Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Miércoles, 24 de mayo de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia

Nada de móviles, ni tabletas ni ordenador, hasta los 12 años: una propuesta para colegios y familias

Carlos Fresneda / El Mundo

10 marzo 2016

Nada de móviles, ni tabletas ni ordenador, hasta los 12 años: una propuesta para colegios y familias
Las pantallas se han convertido en una gran adicción para muchos niños
Érase una vez una escuela sin teléfonos móviles y sin tabletas, sin ordenadores ni otras distracciones que puedan alterar la plácida atmósfera de aprendizaje entre visillos.

En la Acorn School de Londres, donde medio centenar de niños (y sus padres) han aceptado el reto de intentar vivir y crecer sin pantallas... Al menos hasta los 12 años, porque, según esta teoría, así estudian más, son más felices y no están sometidos a las presiones de la infancia «infeliz».

Éranse en realidad dos escuelas -una al sur de Londres y otra en Gloucestershire - pioneras de la enseñanza no tech, en la que los niños reciben clase de caligrafía, construyen sus propios artilugios de madera en la carpintería o exploran la naturaleza.

A los 14, superada ya la edad crítica, montarán su propio ordenador con un kit de Raspberry Pi, pero hasta entonces toca abstinencia electrónica. No sólo en el cole, sino también en casa, incluso en vacaciones...

«Desenchufar a los niños es más fácil de lo que parece», asegura Deborah Hughes, madre de tres y profesora en escuela «convencional». A su hija de 10 años, Tippi, le costó poco más de una semana aceptar el «código ético» de la escuela Acorn, que incluye la prohibición del uso de smartphones e incluso de internet.

En la escuela es casi una leyenda el caso de Edward, que a sus 14 años apenas ha tenido acceso a los ordenadores, pero que lo sabe todo sobre ellos: «Aunque no los utilices, siempre puedes aprender leyendo. Está muy bien aprender todo lo que hay detrás».


Actividades con madera en la Acorn School: la importancia de hacer cosas físicas, con las manos

Algunos niños, sobre todo los mayores, desearían tener un mayor acceso a la tecnología. Hay padres que también son partidarios de una mayor flexibilidad. Pero la directora de la escuela, Sarah Fanconi Thorne, insiste en la importancia del fundamento no tech en la filosofía de la escuela: «Curiosamente, atraemos a bastantes padres que trabajan en la industria de la tecnología. Lo llamamos el efecto Bill Gates».

La directora pone sobre la mesa el reciente informe de la línea de ayuda infantil ChildLine, que ha detectado un alarmante aumento de problemas de autoestima y acoso en los niños, acentuados por el abuso de la tecnología.

Andrew Thorne, cofundador de la Acorn School y trabajador social, asegura que «darle un teléfono móvil a un niño de 10 años para combatir el aburrimiento y para que tenga acceso al internet de los adultos no me parece una buena manera de contribuir a su educación».

Thorne apela al espíritu de Voltaire y asegura que son los padres quienes acuden a la escuela «sin pantallas» ante la necesidad de un cambio de rumbo en la vida familiar...

«La semana pasada leía la historia de una niña que dormía con su teléfono en la mesilla para intercambiar mensajes con sus amigos de madrugada. Si no lo hacía, temía convertirse en alguien impopular. ¿Qué ventaja saca esa niña de la tecnología?»
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
2 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Ramón Yáñez
04/02/2017
Los móviles no son teléfonos.
De acuerdo, Sr. Juez, y gracias por sus reflexiones pues, a veces, uno puede llegar a pensar que está equivocado, aunque no es así. Mi experiencia va en el sentido de proponer que estos ´´artilugios´´ (de ninguna manera son ´´teléfonos´´), sean declarados de uso por mayores de edad. Los anteriores podrían usar teléfonos, a secas, sin las características de estos ´´móviles´´ ni acceso a Internet. Lo de siempre, lo de los mayores es de mayores y, los menores, no tienen acceso. Punto.
Javi
10/03/2016
¿Dónde hay que firmar para hacer eso en España?.
Los niños cada vez usan el móvil y el PC a edades más tempranas. Está bien enseñarles informática, pero no tan pronto. Antes que aprendan bien inglés, manualidades, gimnasia y deportes, entre otros.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS