondas en Talavera

Beato Engelmar de Salamanca

Vía Crucis del Beato Liberio González (14)

Vía Crucis del Beato Liberio González (13)

Vía Crucis del Beato Liberio González (12)

Vía Crucis del Beato Liberio González (11)

Vía Crucis del Beato Liberio González (10)

Vía Crucis del Beato Liberio González (9)

Vía Crucis del Beato Liberio González (8)

Vía Crucis del Beato Liberio González (7)

Vía Crucis del Beato Liberio González (6)

Vía Crucis del Beato Liberio González (5)

Vía Crucis del Beato Liberio González (4)

Vía Crucis del Beato Liberio González (3)

Vía Crucis del Beato Liberio González (2)

Vía Crucis del Beato Liberio González (1)
MARZO 2017

Nuestras trece rosas: episcopologio martirial

Francisco Martínez, periodista y alcalde de Murcia

1987-2017: 30 años de mártires

25.03 - La Tizná y el mártir de Jérez del Marquesado

25.03 - Beatificación de Almería. Resumen

25.03 - Quedada con Cristo. 10 jóvenes beatos de Almería

25.03 - Los caballos del Apocalipsis en España

25.03 - ¡A punto de empezar! Otro mártir de la ACdP

25.03 - I Vísperas de la Encarnación. Catedral de Almería

25.03 - Ramón Fita y ¡¡¡1.875 mártires!!!

25.03 - Ibarra y la gitana santa. Mata y Tabernas

25.03 - Dos mártires de Toledo

25.03 - Un franciscano y dos Operarios diocesanos

Entrevista a José Juan Alarcón: "¡Almería no será igual a partir del día 25!"

25.03 - Almería. Los primeros datos

Los 56 mártires de Madrid (y 2)

Los 56 mártires de Madrid (1)

Las últimas horas del mártir Andrés Salgado

San Pedro Poveda: "¡A ser mártires por Él!"

Un año sin el padre Tom: recemos por él

San Pedro Poveda: "Yo soy el que buscáis"

San Pedro Poveda: "Celebro por España"

Papa Francisco: "Reza conmigo por los cristianos perseguidos"

San Pedro Poveda: el mártir (4)

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2017 (18 artículos)

ENERO 2017 (19 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (13 artículos)

FEBRERO 2016 (13 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (13 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS