Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Miércoles, 20 de septiembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Europa

Recuerdan a los 2.500 curas que los nazis encerraron en Dachau: les pedían renunciar al sacerdocio

Aciprensa

7 mayo 2015

Recuerdan a los 2.500 curas que los nazis encerraron en Dachau: les pedían renunciar al sacerdocio
Algunos de los mil sacerdotes que murieron en Dachau
Al cumplirse el 70º aniversario de la liberación del campo de concentración de Dachau (Alemania) la Iglesia en Polonia recordó a los numerosos sacerdotes que murieron en ese lugar a causa de la persecución de los nazis.

“Dachau fue el campo principal para sacerdotes de toda Europa, y más de la mitad provenían de Polonia”, señaló Mons. Jozef Kloch, portavoz de la Conferencia episcopal de Polonia, quien exhortó a conservar la memoria de estos heroicos sacerdotes.

La conmemoración de estas víctimas se llevó a cabo el 29 de abril en el sur de Alemania con la asistencia de unos 800 sacerdotes y 30 obispos polacos.

“Queremos destacar eso al recordar la liberación del campo por parte del ejército de los Estados Unidos, rindiendo tributo a quienes fallecieron, así como a sus logros espirituales en condiciones tan devastadoras”.

El sufrimiento de los sacerdotes presos en los campos de concentración es todavía poco conocido y a este dolor se sumó la desdicha de los sobrevivientes polacos, quienes regresaron a su país en ese momento bajo control del régimen comunista y frecuentemente fueron acusados de ser espías para otros países.

“No siempre se sabe que los sacerdotes presos pudieron haber dejado Dachau como hombres libres en cualquier momento, con la condición de que renunciaran a su sacerdocio y declararan su apoyo al gobierno alemán”, recordó Mons. Kloch.

“Ninguno de ellos lo hizo y por eso sufrieron un verdadero martirio”.

En 1999, San Juan Pablo II beatificó a 46 de estos sacerdotes, reconocidos oficialmente como mártires.



Los ciudadanos polacos llegaron a ser más del 60 por ciento de los cautivos del campo de concentración de Dachau y un 20 por ciento de los asesinados durante los once años durante los cuales el campo estuvo en funcionamiento.

“Este aniversario debería recordar al mundo lo terrible que es la guerra y llamar la atención hacia la suerte de los muchos sacerdotes que murieron en campos como este”, dijo Mons. Kloch.

En el libro “La Barraca de los sacerdotes, Dachau, 1938-1945”, el periodista Guillaume Zeller, narra el heorísmo de los sacerdotes ante "los esfuerzos de las SS por deshumanizar y degradar a los prisioneros”. Los sacerdotes de Dachau provenían de Alemania, Austria, Checoslovaquia, Polonia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia e Italia.

Según el autor, entre 1938 y 1945 fueron deportados a este lugar 2.579 sacerdotes, seminaristas y monjes católicos; junto a 141 entre pastores protestantes y sacerdotes ortodoxos. De ellos, 1.034 murieron en el campo.

Para Zeller “el campo de Dachau sigue siendo el mayor cementerio de sacerdotes católicos en el mundo”.
POR RAZONES TÉCNICAS EL VÍDEO QUE FIGURABA EN ESTE LUGAR HA SIDO DESACTIVADO.
Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
19 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Eduardo
02/07/2016
Martires y Confesores.
Es grande el desconocimiento sobre la existencia de estos sacerdotes encarcelados por Hitler, muchos de ellos proclamaron abiertamente la contradicción entre el Nacionalsocialismo y el cristianismo muchos de ellos son mártires otros confesores.
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Por lo que esta actitud.
Debía, por fuerza, determinarle a dirigir una lucha enfurecida, contra el cristianismo, y de modo particular, contra la Iglesia católica, que, por su misma índole y naturaleza, no podía consentir, ni mostrarse cómplice con un sistema radicalmente criminal.
Frente a un Estado totalitario los católicos fieles a Cristo y a la Iglesia, disponían, sustancialmente sólo de las armas del espíritu, la fe, la esperanza y la caridad. En última instancia, sólo podían sufrir la persecución, permanecer firmes para no ceder y, si fuera el caso, estar dispuestos a sufrir el martirio, como sucedió ´´ no dejando de agradecer el testimonio de ejemplaridad, virtuosidad y heroicidad que dieron estos mártires y a quienes solicitamos su intercesión por los tiempos que se avecinan.

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
O sea .
Entre, los nazis y la Iglesia católica, existía una radical divergencia, y no podía ser de otra manera. Hitler y sus más estrechos colaboradores, no actuaron ateniéndose a las más elementales normas morales, sino a fuerza de criterios de absoluto relativismo, dialéctico y oportunista, que, no tenía en cuenta, ni la verdad, ni los derechos más fundamentales del individuo y de las instituciones. Todos los que no adherían incondicionalmente a su modo de pensar y de proceder, fueron considerados y tratados como enemigos, que debían ser aniquilados.

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Desde el principio.
´´Hitler y sus más íntimos partidarios,(diría el Padre Gumpel) estaban animados por un odio patológico, hacia la Iglesia católica, a quien justamente, consideraban, como el más peligroso opositor de aquello, que pretendían realizar en Alemania´´
De esto dan fe, entre otros, los discursos (ya publicados) que Hitler, tuvo en el ámbito de sus más cercanos (los llamados Tischgesprache), el diario de Joseph Goebbels, las ordenanzas de Martin Bormann, las delirantes diatribas de Alfred Rosenberg, las órdenes dadas por Heinrich Himmler a las SS y a la Gestapo.

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Al recordar....
Que en los periódicos y en las revistas, así como en las transmisiones radiofónicas, se condujo una campaña sistemática contra la Iglesia católica, el Papa, los sacerdotes, los religiosos y los creyentes en general, que fueron marcados, como enemigos del Reich y acusados a menudo de manera obscena de toda suerte de crímenes contra la moral. La opinión pública, se vio constantemente influenciada por las grabaciones en las que se mostraban representaciones y cantos anti-católicos.
Los obispos y la Santa Sede, protestaron, pero el gobierno alemán, ni siquiera respondía.
Por este motivo en 1937, cuando el vaso ya había desbordado, la Santa Sede publicó, la Encíclica Mit Brennender Sorge (Con ardiente preocupación) cuyos resultados fueron, sin embargo, dramáticos, porque desencadenó una violenta reacción por parte de los nazis, aumentando de manera tremenda la persecución de la Iglesia en Alemania´´.
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Sin olvidar.
Que ,sacerdotes y religiosos, fueron sistemáticamente espiados, incluso en las mismas iglesias, y denunciados a la Gestapo, si habían expuesto la doctrina católica de un modo, que no fuera del gusto de los nazis. Cerca de un tercio del clero diocesano y regular, sufrió persecuciones por parte de la policía política y un buen número de ellos, terminó en las prisiones o en los campos de concentración, donde varios murieron.
La misma suerte, corrió un número elevado de laicos aborrecibles para los nazis, porque, contraviniendo a las prohibiciones, continuaron desempeñando aquellas actividades, que el mismo Concordato, garantizaba. Chicos y chicas, que no formaban parte de la Juventud hitleriana no fueron admitidos a los exámenes de graduación y menos aún a la universidad, ni pudieron encontrar trabajo en las fábricas, o en los comercios y en la artesanía.

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Y.
´´ Como la propia autoridad vaticana y los católicos más perspicaces habían previsto´´ continua Gumpel, ´´ Hitler no, tuvo nunca intención de respetar el Concordato, antes bien, a excepción de las funciones estrictamente litúrgicas o paralitúrgicas, el resto de las actividades de la Iglesia, fueron sistemáticamente obstaculizadas y después gradualmente suprimidas. Los periódicos, las revistas y los libros publicados por parte católica, fueron enseguida severamente censurados y después eliminados. Los colegios confesionales, fueron obstaculizados con métodos fraudulentos en su actividad y después cerrados. Las numerosas asociaciones católicas, fueron obligadas a agregarse a las asociaciones nazis, o bien directamente prohibidas y disueltas. Los funcionarios estatales de cualquier nivel, eran despedidos, si existía la simple duda de que no aprobaban la ideología nazi. Con todo tipo de pretextos, los conventos y las casas religiosas, fueron confiscadas.
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Según este historiador .
´´ Durante su estancia en Alemania, Pacelli, pronunció 44 discursos públicos y en 40 de ellos, atacó las tesis fundamentales del comunismo y del nacionalsocialismo,
y, Pacelli, futuro Pío XII, decía de Hitler: Este hombre está completamente exaltado; todo lo que dice y escribe, lleva la marca de su egocentrismo; este hombre es capaz de pisotear cadáveres y eliminar todo lo que le sea un obstáculo. No llego a comprender, cómo hay tantas personas en Alemania, que no lo entienden y no saben sacar conclusiones de lo que dice o escribe. ¿Quién de éstos al menos ha leído su espeluznante ´´Mein kampf´´? .

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Y de las estadísticas .
Relativas a las votaciones políticas, del 30 de enero de 1933 y las del 5 de marzo , se evidencia, que la casi totalidad de los católicos, había permanecido fiel al partido cristiano, el Zentrum, opuesto al partido hitleriano. Esta vehemente oposición del Episcopado alemán y de los fieles católicos, estaba basada esencialmente en el hecho de que en , Mein kampf, y en sus discursos, Hitler, llevó al extremo la supremacía del Estado, hasta el punto de suprimir la libertad de los individuos. Además, su ideología era totalmente pagana y racista, en conflicto con la abierta y firme condena del antisemitismo, proclamada por el Santo Oficio por orden de Pío XI, ya en 1928. En fin, Hitler, era un oportunista, que pública y conscientemente mentía, y era por lo tanto alguien, que no despertaba la menor confianza.

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Además, el Padre Gumpel .
Un prestigioso historiador, que vivió en aquellos años afirmaría : Antes de la llegada de Hitler al poder, el Episcopado alemán condenó, categórica y repetidamente, el movimiento nacionalsocialista; prohibió a los católicos asociarse al mismo y votar a favor de él. La inmensa mayoría de los fieles siguió estas instrucciones
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Y, Pío XI.
Siendo secretario de Estado, Eugenio Pacelli (el futuro Pío XII), aprobó tal resolución en 1934, pocos días después que Hitler nombrara a Rosenberg como jefe ideológico del Partido nazi y la razón según la resolución, es porque : ´´ Este libro desprecia y rechaza completamente todos los dogmas de la Iglesia católica, e incluso los mismos fundamentos de la religión cristiana´´, y ´´ Defiende la necesidad de fundar una nueva religión y una nueva Iglesia alemana. Enuncia el principio, según el cual, hoy es necesario, que haya una nueva fe mítica de la sangre, una fe en la que se cree que la naturaleza divina del hombre puede ser defendida a través de la sangre, una fe apoyada por una ciencia, que establece que la sangre nórdica, representa ese misterio, que supera y que sustituye a los antiguos sacramentos´´ .

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Teniendo bien presente.
Que, la Santa Sede, condenó públicamente y con gran dureza al nazismo naciente y en particular su ideología y una prueba incontestable es la inclusión en el ´´ Index´´ de los libros prohibidos del Vaticano, el libro de Alfred Rosenberg, el ideólogo del Partido nazi:´´ El mito del siglo XX´´ .
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Y, la misma SS .
Había declarado :´´Es indiscutible que la iglesia católica en Alemania, se opone decididamente a la política gubernamental de oposición al poder hebreo. Por consiguiente, realizan un trabajo de apoyo a los judíos, les ayuda a huir, utiliza todos los medios para apoyarlos en la vida cotidiana y facilita su estancia ilegítima en el Imperio del Reich.
Las personas encargadas de esta tarea, disfrutan de pleno apoyo del episcopado y no dudan de quitar a los alemanes ,e incluso a los niños alemanes, la escasa comida para dársela a los judíos´´
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
También ....
Habría , que aclarar que el nombramiento de Hitler, fue aplaudido por los ´´ evangélicos´´ del protestantismo, mientras, que los obispos católicos, condenaron las teorías nazis , por esta razón, el nazismo persiguió, no solo a los judíos y a los comunistas, sino a los católicos.
Inclusive, se sabe que la ayuda católica a los judíos, provocó, la ira de los nazis, quienes, se oponían a la peste hebrea y al cristianismo, y el mismo Hitler, quería pisotear a la iglesia ´´ como se hace con un sapo´´.
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Al tanto.
Que, Hitler y el nazismo , percibían a la Iglesia católica, como un obstáculo y miles de creyentes se opusieron a Hitler, sufriendo por ello persecución , encarcelamiento y el martirio y aun hoy muchos judíos y católicos, ignoran a lo que fueron sometidos los propios cristianos, católicos y creyentes por la política del nacional socialismo nazi , por lo que nadie bien documentado y pruebas en la manos y evidencias ,puede históricamente negar, que la Iglesia católica, condenó el racismo, el antisemitismo y el nacional socialismo alemán y no por algo el ´´ Zentrum ´´ que era el partido católico, fue, votado por los mismos judíos.
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Y Pío XII.
Tan injustamente vilipendiado por una leyenda negra, orquestada por la KGB en su encíclica´´ Summi Pontificatus de 1939, habló contra las teorías, que argumentaban en contra de la unidad de la raza humana y la divinización del Estado, lo cual el futurizaba, que llevaría a una ´´ hora de tinieblas´´ y en aquel entonces, el nacional socialismo nazi, ya había llegado a rechazar cualquier realidad sobrenatural, como, fuente de la vida, y así mismo, una Providencia divina trascendente, atribuyéndose el estado del Tercer Reich, un poder omnímodo y a partir de allí, arbitrariamente, decidir el exterminio del pueblo hebreo a través de la ´´ Solución Final´´ y a los cristianos, católicos y creyentes que se les opusieran,

enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Pareciera.
Que, mas de uno ignoran , que, la Iglesia en Alemania, denunció, no solamente el racismo , y el antisemitismo, sino, el nacional socialismo con su ideología pagana de idolatrizar la pureza racial , la sangre y el Estado, condenando el Papa Pío XI, el racismo nazi en su encíclica ´´ Mit brennender Sorge´´ en 1937, que generó un gran rechazo en los cabecillas del nacional socialismo,
enrique Cheli Pedraza
08/05/2015
Lamentablemente....
Nos hemos encontrado con mas de uno de los que se dicen cristianos, católicos y creyentes de los ´´nominales´´ ex alumnos de colegios de curas y de monjas y de institutos, profesorados y universidades católicas, aunque, sus vidas dejan mucho que desear, por estar instalados en estilos de vida, que contradicen los 10 Mandamientos, los 4 Evangelios y las advertencias de la Virgen, de los que en tiempo de elecciones se encolumnan para promover, publicitar y votar a candidatos , que, contradicen el Perfil, que, supone ser un cristiano, católico y creyente, según el Mensaje de Jesús reafirmado por la doctrina, tradición y magisterio de la Iglesia( custodia por Voluntad Divina de dichas enseñanzas) que, hasta han llegado a afirmar, que, Hitler y su grupo eran cristianos, católicos y creyentes y que la Iglesia de Alemania adhirió al nacional socialismo nazi ¡¡¡

Blanco
07/05/2015
Igual que los mártires del marxismo en España.
Eso me recuerda la sangrienta persecusión religiosa que implantaron en la España de la segunda república los comunistas y los anarquistas, que tantas víctimas y santos promovieron entre clérigos y seglares. Que intercedan por todos nosotros en esta España desorientada y descreída.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS