Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Lunes, 26 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Opinión

ETA ha ganado


Que nadie se equivoque. Mientras los etarras no entreguen las armas ni se disuelvan, todo lo que prometa esta banda de asesinos carece de valor.



Vicente Alejandro Guillamón

24 octubre 2011

ETA ha ganado, al menos, esta batalla de la propaganda electoral. Sin ofrecer nada a cambio que no haya “ofertado” en otras numerosas ocasiones anteriores con sus tristemente famosas treguas trampa, incluso “indefinidas”, ha conseguido que todos los medios informativos, absolutamente todos, le dediquen espacios y tiempos tan desmedidos, que ni el más rumboso de los partidos o de los negocios mercantiles, habría logrado jamás pasando por taquilla.

El nuevo comunicado de ETA en el que anuncia “el cese definitivo de la lucha armada” hay que entenderlo en el marco de la campaña electoral en el que todos los grupos políticos están metidos ya hasta el cuello. ETA entra en campaña apoyando a Bildu, o a su nueva franquicia llamada para esta ocasión “Amaiur”, o a la marca que venga al caso siempre sea una reproducción de Batasuna, y de paso echarle una manita al desfondado PSOE, con cuyo trato le va muy bien, para alcanzar, siquiera, dos objetivos: meter un puñado de diputados pro-etarras en el Congreso y acaso también en el Senado, y evitar que el PP logra la mayoría absoluta. De esta forma Mariano Rajoy se vería obligado a pactar constantemente con los nacionalista de todo pelaje cualquier medida legislativa que se proponga y echar el freno a toda política contundente anti terrorista que intentara emprender.

La euforia desmelenada con que los medios “progres” han saludado el comunicado de ETA, negociado y pactado con el Gobierno, según denuncia Jaime Mayor Oreja, delata el verdadero objetivo de la entrada en escena, a menos de un mes de las elecciones generales, de los asesinos de la banda etarra. Mas por mucho que aplaudan hasta con las orejas “El País”, “Público”, “El Periódico de Cataluña”, la SER y compañía, nada cambia en el fondo –en el fondo y en la superficie- la triste realidad que sufrimos, porque aquí seguimos bailando todos al son de la terrible música que imponen las pistolas y los coches bomba, aunque lleven tiempo sin matar. ¿Y por qué tendrían que seguir matando si pueden conseguir lo mismo
de Gobiernos traidores y entreguistas sin necesidad de exponer a la acción de la Justicia a sus matarifes ni aumentar su mala fama de crueles asesinos?

Estos días nos ha sido dado leer y escuchar los más disparatados y escandalosos ditirambos sobre el comunicado etarra, porque nada ha cambiado, absolutamente nada, en el panorama terrorista, ni siquiera la escenografía. Tres delincuentes –el terrorismo en un gravísimo delito- encapuchados como de costumbre al modo del Ku-Klux-Klan pero con chapela, perdonando la vida a los acollonados –como diría Luis María Anson- españolistos, poniendo condiciones totalmente inaceptables por un Estado serio y legítimo, para dejar de asesinar a quienes se les antoje y puedan. Pero de entregar las armas, ni siquiera un simbólico tirachinas, ni disolverse, nada de nada, ni una sola palabra. Muchísimo menos pedir perdón a las víctimas de su barbarie. Hasta ahí podríamos llegar. Ellos no quieren perdones ni dádivas graciosas. Ellos quieren, en todo caso, ser reconocidos como luchadores de una causa justa y loable. Y hasta ser recompensados por ello. Como sus ancestros carlistas, que al final de cada guerra pactaban la rendición integrándose quien quisiera en el ejército liberal, conservando grados y haberes alcanzados durante el “conflicto”.

Que nadie se equivoque. Mientras los etarras no entreguen las armas ni se disuelvan, todo lo que prometa esta banda de asesinos carece de valor. Sus palabras no son más que juegos florales, música celestial si no fuera tan infernal, ofertas de trueques a los vendepatrias, capaces de las mayores felonías con tal de conservar un algo de poder. En esas estamos, y el PP tendrá que andar muy despierto e hilar muy fino, si no quiere verse de nuevo desbordado o zancadilleado por un socialismo en cuyos principios, si tiene alguno, no entra el concepto de España ni los sentimientos religiosos de los españoles.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Javier López
24/10/2011
Repulsiva comparación.
Aunque el texto en general no me ha parecido mal, la comparación de la ETA con los carlistas me ha puesto los pelos de punta. Luchar virilmente por Dios, la Patria, la Corona y la tradición foral es lo mismo que pegar tiros en la nuca en nombre del socialismo y esa mentira llamada Euskadi (o Euzkadi, a gusto del consumidor).

Aunque sea cierto que muchos etarras descienden de carlistas, ello no significa que no representen concepciones del mundo total y absolutamente antagónicas. En décadas, la sociedad vasca ha cambiado muchísimo. Y para mal. Para muy mal. De cristiana, a indiferente. De española, a ferozmente antiespañola en su mayoría. De foral, a nacionalista pseudovasca. De carlista, a rojo-separatista, esto es, a proetarra.
RAFAEL
24/10/2011
DIOS DIRÁ LA ÚLTIMA PALABRA.
Ni ganado ni perdido.

Seguirá, en la legislatura del PP al que yo votaré.

Si este puede gobernar.

El PSOE preparará una escalada de conflictos, porque para eso tienen una inteligencia satánica que les delata.

La gente quiere juerga y basura, y eso es signo de los tiempos.

Es fácil llevarlos tras de la bellotas.

La técnica de comunicaciones, seguirá rigiendo las mentes de los hombres.

El ´´árbol de la ciencia del bien y del mal´´ en manos de la ética humana, es la expulsión del paraíso de Dios.

Lo que pasa es que la gente, estas cosas no se las llega a creer.

Y nuestro cristianismo, a veces, no es para tirar cohetes.

Y el que gane tendrá qu gobernar para todos.
Alejandros
24/10/2011
Ideas claras.
ETA es responsable del atentado del 11-M-2004. Lean los libros ´´la cuarta trama´´ de Jose Maria de Pablo. ´´Las mentiras del 11-M´´ de Luis del Pino. ´´11-M la Venganza´´ de Casimiro Garcia Abadillo. Y si no son capaces de decirlo, también mienten ahora.
Pero no nos engañemos, peor aun que los casi Mil muertos del terrorismo de ETA, son el Millón y medio de abortos desde que comenzó la ley. Luego quien vote al partido socialista es cómplice de dichas muertes. Y si el PP no elimina ambas leyes, también serán cómplices de asesinato los que voten a este otro partido.
España tiene un problema muy grave, dice ser católica y no es verdad. Los católicos obedecen a Dios. Asi que tanto Pepiño, como Bono, o Jáuregui, ni son católicos ni cosa que se le parezca.
Cómprense el catecismo para que ningun cura apócrifo les engañe.
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS