Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Lunes, 25 de mayo de 2015 | 13:03 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Inicio / Blog
Actualizado 13 diciembre 2013

La alegría del Evangelio

 

La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús (Papa Francisco)

La exhortación apostólica del Papa Francisco se ha visto como un documento programático. Algunos, con una visión parcial, se han quedado en aquellos aspectos más mediáticos, como la tan traída y llevada “reforma”. Otros, haciendo una lectura política de la exhortación, han acusado al Papa de ser filomarxista, por la condena que hace de una sociedad de bienestar que mantiene las desigualdades sociales.

Quienes así piensan se quedan en la superficie, además de hacer lecturas sesgadas. Olvidan cuestiones que están en el centro del mensaje evangélico y que fundamentan todo lo que el Papa afirma.

¿Qué cuestiones son estas? Algunas, pensadas a vuela pluma, podrían ser las siguientes. En primer lugar, como el mismo título indica, la alegría que brota del encuentro con el Señor y cambia la vida. Esa alegría trasforma al creyente y se trasmite.

En segundo lugar, la necesidad de conversión, o como dice el Papa, renovar la alegría. Todos corremos el riesgo de caer en el individualismo, el consumismo, y tantas y tantas cosas que llenan el corazón y nos impiden amar a Dios.

Después, consecuencia de lo anterior, la misión y/o evangelización (no voy a entrar en discusiones terminológicas). Todos los bautizados estamos llamados a anunciar a Jesucristo. No hay excusas. Nadie puede decir: ‘eso no va conmigo’. Y son tantas y tan diversas las formas de hablar de Dios. Primero con el propio testimonio de la vida; las devociones populares; la catequesis; el encuentro con amigos, vecinos, familiares… Y siempre y en todo momento el gran testimonio de la caridad.

Así la Iglesia, cada bautizado, está obligado a salir de sí misma. El centro y el punto de partida está en Cristo. La misión de los apóstoles y demás discípulos, también la tuya y la mía, es continuar, por la acción del Espíritu Santo, la misma misión de Jesús. Y mediante la actuación de los bautizados, se trasforma la sociedad y el mundo, y se hace presente el Reino de Dios.

La alegría del Evangelio que llena la vida de la comunidad de los discípulos es una alegría misionera. La experimentan los setenta y dos discípulos, que regresan de la misión llenos de gozo (cf. Lc 10,17). La vive Jesús, que se estremece de gozo en el Espíritu Santo y alaba al Padre porque su revelación alcanza a los pobres y pequeñitos (cf. Lc 10,21). La sienten llenos de admiración los primeros que se convierten al escuchar predicar a los Apóstoles “cada uno en su propia lengua” (Hch 2,6) en Pentecostés. Esa alegría es un signo de que el Evangelio ha sido anunciado y está dando fruto. Pero siempre tiene la dinámica del éxodo y del don, del salir de sí, del caminar y sembrar siempre de nuevo, siempre más allá[1].



[1] Evangelii Gaudium, 21.

Volver arriba
Vídeo destacado de hoy

«Sin Cristo, Caritas desaparece»

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:

Compartenos en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |  imprimir Imprimir  |  corregir Corregir  |  enviar Enviar  |   Comentar 0
Comentar
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Andrés Martínez Esteban
Andrés Martínez Esteban es sacerdote de la Diócesis de Madrid desde 1997. Ha trabajado en varias parroquias y actualmente es Director del Archivo Diocesano de Madrid y Profesor de Historia de la Iglesia en la Universidad Eclesiástica "San Dámaso". Lleva la coordinación de la formación permanente de los sacerdotes en Madrid.

Andrés Martínez Esteban, consideracionessinimportancia@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Consideraciones sin importancia, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

OCTUBRE 2014 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (4 artículos)

MAYO 2014 (4 artículos)

ABRIL 2014 (2 artículos)

MARZO 2014 (4 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (5 artículos)

DICIEMBRE 2013 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (5 artículos)

OCTUBRE 2013 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

JULIO 2013 (3 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (5 artículos)

ABRIL 2013 (4 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (5 artículos)

ENERO 2013 (4 artículos)

DICIEMBRE 2012 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (5 artículos)

OCTUBRE 2012 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (5 artículos)

ABRIL 2012 (6 artículos)

MARZO 2012 (2 artículos)

Lo más leído

1 Las 5 cosas que hubiera agradecido que alguien me explicara antes de casarme
2 Sobrevivió a un aborto mediante solución salina con siete meses de gestación, y ¡120 horas luchando!
3 ¿Quieres cambiar el mundo? Éste «decálogo del amor» te ayudará a transformar tu corazón y lo cercano
4 Las ursulinas encontraron en su puerta, sentada, a una joven con la cabeza vendada y una historia
5 Francisco, entrevistado en español, denuncia que la prensa toma sus palabras y las descontextualiza
6 O monjas o mitineras: a elegir, hermanas
7 Obispo, sacerdotes, diáconos, religiosos, seminaristas y miles de laicos marchan por la paz
8 De ese fraile español que fue el primero en enseñar a hablar a los sordos: Fr. Pedro Ponce de León
9 Muere el fundador de las aerolíneas Emirates, la séptima del mundo, un emprendedor muy católico
10 Hoy el reto del Amor es pedirle a Cristo que encienda tu mecha
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal RSS
Quiénes Somos | Contacto | Tel: 91 594 09 22 | Publicidad |  Suscríbete a ReL | Regala ReL | Difúndenos | Haga de ReL su página de inicio | Mapa del sitio | 
AYUDA A REL
Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies |