Lunes, 17 de junio de 2019

Religión en Libertad

El Colegio de Médicos de Madrid sermonea a los obispos: sólo la Medicina puede decir qué es «normal»

ReL

Miguel Ángel Sánchez Chillón, médico de familia, preside el Colegio de Médicos de Madrid que sermonea con una nota a las autoridades católicas
Miguel Ángel Sánchez Chillón, médico de familia, preside el Colegio de Médicos de Madrid que sermonea con una nota a las autoridades católicas

¿Qué es lo "normal" y lo "anormal"? ¿Es normal combatir la pereza, la vanidad, la lujuria? ¿Hay grados anormales de soberbia, gula, envidia o avaricia? ¿Hay niveles normales o anormales de autocontrol o de dominio de sí?  

El Colegio de Médicos de Madrid, presidido por el médico de familia Miguel Ángel Sánchez Chillón, ha publicado un comunicado en que arroga a la Medicina la autoridad exclusiva para "ilustrar a la ciudadanía sobre lo que es anormal". 

Según el Colegio de Médicos de Madrid, hablar de lo normal o lo anormal no sería tarea ni de la filosofía, ni de la ética... "y nunca creencias". Y lo afirma así el órgano médico madrileño en un auténtico sermón dirigido específicamente a "representantes de la Iglesia católica". 

Lo reproducimos a continuación íntegro:    

Comunicado del Colegio de Médicos de Madrid sobre las consideraciones médicas emitidas por la Iglesia católica respecto al tratamiento de la homosexualidad

»La Junta Directiva del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, institución compuesta por más de 45.000 colegiados, entre los que se encuentran personas con distintas orientaciones sexuales, quiere aclarar las opiniones emitidas por representantes de la Iglesia católica relativas a algunos tratamientos para revertir la homosexualidad y señala que:

»- La orientación sexual no está considerada como una enfermedad y que, de hecho, no consta en ninguna guía de práctica clínica como tal.

»- En el mundo occidental éste no es motivo de discriminación para ninguna de las facetas del desarrollo humano.

»- Y, además, que las funciones diagnósticas o terapéuticas son competencia de la profesión médica en base a evidencias científicas y nunca a creencias.

»El Colegio de Médicos de Madrid es una corporación de derecho público entre cuyas funciones está la de velar para que la ciudadanía tenga una información clara y rigurosa de cuáles son las prácticas médicas saludables y que quienes las apliquen o recomienden basen su actuación en estrictos criterios científicos y éticos. Por lo tanto, rechaza la intervención de entidades ajenas a la Medicina para ilustrar a la ciudadanía sobre lo que es anormal o una enfermedad y cuáles deben ser los comportamientos consecuentes.

Ya dijo el portavoz de los obispos que no era tema médico

El 5 de abril, al finalizar la plenaria de los obispos españoles, su portavoz, el obispo Luis Argüello expresó el apoyo al obispo de Alcalá de Henares y los trabajos de acompañamiento del Centro de Orientación Familiar de Alcalá a personas que experimentan atracción por su propio sexo.

“Defendemos la libertad de conciencia de cada persona para afrontar sus diversas situaciones existenciales buscando ayuda y acompañamiento en las personas e instituciones que les merecen confianza, entre otras, las de la Iglesia”, declaraba una nota de los obispos.

“Nosotros pensamos que la cuestión médica no es de nuestra competencia, al menos directa. Pero sí creemos tener competencia para personas que viviendo una orientación quieran vivir un cuidado en esa orientación, o quieran vivir un acompañamiento”, expresó en rueda de prensa el obispo Argüello. 

luis_arguello_argumenta

Por ello, pidió que los defensores de la “diversidad” respeten una más, la de aquellas personas que teniendo un cuerpo de varón o mujer tienen una orientación que no consideran acorde a su corporalidad y viven esto con preocupación, motivo que les lleva a buscar una compañía que les ayude a vivir esa situación.

"Normal" (y "anormal") no son palabras médicas ni científicas

En ReL ya analizamos las críticas al documento de la APA de 2009 que suele citarse siempre como oposición a las terapias para cambiar de orientación sexual. Ese documento fue elaborado por 7 "expertos", de los que solo 1 era heterosexual, y los siete eran activistas reconocidos de la ideología LGTB.

El documento hablaba de "lo normal", y por eso era criticado por N.E.Whitehead, uno de los científicos que estudia las terapias para modificar la atracción sexual. "La etiqueta de 'normal' que la APA asigna a la homosexualidad es un juicio de valor que, contrario a lo que afirma el equipo, no proviene de la ciencia". “Normal” es una palabra valorativa, no es una palabra científica, insiste Whitehead. "La ciencia puede sólo decir que algo es bueno, malo o normal si se hace esclava de una ideología filosófica o religiosa. Las afirmaciones de valor sobre la homosexualidad no vienen de la ciencia, sino de la política. Decir que el concepto de normalidad ética proviene de la ciencia es atribuir una falsa autoridad a su afirmación". 

Un miembro de la APA, James E. Phelan, hizo también una crítica al documento de 2009 ya que no establecía con claridad qué consideraba una "orientación sexual" y cómo llegaba a esa conclusión. "No está claro, ni se basa en el documento en sí, considerando que los estudios que revisaron tenían fallos de validez en su construcción; en otras palabras, los investigadores no llegaron a definir adecuadamente, ni por lo tanto llegaron a medir, la orientación sexual. Construyeron su propia definición para satisfacer su propia agenda. Esta no es una acción adecuada", denunciaba Phelan. 

Sería interesante ver el resultado de preguntar al colegio oficial de médicos de Madrid (que dice ofrecer "información clara y rigurosa") qué es una orientación sexual, cuántas hay (¿dos, cuatro, veinte?), si es posible que aparecieran más en el futuro o en otras culturas y cómo lo sabe la ciencia médica...

El concepto de "terapia"

En lengua española, la palabra "terapia" no se aplica solo a enfermedades sino "al tratamiento de cualquier otra disfunción". También a solucionar problemas "psicológicos" (el diccionario de la Real Academia Española pone un ejemplo: "terapia para superar la timidez"). 

Por lo tanto, no todas las "disfunciones" ni "problemas" psicológicos son de naturaleza médica, ni es la ciencia médica la única fuente para tratar disfunciones o problemas.

La lista de vicios clásicos aristotélicos (pereza, vanidad, avaricia, lujuria, soberbia...) sería un ejemplo de disfunciones o problemas que pueden necesitar tratamiento o terapia sin entrar necesariamente en el campo de la ciencia médica. 

Lea también, sobre estos temas: 

¿Cambiar la atracción al mismo sexo? ¿Consenso? El famoso dictamen APA 2009 lo hicieron 7 activistas (aquí)

¿Dejar la vida gay? 10 testimonios de homosexuales que lo hicieron: ganaron en felicidad y paz (aquí) 

Sin orgullo LGTB: 10 mujeres que dejaron la vida lesbiana y encontraron más paz y equilibrio (aquí)

Luca di Tolve era gay y dejó de serlo: el testimonio de su dura vida y retorno a Dios impresiona (aquí)

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA