Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 22 de julio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia
Joseph Kurtz, ferviente militante provida

La emotiva y divertida relación del jefe de los obispos de EEUU con su hermano síndrome de Down

La emotiva y divertida relación del jefe de los obispos de EEUU con su hermano síndrome de Down
El arzobispo Joseph E. Kurtz con unos franciscanos

Javier Lozano / ReL

1 diciembre 2013

Recientemente ha sido elegido como presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, Joseph E. Kurtz, arzobispo de Lousiville.  De esta manera ha sustituido al carismático y mediático cardenal arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan. Tras su elección, se destacó de este arzobispo de 67 años su experiencia en bioética y su profunda implicación en la causa provida. Un obispo con olor a oveja, como diría el Papa, un obispo que no se queda en su despacho sino que se patea la calle.

De hecho, una de las imágenes más llamativas de monseñor Kurtz que se expandió tras llegar a la presidencia de los obispos estadounidenses fue en la que aparece de rodillas y rezando el Rosario frente una clínica abortista como un militante provida más.

Una historia personal con mucho transfondo
Quizás su historia personal haya sido un acicate más para que este obispo haya puesto en la primera fila de sus prioridades la lucha provida. Y es que Joseph Kurtz tiene un hermano menor con síndrome de Down, un hermano que le dio un sinfín de alegrías tanto a él como a toda la gente cercana al arzobispo.

El mismo Kurtz recordaba en 2012 un artículo que él mismo escribió en Catholic Digest en 1990 en el que relataba está bonita historia titulándola ‘La alegría de Georgie’, en la que recordaba a su hermano, que falleció en 2002 a los 48 años.

Cuando falleció la madre de ambos, los hermanos decidieron que fuera Joseph el que se hiciera cargo de Georgie por lo que éste se lo llevó a la parroquia en la que estaba destinado en Pensilvania. Pronto, el risueño Georgie revolucionó toda la parroquia.

La luz de su hermano Georgie
Contaba el propio Kurtz en el artículo que “en la casa parroquial, Georgie ha contribuido de muchas maneras, es un constructor de comunidad por excelencia”. Y es que, recuerda que “no habían pasado dos semanas antes de que ya hubiera puesto apodo”  a cada una de las personas que trabajaban en la parroquia.

Por ello, el actual presidente de los obispos de EEUU afirmaba que al igual que “en el Antiguo Testamento, Dios le dio a Abraham un nuevo nombre para reclamarlo como suyo, así Georgie nos reivindicó rápidamente como parte de su familia”.

De este modo, pronto todos se percataron del rayo de luz que representaba Georgie en sus vidas. “A través de un ‘boo’, un abrazo juguetón de vez en cuando o de una palmadita en la espalda, Georgie trajo a la parroquia una felicidad que se hizo contagiosa. Se convirtió en un compañero de trabajo”, indicaba entonces Joseph Kurtz.

“Un tiempo para disfrutar”
Hasta tal punto llegó su aportación a la parroquia que cuando anunció que se iba  una semana de vacaciones con una de sus hermanas todos se pusieron en pie de guerra preguntándose qué iban a hacer durante esos días.

“Ha sido un tiempo para detenerse, hacer un pausa y disfrutar”. En su opinión, “Georgie sabía lo que acabábamos de descubrir poco a poco, que era que cuidaba de mí y de tantos otros”. Es decir, el chico que venía a ser cuidado por su hermano era el que verdaderamente cuidaba al resto, pues su espíritu iluminaba a todo el que estuviera cerca.

Por ello, Kurtz cuenta una anécdota que resume a la perfección la capacidad de Georgie para no dejar de sorprender. En el artículo publicado en 1990 decía: “Hace poco, después de celebrar la Santa Misa por nuestra querida madre debí mirar cabizbajo hacia él. Me dio una palmadita en la espalda y me dijo: ‘no te preocupes, mamá está en el cielo. Me tienes a mí’ . Dar y recibir son dos caras de la misma moneda. No puede darse una sin la otra. En el caso de la relación con mi hermano, puedo decir que recibí mucho más de él que lo que dí”.

“Dios nos llama a ser dadores y receptores”
Georgie fue dejando un recuerdo imborrable allá donde fue. Incluso cuando fue nombrado obispo de Knoxville, Kurtz se lo llevó al obispado donde igualmente revolucionó la vida de todos hasta que falleció en 2002. Por ello, a los diez años de su muerte, su hermano no podía otra cosa que recordarle y contar todo lo que le ha aportado en su vida y en su fe. “Esta es la naturaleza de la comunidad cristiana. El amor de Cristo nos llama a todos a ser buenos dadores y receptores y así amar”.

Conociendo esta historia vital del nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Estadounidense no extraña su férrea defensa del niño por nacer y su lucha contra el aborto y la eliminación de los niños con síndrome de Down. Él más que nadie saben de todo lo que pueden aportar y la luz que pueden irradiar en un mundo que necesita salir de las tinieblas.

Por ello, ahora se entiende mejor que Kurtz haya luchado y conseguido que el Vaticano aprobase en marzo de 2012 una serie de bendiciones oficiales para los niños por nacer y tituladas “Bendiciones para el Niño en el seno materno”. El propio arzobispo las presentaba como “una forma muy tangible de testimoniar pastoral y sacramentalmente la vida del niño por nacer”.

Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
6 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

María Olimpia de Obaldía
04/12/2013
GRACIAS, ANTONIO.
Antonio Fernández, me sacó una sonrisa en medio de tanto papeleo en la oficina. Muchas gracias por compartir esas anécdotas tan edificantes por tiernas. Y, aunque es cierto que la vida de una persona no depende ni de su carácter ni de su condición, no es menos cierto que historias como estas hacen ver que tampoco ciertas condiciones significan poca calidad en la vida de los demás.
Antonio Fernández-Martos Bermúdez-Cañete
02/12/2013
Mi nieta rocío.
Mi nieta down Rocío de 5 años evangeliza sin parar. Por ejemplo:
En la iglesia se arrodilla delante de un gran crucifijo, se persigna, luego hace como que reza y le besa los pies.Luego va un feligrés y le dice ´´ le toca´´
Por la calle de la mano de su madre pasa delante de un pobre sentado en la acera. Se suelta y con los brazos abiertos corre al pobre gritando ´´ beso, beso´´. Esto lo repitió dos veces. Al final el pobre se levantó llorando y le dió un caramelo.
A una monjita que se marcó los pasos del Vito cordobés le dijo: ´´ Bailar no, rezar´´
Es la sonrisa de Dios en la Tierra
Carlos
02/12/2013
De acuerdo, pero....
Bordes, los hay, sí, pero proporcionalmente he conocido más personas ´´normales´´ bordes que afectados por el síndrome. Todo depende de cómo se les eduque. Estoy de acuerdo en que no se puede hacer depender la dignidad de nadie de su simpatía, inteligencia o perímetro torácico, pero la idea de estos testimonios es, supongo, animar a la mamá que acaba de recibir la noticia de que su hijo ha nacido con este síndrome, o, más aún, puede nacer con él, para darle la vuelta a la tortilla, mandar a paseo a la sociedad ´´bienpensante-progresista-avanzada´´ y empezar a disfrutar de la persona que le puede hacer muy, muy feliz.
Elena
02/12/2013
Recomendación.
Les recomiendo La Comunidad de Jean Vernier. Es sobre la Comunidad del Arca que integra a discapacitados en los grupos.
mjbo
01/12/2013
Qué bonito....
Esto es una demostración de que Dios sigue creando, y con el apoyo humano la vida puede ser hermosa y útil: Hasta en aquellas circunstancias que parece imposible...
Manuel Morillo
01/12/2013
Un testimonio precioso pero no la razón para no asesinar downs.
El testimonio del obispo es hermoso.

Pero no hay que dejar nacer a los Downs porque sean simpáticos o no o porque repartan mucho amor

Aunque fueran unos bordes (que muchos lo son) su derecho a la vida se basa en la dignidad intrínsica como seres humanos y por ello hijos de Dios

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS