Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Martes, 27 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Mundo
Mártires modernos en la Isla Tiberina

Las víctimas del comunismo camboyano, en Roma con los otros mártires del siglo XX

En la Isla Tiberina, la Comunidad de San Egidio acoge las reliquias de los mártires del pasado siglo; ahora, también, los del comunismo de Pol Pot.

OMP / ReL

30 septiembre 2010

Las víctimas del comunismo camboyano, en Roma con los otros mártires del siglo XX
Calaveras en el campo de exterminio Choeung Ek en Phnom Penh, capital de Camboya.
La Isla Tiberina de Roma es un lugar especial, asociado con la sanación y curación desde que en el 293 a.C. los romanos construyeran aquí un templo dedicado a Esculapio, dios de la medicina. Incluso hoy hay en la parte alta de esta isla en el Tíber un prestigioso hospital de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

Pero también aquí se lleva a cabo otro tipo de sanación: el del recuerdo del muy ensangrentado siglo XX, cien años durante los que la sangre de cristianos enrojeció la tierra en numerosa persecuciones. Para recordar a los mártires del siglo de la tecnología destructiva y las ideologías sin Dios existe un "Memorial Permanente de los Mártires del Siglo XX" en la Basílica de San Bartolomeo, confiada desde 1993 a la Comunidad de San Egidio.

Hace unos días, Olivier Schmitthaeusler, obispo auxiliar de Phnom Penh, Camboya, presidió en San Bartolomeo una ceremonia en recuerdo del obispo camboyano mártir Joseph Chhmar Salas, antecesor suyo en Phnom Penhg, que murió en septiembre de 1977 durante el genocidio que llevaron a cabo los jemeres rojos.

Si el comunismo en todo el mundo persiguió a los cristianos, en Camboya fue más cruel y sistemático, ya que asociaba cristianismo con educación, clases medias, occidentalización, alfabetización y burguesía: todo lo contrario a  la sociedad pura, agraria y de paraíso rural que predicaba. Durante el régimen de los jemeres rojos, que se calcula que causó la muerte de más de un millón setecientas mil personas, cualquier tipo de culto estaba prohibido y castigado con la muerte. Todas las iglesias, los conventos y los cementerios fueron sistemáticamente derribados. Tras 1979, con la liberación de los jemeres rojos, el recuerdo de la fe de monseñor Salas y de los demás mártires ha acompañado el renacimiento de la Iglesia.
Fotos de víctimas del genocidio comunista camboyanoEl obispo Schmittaeusler entregó a la Comunidad de San Egidio un fragmento de la cama de madera sobre la que, durante su deportación, el obispo asesinado celebraba clandestinamente la liturgia. El fragmento fue colocado en el altar donde se guardan los recuerdos de los mártires y testigos de la fe de Asia y Oceanía.

En el Memorial de los Nuevos Mártires se recogen las memorias y reliquias de muchos testigos del cruelísimo siglo XX, entre ellos el obispo mártir Óscar Romero, el cardenal Posadas, asesinado por narcotraficantes en el aeropuerto de Guadalajara, en México, el pastor evangélico Paul Schneider y el campesino Franz Jägerstätter, opositores del nazismo.
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
7 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ivri
01/10/2010
UUUUUUUUUUUUUUUUUU estoy maravillado con su saber.
La soberbia intelectual de querer estar sobre los demas y apabullarles con datos, algunos de ellos inexactos y desviando opinar sobre otros que quedan en el silencio de los debates ( por ejemplo, que hacemos con las victimas causadas por la religion), es una treta muy antigua Maria de Betania, pero que se le va ha hacer y de la cultura como de la religion cada uno puede hacer decir a los textos del pasado lo que le conviene para el futuro. I los palabras del lenguaje cambian y se van adaptando a nuevas situaciones que la vida crea. Nada hay fijo, excepto la mente que los utiliza. Encantado con su leccion, nos ha dejado a todos con la boca abierta, asi hoy dormira a pierna suelta. Plas plas plas Gracias
María de Betanía
30/09/2010
Me parece que no.
Los mártires del nazismo no fueron asesinados por la izquierda política, digo yo. Los Testigos de Jehova que fueron enviados a los campos de exterminio con un triángulo púrpura cosido en la ropa dicen en su página web: ´´los judíos fueron víctimas, nosotros mártires´´. Y tienen razón. Un judío no tenía salvación pero el testigo de Jehova sólo tenía que firmar un papel adjurando de su fe y salía del campo. Los cristianos pakistaníes, coreanos o chinos son perseguidos por su fe, si dejan su fe cesa la persecución. Es decir, en el mártir hay una cierta voluntariedad que en la simple víctima no se da. En cuanto a esa acusación de que el martirio está asociado al Cristianismo pues, naturalmente, como la revolución al marxismo. La primera revolución fue la francesa que ya llevaba el germen de las demás y en el siglo XX todos los revolucionarios han sido de izquierdas, es más si el movimiento es de derecha se llama contrarrevolución: así la Revolución Mexicana y la Contrarrevolución Cristera, hecha en ocasiones por las mismas personas pero con ideas contrarias. Las palabras sirven para definir las cosas, no se trata de elevar al mártir sobre la víctima o al revolucionarios sobre el contrarrevolucionario, sencillamente son cosas distintas.
ivri
30/09/2010
De cacao a cacao total cola cao.
Maria de Betania de tanto querer aclarar a los demas, tu ha veces llevas la disquisicion y distincion tan lejos que eres capaz de decir lo uno y lo contrario a la vez con tal de tener razon, o sea que el cacao mental lo tenemos repartido. Victimas son todos, martires los que son testigos de algo, asi que quienes sean testigos libres y conscientes de algo seran martires de ese algo o Alguien, si hablamos de cristianos y los que no, no, A ver si sabemos leer y no tanta prisa en responder. Y lo que mas me sorprende es que solo son martires los muertos por izquierdas politicas, nunca los que hace la religion cristiana, que nunca deberia haber elegido este camino. Que yo sepa sigue a un martir, no a un verdugo.Gracias
cleto
30/09/2010
El fracaso de una utopía.

Acaba de salir un libro titulado ´´El fracaso de una utopía´´, de Fernando Paz -no recuerdo la editorial.

Habla de todos estos asuntos en la URSS, China y Camboya. Trata el asunto por temas, y por lo poco que he leído es bastante impactante (y espeluznante).
María de Betania
30/09/2010
Respuesta a Antonio.
ivri: Según tú la Iglesia Católica debería reconocer como mártires hasta a Bujarin y a Troksky por el mero hecho de que los matara Stalin. Confundes a víctimas con mártires y, dado el cacao mental de muchos que aparecen por aquí, no me sorprende nada.
Antonio: Las iglesias cristianas reconocen el martirio, por ejemplo en la abadía anglicana de Westminster se pueden ver las efigies de diez mártires del siglo XX y uno de ellos es monseñor Oscar Romero. Otra cosa es la santidad, los protestantes no tiene santos, los católicos sí. El martirio es común siempre que sea martirio por la fe, por supuesto, de tal manera el pastor Schneider es considerado mártir también por los católicos pero estos no tienen autoridad para santificarlo y los luteranos no lo harán porque no está dentro de sus usos. La Iglesia Católica cree en el libre albedrío, por lo tanto en la responsabilidad, de ahí que se considere santos a aquellos que actúan positivamente; las iglesias protestantes, sobre todo los luteranos, no creen en las obras sino únicamente en la fe, por lo tanto no consideran que deba considerarse santos a quellos que obran bien. Todos somos pecadores y salvados por la fe, las obras personales no deben ser recompensadas. En la Alemania del III Reich el número de católicos muertos supera con mucho el de los luteranos, a pesar de que la proporción entonces en Alemania era 1/3 y 2/3, ya que el Catolicismo incita a oponerse al mal mediante la acción personal mucho más que el Luteranismo.
ivri
30/09/2010
Menos faroles, que no esta el horno para bollos.
Me parece muy bien este reconocimiento. Pero deberian tambien tener reliquias de los martires que produjo la Santa Inquisicion en todos los paises y los caidos en las guerras papales que se organizaron durante cruzadas y la guerra de los 30 años que asolo Europa, asi como de todas las victimas de dictaduras fascistas modernas, apoyadas por la jerarquia catolica, asi seriamos mas creibles los catolicos. Solo de una parte martires es un poco barrer para casa siempre. Y martir es todo aquel que muere por lo que cree o no. Martir significa testigo y testigos hay de muchas verdades, tantas como personas las profesan y a nadie se le puede negar este titulo a no ser que los martires solo sean victimas y en ese caso todos serian testigos o solo victimas
María de Betania
30/09/2010
Pequeños datos biográficos.
Paul Schneider: luterano de la Iglesia Confesional que fue deportado al campo de concentración de Buchenwald. Allí predicaba la palabra de Dios en cualquier ocasión que se le presentase, lo que le valió el apodo de ´´El predicador de Buchenwald´´. No pudiendo hacerle callar los nazis lo intentaron todo, lo golpeaban hasta hacerle perder el sentido pero él no cejaba, hasta que decidieron poner fin a su vida con una inyección letal.
Franz Jgersttter: Católico, sacristán y campesino austriaco. Se negó a hacer el juramento a Hitler y a luchar en su ejército por objeción de conciencia. Fue juzgado por alta traición y ejecutado.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS