Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Martes, 27 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Mundo

Erbil, el último refugio de los cristianos de Irak

Ethel Bonet / ElTiempo.com

4 enero 2014

Erbil, el último refugio de los cristianos de Irak
Una cristiana caldea reza en Erbil
“En 2003 había 1,2 millones de cristianos. Hoy no sumamos más de 300.000”. La voz de Ano Jawhar Abdoka, el presidente del gobernante Partido Democrático del Kurdistán (PDK) en el distrito de Ainkawa, se llena de amargura al hablar de la situación de los cristianos en Irak.

La violencia sectaria llevó a cientos de miles de cristianos a emigrar a otros países. Los que se quedaron buscando protección en el Kurdistán. La mayoría son seguidores de la Iglesia católica Caldea, que representa al 75 por ciento de los cristianos en Irak. La segunda rama es la iglesia Asiria o Nestoriana, seguida de la siriaco-ortodoxa, y en menor número los armenios y protestantes.

“¿Cómo es posible que los descendientes de una de las primeras civilizaciones que se asentaron en la antigua Mesopotamia (los caldeos y los asirios), y que hablan la lengua de Jesucristo (el arameo), nos hayamos convertido en parias en nuestro país?”, exclama Abdoka.

Después de muchas persecuciones y amenazas de los grupos radicales musulmanes, miles de familias cristianas escaparon de las ciudades de Basora, Bagdad y Mosul para refugiarse en Ainkawa.

El Kurdistán iraquí es la única región donde los cristianos son tolerados, de momento, y pueden plantear algunos derechos. Gracias al sistema de cuotas para la protección de las minorías étnicas y religiosas, se reservan al menos seis escaños a los cristianos (cinco para los caldeos, asirios y sirios y otro para los armenios) en el parlamento kurdo.

Tras el alzamiento de los kurdos contra Sadam Hussein, en 1991 (coincidió con la primera guerra del Golfo), se creó una zona de exclusión aérea en el norte de Irak y las provincias de Erbil, Suleimaniya y Dohuk consiguieron de facto su independencia. Un pacto de no agresión entre el PDK y la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) la convirtió en la región más segura, próspera y tolerante hacia las minorías religiosas de todo Irak.

‘Somos gente de paz’
Con el ascenso del partido Baaz y el siguiente golpe de Estado, que llevó a Sadam Hussein a la presidencia en 1979, los cristianos sufrieron la represión del nuevo estado soberano, en manos de la minoría musulmana suní. Tras la caída de Hussein en el 2003, se les consideró aliados de Estados Unidos por no ser musulmanes. “Nos convertimos en blanco de atentados, secuestros y asesinatos”, dice Abdoka.

“Los cristianos no tenemos milicias, ni armas, somos gente de paz. La situación es muy peligrosa, el gobierno iraquí es muy débil”, denuncia Alin Saraha, un cristiano de Mosul que emigró con su familia hace cinco años tras amenazas de muerte de los islamistas. “Antes, allí te pedían dinero por ser cristiano, ahora directamente te pegan un tiro en la calle”, advierte.

En Aknawa, en cambio, se mantuvo el respeto. “Mientras los islamistas radicales quemaban iglesias en Bagdad, como la de Saida Nayas, o asesinaban a obispos cristianos, en Erbil se construían nuevas iglesias y seminarios”, recuerda el exalcalde de Ainkawa, Fahmi Mati Sulaqa. Agrega que el papa Benedicto XVI visitó Erbil en octubre del 2010 y declaró que el Kurdistán iraquí “es un ejemplo único de tolerancia religiosa y respeto a las diferentes culturas”.

En Erbil queda la catedral de San José. También funciona allí el seminario de San Pedro, que fue trasladado de Bagdad por razones de seguridad.

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda… ayúdanos a seguir ayudándote
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
¿Te ha gustado esta historia? Ayúdanos a que llegue a muchas más personas
y a que podamos seguir publicando más. Pincha aquí y haz ahora tu donación.
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS