Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Miércoles, 23 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia
Y la principal es que los padres van a perder un control necesario

5 razones serias para no regalar móviles a los niños por la Primera Comunión, ni tampoco después

5 razones serias para no regalar móviles a los niños por la Primera Comunión, ni tampoco después
Regalar móviles a niños es peligroso y es difícil tener un control real de los peligros a los que se exponen

ReL

21 mayo 2017

Jorge Flores, informático especializado en educar en la seguridad digital, director de Pantallas Amigas (www.pantallasamigas.net), ha comentado con Laura Peraita, del suplemento de familia del diario ABC, al menos 6 razones por las que no se deben regalar teléfonos móviles a los niños, algo que empieza a ponerse de moda cuando llegan las Primeras Comuniones.

1- La mayoría de los padres ni sabrán controlar bien ni querrán controlar bien 
Aunque hay un porcentaje de padres sistemáticos y concienzudos que intentarán controlar desde cerca el móvil de su hijo (con grados de éxito variable), la inmensa mayoría no lo hará, o lo hará poco y mal. La realidad es que cuando hay móvil para el niño, la mayoría de padres dejarán al pequeño "solo ante el peligro". 

"Regalan un móvil, pero no asumen que deben informarse para estar preparados sobre el manejo que pueden o no pueden hacer a sus hijos de los terminales y, además, tampoco destinan tiempo (lo ideal es que sea de forma diaria) a controlar dónde se han metido en las redes sociales, con quién están contactando, qué tipo de mensajes o imágenes mandan o reciben, qué aplicaciones manejan...". Sin control diario o casi diario, el abuso está servido. 

2- El menor se expone a dañar a otras personas.. y dañarse él
Un niño con móvil e internet puede hacer mucho daño a otros niños o personas vulnerables enviando fotos indebidas, comentarios hirientes o inadecuados, etc... Y otros pueden causarle daño a él mediante el móvil, con mucha más facilidad que sin él. Se carga sobre el niño una enorme responsabilidad y capacidad de hacer o sufrir daño. Y es solo un niño.

3- El niño debe aceptar la supervisión paterna real y frecuente... y traerá discusiones eternas
Se presupone que deben cumplir con una serie de obligaciones: Los hijos deben aceptar que sus padres entren en el terreno de su «privacidad» y supervisen el terminal cuando consideren para leer los contenidos y ver con quién se mensajea, o para que no entren virus. Los padres deben saber que aunque se haya avisado al niño, se encontrarán con dificultades cada vez que quieran acceder de forma consentida y ética a su terminal. Las discusiones están aseguradas.



4- Una vez tenga móvil, querrá más y más horas de uso 
Que tenga un móvil a edad temprana implica que se le está facilitando el acceso a determinados hábitos y comportamientos que habrá que combatir, como es un uso abusivo. Aunque se le haya puesto límites de horas, días o tiempo, siempre querrá más y más. El móvil no es "para llamar" ni mandar "algún mensaje", sino que los chicos lo usan para conectarse durante horas a juegos, películas, redes sociales... puede pasar muchas horas que le parecerán muy pocas, y siempre querrá más y más. El conflicto será continuado: lo pactado con el niño que recibió el móvil a los 9 o 10 años no lo aceptará el de 12 o 13. 

5- Enganchado a horas de móvil, renuncia a todas las otras actividades
El móvil engancha, es fácil, está en el bolsillo, no cuesta ningún esfuerzo. En cambio, quedar con amigos reales para jugar sí requiere un esfuerzo, una cierta logística. También el deporte requiere esfuerzo, y el trato cara a cara con los demás. Por eso, el niño dejará de lado esas cosas que cuestan esfuerzo para volcarse en el móvil.

Por supuesto, el móvil engancha más que leer novelas o cómics, pintar, dibujar o ensayar con un instrumento. El móvil quita horas a todas esas cosas. Y las horas de infancia son distintas a las de otras edades: lo que no se juega como niño, lo que no se ensaya, aprende o vive siendo niño, no se puede adquirir igual en otras edades. 

Jorge Flores, consultado por ABC, aconseja a los padres que no se dejen llevar por las modas porque sus hijos de 9 años ni necesitan ni harán un uso adecuado de los móviles. Muchas familias lo regalan porque se dejan persuadir por el típico comentario de que a «fulanito y a menganito» ya se lo han comprado.

«Hay que ser consecuentes —apunta Flores— y tener mucha mano izquierda. Si no se le regala el móvil, ante su pertinente enfado, se le puede ofrecer otro tipo de compensación que también le atraiga y que a buen seguro le será más útil y beneficiosa. Y, sobre todo, recalcárselo: "sí, fulanito tiene un móvil, pero tú tienes más suerte porque tienes...», explica al diario ABC.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
5 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Carlos Roces Felgueroso
22/05/2017
Sin teléfono.
No tengo móvil.El ser humano, hoy, debe ser protagonista de su vida y no víctima de los adelantos de la Técnica.
Se están confundiendo los medios con los fines.
Disiento con los planteamientos de fondo de estos artículos y comentarios.
Cada uno debe autorregular su proceso de aprendizaje, con los instrumentos que tiene a su alcance.
Le actual ´´Escuela Activa´´ nada tiene que ver con un aula con un protagonista haciendo teatro.
El protagonista debe ser el alumno, creativo,
Jose
21/05/2017
Jose.
Los que nos quieren mal, nos quieren pasivos e idiotas.
Con Zapatero el ideal librepensador se convirtió en el ideal obediencia.
?Es esto lo que queremos para nuestros hijos?
No.
Justamente porque les queremos, les forzamos a que estudien, porque sabemos por la experiencia que da la vida que así van atener un futuro mejor, aunque ahora no quieran ni lo comprenda.
Es necesario que el niño se aburra (fomenta su creatividad); que sueñe, que descubra el mundo, que juegue, que se ría con sus amigos.
Jose
21/05/2017
Jose.
Es ridículo que ahora que se promueve la creatividad para casi todo, impidamos a nuestros hijos que sean creativos al estar siempre atontados con estas cosas.
Lo mismo pasa con las habilidades sociales, más importantes que las intelectuales en la vida corriente
Si están siempre con el teléfono (llamadas tontas o con los juegos electrónicos), no piensan.
?queremos que nuestros hijos sean pasivos
semi-idiotas obsesionados con el gasto compulsivo de la última moda?
No: queremos lo mejor para ellos
Jose
21/05/2017
Jose.
..´´pero tu tienes más suerte´´...(???)

No se debe ceder al chantaje de los niños, porque no tienen madurez ni tampoco ellos ganan el dinero, lo administran y tienen responsabilidades, como la de educar.

Es bueno que los niños sepan que no tenemos que ser como los demás, que las cosas cuestan, que la vida es otra cosa y que su obligación es formarse y no ser una carga para los demás.

Educamos no con monsergas, sino con nuestros comportamientos: lo que nos ven hacer nuestros hijos, eso hacen.
Jose
21/05/2017
Jose.
Un niño se ha está formando; se está desarrollando, física e intelectualmente.
Si eso se interrumpe o interfiere de alguna manera (ej no duerme lo que debe), su desarrollo se resiente.
En una edad en lo que debería desarrollar sus habilidades humanas, sociales e intelectuales (jugando o aburriéndose)...
? que hacen los padres?

Justamente lo contrario de lo que deben. Seguramente por el consumismo que nos domina, el esnobismo de los padres y la falta de juego, estudio, deporte y descanso.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS