Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Miércoles, 29 de marzo de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / EEUU
La libertad de la Iglesia

¿Podrán los curas predicar la verdad en Estados Unidos dentro de unos años? Aquila lo duda

El obispo de Fargo se basa en dos graves constricciones que ya están padeciendo las iniciativas católicas en todo el país.

C.L./ReL

9 octubre 2011

¿Podrán los curas predicar la verdad en Estados Unidos dentro de unos años? Aquila lo duda
Samuel J. Aquila.
Parece un contrasentido que una nación que se creó bajo el estandarte de la libertad religiosa que suponía el Mayflower (el barco que llevó a sus costas a los fundadores del país huyendo de la persecución antipuritana en Inglaterra) esté comenzando a asistir a un debate impensable hasta ahora: la proscripción de esa misma libertad en nombre de la ideología abortista y homosexualista.

La Iglesia católica ya fue perseguida en Estados Unidos en algunos momentos y circunstancias del siglo XIX en que la inmigración irlandesa, italiana o polaca amenazó la supremacía protestante. Pero en general desempeñó con libertad su tarea, incrementando paso a paso su prestigio, que alcanzó su cima en los años cincuenta del siglo XX, cuando sus sacerdotes, obispos y cardenales se convirtieron en una de las principales referencias públicas: desde el papel institucional del cardenal Francis Spellman a los discursos del obispo Fulton J. Sheen, pasando por los curas convertidos en héroes cinematográficos en las interpretaciones de Spencer Tracy o Bing Crosby.

Represiva cultura de la muerte
Las cosas, sin embargo, pueden empezar a cambiar para la Iglesia hasta verse limitada en su ministerio. De hecho, en una reciente entrevista concedida a CNA, el obispo de Fargo (Dakota del Norte) ha sido muy claro: "Estamos asistiendo a la posibilidad de que en Estados Unidos ya no seamos libres de predicar la verdad en el púlpito ni de explicar las enseñanzas católicas. En tal caso será muy importante para nosotros adquirir el compromiso, como hemos hecho con la vida humana del no nacido, de continuar predicando la verdad con claridad y caridad".

Samuel J. Aquila citó dos casos que alientan las peores perspectivas.

Uno, el cierre de agencias católicas de adopción de niños en aquellos estados que han aceptado el matrimonio entre personas del mismo sexo. Lo mismo ha pasado en el Reino Unido: no queda ya ninguna católica, al verse obligadas a cerrar para no ser obligadas a admitir la adopción por parejas homosexuales.

Dos, la orden de Barack Obama de que las aseguradoras privadas incluyan obligatoriamente cobertura sanitaria para la anticoncepción y la esterilización.

"Es muy, muy importante que nos demos cuenta de que estamos ante un auténtico choque entre la cultura de la muerte y la cultura de la vida", dijo monseñor Aquila: "Una cultura de la muerte en la que los derechos son erosionados y las mentiras son presentadas como verdades".

Preparados para imitar a Cristo en la persecución

Ante esta situación, "los católicos tendrán que decir claramente la verdad cueste lo que les cueste", sin descartar la desobediencia civil, afirmó el obispo, uno de los más valientes del episcopado norteamericano: "Tendremos así que entrar en el terreno de la objeción de conciencia, cuando uno tiene que optar entre decir que no, o bien cooperar con algo incompatible con mantenerse fiel".

Aquila advirtió de que en lugares donde la tramitación de adopciones por agencias católicas ha sido declarada ilegal, la misma fe católica puede llegar a ser objeto de sanción.

Y estar preparado para ello es lo que pide el obispo de Fargo a sus seminaristas. La entrevista a CNA se concedió en Roma, donde se encontraba para la ordenación de diaconado de algunos de ellos que se forman allí, y a quienes recordó lo que implica su vocación: "Habrá quien os odie por el compromiso que asumís, habrá quien os ridiculice y os insulte. Pero hicieron lo mismo a Cristo cuando proclamó la verdad, y no podemos esperar menos en los tiempos que vivimos.

Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
12 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Cándido
11/10/2011
La misma cosa.
Efectivamente, ZP y Obama son la misma cosa y hacen los mismos daños. No hay más que ver que también se ha venido abajo la economía de Estados Unidos. Y a ver qué a a pasar si otro país diferente coge las riendas de la economía del mundo. Ya me entienden. A buen entendedor, sobras las palabras.
Anticlimacus
10/10/2011
Irini PApahiu.
Abandonar un tratamiento médico con los problemas mentales que muestras es muy peligroso. Por favor vuelve a la consulta de tu psiquiatra, tal vez estéis a tiempo de revertir el daño.
A Dios rogando y al católico con el mazo dando
10/10/2011
El Zapatero negro de EEUU es un masón igual que el Zapatero de aquí..
El negrito está haciendo mucho daño, no por ser negrito, si no por ser masón.
aleix
09/10/2011
Progre y totalitario es lo mismo.
Es sencillo, los progres son totalitarios.
fabian
09/10/2011
avispa?.
para quien vino Jesus , para los sanos o los enfermos ?
María de Betania
09/10/2011
Rectificación.
Perdón, quise decir el 99,98 por ciento.
María de Betania
09/10/2011
la fuerza de las mayorías.
Todo esto me recuerda la estrategia norteamericana después de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, de toda las tripulación de los aviones que bombardearon con bombas atómicas estas dos ciudades sólo uno de los pilotos, Claude Eatherly, sintió remordimientos por lo que había hecho; según los americanos el que esta persona entre varios-no sé cuántos fueron los demás-diera muestras de sentirse culpable era muestra suficiente para demostrar que estaba loco. O lo que es lo mismo, como menos del 0,2 por ciento de la población ocupada durante la II Guerra Mundial ayudó de alguna manera a los judíos, lo anómalo de su comportamiento nos lleva a pensar que también estaban locos ya que el 98,98 de la población no hizo absolutamente nada.
María de Betania
09/10/2011
Las catacumbas siempre han sido el último refugio.
Las mismas concesiones que Uriarte a los terroristas, supongo. Es más sencillo decir que, como no tenemos la verdad absoluta, cerramos el chiringuito porque no tenemos nada que aportar. Yo creo que la Iglesia católica tiene razón y los organismos internacionales no la tienen, así de sencillo. Por lo tanto si hay que predicar en las catacumbas allí nos iremos pero no es conveniente ceder y, si cedemos, debemos hacerlo en todo también en las ayudas sociales que la Iglesia siempre ha prestado. Abandonar los lazaretos que en China les han dejado como ´´graciosa´´ concesión a los misioneros católicos, Cáritas, hospitales y colegios. Es decir desaparecer, porque si la Iglesia está equivocada tiene que estarlo en todo y no sólo en la parte que a los organismos internacionales les conviene. Los nazis cerraron todas las organizaciones católicas...excepto Cáritas. La caridad si no está sustentada por la idea básica evangélica del prójimo no tiene sentido, y ahora son las organizaciones internacionales y no la Iglesia quién nos va a decir quién es el prójimo, por lo tanto que sean ellas las que presten la ayuda que consideren apropiada. Si sólo somos buenos para nosotros mismos haremos lo que hicieron los primeros cristianos: ayudarnos entre nosotros.
Otro punto de vista
09/10/2011
La avispa, reinita.
¿porque no dejas a los demás que vivan su libertad?
Tu eres el corrupto, LA BACTERIA CANCERÍGENA, el que cometes el delito hablando como hablas.
Pero descuida Dios te castigará.
Manuel Morillo
09/10/2011
¿Por qué no tenemos obispos tan claros en España que denuncien el Sistema que padecemos?.
¿Cuándo va a haber obispos españoles que denuncien en España la Constitución genocida y dejen de abrazar a los políticos asesinos que legilslan y sancionan esas leyes?
Francisco Javier
09/10/2011
Los progres y sus mentiras.
Si proclaman tanta libertad los ´´progres´´... ¿Por qué después no dejan que cada uno decida a quién le concede la adopción de los niños que tiene en su agencia por ejemplo?

Mientras más progre se cree uno, más intolerante es a toda otra forma de pensamiento.
Menka
09/10/2011
Sobre todo eliminar lo políticamente correcto en la Iglesia, luego lo otro,por supuesto.
Perfecto, pero sobre todo que no queden mal los curas que hablen en contra de lo mismo, me refiero al cura canadiense (más o menos la misma situación) obligado por su obispo a cambiar la parroquia por hablar claro.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS