Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Emilia, gitana y mártir

Victor in vínculis

17 diciembre 2015

Desde Almería y por manos del excelente Delegado Episcopal para las Causas de los Santos, don José Juan Alarcón Ruiz, he recibido este trabajo que vio a la luz el pasado mes de octubre: “Emilia gitana mártir y los héroes del río Almanzora”.



En el año 2011, el Ilmo. Manuel Pozo Aller (su foto, tras el primer párrafo), Vicario Episcopal para la Acción Pastoral y Clero, natural de Tíjola (Almería), como nuestra protagonista, escribió estas líneas que hoy recogemos para presentaros a la gitana Emilia.

 

Los recuerdos de las mañanas de mi niñez en Tíjola (Almería) están llenas de jornaleros en la plaza del pueblo con azada y atillo sentados en el bordillo de la acera esperando ser contratados por los propietarios de las tierras dedicadas en su mayoría al cultivo del parral para uva de mesa. A veces se quedaban esperando, mano sobre mano, el día entero ocupados en interminables charlas donde, incluso las risas y chascarrillos, mostraban la triste decepción de no encontrar el trabajo que les reportaría el necesario salario. La tensa espera se calmaba con continuas visitas a las tabernas cercanas para reponer ánimos mientras nerviosamente liaban cigarrillos con picadura extraída de sus vetustas petacas. Del salario diario dependía “poner la mesa” en casa y, en consecuencia, en algunos casos, comer o pasar hambre.

Por desgracia los jornaleros no eran los más pobres del lugar. Un numeroso grupo de gitanos les adelantaba en necesidades y penurias. Habitaban en el barrio denominado de las Bodeguicas, en cuevas horadadas en las montañas, ofreciendo un espectáculo paisajístico verdaderamente troglodita, haciendo la vida en la calle y dejando solo para la intimidad del hogar el lugar de descanso y la despensa. No había distinción de estancia entre humanos y animales. Una rambla partía en dos el barrio y roturaba una única avenida por donde circulaban bestias, carros y humanos.

En aquellos años difíciles el coadjutor de mi ciudad era don José Guirao Menchón, un joven y dinámico sacerdote. Él me abrió los ojos para mirar la realidad que me rodeaba. Con él visité muchas veces a las familias gitanas y fui testigo de su exquisita caridad con los más pobres. Entre las muchas iniciativas del recordado sacerdote destaca la instalación de una emisora de radio comarcal. En fechas señaladas se hacían campañas de recogida de alimentos y ropa para compartir con los necesitados. Recuerdo su empeño en que la cabalgata de Reyes Magos recorriera los barrios más pobres y se acercara especialmente al barrio habitado por los gitanos. El testimonio de aquel sacerdote provocaba la imitación en muchos, especialmente, niños y jóvenes. Eran frecuentes las reprimendas familiares a niños por el hurto de ropa y comida para llevarla a los pobres. En nuestras visitas compartíamos con enorme satisfacción la palabra y el pan con los moradores de las cuevas sentados en plena calle y envueltos en humaradas que salían del fuego avivado rítmicamente por paneros de esparto que al tiempo que levantaban innumerables pavesas que caían sobre nosotros taladrando la ropa  nos perfumaban con olor inconfundible.

En una de estas tertulias al aire libre y bajo las estrellas oí hablar por vez primera de la gitanilla Emilia a quien los “payos” le habían apodado “la Canastera” por el oficio humilde y artesano con que se ganaba el pan de cada día. Su nombre era Emilia Fernández Rodríguez, nacida y bautizada en la parroquia (a la izquierda, foto del año 1911) de Santa María de Tíjola (Almería) el 13 de abril de 1914 y fallecida el 25 de enero de 1939, a los veintitrés años de edad, en la cárcel de “Gachas Colorás” de la ciudad de Almería. Fue detenida, junto a su esposo, por negarse éste último a ir a la guerra y provocarse, no sé con qué artes, una ceguera transitoria. Éste fue encarcelado en la cárcel de “El Ingenio”. Ella, como queda dicho, ingresó en la Prisión de Mujeres de “Gachas Colorás” para cumplir una condena de seis años en momentos tan especiales como siempre lo es la espera de un hijo.

En aquella cárcel de mujeres en la que se halla recluida la gitana un grupo de presas rezaban a escondidas el santo rosario cada día. Ésta, curiosa y piadosa, pide a sus compañeras de cárcel que le enseñen a rezar esta hermosa oración. Una de ellas, Dolores del Olmo, hace de catequista enseñándole a rezar. Emilia aunque es analfabeta posee una inteligencia natural espléndida y aprende pronto. Pero por alguna razón los responsables de la prisión se enteran de las reuniones de oración e interrogan a la que creen más débil para que delate las acciones subversivas del grupo. Emilia no abre la boca ni cede ante las presiones sabiendo que habría represalias. Y, en efecto, como castigo fue recluida en una celda aislada y es abandonada a su suerte.

En estas circunstancias, el 13 de enero de 1939, sin atención médica, con grandes hemorragias, sobre un jergón de esparto en el suelo, da a luz a una niña. Entre dos luces Dolores del Olmo bautiza a la niña y le pone por nombre Ángeles. Aquella misma tarde se llevaron a la madre presa de una gran debilidad al Hospital con su hija recién nacida. A los cuatro días la devuelven a la cárcel. El día 25 de enero, a las 9´30 h. de la mañana, Emilia entrega su alma a Dios, víctima de la dejadez y abandono a que la sometieron en el cautiverio a consecuencia de su fe en Dios y su fidelidad a sus compañeras. Fue enterrada en el cementerio de Almería en fosa común.

Emilia, la “Canastera”, vivió pobre y pobre murió. Pero, en momentos tan críticos de su vida como es la privación de libertad en circunstancias de salud precaria, encontró consuelo espiritual y fortaleza en la recitación piadosa del santo rosario que, como escribía el beato Juan Pablo II, “es contemplación del misterio de Cristo con los ojos de la Virgen Madre” y, como bien decía el Papa Pablo VI “es la oración por excelencia de los pobres”.

El mes de octubre, de manera especial, la Iglesia insiste a sus fieles en la importancia de la recitación piadosa del santo Rosario. El ejemplo de la gitanilla Emilia, paisana e hija de esta tierra almeriense, desde su sencillez y pobreza extrema, nos enseña a rezar el santo Rosario como medio privilegiado para pedir y construir la paz tal y como se lee en la carta apostólica “Rosarium Virginis Mariae” del beato Juan Pablo II, “no se puede recitar el Rosario sin sentirse implicados en un compromiso concreto de servir a la paz”. La gitana Emilia es todo un ejemplo.




           Hace menos de dos meses hablábamos de otro gitano, cuya causa se lleva en el obispado de Orihuela.

http://www.religionenlibertad.com/ante-los-claretianos-martires-de-barbastro04-45477.htm

           Nos encomendamos al beato Ceferino, para que Emilia y Juan Ramón lleguen pronto a los altares.
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
El acoso a los cristianos se multiplica; ReL necesita tu ayuda para seguir defendiéndote

El acoso a los cristianos se multiplica; ReL necesita tu ayuda para seguir defendiéndote

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MARZO 2017

25.03 - Ibarra y la gitana santa. Mata y Tabernas

25.03 - Dos mártires de Toledo

25.03 - Un franciscano y dos Operarios diocesanos

Entrevista a José Juan Alarcón: "¡Almería no será igual a partir del día 25!"

25.03 - Almería. Los primeros datos

Los 56 mártires de Madrid (y 2)

Los 56 mártires de Madrid (1)

Las últimas horas del mártir Andrés Salgado

San Pedro Poveda: "¡A ser mártires por Él!"

Un año sin el padre Tom: recemos por él

San Pedro Poveda: "Yo soy el que buscáis"

San Pedro Poveda: "Celebro por España"

Papa Francisco: "Reza conmigo por los cristianos perseguidos"

San Pedro Poveda: el mártir (4)
FEBRERO 2017

San Pedro Poveda: el mártir (3)

San Pedro Poveda: el mártir (2)

Mártires con más de 80 años

San Pedro Poveda: el mártir (1)

San Pedro Poveda y la masonería

El Valle de los Caídos: la Basílica de los Mártires.3

El Valle de los Caídos: la Basílica de los Mártires.2

El Valle de los Caídos: la Basílica de los Mártires.1

Mártires Terciarias Franciscanas de Cubas (6)

Mártires Terciarias Franciscanas de Cubas (5)

Mártires Terciarias Franciscanas de Cubas (4)

Mártires Terciarias Franciscanas de Cubas (3)

Mártires Terciarias Franciscanas de Cubas (2)

Mártires Terciarias Franciscanas de Cubas (1)

Santos mártires de Nagasaki, rogad por nosotros

Acabose: la solución de manos de un jesuita sevillano

Ufff… "¡¡¡Silencio!!!". Coda de Mons. Munilla

San Felipe de Jesús, un mexicano en Nagasaki

Los cuatro santos españoles de Nagasaki (y 4)
ENERO 2017

www.464martires.es

Ver posts de otros meses

ENERO 2017 (15 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (13 artículos)

FEBRERO 2016 (13 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (7 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (13 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS