Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 19 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Cultura

Elvira Roca recuerda la hispanofobia radical de Lutero: «Los hispanos son bestias, mejor los turcos»

ReL

31 julio 2017

Elvira Roca recuerda la hispanofobia radical de Lutero: «Los hispanos son bestias, mejor los turcos»
Lutero en la teleserie de RTVE Carlos Rey Emperador

El difundido artículo sobre Lutero como un fenómeno de nacionalismo germánico en el diario El País, escrito por la filóloga Elvira Roca Barea, autora del libro Imperiofobia y leyenda negra (Siruela)  fue respondido en el Diario Levante con un artículo de José Luis Villacañas, catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, que no es protestante pero sí se presenta como experto en protestantismo. 

Villacañas empieza su artículo con adjetivos fuertes y argumentaciones ad hominem: "He sentido pena y estupor", "he ido a Dialnet para ver si la señora Roca tenía alguna bibliografía propia sobre Lutero", "un montón de prejuicios personales", "expansión de prejuicios cargada de resentimiento, xenofobia, incomprensión y demagogia, aliñada con carencia de criterio histórico, confusión y oscurantismo", "basura intelectual". Villacañas también intenta entrar en el tema religioso, que a Roca Barea no le interesa ni parece relevante, y prefiere hablar de Reforma que de cisma (otros historiadores señalan que reformas fueron las del siglo XIV y XV que se dieron sin necesidad de cismas). El resto del artículo de Villacañas puede leerse aquí en Levante-El Mercantil Valenciano.

En el mismo periódico valenciano responde con otra pieza Elvira Roca, en la que apunta las fuentes históricas que vale la pena conocer para entender el papel de Lutero, fundador del protestantismo, en la creación de la hispanofobia más racista e irracional, recordando, por ejemplo, que Lutero escribió: "«Más tolerable es vivir bajo poder turco que español, puesto que los turcos sostienen su reino con la justicia, mientras que los españoles es evidente que son bestias». Lutero escribió esas frases en una época en que los turcos eran famosos por sus crueldades contra los cristianos húngaros a los que acababan de conquistar.



Elvira Roca escribe sobre eso en este artículo del 28 de julio que reproducimos a continuación por su interés. 

Más sobre los 500 años de Lutero
María Elvira Roca

Quiero responder aquí al artículo publicado por José Luis Villacañas el pasado 25 de julio referido a mi trabajo Martín Lutero: mitos y realidades. Su texto ha sido escrito en el más puro estilo luterano y hace gala de la misma intemperancia verbal: resentimiento, xenofobia, incomprensión, demagogia, oscurantismo, basura...

No emplearé el mismo lenguaje de exaltada interrogación retórica y predicación militante. No hay causa en este mundo que justifique perder la compostura.

Conviene empezar actualizando algunas afirmaciones asombrosamente anticuadas de Villacañas. Siruela hace unos 20 años que no pertenece al hijo de la duquesa de Alba. No hay noticias de que el fantasma del Gran Duque se pasee por sus dependencias. Si así fuera, iría gustosa a presentarle mis respetos. En cuanto a Menéndez Pelayo, conviene dejarlo en su tumba. 

Aunque le cueste entenderlo, Lutero no me interesa ni poco ni mucho como fenómeno religioso. Como no soy católica ni lo he sido nunca, desconozco cómo funciona ese mecanismo de la fe de carbonero que imposibilita al cerebro humano para enfrentarse a los mitos.

Pueden leerse algunas frases asombrosas en el texto de Villacañas: «Estigmatizar a un pueblo, el alemán, por lo que era ya un destino culminado desde su cisma de la Iglesia Católica». ¿A qué destino se refiere, a alguna «unidad de destino en lo universal»? Hay que tener cuidado con los destinos manifiestos porque los carga el diablo.

Estigmatizar a todo un pueblo, el español, es lo que hizo el protestantismo, desde Lutero a Schiller. Si nosotros debemos avergonzarnos por matanzas que nunca sucedieron, no estaría mal que otros se avergonzaran por las que realmente sucedieron. No se puede negar la persecución implacable de que los luteranos hicieron víctimas a los anabaptistas y a otros disidentes. La propia Iglesia Luterana lo ha reconocido públicamente el 22 de julio de 2010.



También resulta difícil de negar que Lutero escribió «tolerabilius ese vivere sub Turca quam Hispania, nam Turcam confirmatio regno servare iustitiam, sed Hispanos plane esse bestias» («más tolerable es vivir bajo poder turco que español, puesto que los turcos sostienen su reino con la justicia, mientras que los españoles evidentemente son bestias») y muchas otras lindezas xenófobas. Véase Heinz Schilling, Del imperio común a la leyenda negra: la imagen de España en la Alemania del siglo XVI y comienzos del XVII, en España y Alemania: percepciones mutuas de cinco siglos de historia, Madrid, 2002, pág. 44.

También podemos leer en sus Obras Completas: «El 20 de julio llegaron cartas de la corte de Fernando [se refiere al emperador Fernando] que muestran la astucia tan sórdida y monstruosa de los españoles. Practican el coito entre hombres y mujeres en maneras contrarias al modo natural y han superado en suciedad a las bodas italianas y florentinas» (Tischreden III, pág. 555. La edición de las Obras Completas de Lutero no se completó hasta 1983. Es la llamada edición crítica de Weimar: D. Martin Luthers Werke Kritische Gesantausgabe).

Tampoco pueden negarse los cientos de imágenes infamantes sobre los católicos y su iglesia que salieron del taller luterano y que nunca fueron respondidas con la misma moneda. Véanse por ejemplo, Mark U. Edwards, Printing Propaganda and Martin Luther, Minneapolis, 2005 o R. W. Scribner, Popular Culture and Popular Movements in Reformation Germany, Londres, 1987 (véanse las dos imágenes). Así vamos colocando las cosas en el terreno de la verdad, no en el del fanatismo exaltado que no admite crítica a sus sacrosantas ideas o a sus figuras intocables.

En cuanto al desarrollo del antisemitismo en Alemania y Lutero, es muy útil el trabajo –más «basura intelectual», según expresión suya– del alemán Thomas Kaufman, Luther´s jews. A journey into Anti-semitism, Oxford, 2017. Va a ser difícil responder a Kaufman a base de interrogaciones retóricas. Es bueno salir de Dialnet como suministrador de bibliografía, porque ahí difícilmente va a encontrar usted trabajos en lenguas distintas del español.

Para acabar, hay que señalar que sus argumentos son disparatados. Lutero no se avergonzó de insultar, ofender y publicitar imágenes ofensivas de los que no pensaban como él. Y eso, en su opinión, no le convierte a él en xenófobo, antisemita o intolerante, sino que lo es quien se limita a señalar estos hechos, con palabras y obras de Lutero.

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda… ayúdanos a seguir ayudándote
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
10 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

manuel carlos ordás de aranda
31/07/2017
Inefable señor Villacañas..
Antes de responder de forma tan grosera a la señora Roca Barea ya había dado su talla el señor Villacañas. Sus elogios acerca de la formación Podemos, a mi entender, le incapacitan para un debate histórico serio, no digamos ya educado.
Mis felicitaciones a la señora Roca Barea.
jesus lorenzo cuervo
31/07/2017
CSI.
Horatio no la has entendido. Anda vuelve a CSI.
Horacio Castro
31/07/2017
¡A lo bestia!.
Doña María Elvira Roca Barea, pese a su complejo de inferioridad e inocultable envidia, logra tomarles el pelo a unos cuantos ingenuos (no alemanes). Dice del católico: ´´Desconozco cómo funciona ese mecanismo de la fe de carbonero que imposibilita al cerebro humano para enfrentarse a los mitos´´. ¡Pero qué sinceridad digna de ser elogiada y difundida!
Juanje
31/07/2017
Villacañas y sus prejuicios.
Acabo de leer el artículo de Villacañas. ¡Habría tanto que decir sobre él! Con una sola cosa, sin embargo, se capta ya su falta de rigor: rechaza que Lutero provocara un cisma y prefiere hablar de Reforma como si ambas cosas no fueran finalmente compatibles. Además, se atreve a despreciar a Menéndez Pelayo y saca de contexto y malinterpreta frases de la autora con un descaro que provocaría sonrojo a cualquier pensador serio. ¿Será por eso por lo que su artículo no permite hacer comentarios?
Jotace
31/07/2017
Desde lo lejos.
Soy Colombiano, no conozco ni a la Sra. Roca Barea (aunque la he leido po este medio) ni al Sr. Villacañas, pero en su escribir se deja ver cada uno, la Sra, muy Sra. y bien puesta argumentando y exponiendo ideas y sustentaciones y el Sr. no muy Sr. descalificando e insultando al buen estilo de los ideologos de genero por ejemplo, sin la RAZON pero con mucha agresividad y altaneria, sin descencia y no se si mas o menos pero tambien sin fundamentos.
Mayoral
31/07/2017
Hispanofobia (3).
Los escritos de Elvira Roca, recuerdan mucho a los de César Vidal, sólo que defendiendo lo contrario. Textos deslavazados, basados en chascarrillos, medias verdades y anécdotas, demagogos, cogiendo recortes de aquí y allá, erráticos en los que no se sabe a qué conclusión concreta que sea de utilidad quieren llegar... cuando se lee a Elvira Roca recuerda a César Vidal. Poco aportan ambos al estudio serio de la historia, son propagandistas
Mayoral
31/07/2017
Hispanofobia (2).
Sobre Carlos I y Felipe ll, el mismo Paulo IV dijo: ´´Quiero declararlos despojados de sus reinos y excomulgarlos, porque son herejes´´. En aquella época España era la gran potencia y contra ella usaron la propaganda otros países, Roma incluída, no sólo los luteranos.
Mayoral
31/07/2017
Hispanofobia (1).
Tampoco está de más recordar la hispanofobia de los Papas de aquella época. Papa Paulo IV: ´´Los españoles son malditos de Dios, simiente de judíos, moros y herejes´´. Lo cierto es que los papas de aquella época eran extremadamente antiespañoles.
Comares
31/07/2017
La frase que retrata a Villacañas y a toda la universidad española.

´´Siento inquietud ante esta expansión de prejuicios cargada de resentimiento, xenofobia, incomprensión y demagogia, aliñada con carencia de criterio histórico, confusión y oscurantismo. En efecto, se trata de un trabajo que habría firmado Menéndez Pelayo´´.

Así es la actual ´´Academia´´ española: renqueante de birretes, dialnetes, índices de impacto y cursos Goethe... pero torpe de entender lo que a su pesar captó Juan Goytisolo: que don Marcelino era un genio.
Comares
31/07/2017
Las ´´Tischreden´´ luteranas: un pozo sin fondo....

´´Cristo cometió adulterio por primera vez con la mujer de la fuente de quien nos habla San Juan. ¿No se murmuraba en torno a Él...? Después con la Magdalena; enseguida con la mujer adúltera, que Él absolvió tan livianamente. Así, Cristo, tan piadoso también, tuvo que fornicar antes de morir´´.

(Martín LUTERO, ´´Charlas de sobremesa´´, número 1472, edición de Weimar II)

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS