Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Viernes, 18 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Noticias
«CORREDENTORA, MEDIADORA Y ABOGADA NUESTRA»

Millones de fieles y cientos de obispos piden al Papa el quinto dogma sobre la Virgen María

La doctrina de la corredención «ha sido por cerca de un siglo el tema teológico de nuestro tiempo», según el mariólogo Peter Damien Fehlner. Y algunos teólogos sostienen que este «podría ser el último dogma mariano». La proclamación del dogma de la Virgen como «Corredentora, Mediadora y Abogada nuestra» sería un acontecimiento clave en la historia de la Iglesia. Así lo han pedido millones de fieles, cientos de obispos y decenas de cardenales en los últimos años.

Sonsoles Calavera/Alba

12 diciembre 2009

Millones de fieles y cientos de obispos piden al Papa el quinto dogma sobre la Virgen María
La Pasión de Cristo

No han sido los cardenales, ni los más ilustres teólogos y estudiosos del dogma los primeros en reconocer la verdad contenida en los dogmas marianos, sino más bien el pueblo fiel, de piedad sencilla y profunda. 

El arte representó a la Virgen como inmaculada siglos antes de la proclamación del dogma, en 1854. Ya en el siglo XVII había un chascarrillo popular que decía: «Aunque lo niegue Medina -en alusión a un teólogo dominico de Sevilla-, y su padre provincial, la Virgen fue concebida sin pecado original». También antes de que el concilio de Éfeso, en el año 431, promulgara el dogma de la maternidad divina de María, el pueblo salió a la calle con antorchas encendidas para pedir su proclamación. «Fueron alabando a Dios y diciendo ´Santa María Madre de Dios´, por lo que esa parte del Ave María tiene su origen en la aclamación del pueblo de Dios, según la tradición», cuenta a ALBA el teólogo Joaquín Ferrer.

El pueblo pide un nuevo dogma
Y ahora el pueblo de Dios está alzando su voz para pedir la proclamación de una quinta verdad de fe sobre la Virgen María: que sea reconocida como ‘Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada del pueblo de Dios’.

Un dogma es, según el Catecismo, una verdad -contenida en la Revelación divina o que tiene con ella un vínculo necesario- que define el Magisterio de la Iglesia, de forma que obliga al pueblo cristiano a una adhesión irrevocable de fe. Se trata de una verdad presente de manera implícita en la Revelación, que con el progreso a lo largo de los siglos en la comprensión del depósito de la fe, se explicita: «Cuando venga el Espíritu de la verdad, os conducirá a la verdad completa», dijo Jesucristo antes de la Pasión (Jn 16, 13). A veces, la aparición de nuevos errores obliga a la Iglesia a definir y declarar lo que siempre ha sido verdad, pero las circunstancias reclaman aclamar.

Y las del momento actual reclaman la proclamación de un nuevo dogma, según los participantes en un Congreso Mariológico que se celebró en Fátima en mayo de 2005. Participaron buen número de cardenales y obispos de los cinco continentes que redactaron un «Votum» en el que expusieron al Papa las razones doctrinales y de oportunidad que -consideran- parecen auspiciar la proclamación del quinto dogma.

Una nueva reformulación del dogma
Proponían una posible formulación del dogma en estos términos: «Jesucristo, el Redentor del hombre, le dio a la humanidad desde la Cruz a su madre María para que fuese la Madre Espiritual de todos los pueblos, la Corredentora que, bajo y junto a su Hijo, cooperó en la Redención de todos los pueblos; la Mediadora de todas las gracias, que como Madre nos otorga los dones de la vida eterna; y la Abogada que presenta nuestras oraciones a su Hijo». El texto añade que la definición papal sería la «última expresión de claridad doctrinal al servicio de nuestras hermanas y hermanos cristianos y no cristianos, que no están en comunión con Roma».

Peticiones de ciento cincuenta países
Según explica a ALBA el doctor en Teología y en Derecho, Joaquín Ferrer, ponente del Congreso de Fátima, y sacerdote del Opus Dei, aunque este dogma estaba maduro, desde el punto de vista teológico y de la fe del pueblo de Dios, desde el s. XVII, su promoción recibió impulso, recientemente, del cardenal belga Mercier, a partir de 1913. Y está teniendo eco en los últimos años, fundamentalmente en EEUU, Italia, India, Filipinas y Sudamérica, y, en general, en el Tercer Mundo. Además, varias sociedades mariológicas de EEUU e Italia presentaron siete millones de firmas procedentes de 150 países en el Vaticano, para pedir la proclamación, encabezadas por la de la beata Teresa de Calcuta.
«Desde luego, María es Corredentora: le dio a Jesús su cuerpo, y su cuerpo es el que nos salvó», afirmó en 1993. «La definición papal de María Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada, traerá grandes gracias a la Iglesia. Todo por Jesús a través de María», sostuvo en su carta de apoyo a la definición papal.

550 obispos y 40 cardenales a favor
Mark Miravalle, profesor de Teología en la Universidad Franciscana de Steubenville (EEUU), y presidente de Vox Populi Mariae Mediatrici, movimiento que promueve el dogma, considera significativo que la hermana Lucia, vidente de Fátima, y numerosos santos y beatos, como san Pío de Pietrelcina, san Josemaría Escrivá, santa Teresa Benedicta de la Cruz -Edith Stein-, o san Maximiliano Kolbe hayan usado el título de María Corredentora. Y en una entrevista en Zenit, aseguró que en los últimos años se han enviado a la Santa Sede los respaldos a la petición del quinto dogma de 550 obispos y más de 40 cardenales.

25.000 firmas en España
En España, el grupo de oración de los Sagrados Corazones de Jesús y de María ha recogido y enviado 25.000 firmas al Vaticano. «Muchos inmigrantes han firmado, así que hemos hecho llegar al Papa firmas no sólo de España sino de Méjico, Guatetmala, Colombia, y de muchos países”» cuenta Aurora, una de sus promotoras, a ALBA.

En la página web www.fifthmariandogma.com aparece una fórmula de petición en castellano, que se puede firmar y enviar al Papa a la siguiente dirección: A Su Santidad, Papa Benedicto XVI/ C/o Rev. Msgr. Gänswein/ Palacio Apostólico/ 00120 Ciudad/Estado Vaticano.

No todos a favor
Sin embargo, también ha habido voces dentro de la Iglesia que dudan de la oportunidad de definir un quinto dogma. Ya en el Concilio Vaticano II hubo una recogida de firmas entre los padres conciliares que no prosperó. Más recientemente, una comisión de mariólogos en el Congreso Internacional de Mariología de Chestokowa, en 1996, tampoco lo consideró oportuno.

Y, según asegura Ferrer a ALBA, el Papa Juan Pablo II, que impulsó también esta causa, se encontró con escollos insalvables que frustraron sus esperanzas de proclamarlo: «Me consta que Juan Pablo II estaba deseando promulgarlo, pero hubo dificultades por problemas de contagio protestante», afirma.
Y es que uno de los argumentos al que más recurren sus detractores es la inoportunidad por las dificultades que puede suponer para atraer a los protestantes a la Iglesia Católica. «Yo creo que es todo lo contrario, porque donde está la Virgen desaparecen todas las herejías», sostiene Ferrer. En su libro «La mediación materna de la Inmaculada, esperanza ecuménica de la Iglesia», argumenta que «María no puede ser obstáculo para ninguna forma de ecumenismo sano y constructivo, sino su más sólida garantía de evitar equívocos y graves adulteraciones. María atrae a sus hijos y obtendrá de su Hijo ‘Primogénito entre muchos hermanos’ (Rm 8, 16) su plena comunión ‘en un sólo rebaño bajo un sólo Pastor’ (Jn 10, 16). Ella, como en Caná de Galilea, acelerará el cumplimiento de esa profecía que funda la esperanza ecuménica de la Iglesia».

Y pone de manifiesto que son muchas las voces que consideran que este nuevo dogma traería grandes gracias al mundo y a la Iglesia. El Padre Fehlner, uno de los teólogos organizadores del simposio de Fátima, considera que en la batalla por la prosperidad de la Iglesia, el éxito es una participación en la victoria de Cristo sobre satán en el Calvario. Y esta participación «o es por la vía de la mediación de María ¡o no será!». Según subrayaron allí muchos cardenales y teólogos, «la proclamación de este dogma mariano constituye un pre-requisito para la auténtica paz en el mundo y para el completo florecimiento del Triunfo del Inmaculado Corazón de María».

En manos del Papa
Después del Congreso, el cardenal Toppo, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de la India, entregó las actas a Benedicto XVI. Y subrayó que el Santo Padre las recibió con particular entusiasmo e interés, dijo que las leería antes de pasarlas al Santo Oficio, y se sorprendió de que tantos cardenales y obispos (6 cardenales y una treintena de obispos) hubiesen firmado el Votum. Después animó a los cardenales a que escribieran al resto de los cardenales de la Iglesia para que se adhirieran, que así lo hicieron, invitando a los purpurados de todo el mundo a unirse a ellos para pedir la proclamación al Papa.

Según el carmelita Enrique Llamas, catedrático emérito de la Pontificia Universidad de Salamanca y presidente de la Sociedad Mariológica Española, «desde el punto de vista teológico, doctrinal, la colaboración de la Virgen María en la Redención como corredentora es hoy una verdad definible». Y desde el punto de vista de la oportunidad -teniendo en cuenta el gran movimiento de profunda devoción mariana que suscitó la promulgación de otros dogmas, como el de la Inmaculada-, considera que en el momento de crisis actual sería muy conveniente que ocurriera algo similar.

El P. Llamas ve un paralelismo entre el «martirio silencioso con el que se acosa actualmente a la Iglesia, en el anonimato», y la persecución y abuso de poder civil que sufría la Iglesia en los tiempos de Napoleón, que precedieron a la proclamación del dogma de la Inmaculada. Sin embargo, subraya que «eso depende del Papa, que es quien debe ver si existen inconvenientes en la definición dogmática, según la situación de la Iglesia, que Él conoce. Él está asistido por el Espíritu Santo y hay que mantener un alto grado de prudencia», advierte. Sobre el proceso para la definición, explica que lo más probable sería que el Papa Benedicto XVI, igual que hizo Pío IX con el de la Inmaculada, atendiendo a las peticiones que recibe, consultara a los obispos para la proclamación.

Ahora el tema está abierto a la petición de todas las voces de la Iglesia y en manos del Papa. Y, como sentencia Ferrer Arellano, «llegará cuando llegue la hora de Dios».

Cuatro verdades sobre la Virgen

1. Maternidad divina
Este dogma es la clave de toda la Mariología, porque la maternidad divina es la raíz y la suprema razón de todas las demás gracias y privilegios concedidos por Dios a la Virgen María. Fue solemnemente definido por el Concilio de Éfeso. Este Concilio, celebrado en el año 431, siendo Papa San Celestino I definió: «Si alguno no confiesa que el Emmanuel (Cristo) es verdaderamente Dios, y que por tanto, la Santa Virgen es Madre de Dios, pues dio a luz según la carne al Verbo de Dios hecho carne, sea anatema».

2. Perpetua virginidad
El dogma de la perpetua virginidad se refiere a que María fue virgen antes, durante y perpetuamente después del parto. La Iglesia ha manifestado su fe en él constantemente.

La expresión «siempre virgen» fue recogida por el II Concilio de Constantinopla, que afirmó: el Verbo de Dios «se encarnó de la santa gloriosa Madre de Dios y siempre Virgen María». Esta doctrina fue confirmada por otros dos concilios ecuménicos, el IV de Letrán y el II de Lyon, y por el texto del dogma de la Asunción, en 1950.

3. Asunción
Este dogma se refiere a que la Virgen fue elevada en cuerpo y alma al cielo. Lo definió el Papa Pío XII, hablando ex cátedra, el 1 de noviembre de 1950, en la Constitución Munificentissimus Deus: «Con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial».

4. Inmaculada Concepción
Proclamado por el Papa Pío IX, el 8 de diciembre de 1854, en la Bula Ineffabilis Deus, este dogma revela que María fue preservada del pecado desde su concepción: «La doctrina que sostiene que la santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser, por tanto, firme y constantemente creída por todos los fieles».

 

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda… ayúdanos a seguir ayudándote
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
24 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

OCHSJJ
02/01/2010
Para hermano separado.
Hermano separado, no de nunca lecciones de historia sin ser maestro en la misma: Sobre los tres pastores (Cisma de occidente) puede visitar este link, que le resolverá todas sus dudas http://www.apologetica.org/cisma-occidente-llv.htm

Y por si quiere seguir debatiendo le invito a acercarse a este blog, donde daré buena cuenta de sus preguntas: http://catolicismosencillo.blogspot.com

Un saludo
Hermano separado
15/12/2009
fake christians.
Las Escrituras Canis Lupus son la base de nuestra fe, salvo que tú tengas otra fuente que no venga directa o indirectamente y precisamente de ellas. Ya me explicarás cuál. Por otra parte, la descalificación nunca es un argumento. La propia ICR sería pues una secta también, junto con la Ortodoxa, después del cisma de la Iglesia Universal en el siglo XIV que dura hasta hoy. Si quieres hablar de la Historia de la Iglesia mira donde te metes, porque te encontrarás cosas poco claras, con momentos donde el Catolicismo tuvo hasta tres pastores a la vez, por ponerte un ejemplo de los más suaves. No creo que este sea el camino más sano para afrontar un diálogo sobre nada. Aquí lo que se plantea es quitar el mérito absoluto de la redención a Cristo, que es quien muere en la Cruz. Recordemos que es el sacrificio de Cristo el que limpia de pecado, y ya que hablamos de a quien le importan las escrituras, pues léelas un poco hombre, sobre todo 1 Timoteo 2:5 (Un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo). María es un modelo de fe, y madre de Dios, pero quien salva, quien redime, quien limpia de pecado es Cristo y sólo Cristo, y María a los pies de la cruz nos señala a Cristo. Todo lo demás será una pirueta teológica, pero no cristianismo.
LALO
15/12/2009
LAMENTABLE.
el unico redentor es jesucristo, en la biblia dice no es inventado como esto que quieren aprovar, es tiempo que dejemos de vivir en la ignorancia y nos dejemos de religiosidad devemos hacer caso ala palabra de DIOS y no ala palabra de los hombres.
Es lamentable que la iglesia catolica piense asi solo CRISTO nos redime de nuestros pecados y si no cren preguntenle alas personas que transformo y que sigue transformando.
´´MEXICO DESPIERTA´´ CRISTO TE AMA
canis lupus
15/12/2009
fake protestants.
Bueno, Jorge, ¿en qué parte de la Escritura dice que sólo debemos atender a la Escritura?

Estáis metidos en un sensacional lío, amigos. Dejad vuestras sectas y volved grupas hacia la única Iglesia, la de Cristo, de la que formasteis parte durante 15 siglos y a la que nunca debísteis romper, aunque solo fuera en atención a la demanda de Cristo de que fuésemos un solo pastor y un solo rebaño.

Ya se ve lo que os importan las Escrituras.
Alguno
15/12/2009
Sí, pero aclaremos.
que la Santísima Virgen (en virtud de su vocación, superior a la sacerdotal) no sólo obtuvo la aplicación de los méritos de la Redención, sino que también mereció por nosotros, en íntima unión y bajo su Hijo Jesucristo. Puesto que ninguna otra criatura era capaz de participar en la Redención como lo hizo María, la obra maestra del Altísimo.
David
15/12/2009
Dios dé vía libre al Quinto Dogma Mariano.
¡Gloria a María! Todo lo que se haga por Ella es siempre poco. Toda la gloria que la Iglesia le dé se le queda pequeña. Dios dé al Santo Padre Benedicto XVI la santa inspiración para proclamar YA el Quinto Dogma Mariano. Bendita sea María.
grumete
15/12/2009
Gracias OCHSJJ.
Muchas gracias por la aclaración
anitalcual
15/12/2009
Esto sí es una gran verdad.
MARÍA ES CORREDENTORA.
almudena
15/12/2009
Madre del Salvador.
Todos podemos ser corredentores en Cristo y por Cristo. Cuantas almas se han salvado por el sacrificio de personas adheridas y entregadas a la Pasión de Cristo. Esto es un misterio que Dios permite, y ejemplos hay a miles de santos que han ofrecido sus sufrimientos y vidas por la conversión de otros. Cuanto más La Virgen María, Madre de Cristo y por tanto Madre de La Iglesia. Su ´´Sí´´ a Dios fué un Sí a la obra de redención, asumiendo a Cristo asumió con El y en El todo el plan de salvación del hombre. La Virgen es corredentora por que sufrió con Cristo todo el pecado del hombre. ¿O es qué el dolor de María en la Pasión solo fué por lo que humanamente estaba sufriendo Su Hijo? No lo creo.
Laertíada
15/12/2009
J. Ratzinger no estaba de acuerdo el año 2000. (sigue).

Faltaba el final del comentario anterior:

La entrevista con Peter Seewald fue el año 2000. El libro se publicó por primera vez en 2002, antes de que J. Ratzinger se convirtiera en Benedicto XVI.
Laertíada
15/12/2009
J. Ratzinger no estaba de acuerdo el año 2000.
P. S.
Entre tanto, más de un millón de personas exigen que María sea elevada por la Iglesia católica a ´´corredentora´´. ¿Se accederá a esta solicitud o se trata de una herejía?

J. R.
No creo que en un período de tiempo previsible se atienda a esta solicitud por la que abogan varios millones de personas. La respuesta de la Congregación para la doctrina de la Fe dice que lo que eso pretende expresar ya está resumido mejor en otros títulos de María mientras que la fórmula ´´corredentora´´ se aleja demasiado del lenguaje de las Escrituras y de la patrística y, por tanto, provoca malentendidos.

¿Qué hay de cierto en ello? Bueno, es cierto que Cristo no está fuera de nosotros ni a nuestro lado, sino que forma con nosotros una comunidad profunda, nueva. ...

Dado que María anticipa la Iglesia en cuanto tal, y por así decirlo, es la Iglesia en persona, ese ´´con´´ se consuma en ella de manera ejemplar. Pero ese ´´con´´ no debe hacernos olvidar que el ´´primero es Cristo´´: todo procede de Él, como dicen sobre todo las epístolas a los Efesios y a los Colosenses; María es lo que es gracias a Él.

La palabra ´´corredentora´´ ensombrecería ese origen. Una intención correcta se expresa con un vocablo erróneo. En asuntos de fe es esencial enlazar con el lenguaje de las Escrituras y de los Padres; el lenguaje no es manipulable a voluntad.

J. Ratzinger, Dios y el mundo, Ed. Galaxia Gutenberg, 2005, pp.287-288
La entrevista con P. Seewald fue el año
Daniel H
14/12/2009
Para Alguno.
Si hay algo claro es que luces y tinieblas hay dentro y fuera de la Iglesia y que nuestra Iglesia católica ha reconocido sin ambigedad los valores presentes en las demás confesiones cristianas a las que nos une el bautismo (único y común) y el credo: somos hijos de Dios y hermanos.
Dios nos examina del amor, no de la verdad, ésta es importante, pero no más que la caridad. El diálogo con los demás cristianos no se hace ocultando lo que se piensa, sino poniéndolo encima de la mesa, pero una mesa común, y es que la unidad en la búsqueda común es decisiva.
Por otra parte, hablar con claridad no significa juzgar y condenar, y más sin información suficiente. No tenemos derecho a tirar piedras y juicios sin asumir nuestra ´´co-responsabilidad´´.
OCHSJJ
14/12/2009
Para Grumete.
El término de corredentora le viene de la participación necesaria del sacrificio de Cristo en la Cruz. Por estar al pie de la Cruz y participar del dolor de su hijo se convierte en corredentora. Por Cristo nos vienen todas las gracias necesarias para la salvación, pero tan sólo por la Virgen, que es la prefiguración de la Iglesia que acepta y responde al amor de Cristo, por donde las recibimos y las hace efectiva.

Un saludo
Grumete
14/12/2009
dudas.
Buenos días:
Este es un comentario desde la más profunda fé católica y parto de mi desconocimiento en materia de teología avanzada.
No entiendo bien el término corredentora, por que desde mi humilde punto de vista el redentor es Cristo, hijo único de Dios y la salvación vino por Él, siendo María su más sublime instrumento. Yo entiendo mi fe desde un encuentro personal con Cristo, siendo su Madre, digamos, un camino hacia Él. Os ruego que alguien me lo explique.
Con el tema de abogada y mediadora, estoy del todo de acuerdo, aunque el tema de Mediadora de todas las gracias, también me resulta difícil de entender, como si ´´aumentásemos la burocracia´´ por poner una imagen sencilla.
Muchas gracias por vuestra ayuda
Grumete
Catholicus
14/12/2009
Dejad a María en paz, evangélicos..
Jorge,

déjate de sectas de indocumentados. Ya los primeros Padres, en línea directa con San Juan, llaman a María ´´Causa Salutis´´.

Un hatajo de sectas 19 siglos más tarde se quieren poner a dar lecciones ´´bíblicas´´ de todo, y ni siquiera son capaces de explicar por qué creen en un Nuevo Testamento del que Jesús jamás habló como inspirado. NI Jesús, ni ningún evangelista, ni San Pablo... ni nadie,

Antes se llama a María - ´´causa de Salvación´´ por los cristianos, que Nuevo Testamento inspirado y divino a la colecciónd e 27 libros.

Así que iros a la secta y dejar en paz a la Iglesia que fundó Cristo y no un patanatas en Wyoming.
Catholicus
14/12/2009
María, María, María.
Esa proclamación del Dogma será una fiesta de las más grandes habidas, en la Tierra y en el Cielo, y una lluvia de Gracias muy especial que no podemos desechar!.

Proclamación ya!
Jorge
14/12/2009
Verdad revelada por dios?.
Estoy muy interesado en saber cuando Dios, o Jesús, revelaron nada acerca de la virgen María. De los distintos dogmas marianos, sólo la maternidad divina tiene asiento en la escritura. El resto, o son interpretaciones interesadas de palabras sueltas o entran en conflicto directo con el texto del evangelio.

Si la jerarquía católica desea dejar de ser iglesia cristiana y conformarse como una nueva religión neopagana (lo cual no es exactamente algo malo en sí mismo), divinizando a la virgen María, deberían exponerlo claramente, y no andar así, por las ramas.
Alguno
14/12/2009
No se puede buscar la unidad por sobre la Verdad.
Muchos dicen: sería poco ecuménico definir el dogma, o como dice Daniel H, ´´Es preferible que se aborde en unidad con las demás confesiones cristianas´´ pero si San Pablo te responde desde la Sagrada Escritura preguntándote qué amistad puede haber entre la luz y las tinieblas, por qué deberíamos preguntarle a los herejes y/o cismáticos si están o no están de acuerdo en que enseñemos la Verdad Revelada por Dios? No te parece una falta de respeto hacia Él, Señor Eterno y Santísimo, que aborrece el error, y quiso revelarse para mostrarnos la Verdad. ¿Acaso creen que Cristo Nuestro Dios prefiere que escondamos la Fe Católica en nombre de una ´´unidad´´ en el error?
OCHSJJ
14/12/2009
Ave Maria.
A todos los que piden prudencia y buscan el momento oportuno: Lean esta web: http://www.corazones.org/maria/ensenanza/corredencion_maria.htm
Daniel H
13/12/2009
en unidad.
Podría ser algo valioso. Pero la verdad sin caridad, no es del Evangelio. Incluso cuando hay que corregir con fuerza, no se debe perder la caridad. Y no es caso de una corrección. La Iglesia ha evitado proclamar dogmas si no era en momento de necesidad.
Es preferible que se aborde en unidad con las demás confesiones cristianas, no ´´mover ficha´´ solos y sin que urja: la unidad es algo tan precioso que Jesús lo pidió al final de su vida en una oración al Padre. No es bueno hacerlo solos cuando se está buscando caminar juntos: si se ve que es tan urgente, que se comprometa una reflexión conjunta.
ISTMINAMARI
13/12/2009
GRACIAS SEÑOR POR DARNOS A MARIA .
DIOS MIO GRACIAS A DIOS QUE EN MEDIO DE TANTAS NOTICIAS POCO ALENTADORAS
HAY ESTA QUE ME LLENA DE GOZO EN EL SEÑOR FELICITCIONES POR ESTAS GRANDES NOTICIAS DE NUESTRA HERMOSA IGLESIA CATOLICA
BUENA POR ESA DESDE COLOMBIA

Después de la definición dogmática de la Asunción por el Papa Pío XII el 1 de Noviembre de 1950, Nuestra Señora le dijo a Ida que esta definición tenía que preceder ´´último y mas grande dogma´´: el de María Corredentora, Mediadora y Abogada, para los cuales la pintura y la oración iban a preparar el camino.

Nuestra Señora de todos los Pueblos abre entonces la vía al triple y último dogma mariano. La Señora de todos los Pueblos promete que este dogma traerá la verdadera paz al mundo.

El término ´´Corredentora´´ jamás pretende disminuir la preponderancia y la universalidad de la obra de mediación de Cristo, sino que se refiere a ella y también muestra la fuerza.

El término ´´Corredentora´´ tiene una larga tradición en la Iglesia. Se puede encontrar en los escritos de los Padres de la Iglesia, de santos y de papas.
Concebida sin pecado, fue creada en la plenitud y la libertad original, así como Dios lo quería para el género humano.
Con estos sentimientos quiero dar mi apoyo espiritual a tan gran noticia
confien en mis humildes oraciones
la igelsia catolica esta viva , gracias a Dios y a la Santisima Virgen María
desde Valledupar Colombia

Hermenegildo
13/12/2009
Tiquismiquis absurdos.
El protestante y ortodoxo que desee convertirse al catolicismo no va a dejar de hacerlo por la proclamación de este nuevo dogma mariano. Los otros protestantes y ortodoxos simplemente no quieren ser católicos.
José Ángel Antonio
13/12/2009
Ni María ni lso cristianos nos beneficiamos de ese nuevo dogma.
Nadie va a acercarse más a María por declararla ´´corredentora´´. En cambio, si se hace así, podemos alejarla de mucha gente (ortodoxos, protestantes, etc... jsuto ahora que muchos protestantes vuelven a atreverse a mirar a María sin tantos tabús anticatólicos) y, peor aún, muchos católicos podrían entender mal lo de ´´corredentora´´. Por otra parte, seguro que hay muchos idiomas en los que el concepto ´´co-´´ es complicadísimo de traducir y puede llevar a más errores todavía en África, India, Asia, etc... Sigamos enseñando lo de siempre como siempre.
JMA
13/12/2009
Dios nos oiga.
Lo malo es la Curia modernista romana, con su irenismo cobarde que por no ofender a judíos, idólatras, herejes, cismáticos o paganos, prefieren caer en el error. Dios quiera que S.S. el Papa tenga la valentía de sus predecesores ´´preconciliares´´, beato Pío IX y Pío XII, los últimos en definir dogma.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS