Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Martes, 27 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia

Müller ratifica que el matrimonio es indisoluble pero que la Iglesia acoge a los divorciados

Aciprensa

2 marzo 2016

Müller ratifica que el matrimonio es indisoluble pero que la Iglesia acoge a los divorciados
Gerhard Muller es el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe
El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Gerhard Müller, zanjó el debate sobre la situación de los divorciados en nueva unión dentro de la Iglesia y la posibilidad de que comulguen a partir de una propuesta de los obispos alemanes en Sínodo de la Familia.

En una entrevista concedida esta semana al diario Kölner Stadt-Anzeiger de Colonia, la autoridad vaticana descartó que la Iglesia pueda reinterpretar las enseñanzas de Cristo sobre el matrimonio.

El Purpurado también negó que haya una “batalla” en el Vaticano sobre este tema y explicó que el Cardenal Walter Kasper -quien promueve desde hace varios años la comunión para divorciados en nueva unión- ya se retractó de haber usado una metáfora que sugería tal enfrentamiento.

“No es posible negociar la enseñanza de Jesucristo. Y esta enseñanza es, después de todo: lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. No puede haber ningún compromiso en esto”, sostuvo el Cardenal Müller y aclaró que no podemos "como seres humanos convertir la clara palabra de Dios en algo vago. Una sólida aproximación pastoral es lo opuesto a la relativización de las palabras de Cristo”.

La autoridad vaticana reiteró que para el Papa Francisco la situación de los divorciados en nueva unión en la Iglesia no se limita a la comunión, sino que pide su integración en la vida eclesial “cuyo último paso puede constituir la comunión, después de un proceso de conversión y arrepentimiento si cumplen con prerrequisitos generalmente válidos”.

No es posible un segundo matrimonio o un segundo esposo, mientras viva el anterior, según la interpretación católica de las palabras de Jesús”, indicó el Cardenal Müller y agregó que “la Iglesia no es capaz de disolver o suspender un matrimonio válido y verdaderamente sacramental”.

En este sentido, precisó que “el Papa y todos queremos evitar cuidadosamente que la gente se aleje de la Iglesia como comunidad de salvación. Hay otras formas -teológicamente válidas y legítimas- de participar en la vida de la Iglesia. La comunión con Dios y la Iglesia no solo está constituida por la recepción oral de la Eucaristía”.

El Prefecto fue cuestionado específicamente sobre la propuesta que los obispos alemanes, liderados por el Presidente del Episcopado, Cardenal Reinhard Marx, presentaron en el Sínodo de la Familia para permitir a los divorciados en nueva unión comulgar “mirando cada caso” y según su conciencia.

El Cardenal Müller explicó que esto sería posible solo “cuando los esposos -como el Papa Juan Pablo II recordó la permanentemente válida enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio en su Exhortación Apostólica Familiaris Consortio (1981) — viven juntos como hermano y hermana”.

El entrevistador recordó a la autoridad vaticana que el Cardenal Marx considera irreal esperar que las parejas convivan en abstinencia sexual. “También eso pensaron los apóstoles cuando Jesús les explicó la indisolubilidad del matrimonio (Mt 19, 10). Pero lo que parece imposible para nosotros los seres humanos es posible por la gracia de Dios”.
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Catalana
06/03/2016
Catalana.
Yo me pregunto: ¿Cómo han interpretado la Biblia los ortodoxos y protestantes cuando permiten un nuevo matrimonio? Y lo pregunto como una crítica a la iglesia católica que no tiene en cuenta a quien ha sufrido el adulterio y doble vida de su pareja y impone una carga difícil soportar. Y que nadie diga ´´con el Senyor todo se puede´´. Si, pero quizá ante su presencia definitiva dirá que mal lo habéis entendido y que poca misericordia habéis tenido.
Miguel José
04/03/2016
¿y si tienen hijos?.
No has tenido en cuenta el caso de que la persona en cuestión tenga hijos pequeños con quien no es su esposo o esposa. Abandonar a esos hijos sería algo malo. De ahí viene la solución de que vivan como hermano y hermana. No es una solución fácil, pero a veces es la única solución posible.
jesus lorenzo cuervo
03/03/2016
signos exteriores graves.
La comunión de divorciados vueltos a casar convivientes tendría gravísimas consecuencias por los signos exteriores que proyecta. Es sencillo: 1.- se divorcian del segundo matrimonio; 2.- habitan diferentes inmuebles. 3.- comulgan. Seamos hermanos pero no primos.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS