Sábado, 23 de marzo de 2019

Religión en Libertad

El movimiento de Schoenstatt cumple 100 años: su superior explica esta alianza de amor con la Virgen

Paul De Maeyer/Zenit

El padre Heinrich Walter en uno de los 210 santuarios de Schoenstatt
El padre Heinrich Walter en uno de los 210 santuarios de Schoenstatt
El sábado 18 de octubre celebró el movimiento de Schoenstatt (www.schoenstatt.org/es/) sus cien años de vida. Ese día, exactamente hace un siglo, el padre palotino José Kentenich (1985 – 1968) sellaba una alianza de amor con la Virgen María, acto de fundación del movimiento. En ocasión de este jubileo, el padre Heinrich Walter, presidente de la Presidencia Internacional de Schoenstatt y superiorg General de los Padres de Schoenstatt, respondió a unas preguntas de ZENIT.

-¿Cómo surge el Movimiento de Schoenstatt?
-Schoenstatt nace en 1914, en Vallendar, muy cerca del río Rhin. El Padre José Kentenich era entonces director espiritual de muchachos jóvenes que deseaban ser sacerdotes con los palotinos. Les dio una charla a esos estudiantes, ofreciéndoles un programa para la fundación de un lugar mariano de peregrinación. Le pidieron a María que se estableciera en ese lugar. La idea del P. Kentenich cayó en suelo fértil. Los jóvenes le entregaron su trabajo y su vida a María, e invitaron a otros. De esta forma, desde la capillita de Schoenstatt, a la que llamamos Santuario Original, surge una comunidad creciente de creyentes de todo el mundo, que desean vivir su cristianismo con alegría y compromiso. Schoenstatt se expandió rápido y pronto se establecieron formas, reglas y estatutos.

-¿Y cómo se fue expandiendo el Movimiento?
-Por un lado, a través de los jóvenes llegó a los adultos. Así surgieron comunidades de sacerdotes, hombres y mujeres. La primera comunidad independiente fue de las Hermanas de María, fundada en 1926. A través de trabajo misionero, desde los años 30, el Movimiento se expandió a otros continentes.

»Hoy en día hay más de 100.000 personas que son miembros comprometidos de Schoenstatt, y varios millones, que en unos cien países se encuentran en contacto con el Movimiento.

-¿Cuál es la esencia o la originalidad de la espiritualidad de Schoenstatt?
-En Schoenstatt entendemos nuestra vida como una relación personal con Dios, con carácter de alianza. El camino es a través de una vivencia con María. Ella es la persona que ha vivido la relación más profunda con Jesús. Ella es para nosotros un ideal, y es quien nos conduce en el camino de la fe. Nos invita a andar el camino con ella, que lleva a una relación personal con su hijo. A esa decisión personal en la fe, llamamos alianza de amor, que es la perspectiva desde la cual vivimos nuestra fe.

»La alianza de amor imprime la forma que escuchamos a Dios, cómo nos unimos a María y seguimos a Cristo. Desde la alianza formamos nuestra vida y nuestras relaciones. También determina nuestra forma de trabajo y la vida diaria. La alianza es también un catalizador con el que finaliza o comienza una etapa de la vida. Un ejemplo: muchas familias renuevan conscientemente su alianza de amor cuando nace un hijo.

-Schoenstatt es un movimiento apostólico. ¿Qué significa esto concretamente?
-En la Iglesia hay comunidades contemplativas con estabilidad local, y movimientos misioneros que van a los lugares donde todavía no se conoce el Evangelio. Schoenstatt se involucra con la profundización y desarrollo de la fe en todos los campos. Nos sentimos llamados a ir a todas las personas, para dar testimonio de nuestra fe.

»Nuestro apostolado comprende trabajo de formación, cursos de fe, proyectos pedagógicos y sociales, confrontación científica sobre preguntas actuales, como ser trabajo interrelacionado con personas de intereses afines.



Santuario de Schoenstatt en Pozuelo de Alarcón, cerca de Madrid

-Una característica de Schoenstatt son los santuarios similares al Original, que se encuentran por todo el mundo. ¿Qué nos puede decir sobre esto?
-El Movimiento se iba desarrollando en otros continentes, y se sintió que no se podía hacer entender el Santuario, sin una vivencia personal. En Uruguay surgió la pregunta de si no se podría construir una capillita similar. El P. Kentenich, que estaba en el campo de concentración de Dachau, prisionero de los nazis, respondió en forma positiva. De esta forma surgió el primer santuario filial.

»El Santuario se transformó en un símbolo de identidad de Schoenstatt, quebrando barreras de idiomas y culturas. Los miembros de Schoenstatt encuentran en todo el mundo lugares en los que se sienten en su terruño. Hoy hay en el mundo 210 santuarios filiales. El último en bendecirse fue hace un mes, el de Austin, Texas.

-El domingo 5 de octubre tuvo lugar en el santuario mariano de Pompeya la tradicional oración de pedido a María. ¿Cuál es la relación entre Pompeya y Schoenstatt?
-- Un informe sobre el surgimiento del santuario mariano de Pompeya, en Italia, fue para el P. Kentenich un signo de Dios, que le tocó personalmente. Pompeya tiene un significado como el encendido de la llama. Por esta razón, en este momento unos 90 jóvenes de 10 naciones corren con una antorcha 1800 km. desde Pompeya hasta Schoenstatt. Más allá de esta inspiración inicial, no existe una relación o trabajo común con Pompeya

-En este momento está teniendo lugar el sínodo de las Familias en Roma. ¿Qué rol juegan las familias en el Movimiento?
-En los últimos 50 años la rama de las Familias se ha transformado en una tarjeta de presentación de Schoenstatt. Es la parte del Movimiento que crece con mayor firmeza, y que ha impregnado a Schoenstatt con elementos de un estilo de vida y de educación. Hay en todo el mundo incontables programas de formación y proyectos sobre espiritualidad y formación matrimonial.

-¿Cómo atiende el Movimiento a matrimonios y a parejas que se preparan al matrimonio?
-Schoenstatt ofrece un amplio espectro de programas como preparación intensiva al matrimonio en cursos semanales o en módulos, que se realizan en encuentros de noche por meses. Han tenido éxito las jornadas se fin de semana que tienen lugar anualmente luego del casamiento. Hay cursos sobre temas pedagógicos, formación de multiplicadores, la llamada Academia para Matrimonio y Familia. Queremos formar a familias que asistan a otras familias. Así surgió una gran red.



Las Hermanas de María son una rama de consagradas del movimiento de Schoenstatt


-Hoy se habla mucho sobre los desafíos que presentan para la pastoral el problema de los divorciados y vueltos a casar. Schoenstatt tiene programas pastorales para parejas que enfrentan crisis, o que ya se han separado?
-Para Schoenstatt las parejas de separados vueltos a casar no es intrascendente. Hay diversos programas, de acuerdo al país y los desafíos locales. En Paraguay se trabaja desde hace muchos años con la “Pastoral de la Esperanza”. Se trata de una pastoral dedicada específicamente a parejas de separados y vueltos a casar. Con esa iniciativa se quiere expresar claramente que también para estas personas hay un lugar en la Iglesia. El proyecto surgió en trabajo conjunto con la Conferencia Episcopal.

-¿Qué espera Schoenstatt de sus celebraciones por los 100 años de su fundación?
-En primer lugar esperamos una profunda experiencia de una gran comunidad multicultural, que comparte una identidad común. También esperamos un impulso de renovación y de misión desde el espíritu original. Y avanzamos en el fuego de la generación joven, de tal forma que el Movimiento, de acuerdo a los desafíos actuales pueda dar un adecuado aporte al futuro.

-¿Con qué espíritu se prepara el Movimiento al encuentro del 25 de octubre en el Vaticano, con el papa Francisco?
-Estamos muy unidos a él y a sus acentuaciones para la Iglesia. Cabe destacar que el P. Kentenich hablaba en tiempos del Concilio Vaticano II de una Iglesia pobre, humilde, peregrina, que se llega hasta las personas. El también hablaba de una Iglesia que es como un movimiento, como una familia. Nos alegra poder encontrarnos con él. Le expresaremos nuestra solidaridad y esperamos de él un mensaje inspirador. Si la Iglesia también es familia, el Papa Francisco es una figura paterna que fortalece el espíritu de esta familia.

(Traducción del original alemán realizada gentilmente por Enrique Soros).
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA