Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 25 de marzo de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Polémicas

Oliviero Toscani, fotógrafo de las campañas de Benetton, denunciado por brutal odio anticristiano

Gianfranco Amato / La Nuova Bussola Quotidiana

28 julio 2014

Oliviero Toscani, fotógrafo de las campañas de Benetton, denunciado por brutal odio anticristiano
Oliviero Toscani es el autor de las campañas de la joven anoréxica desnuda o de sacerdotes y religiosas o el Papa y un imán besándose.
Parece que hoy asistimos a una preocupante deriva cristianofóbica no sólo a miles de kilómetros de distancia de nuestro país. El odioso fenómeno de la persecución de los cristianos no tiene que ver sólo, desgraciadamente, con la tragedia que se ha abatido sobre la comunidad iraquí de Mosul. De modos y maneras distintas está presente también en los países del denominado mundo occidental, que ama definirse civilizado.

También en nuestra tierra empiezan a perfilarse los primeros e inquietantes signos de un inexplicable odio anticristiano. Basta citar el acto sacrílego llevado a cabo en el Concierto del 1 de Mayo del año pasado (el líder del grupo Management del Dolore Post Operatorio alzó al cielo un preservativo como si fuera una hostia durante la Misa, declarando: «Este es el modelo que utilizo yo, que quitas las enfermedades del mundo, tomar y usadlo todos, haced esto, escuchadme a mi»; después, antes de cantar Porno bisogno [Porno necesidad] se descubrió la cabeza mostrando la tonsura rasurada a cero como San Francisco, N.d.T.), el video sobre el matrimonio gay entre Jesús y San Pedro emitido en RAI 2 (segundo canal de la televisión italiana, N.d.T.), las venenosas polémicas contra las escuelas de inspiración católica surgidas tras el caso del Instituto del Sagrado Corazón de Trento (al que se le ha acusado en todos los medios de haber despedido a una profesora porque era lesbiana, cosa que se ha demostrado ser falsa, N.d.T.) y, por último, las delirantes declaraciones radiofónicas del inefable fotógrafo Oliviero Toscani.

Insultos incalificables

Todo este odio gratuito corre el riesgo de alimentar en la opinión pública un clima verdaderamente agobiante. El punto es que los cristianos no pueden callar, sufrir las agresiones pasivamente, permanecer inertes frente a esta escalada preocupante. En particular, la última salida del conocido fotógrafo no puede, ciertamente, tolerarse. Toscani ha llegado a definir a la Iglesia como un «club sadomaso», «la invención homosexual más grande que ha existido jamás, donde los que pertenecen a ella van vestidos de mujer», al actual Sumo Pontífice un «viejo banal», a San Juan Pablo II un «asesino», lanzando una serie de increíbles expresiones injuriosas respecto al crucifijo, a las estatuas de los santos y de los ángeles en los altares, a los que ha definido «niños desnudos que vuelan», con referencia a un particular “gusto” sexual (alusión ni siquiera muy escondida a la pedofilia).

Por estos motivos, los Juristas por la Vida y Pro-Vida Onlus han decidido presentar una denuncia-querella a la Fiscalía de la República de Roma por el reato de ofensa a una confesión religiosa mediante vilipendio de personas, previsto y castigado por el art. 403 del Código Penal, y el reato de ofensa a una confesión religiosa mediante vilipendio de cosas, previsto y castigado por el art. 404 del Código Penal.

Texto completo de la denuncia

FISCALÍA DE LA REPÚBLICA ANTE EL TRIBUNAL DE ROMA
DENUNCIA-QUERELLA
 
Los que suscriben, Avv. Gianfranco Amato, nacido en Varese el 1 de marzo de 1961, personalmente y como Presidente y representante legal de la Asociación Juristas por la Vida, Código Fiscal 97735320588, y Antonio Brandi, nacido en Roma el 10 de mayo de 1952, personalmente y como Presidente y representante legal de la Asociación Pro Vita Onlus, Código Fiscal 94040860226, que han elegido domiciliarse para la presente denuncia en Roma, en via Ennio Quirino Visconti, n. 20, en el bufete del Avv. Francesco Donzelli

EXPONEN
cuanto sigue.

Durante la transmisión La Zanzara emitida el 2 de mayo de 2014 en Radio 24, el conocido fotógrafo Oliviero Toscani ha usado expresiones injuriosas y ofensivas respecto a la religión católica y sus representantes institucionales que han ido más allá de la crítica legítima, integrando el reato de ofensa a una confesión religiosa mediante vilipendio de personas, previsto y castigado en el art. 403 del Código Penal y el reato de ofensa a una confesión religiosa mediante vilipendio de cosas, previsto y castigado por el art. 404 del Código Penal.

Definir, efectivamente, a la Iglesia como un «club sadomaso», «la invención homosexual más grande que ha existido jamás, donde los que pertenecen a ella van vestidos de mujer», al actual Sumo Pontífice un «viejo banal» y a San Juan Pablo II un «asesino», significa, además, querer ofender deliberadamente el sentimiento religioso de millones de fieles. Por no hablar de las expresiones injuriosas respecto al crucifijo, a las estatuas de los santos y de los ángeles en los altares definidos «niños desnudos que vuelan», con referencia a un particular “gusto” sexual (alusión ni siquiera muy escondida a la pedofilia).

Estas son, en detalle, las incalificables expresiones usadas por el fotógrafo:

(a) «Pensad en un extraterrestre que aterriza en Italia y entra en una iglesia católica. Ve a uno pegado y clavado en un cruz, un altar con niños desnudos que vuelan. Él no sabe que son ángeles. Después ve a ese otro sangrando, hay para todos los gustos. Yo creo que un club sadomaso no está tan a la vanguardia. La Iglesia parece un club sadomaso. También yo me siento ofendido por esta iconografía católica»;

(b) «La Iglesia es la invención homosexual más grande que ha existido jamás, donde los que pertenecen a ella van vestidos de mujer. Me gustaría saber si existe alguien que de niño no haya sufrido abusos de un sacerdote»;

(c) «El Papa Bergoglio habla como hacia mi abuelo hace 60 años y nadie le hacia caso. Dice banalidades y cosas tan normales que hace pensar: pero en todos estos años, ¿qué coño nos han dicho estos Papas? Y después hacen santo a Wojtyla que era contrario al preservativo en África. Ha causado desastres, es un asesino. Un tío que dice en un sitio donde hay sida que no se use el preservativo».

Las protestas de los radioyentes a la redacción de la susodicha transmisión han sido numerosas y enérgicas, como han admitido los mismos presentadores en el video que se puede ver en la red.

Por todo cuanto expuesto más arriba, los que suscriben, Avv. Gianfranco Amato y Antonio Brandi, en calidad de cuanto indicado anteriormente, viendo condiciones de reato en los hechos descritos presentan

DENUNCIA – QUERELLA
contra el fotógrafo OLIVIERO TOSCANI para que sea condenado por el reato de ofensa a una confesión religiosa mediante vilipendio de personas, previsto y castigado por el art. 403 del Código Penal, y por el reato de ofensa a una confesión religiosa mediante vilipendio de cosas, previsto y castigado por el art. 404 del Código Penal, como también por cualquier otro reato que se tuviera que encontrar en los hechos descritos.

Los que suscriben, personalmente y en representación de cuanto indicado anteriormente

ELIGEN DOMICILIO
con el objeto de la presente denuncia-querella en Roma, via Ennio Quirino n. 20, en el bufete del Abogado Francesco Donzelli;

SOLICITAN
ser informados, según establecido y para los efectos por los artículos 405 e 408 del c.p.p., de la posible formulación de la petición de prorroga de las investigaciones preliminares o bien de la formulación de la petición de archivo de la causa

DECLARAN
también oponerse desde ahora el eventual decreto penal de condena;

SE RESERVAN
desde ahora constituirse parte civil en el eventual proceso penal instaurado a continuación de la presente denuncia-querella, declarando también la intención de enviar, en caso de condena del imputado, el importe del eventual resarcimiento a las Religiosas de la Adoración Eucarística del Monasterio de San Lázaro y Santa María Magdalena de Pietrarubbia (PU).

Roma, el 23 de julio de 2014.

Con observancia

Avv. Gianfranco Amato

Antonio Brandi

Traducción de Helena Faccia Serrano.

Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
El acoso a los cristianos se multiplica; ReL necesita tu ayuda para seguir defendiéndote

El acoso a los cristianos se multiplica; ReL necesita tu ayuda para seguir defendiéndote

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
8 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Javi
24/11/2015
Con diez o veinte años de retraso.
Además de las últimas declaraciones de Oliviero Toscani, recordemos las campañas de Benetton: un cura y una monja besándose, un enfermo de SIDA desnudo,... ¿sigo?.
Eduardo
29/07/2014
Ateos y agresivos.
Que lo multen aunque en fin de cuentas dinero le debe sobrar a este personaje
Ceheginera
29/07/2014
Cuando más pequeño es el corazón, más odio alberga.
Algún ´´nudo gordiano´´ debe tener quien se expresa así, quien rezuma odio por todos los poros de su cuerpo.

Me parece bien que la Justicia considere las posturas anticristianas, como si fuera anti cualquier otro grupo; mientras, recemos por el fotógrafo éste, que está más perdido, el pobrecito, que una cabra en un garaje
Daniel Sudaca
29/07/2014
Parece que.
toscani (con minúscula) es medio torpe
Arcana
29/07/2014
Sean valientes. Vayan con la verdad de frente aunque nadie los apoye..
No sé qué me duele más, si estos atacantes de frente o aquellos que se dicen católicos, pero que no pasan más de ser simples creyentes, y que me dicen que somos exagerados al decir que hay persecución y odio contra nosotros...
Y si hablo de esto, o por ejemplo de los masones (con bases), entonces me salen con argumentos que comienzan con ´´pobres masones, ellos no hacen nada... Ustedes siempre viendo cosas donde no las hay...´´.

Antes me deprimía porque me sentía impotente. Ya no. Es hora de decir las cosas como son, aun cuando a veces no es tan fácil ser valiente, Dios te da la fortaleza para enfrentar lo que sea.

Vivan su fe sin miedo al mundo. ¡Viva Cristo Rey!
Marco
28/07/2014
La brutal intolerancia, de esos tolerantes.
Que se vaya a las últimas consecuencias contra estos irrespetuosos sistemáticos. Satánicos muchos de ellos y adoradores sensuales de las extravagancias del relativismo de género. Que se prodigue un antecedente para que no se crean impunes al decir las sandeces y malicias que les ronquen la gana. La enfermiza intolerancia de quienes se hacen llamar tolerantes.
pedro de madrid
28/07/2014
ateos maleducados.
Esto le debe pasar factura a benetton
José Manuel
28/07/2014
¡Muy bien que se denuncie!.
Cada vez que alguien atente contra la dignidad de los sentimientos religiosos, en nuestro caso, los principios católicos, los hechos deben ser inmediatamente denunciados. No nos quedemos callados, pues pecaremos por omisión y estaremos dando la razón a quien comete el atentado. Estos hechos se pueden denunciar, pues el denunciante puede alegar muchísimas normas: tratados internacionales, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Europea de Derechos Humanos, la Constitución Española, el Código Penal, etc. ¡Denunciemos y denunciemos! ¡Están ofendiendo a Dios y a Nuestro Señor Jesucristo, quien dio la vida por nosotros!

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS