Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Nuestros mayores son imprescindibles para la Iglesia

Nuestros mayores son imprescindibles para la Iglesia?

La divina proporción

26 julio 2013

El Papa Francisco se ha acordado de uno de los grupos de personas más olvidados por la Iglesia: las personas mayores. En el inicio de la Jornada Mundial de la Juventud nos ha recordado que “se comete la injusticia de dejar de lado a los ancianos” al pensar que no tienen nada que darnos, pero “ellos son la sabiduría de la vida, de la historia, de la patria, y de la familia”. 

En las parroquias de hoy en día podemos ver que muchos abuelos y abuelas, son los que se toman el trabajo de llevar a sus nietos a misa y a las catequesis de comunión. Muchas veces los padres estamos tan ocupados con el día a día, que sin los abuelos sería imposible que nuestros hijos reciban una educación cristiana medianamente coherente.

Las personas mayores suelen ser las más constantes y devotas en su vida de fe. Incluso si de jóvenes se hubieran alejado, vuelven a la Iglesia cuando su vida les deja tiempo para pensar y plantearse lo que realmente quieren. Muchas veces me pregunto por qué no se les forma y apoya para que sean catalizadores eficaces dentro de sus familias. 

La Iglesia tiende a centrarse en la pastoral juvenil por diversas razones. La primera de ellas porque los jóvens son el futuro. Cierto, son el futuro, pero ¿Qué pocos son? La familia está enferma y los abuelos deberían ser elementos la ayudaran a sanar. Familias más sanas darían más jóvenes comprometidos con la Iglesia y la sociedad. ¿Quéremos más jóvenes en nuestras comunidades? Pues potenciemos la labor de los abuelos.

Otra de las razones que se ofrece para centrar la fuerza pastoral en la juventud, es la búsqueda de vocaciones. Es evidente que las vocaciones parten, casi siempre, de la juventud. Si la Iglesia busca nuevos sacerdotes y religiosos, la juventud es el grupo más importante sobre el que tratar. Esta visión y entendimiento es correcta, pero tiende a dejar de lado la vocación al matrimonio, que será la que pueda dar hijos que renueven la Iglesia. Por centrarnos en buscar flores, dejamos de abonar las plantas, lo que hace que terminemos sin flores. 

Cuando trato el tema del enfoque pastoral de la Iglesia, siempre llego a la misma conclusión: hace falta una pastoral familiar continua a lo largo de toda nuestra vida. Desde niños hasta ancianos, todos somos parte de la Iglesia y debemos ser parte activa y comprometida. No debería dejarnos tranquilos pensar que los adultos y mayores están perdidos o ganados de antemano, ya que esto nos lleva precisamente a perder a las personas que generan la familia y le dan coherencia. Otras veces he comentado la tristeza de los jóvenes cuando se les empieza a considerar adultos, ya que pasan de ser la joya de corona a ser ignorados completamente. Sólo se les pide que lleven a sus hijos a las catequesis y esto, muchas veces lo hacen los abuelos. 

Dejar a nuestros abuelos en un rincón a la espera de su destino, es una pérdida que no nos podemos permitir. De igual forma que no nos podemos permitir la pérdida de los jóvenes que se “convierten” en adultos de la noche a la mañana. Todos somos importantes. 

El Papa Francisco ya nos lo recordó en una de sus homilías en la Casa de Santa Marta « Todos estamos en la Iglesia, contribuimos para construirla y esto nos debe hacer reflexionar, porque si falta un ladrillo, hay algo que falta en esta casa». «Nadie es inútil en la Iglesia. Si alguien, por casualidad, dice: “vete a tu casa, eres inútil”, no es cierto. Todos somos necesarios para ser Templo del Señor. Nadie es secundario, todos somos iguales a los ojos de Dios» 

Apliquemos esto a nuestros mayores y démosles el lugar que tienen y merecen. ¿Qué sería de nosotros sin ellos?

Contactar con el autor

Email

Twitter

Facebook

Google+

Linkedin

Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Néstor Mora Núñez
Soy católico, casado con tres hijos en el mundo. Nací en 1965 en San José (Costa Rica) de padre costarricense y madre española, por lo que me enorgullezco de ser español de América. Estudié en colegio Santa Catalina de Sena en Costa Rica y San Felipe Neri en Cádiz (España). Mi formación universitaria parte de la ingeniería electrónica, pero ha ido evolucionando hacia el campo de los computadores, conocimiento y nuevas tecnologías de la información.

En el plano de servicio a la Iglesia me ocupo del diseño y mantenimiento de diversas webs de asociaciones católicas y la web de mi parroquia.

Néstor Mora Núñez, es autor, editor y responsable del Blog La divina proporción, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
JULIO 2017

Hablaré en parábolas, anunciaré cosas que estaban ocultas

Ama a Cristo y con ese peso serás arrebatado al lugar de Cristo #SanAgustin

Queremos ver a Dios y ardemos por conseguirlo #SanAgustin

No te amabas cuando no amas al Dios que te hizo #SanAgustin

Amaos porque él nos amó antes #SanAgustin

Se pregunta qué es lo que se ama. #SanAgustin

¿Conocemos el Cántico Nuevo? #SanAgustin

El amor es el perfecto cumplimiento de la ley #SanAgustin

El Hombre nuevo lo está de amor. #SanAgustin

Para el que ama todo es suave, y al que no ama todo le es pesado. #SanAgustin

¿No es posible ningún progreso en la Iglesia de Cristo? #SanVicentedeLerins

Si esas cosas son hermosas, ¿cómo será quien las hizo? #SanAgustin

El mismo espíritu inflama nuestra mente con los anhelos del premio #SanAgustin
JUNIO 2017

Ver a los demás con los cristales sucios del alma. San Agustín.

Ver posts de otros meses

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (8 artículos)

DICIEMBRE 2016 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (10 artículos)

AGOSTO 2016 (8 artículos)

JULIO 2016 (11 artículos)

JUNIO 2016 (12 artículos)

MAYO 2016 (13 artículos)

ABRIL 2016 (12 artículos)

MARZO 2016 (15 artículos)

FEBRERO 2016 (9 artículos)

ENERO 2016 (13 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (11 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (12 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (10 artículos)

MARZO 2015 (13 artículos)

FEBRERO 2015 (12 artículos)

ENERO 2015 (13 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (14 artículos)

JULIO 2014 (12 artículos)

JUNIO 2014 (11 artículos)

MAYO 2014 (10 artículos)

ABRIL 2014 (13 artículos)

MARZO 2014 (11 artículos)

FEBRERO 2014 (11 artículos)

ENERO 2014 (9 artículos)

DICIEMBRE 2013 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (12 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (13 artículos)

AGOSTO 2013 (5 artículos)

JULIO 2013 (13 artículos)

JUNIO 2013 (13 artículos)

MAYO 2013 (12 artículos)

ABRIL 2013 (11 artículos)

MARZO 2013 (14 artículos)

FEBRERO 2013 (10 artículos)

ENERO 2013 (12 artículos)

DICIEMBRE 2012 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (12 artículos)

OCTUBRE 2012 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (11 artículos)

AGOSTO 2012 (11 artículos)

JULIO 2012 (12 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (11 artículos)

ABRIL 2012 (12 artículos)

MARZO 2012 (13 artículos)

FEBRERO 2012 (15 artículos)

ENERO 2012 (12 artículos)

DICIEMBRE 2011 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (12 artículos)

OCTUBRE 2011 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (12 artículos)

AGOSTO 2011 (14 artículos)

JULIO 2011 (15 artículos)

JUNIO 2011 (12 artículos)

MAYO 2011 (13 artículos)

ABRIL 2011 (11 artículos)

MARZO 2011 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS