Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Jueves, 29 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia
Lo explica Leonard Sax, médico de familia, psicólogo y autor de «El colapso de la autoridad»

Los niños hoy son menos creativos y menos innovadores que hace veinte años y ésta es la causa

Los niños hoy son menos creativos y menos innovadores que hace veinte años y ésta es la causa
Los niños y adolescentes se vuelcan en el móvil y la tablet si no se les educa en un tipo de ocio distinto que fomente la creatividad y el esfuerzo.

ReL

12 junio 2017

A los problemas educativos específicos que plantea la vida moderna (escaso tiempo de convivencia padres-hijos, fractura familiar, pérdida del sentido de autoridad en la escuela) se han unido en los últimos años los derivados de la implantación de las redes sociales y las nuevas tecnologías como ámbito habitual de ocio para niños y adolescentes.

Reflexionando sobre todo ello, el experto Leonard Sax, médico de familia y psicólogo y fundador de la National Association for Single Sex Public Education [Asociación Nacional para la Educación Pública Diferenciada], ha escrito en First Things un revelador artículo sobre la importancia de educar los deseos de los hijos para que maduren, en vez de abandonar a los hijos a sus inmaduros deseos:


En 2009, Leonard Sax intervino en Madrid en una conferencia en el Foro de la Nueva Sociedad, en defensa de la escuela diferenciada por sexos.

El Science Talent Search [Búsqueda de Talento Científico] es la principal competición para estudiantes de bachillerato en Estados Unidos. Suele denominársela “el Premio Nobel junior”. Según un reciente estudio, el 83% de los 40 finalistas de 2016 eran hijos de inmigrantes. Catorce tenían padres de la India; 11 tenían padres de China. Así que 25 de los 40 finalistas, un 62%, tenían padre indios o chinos. (Para contextualizar el dato: solo en torno al 2% de los niños en Estados Unidos tienen padres de la India o de China.) Otros finalistas venían de Chipre, Irán, Japón, Singapur, Corea del Sur, Taiwán y Nigeria.


En el centro, la ganadora del primer premio (250.000 dólares) del Regeneron Science Talent Search 2017, Indrani Das, de 17 años. A su izquierda, Aaron Yeiser, de 18 años, segundo premio. A su derecha, el tercero, Arjun Ramani, también de 18.

La cobertura de los grandes medios sobre este informe se ha centrado en la necesidad de fomentar la inmigración a Estados Unidos desde países como India, China y Corea del Sur. No he visto que ninguna cobertura haya planteado, ni menos aún respondido, la cuestión de por qué los niños de origen estadounidense están ahora infrarrepresentados en las filas de la innovación. Este patrón no se limita a ganadores de concursos científicos. Ha habido un auténtico colapso de creatividad entre los niños de origen estadounidense. Los niños norteamericanos son ahora menos creativos y menos innovadores que los de hace solo veinte años.
 
He sido médico en Estados Unidos desde hace más de treinta años. Hoy le oigo decir a menudo a los padres norteamericanos: “Yo solo quiero que mi hijo sea feliz”. Por desgracia, cuando dejas que los niños norteamericanos actuales hagan lo que les hace felices, lo más probable es que el resultado sea chicas adolescentes que dedican todo su tiempo a Instagram o Snapchat, y chicos adolescentes cuyos pasatiempos favoritos son los videojuegos y la pornografía.


Leonard Sax, durante una de sus charlas, en este caso en un colegio.

Como médico de familia, he visto de primera mano las consecuencias a largo plazo. Ese chico de 15 años parecía muy contento gastando su tiempo libre en lo que le apetecía. Pero 18 años más tarde, a la edad de 33, tiene una sensación creciente de que la vida debería ser algo más que videojuegos y masturbación. Vive en casa con sus padres trabajando a tiempo parcial en un empleo sin futuro. Y estalla de rabia, a menudo rabia contra sus propios padres, por razones que intenta expresar con palabras, palabras que podrían ser: ¿por qué no me educasteis para ser algo más que esto?
 
No sirve de nada dejar que los niños hagan lo que deseen a no ser que antes hayas educado sus deseos. La primera tarea del padre es educar los deseos de su hijo: inculcarles el deseo de algo más elevado y mejor que los videojuegos o la pornografía o las redes sociales, ya lo encontremos en la ciencia, en la música, en el arte, en la naturaleza o en la religión. El trabajo ganador en el Science Talent Search de este año fue: MicroARN-124a exosomático: Innovadora reparación translacional de astrocitos en la astrogliosis reactiva in vitro, presentado por Indrani Das, cuyos padres llegaron a Estados Unidos como inmigrantes desde Calcuta (India). Dudo de que la señorita Das disfrutase estudiando reparación por astrocitos cuando era pequeña. Sospecho que sus padres educaron sus deseos.


Indrani Das, junto con sus orgullosos padres, inmigrantes de Calcuta.

Como padre, lucho diariamente contra la cultura del “Yo solo quiero que ella sea feliz”. Cada noche, le leo a mi hija de diez años de libros escritos por personas que murieron hace tiempo, intentando inculcar en ella el deseo de algo más sustancial y más duradero que Snapchat e Instagram. Me anima el ejemplo de otros padres que han tenido éxito en esta tarea.


En El colapso de la autoridad, Leonard Sax retrata algunos problemas de la educación de niños y adolescentes hoy y aporta soluciones basadas en cientos de entrevistas con padres, hijos y educadores en todo el mundo.

¡Apaga las pantallas! No dejes que a tu hija o hijo le preocupe haberse perdido el último tuit o snap. Al contrario, coge a tu hijo y sal a dar un paseo al bosque, o id juntos a un concierto, o visita un museo. No persigas la felicidad como un fin en sí misma. Persigue el arte, la música, el conocimiento, o la visión de ese precioso jilguero de cuerpo amarillo que anida cerca de casa. Y enseña a tu hijo a actuar así. Verás que la felicidad llega, espontánea e inesperada. Y ¿quién sabe? Tu hijo podría incluso ganar un premio de ciencias.

Traducción de Carmelo López-Arias.
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
6 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ANGEL
13/06/2017
Ángel.
Me parece bien ... pero se queda más que corto. Mientras no pongas a Dios en el centro de tu vida, de tu familia, de la vida de tus hijos, serán unos infelices, con mayor o menor cultura, con redes sociales o sin ellas, científicos o no .... da igual.
Quién tiene a Dios lo tiene todo, ya de entrada, y quién no tiene a Dios idolatra lo que sea, hasta la misma ciencia.
Jose
12/06/2017
Jose.
Bueno, hay un problema grande a nivel nacional y hay una solución muy simple.

Claro, si los padres quieren, porque es muy fácil poner los niños a la televisión o darles las maquinitas para que se entretengan y no molesten.

Y si algún padre tiene la tentación de hacer algo por sus hijos, ahí está la televisión para dar ejemplo personal y pasar el resto de la jornada atontándose delante de ella con la mente plana.
Alonso
12/06/2017
Gracias.
Sr. Carlos. Lleva ud. razón, no basta con lamentarse.
Por aclarar, llamo ´´gentuza´´ a los lacayos del capital, procedan de derechas, de izquierdas o de centro. En el contexto de este artículo, los medios de comunicación (incluyo los libros de texto) que crecen bajo los auspicios del club de Bilderberg y de la masonería.
Apagar la televisión, fomentar el diálogo sincero, el respeto, la solidaridad, defender la vida... aportan alegría verdadera: en ella radica la solución, pero yo no sé d
Carlos Roces Felgueroso
12/06/2017
Protagonistas o víctimas del progreso.
-´´El niño, ante la sociedad en cambio´´.. Era el tema de un Congreso Europeo sobre Enseñanza, en el año 1979... Planteamos ´´¿Víctima o protagonista?´´. Ahí está la pregunta y la respuesta, hoy.
Quienes son protagonistas del Cambio, programando, diseñando y creando ... son los líderes que propician el progreso de la sociedad.
Los que son elementos pasivos, esclavos de las máquinas, víctimas del cambio .. seguirán fracasando en la vida ... lamentándose inútilmente.
Carlos Roces Felgueroso
12/06/2017
Corrupción de la comunicación?.
Alonso:¿A quién llamas gentuza? Te lamentas. Todo es triste, horrible y da asco.
¿Qué solución propones?
Alonso
12/06/2017
Corrupción de la comunicación.
Es horrible el ataque masivo que desarrollan los medios de comunicación, encabezados por la televisión. Es triste la abdicación de periodistas frente a la mentira y la manipulación, de la universidad en la formación de las personas, y lo que hacen es deformar y destruir las bases morales en la que se sustenta cualquier sociedad. Es triste y un asco, que solo mueve a la indignidad y a los malos sentimientos, de desprecio y de verguenza. Todo vale en tanto la verdad se oculte. Gentuza.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS