Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 19 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Cultura
Una visión de Dios y del mundo

Gustave Thibon: las confidencias íntimas de uno de los grandes pensadores católicos del siglo XX

Muy leído también en España, la revista francesa Famille Chrétienne le reivindica en la portada de su último número.

C.L. / ReL

13 mayo 2012

Gustave Thibon: las confidencias íntimas de uno de los grandes pensadores católicos del siglo XX
Gustave Thibon.
Sorprendentemente para un autor que, nacido en 1903, murió en 2001, Gustave Thibon ocupa la portada del último número de la revista Famille Chrétienne, la más influyente de Francia en el ámbito católico.

La razón es la próxima llegada a las librerías galas de varias de sus obras en nuevas ediciones. Pero lo que da actualidad permanente a este autor es la influencia de su pensamiento más allá de su propia generación, que recuerda el fecundo encuentro de Thibon con la escritora Simone Weil (1909-1943) como una raíz fructífera para la intelectualidad cristiana en el siglo XX.

Thibon ha sido muy publicado y leído en España: Sobre el amor humano (El Buey Mudo) es, con diferencia, la de mayor difusión desde los años sesenta (cuando la editó Rialp), pero ya en este siglo la editorial Belacqva publicó Una mirada ciega hacia la luz o El equilibrio y la armonía.

Como homenaje a Thibon, Famille Chrétienne reproduce la entrevista a fondo que le hizo en 1993, con ocasión de su nonagésimo cumpleaños, y de la cual recogemos algunas respuestas.


-¿Cuál es su ideal de felicidad terrenal?
- Saber acogerlo todo sin retener nada.

-¿Cuál es su santo preferido?
- San Juan de la Cruz. El Doctor de la noche, el más extremista de todos los santos, con quien Nietzsche se habría entendido bien. Soy realista porque defiendo los "medios de apoyo": sé que un Dios sin Iglesia es el principio de una Iglesia sin Dios. Pero soy extremista por mi atracción por la teología negativa, la mística de la noche, el "Dios sin base ni apoyo", que era el de San Juan de la Cruz y el mío hoy.

-¿En qué siglo le habría gustado vivir?
- En el siglo XII, el más libre de los siglos, el de la unidad de Europa, cultural y espiritual. También me habría gustado el siglo XVIII, por su finura de espíritu.

- ¿Cuál es su ocupación preferida?

- Caminar por la naturaleza. "Sólo se puede pensar sentado", escribía Flaubert, a quien contestó Nietzsche: "Las grandes ideas llegan caminando".

- ¿Cuál es el principal rasgo de su carácter?
- La docilidad. Siempre me he dejado llevar: por los hombres, por las mujeres, por las circunstancias. Prefiero obedecer a mandar, que me conduzcan la vida y sus azares, que son el camino que Dios toma cuando quiere pasar de incógnito.

-¿Cuál es vuestro sueño de felicidad?
- La felicidad no se sueña. Está en todas partes, a condición de acogerlo todo como don de Dios.

- ¿Cuál es su pasaje favorito del Evangelio?
- "Padre, ¿por qué me has abandonado?". Ese grito me conmueve mucho hoy. Sobre la Cruz, Dios desespera de sí mismo, y, si se me permite decirlo, muere ateo. Creo, con Chesterton, que "nuestra religión es la buena porque es la única en la que Dios ha sido ateo por un momento". Amo a ese Cristo en agonía, el Varón de Dolores, Dios infinitamente débil, Dios abandonado por Dios. También aprecio mucho el pasaje de la mujer adúltera. Dios es a la vez exigencia infinita e indulgencia infinita. Él nos perdonará lo que nosotros no nos atrevemos a perdonarnos a nosotros mismos. Amo las historias de misericoria. Cuando se envejece, uno se hace más indulgente con los demás.

- ¿Como definiría el infierno?
- Como Simone Weil: "Creerse en el Paraíso por error".

- ¿Y la muerte?
- Como Gabriel Marcel: el "exilio absoluto", un salto vertiginoso que no quiero imaginar. No hay que robarle su virginidad, quitarle el encanto a ese retorno a la patria. Porque nuestra vida es un exilio. Quedaremos estupefactos cuando veamos las líneas curvas con las que Dios ha escrito, hasta qué punto el bien y el mal se entrelazan. Creo en la solidaridad del bien y del mal, de la paja y el grano. A veces hay virtudes que nos pierden y pecados que nos salvan, por por sí mismos, sino por resurgimiento. Hay momentos en los que hay que arrepentirse de las virtudes tanto como de los pecados.

-¿Vuestra oración preferida?
- La Salve: María, donde la misericordia desarma a la justicia.

- ¿Su verso favorito?
- "Ella miraba hacia arriba, y yo a ella": Dante, viendo el reflejo de Dios en la mirada de Beatriz, ya salvada.

- ¿Qué detesta por encima de todo?
- La envidia, ese vicio que nadie confiesa. Todo el mundo es envidioso, más o menos, pero nadie lo confiesa porque sería reconocerse inferior. Preferimos confesar los pecados por exceso: la gula, la lujuria...

- ¿Cuál es el gran mal de nuestra época?
- Exigir para nuestro tiempo las promesas de la eternidad. Simone Weil -el gran encuentro de mi vida- lo decía: "Dios y el hombre son como dos amantes que se equivocan sobre el lugar de la cita; el hombre espera a Dios en el tiempo, y Dios espera al hombre en la eternidad".

- ¿La virtud más necesaria hoy?

- La reacción contra el conformismo que se oculta bajo la máscara de la libertad. Asistimos a una curiosa inversión del respeto humano. Esta época que provoca las guerras más sangrientas en nombre de la libertad constituye un escándalo único en la historia. Dado el grado de moralidad teórica del siglo XX, tales horrores no deberían ser posibles. Nuestro tiempo es, más que ningún otro, el tiempo del fariseísmo y de la hipocresía: es el reino de las verdades cristianas que se han vuelto locas que decía Chesterton.

- ¿Cómo se definiría usted?
- Un anarquista conservador. Conservador en relación a la tradición, anarquista en relación a las modas e ídolos del siglo. La marginalidad me ha permitido escapar a la glorisa y a las condecoraciones.

- ¿Qué hecho militar admira más?
- La batalla de Lepanto.

- ¿Qué es lo que más le sorprende?
- La debilidad de Dios: ver hasta qué punto Dios está desarmado. Ha hecho depender lo más alto de lo más bajo. Lo superior depende de lo inferior, pero al revés no es así. Dios necesita al hombre, pero el hombre pasa totalmente de Dios, se ha hecho esclavo de las causas segundas.

- ¿Su palabra de amor preferida?
- "Ti voglio bene", "Te quiero" en italiano, porque significa "Te deseo el bien". Amar a otro es decirle: "Tú no morirás". En cuanto al amor, me gusta la desmesura, ese "lo he escogido todo" de Santa Teresita del Niño Jesús. O esa frase de un campesino, vecino mío, sobre su mujer amada: "Cuando la miro, ya no la veo". El amor humano es la sed del infinito aplicada a lo finito. Los grandes momentos del amor humano son de llamada, más que de plenitud.

- ¿Su definición del hombre casado?
- Quien, en la resaca, mantiene las promesas de la borrachera. Mi experiencia me ha enseñado que uno no se casa sólo porque ama, sino para amar.

- ¿Cuál será su epitafio?
- "Adieu, à Dieu": "Adiós, me voy con Dios".

- ¿Y sus últimas palabras?
- Señor, pongo mi alma en tus manos. También me gustan las últimas palabras de la última carta de mi amiga Marie Noël: "Me duermo en Dios". Ella había perdido el Dios de su infancia y lo descubrió en una noche sin estrellas. Al final de ese "combate desesperado por salvar a Dios", constató que "Dios no es un lugar tranquilo".

Pinche aquí para leer el texto completo de la entrevista (en francés).
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
20 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Emeth
16/05/2012
Yo nunca hablé de Carlos Marx, no me cae mal, pero no lo he citado. Lo tomo como economista..
Probablemente no me refiero a ti, pero el Cristianismo y más el Catolicismo ha ido tomando de aquí y de allá todo tipo de creencias originarias del medio oriente-occidente greco-romano. Es Monoteísmo Trinitario con hombre-Dios Misterio de la salvación Vírgenes que se aparecen para dar mensajes apocalípticos y lacrimosos, visionarias que completan las escrituras, milagros sorprendentes, demonios, exorcistas, jefe religioso divinizado, fetiches o reliquias... etc. Los que estamos dentro no nos damos cuenta pero cuando te piden que reflexiones llegas a la conclusión de lo variopinto de nuestras creencias y lo normal de la enorme variedad de cristianismos y catolicismos. Es tan humano, tan a ras de suelo, que tanto la ciencia, como la moderna teología trascienden el corpus de creencias de los cristianos tridentinos.
Maria de Betanía
16/05/2012
No lo entiendo.
El naturalismo es trascendente, dices, es decir que Aristóteles-ahora ya no es Marx-es más trascente que el Cristianismo. No entiendo esta tesis.
mare.cheva@gmail.com
16/05/2012
????.
¿En qué sentido?
Emeth
16/05/2012
Para un creyente que considera que Dios no conculca las leyes que regulan la evolución de su.
creatura puestas por El mismo no es difícil entender al ateo que no sea supersticioso o dado a lo maravilloso. Pueden unos y otros ser deudos del naturalismo griego de Aristóteles. El naturalismo va más allá del sobrenaturalismo, es decir lo trasciende.
María de Betania
16/05/2012
Trasciende la idea de Dios no lo que hae es pasar olímpicamente de ella.
Entiendo: a) Que la fe es un regalo de Dios como un obsequio razonable de la razón. b) Que el ateo, por no tener fe, hace un esfuerzo meritorio y solitario para buscar la trascendencia.
Es decir que Kaganovich, Troksky, Bukharin y demás se pasaron la vida, entre purga y purga, buscando la trascendencia a través del Partido Comunista. En cuanto a Marx, era materialista convencido, por lo tanto la trascendencia le traía sin cuidado, a menos que en tus retorcidos argumentos la palabra trascendencia tenga algún significado oculto que dure lo que la vida humana.
No tengo nada que objetar al argumento a) siempre que no pienses que el regalo de la fe es el de Santa Rita, ya sabes: ´´Santa Rita, Rita, Rita, lo que se da no se quita´´ porque es un regalo que se puede perder,por lo que los creyentes no somos pánfilos ni los ateos buscan las trascendencia antes de desayunar. Unos la buscan y otros no y Marx no dejó ningún rastro de esa búsqueda entre lo mucho que escribió en la Biblioteca Británica. A no ser que te refieras a la superfamosa frase: ´´La religión es el opio del pueblo´´ que le suelen atribuir.
Emeth
15/05/2012
Puestos a hablar podemos decir que el ateo transciende la idea de Dios. Ya que la idea primaria.
e inmediata es la creencia en Dios. El esfuerzo de elevación, de transcender será el del ateo. Sin embargo la Fe es un regalo de Dios al que correspondemos, somos libres, aceptándola como un obsequio razonable de la razón. Nada de comulgar con ruedas de molino. Pero, repito, la Fe es un regalo. Creo que hay a quienes Carlos Marx les resultaba un profeta (equivalente a los bíblicos) y, en cierto sentido, no es una locura considerarlo.
María de Betania
15/05/2012
¿Cómo Marx, por ejemplo?.
Un ateo sólo puede ser místico si no es materialista y, en ese caso, está abierto a la trascendencia; si se abre a la trascendencia la definición de ateo empieza a caerle mal. Para eso el más representativo es el maestro Eckart.
Emeth
15/05/2012
Trataba de percibir la enjundia de las afirmaciones de Gustavo, reflexionando acerca de lo peculiar .
de las vivencias místicas. Por su actualidad, sencillez y gran nivel emotivo pensé en Teresa de Calcuta. Uso su nombre común para que quien no tenga suficiente curiosidad no se complique la vida. Mucho más complejos y reveladores serían nuestros místicos clásicos y, cómo no, Edith Stein. Esa antinomia ateo, místico no lo es tanto.
María de Betania
14/05/2012
A ver si encuentras lo que buscas, pero por ese camino dudo que así sea.
Vamos, isa, ese es un asunto más que comentado, y, además, aumentado y regodeado por todos y, por mucha que fuera su noche oscura, llevaba años llamándose Teresa de Calcuta. De lo que nadie habla- salvo en estas páginas-y, si lo hacen, siempre en sentido negativo es de los que intuyeron a Dios. Pasar a los místicos a la lista de los ateos debe ser la última añagaza del ateísmo cutre. Y, desde luego, lo del poder sobre los papas y otras cosas por el estilo puede tener efectos sobre las neuronas. Yo me lo haría mirar porque ya sabes eso de degenerando, degenerando...
isaEmeth
14/05/2012
María de Betania. Nadie habla de la noche obscura de Agnes Gonxha Bojaxhiu. Sus últimos50 años..
Ni más ni menos. No se hace por el horror a aceptar, como ella pero en secreto, la ausencia de Dios. Mazoría hace gala de su poder sobre los papas, pero se ejercita con los tertulianos molaba más ´´La Balteira´´.
Mazoria
14/05/2012
Marieta.
Cuando los adultos hablan, las niñas buenas se callan. Y tu aún eres una niña, porque todavía no sabes lo que es ser mujer
María de Betania
14/05/2012
La fe oculta del ateo.
isaEmeth: En teoría una crisis de fe tiene dos direcciones: o bien el que teniendo fe duda o bien el que no teniéndola duda también. Una crisis puede suscitarse por un eclipse o por una llamarada. Generalmente hablamos de los primeros, de los segundos simplemente nos reímos, como no hace mucho pasó en estos foros.
Carla Maria
14/05/2012
Jesus es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad..
En algún sitio lei que Jesus durante toda Su Pasión a pesar de todos sus tormentos, tenía la consolación de resentir la presencia de Dios Padre que le ayudaba, a soportar misticamente sus sufrimientos, que fueron infinitamente espantosos. Resulta que en el momento en que Dios Padre se retiró de El, su martirio fue aún más terrible pues dejó de resentir el consuelo de Su Padre. Yo tampoco pienso que Jesús hubiera sido ni una fracción de segundo ateo, ya que de todos modos Jesús es tambien Dios, la segunda persona de la Santísima Trinidad, por lo tanto no podía no saber que El era Dios a pesar de sus tormentos puesto que fue para eso que El vino. Vino a sufrir para salvarnos de las penas eternas del Infierno. Vino para demostrarnos que, una vez resucitado, había una vida Eterna en el Cielo, a la que todos estamos predestinados y que el pecador se la puede jugar y condenarse eternamente si no se arrepiente y prefiere vivir y morir en pecado mortal por libre albedrío. Os recuerdo que tenemos un solo Dios, el Padre es Dios, el Hijo es Dios y el Espíritu Santo es Dios, Tres Personas distintas y un solo Dios Verdadero. Aprenderse el catecismo de memoria ayuda mucho.
Unwrider
14/05/2012
UNA REFLEXION AJENA SOBRE EL DIOS MÍO, DIOS MÍO, PORQUÉ ME HAS ABANDONADO.
Jesús ´´se hizo pecado por nosotros´´.
El pecado es o implica la ruptura del vínculo con Dios.
En el momento de su máxima agonía, ´´cargando con el peso del pecado´´ Cristo, además de aplicar las palabras y el sentido del Salmo, más que haber sido ateo, tal vez ´´sintió´´ lo que es estar en ruptura con Dios Padre.
La consecuencia del pecado, que Él estaba asumiendo es esa ruptura.
Jesús, el Cristo, más bien parece que haber sido ateo, sintió tal ruptura, tal vez inevitable como experiencia, si ´´se hizo pecado´´ por nosotros, como dijo San Pablo.

(Esto, o muy parecido, sugiere Juan Palbo II en la Encíclica Salfici Doloris)

Saludos cordiales
isaEmeth
13/05/2012
No es extraño el uso que hace de la palabra ateo alguien conocedor de las noches obscuras del alma..
Que conoce el efecto de la ausencia del Ser amado. Lo que pasa es que somos muy pacatos cuando se habla de la ´´palabra´´ ateo. Hablo de la ´´palabra´´ ya que desconocemos su profundo significado y cu8ando lo hace alguien que lo ha meditado, rumiado largamente nos escandalizamos. Antes la gente hablaba de vez en cuando de sus crisis de Fe. Ya no... ¿porqué?.
Fernando
13/05/2012
salmo .
La frase de Jesús la pronuncia para que se cumpla lo profetizado, según el Salmo 21. No tiene nigún sentido de deseperación, mucho menos de ateísmo.

Hay que entender a Thibon, expresando mediante una hipérbole una genial intuición con la cual quiere significar el sentido profundamente humano del sacrificio de Jesús.
Amalia
13/05/2012
Solo una opinión.
Difiero muchísimo de considerar a un Jesús ateo en algún instante, en su último aliento encomienda al Padre su espíritu, pero el ateísmo aquí no tiene cabida alguna.
María de Betania
13/05/2012
Pues como el Libro de Job, difícil y profundo.
Yo creo que sí, San Juan de la Cruz fue un místico, no un lógico.
isaEmeth
13/05/2012
¡Que intuición!.
...
anarico
13/05/2012
S. Juan de la Cruz.
No creo que este hombre entendiera bien a San Juan de la Cruz

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS