Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Los niños "mártires" de Fátima (1)

Victor in vínculis

9 agosto 2017

TAGS Juan Pablo II - Papa Francisco

¿Pueden dos niños de solo 9 y 7 años vivir las virtudes cristianas de forma heroica? El relato de los últimos años de la vida de Francisco y Jacinta Marto demuestra no solo que es posible, sino que los dos niños tenían carismas distintos: Francisco sufría más por las ofensas a Dios; Jacinta, por la condenación de los pecadores”. Esta era la entradilla de María Martínez, en el semanario Alfa y Omega, en su artículo informando sobre la canonización de los pastores de Fátima: los hermanos Marto. El titular dado por ellos, y por la mayoría de los medios de comunicación, fue: Francisco y Jacinta serán los dos santos no mártires más jóvenes. Sin embargo, este domingo 13 de agosto se recuerda el episodio martirial que sufrieron los tres niños. No temieron arrostrar la muerte con tal de mantenerse en la verdad. Uno tras otro fueron creyendo que don Arturo de Oliveira, que los retenía contra su voluntad, los mandaba a muerte segura. Este es el suceso.
 

QUÉ PASÓ CON LOS NIÑOS del 10 al 15 de AGOSTO de 1917
Mientras se aproximaba el 13 de agosto de 1917, las noticias de las apariciones de Fátima se difundieron a lo largo del país. La prensa liberal-masónica mostró especial interés en la cuestión, no desperdiciando ninguna oportunidad para denunciarlas y difundir falsedades respecto a los tres niños pastores. Cuando estas tácticas ya no pudieron disuadir a las masas de peregrinos, quienes viajaban fielmente grandes distancias para estar presentes cuando aparecía Nuestra Señora, la prensa sacó a relucir el clásico latiguillo anticlerical de que el clero estaba engañando a la gente para sacar provechos. La prensa instigó enérgicamente a las autoridades locales para que entraran en acción.

La autoridad local en Fátima, Arturo de Oliveira Santos, para entonces Administrador del distrito de Vila Nova de Ourem, era un fanático anticlerical. También conocido como el hojalatero, era un francmasón que disfrutaba de mucho poder por su posición, y gobernaba el distrito de manera tiránica, imponiendo restricciones a las iglesias y a los actos del culto a su absoluto capricho. El hojalatero decidió poner fin a la piedad popular resultante de las apariciones en Fátima por los medios que creyera necesarios.
 
Interrogatorio a Lucía el 11 de agosto
El 11 de agosto, los padres de los tres videntes de Fátima, Manuel Marto y Antonio dos Santos, recibieron una orden para comparecer con sus hijos el día siguiente en Vila Nova de Ourem. Era un viaje de casi 15 km, para el cual los únicos medios de transporte disponibles eran o bien caminar o montar un asno. Manuel Marto rechazó hacer a sus dos pequeños hijos ese viaje para comparecer a una audiencia, y decidió ir solo. Antonio dos Santos, sin embargo, decidió que su hija, Lucía, contestara por sí misma. El hojalatero estaba furioso ante la ausencia de Francisco y de Jacinta.

Recordando su experiencia con el hojalatero, escribe Lucía:
En la Administración fui interrogada por el Administrador en presencia de mi padre, mi tío y varios señores más, que no sé quiénes eran. El Administrador fue determinado a forzarme a revelar el secreto y prometerle jamás volver a la Cova de Iria. Para conseguir esto, no se privó ni de promesas ni de amenazas. Viendo que nada conseguía, me despidió manifestando que lo habría de conseguir, aunque para ello tuviese que quitarme la vida.

El 12 de agosto, masas de gente comenzaban a acercarse a la Cova de Iria anticipandose a la aparición del día siguiente.

Engaño, secuestro e interrogatorio de los Pastorcitos
En la mañana del 13 de agosto, el Administrador llegó al hogar de los Marto para ver a los niños. Él convenció a los padres de los niños que también deseaba “asistir al milagro” con ellos, y juntos ir primero a buscar al párroco de la villa. Después de ser interrogados por el sacerdote, el Administrador hizo subir a los niños a su coche de caballos. El coche primeramente partió hacia la Cova de Iria, pero repentinamente giró en la otra dirección. El Administrador intentó calmar a los niños diciéndoles que iban primero a encontrarse con el sacerdote en Ourem. Para evitar que los peregrinos en camino a la Cova de Iria vieran a los niños, los cubrió con una manta. Finalmente llegó triunfante a su casa, creyendo que al mantener a los niños con él, nada sobrenatural ocurriría en la Cova de Iria, y toda la cuestión de las apariciones se daría por terminada.
 

Llegados a la casa del hojalatero, los niños fueron encerrados en una habitación y se les dijo que no se los dejaría salir hasta que hubieran revelado el secreto. La buena esposa del Arturo de Oliveira les dio el almuerzo, los dejó jugar con sus hijos y cuidó de que no les faltara nada. Al día siguiente los niños fueron forzados a soportar nueve interrogatorios, pero ellos, fortalecidos por una gracia especial, permanecieron firmes.

El hojalatero quiso arrancarles el secreto a cualquier costo, pero nada pudo sacarles ni embaucarlos para que se contradijeran entre ellos. Incluso llamó a un médico, queriendo atribuir a los niños alucinaciones e histeria. Las conclusiones de ese médico nunca fueron publicadas. Ese hecho es elocuente, pues si las conclusiones del médico hubieran diagnosticado alucinaciones, el Administrador no hubiera demorado en publicar su testimonio.
 
Amenaza de martirio
Entonces, el hojalatero puso a los niños en prisión en una celda común colmada de otros prisioneros. Luego, los videntes fueron interrogados separadamente, después de lo cual el hojalatero los amenazó con hervirlos en aceite si continuaban negándose a divulgar el Secreto de Fátima. En presencia de los niños este ordenó que calentaran un caldero con aceite, y los amenazó con ponerlos en el caldero si ellos no cooperaban. Los niños creyeron la amenaza del hojalatero. Un prisionero trató de persuadir a Jacinta de darse por vencida, diciéndole que ella podría evitar ser muerta simplemente diciendo el secreto. Jacinta respondió, “¡prefiero morir!”.
 

El hojalatero llevó primero a Jacinta. Francisco y Lucía creyeron que ella había partido hacia la muerte. Luego volvió y dijo a los niños que Jacinta estaba muerta. Les pidió otra vez que revelaran el secreto, o Francisco y Lucía también serían freídos. Francisco fue el siguiente en el camino a su fingida muerte. Luego el Administrador amenazó a Lucía con la misma suerte si ella no cooperaba. Lucía se mantuvo fiel, pensando que sus dos primos ya habían muerto. Sin embargo, ninguno de los niños había sido muerto, la treta había resultado ineficaz. Aún después de esta amenaza extrema, el hojalatero no pudo obtener el Secreto. A la mañana siguiente (15 de agosto), después de un largo interrogatorio, no habiendo logrado nada, devolvió los niños a Fátima.
 
[Tomado de www.fatima.org/span/default.htm]
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
AGOSTO 2017

Domingo 20 T.O. (A) y pincelada martirial

El Cardenal Sarah en La Vendée

Los niños "mártires" de Fátima (y 3)

La Asunción de la Virgen (A) y pincelada martirial

Domingo 19 T.O. (A) y pincelada martirial

Los niños "mártires" de Fátima (2)

Los niños "mártires" de Fátima (1)

Raguer & Cárcel Ortí (sobre la Carta Colectiva)

La Transfiguración explicada por un mártir (2)

La Transfiguración explicada por un mártir (1)

La "Carta Colectiva" por Guerra Campos

El Mártir de la "Carta Colectiva"

Ayudadnos a difundir la verdad (Carta Colectiva)

La Iglesia no ha sido agresora (Carta Colectiva)
JULIO 2017

¡Viva España! ¡Viva Cristo Rey! (Carta Colectiva)

Domingo 17 T.O. (A) y pincelada martirial

Contamos los mártires por millares (Carta Colectiva)

La "Carta Colectiva" en los Boletines eclesiásticos

ORGULL KE SAGNA (Orgullo que sangra)

La Trapa y la "Carta Colectiva"

El pintor Madrazo y la "Carta Colectiva"

San Manuel González García y la "Carta Colectiva"

1931-1939 (5)

Domingo 16 T.O. (A) y pincelada martirial

60 mártires de la Familia Vicenciana

José Sánchez y los mártires de Archena

Domingo 15 T.O. (A) y pincelada martirial

www.109cmf.org

El Obispo Irurita por el Cardenal Segura

1931-1939 (4)

Domingo 14 T.O. (A) y pincelada martirial

"Queremos a Dios"

1931-1939 (3)

1931-1939 (2)

Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (13 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (24 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS