Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
6 puntos para una clase o taller de religión interesante

6 puntos para una clase o taller de religión interesante

Duc in altum!

19 marzo 2017

TAGS Vaticano

Presentar la fe en la escuela siempre es un reto a gran escala; sin embargo, justo por tratarse de un campo complejo que bien podríamos llamar de frontera, vale la pena tomar en cuenta al menos seis puntos o criterios:

1. No hacerse menos frente a las otras materias o asignaturas:
 
Hace unos años, la Conferencia Episcopal Española, lanzó un video para animar a los estudiantes a que se inscribieran a las clases de religión. El argumento giró en torno al hecho de que prácticamente todas las materias tienen que ver con el cristianismo. Por ejemplo, el gusto o interés por la arquitectura y su relación con el diseño de las catedrales. A veces, podemos caer en la tentación de bajar la exigencia frente a otras materias ligadas al campo de las ciencias exactas; sin embargo, hacerlo provoca un efecto negativo en los estudiantes, pues fácilmente se dan cuenta de si hay o no fundamentos como para interesarse en lo que les  vamos a plantear. En otras palabras, la hora de religión es tan seria y formal como la de geografía.
 
2. Desmantelar los prejuicios más sonados:
 
Damos por hecho que un maestro siempre debe construir conceptos; sin embargo, ¿nos hemos puesto a pensar que, a veces, hay que hacer justo lo contrario con el objetivo de permitir que razonen por ellos mismos? Religión para muchos es “relleno, imposición ideológica, negocio, la causa de las guerras, algo negativo que vieron en una serie”, etc. Un alto porcentaje llega creyendo que el Vaticano podría venderse y con ese dinero acabar con el hambre. ¿Qué hacer? Explicárselos desde el punto de vista contable, así como aclararles que por los Pactos de Letrán no se puede celebrar una compraventa. Al ponerles una gráfica en la que vean que la pobreza es un problema que no se resuelve simplemente por vender y repartir el dinero, la cosa cambia y, entonces, empiezan a darse cuenta que sobre la fe hay muchos conceptos sin sustento. Se trata de proporcionarles datos que los hagan despertar y pensar. 
 
3. Hablar de Dios desde la ciencia:
 
Cuando describimos a Dios –como aproximación, pues es imposible agotar todo lo que significa- hablamos de ciertos rasgos que lo distinguen. Para una mayor comprensión,  debemos de buscar dichas características en la naturaleza. Si decimos que es infinito, hagámosles ver que esto existe en las matemáticas (números infinitos), de modo que no se trata de una noción abstracta. Si lo tenemos en los cálculos, ¿por qué no habría de darse en el ámbito espiritual? Cuando, por citar otro caso, afirmamos que él nos pensó y/o diseñó, porque no somos producto del azar, hablémosles del ciclo del agua, a fin de que descubran que solo un ser inteligente pudo estar detrás de un proceso tan sofisticado. ¿Qué logramos con eso? Demostrar que la suerte no crea un sistema. Decía el P. Jorge Loring S.J., que si el azar fuera la causa de nuestra existencia, podríamos arrojar cientos de ramas y saldría una pequeña casa de madera. Que hagan el experimento con una maqueta y verán que solo midiendo, pegando, en fin, calculando, se podrá hacer.  

Sobre dicho punto, las vías de Santo Tomás de Aquino son un recurso tan interesante como eficiente.
 
4. Datos curiosos:
 
La Iglesia tiene dos mil años de historia y, por lo tanto, está llena de datos curiosos. Existen varios videos al respecto que se pueden proyectar como punto de partida para generar interés y atención de un modo saludable. Las vidas de los santos tienen anécdotas muy humanas que hacen accesible la fe. Cierto, los datos nunca serán un fin, pero sirven de medio y ya es ganancia; sobre todo, frente a la indiferencia de nuestras sociedades secularizadas.  
 
5. La propia experiencia de fe:
 
No se trata de ponernos como ejemplo, sino de compartir cómo ha sido nuestra experiencia de Dios o aquellas veces en las que sabemos que existe pero no lo sentimos. Los estudiantes captan rápido cuando hay fe de por medio. Aunque hay aspectos teóricos que no se deben pasar por alto, hablar desde la propia vida, les da pistas para que se animen a tener algún momento voluntario de oración (de la que nace el compromiso de tipo social, de ciudadanía).
 
6. Ofrecer acompañamiento:
 
Hay que saber escuchar y acompañar los procesos de los estudiantes. Hacerlo, desde una sólida formación profesional, pues es un rubro delicado en el que no pueden caber improvisaciones. Ahora bien, es decisión de ellos aprovechar la oportunidad o dejarla pasar. Insistirles más de la cuenta, echa a perderlo todo. Formamos conciencias, pero en libertad.
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Carlos J. Díaz Rodríguez, joven laico, comprometido con la causa de la nueva evangelización, a partir de la presencia en el ciberespacio. Nació el 28 de octubre de 1989, en la Ciudad y Puerto de Veracruz, México. Del año 2008 al 2010 fue coordinador general del Movimiento Vocacional Espíritu y Vida, el cual, a su vez, se encuentra presente en México y Costa Rica. Como parte de sus intereses, además del diálogo entre la fe y la razón, se encuentra el estudio del derecho, poniéndole un acento especial al aspecto notarial del mismo. Ha tenido la oportunidad de organizar y participar en algunos foros y encuentros juveniles de inspiración cristiana.

Carlos J. Díaz Rodríguez, cdiazr1989@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
JUNIO 2017

¿Vivir la pobreza del necesitado lo ayuda?

La cuestión -compleja- de los fundadores

El mayor acierto de San Alberto Magno O.P.

Espíritu Santo: Persona y no energía
MAYO 2017

Creemos, gracias al Espíritu Santo

De esos "destierros" que Dios permite

Tres pastores y una lógica desmantelada

La Iglesia como «espacio serio» (que no rígido)

Ver posts de otros meses

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (10 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS