Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Lunes, 24 de julio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Noticias
PROPONE APADRINAR A LOS NIÑOS RESCATADOS DEL ABORTO

El obispo Munilla dice que es la hora de «salvar una a una» las vidas amenazadas por el aborto

No cabe duda de que con la nueva ley del aborto los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir ya mucho más tranquilos.

Gilberto Pérez/ReL

8 julio 2010

El obispo Munilla dice que es la hora de «salvar una a una» las vidas amenazadas por el aborto
José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián
«¿Vamos a quedarnos de brazos cruzados a la espera de los recursos judiciales? ¿Acaso la “causa de la vida” se reduce a la batalla legal? ¡Ciertamente no!». Así de contundente y decidido se ha expresado el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ante la entrada en vigor de la nueva ley del aborto, lanzando una cruzada de «salvar uno a uno» a los niños y niñas amenazados por este crimen.
 
Tras lamentar que «el aborto ha pasado de estar despenalizado en tres supuestos, a ser reconocido como un derecho» y de asegurar de que ahora «no cabe duda de que los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir ya mucho más tranquilos», el prelado donostiarra propone que la lucha provida no se limite a la estrategia «de arriba abajo», como por ejemplo la batalla legal, sino que también se siga otra, a su juicio «más eficaz», la de «de abajo arriba».
 
«Se trata de entender que para llegar a transformar la Cultura de la Muerte, la estrategia más eficaz es “de abajo arriba”, sin limitarnos al “de arriba abajo”… La batalla legal por la vida se podrá plantear nuevamente en España, con mayores garantías de éxito, cuando salgan a la luz cantidad de niños y adolescentes que han sido rescatados de las garras de la muerte… El testimonio de su gratitud por el don de la vida, será necesario para que la Cultura de la Vida triunfe en el futuro», expone monseñor Munilla en un artículo difundido por el obispado que encabeza.
 
Munilla trae a la memoria la famosa frase de la Madre Teresa de Calcuta en medio de fuertes polémicas por la liberalización del aborto: «No los matéis, dádmelos a mí. ¡Yo sí los quiero!». Asimismo recuerda la respuesta de la hoy beata a un periodista sobre su estrategia para salvar a tantos niños y desahuciados de la vida: «¡Uno a uno!».
 
Para el obispo «ha llegado el momento del “uno a uno”” y aplaude que muchas  asociaciones provida hayan orientado su acción en esta línea, como por ejemplo, la fundación RedMadre. Así, «¡Es hora de arrimar el hombro!», alienta.
 
Apadrinamiento de los rescatados
«¿Cómo es posible que hagamos una valoración tan laudatoria de la adopción de niños extranjeros entre nosotros, mientras que aquí desestimamos como absurda la alternativa de la entrega en adopción del niño?», «¿no habrá llegado el momento de valorar si el apadrinamiento de los niños del Tercer Mundo que realizamos a través de muchas ONGs civiles y eclesiales, no debería también ser complementado con el apadrinamiento (en forma de contribución a su alimentación o educación) de los niños que son salvados de ese trágico destino?», se pregunta.
 
Ayudar a las mujeres con síndrome post aborto
«Y por otro lado, -prosigue- ¿qué decir del abandono y del silencio vergonzante en el que muchas mujeres tienen que vivir el Síndrome del post-aborto, frente a la afortunadamente cada vez más creciente sensibilidad hacia las víctimas de la violencia de género? ¿No habrá que acompañar también a las mujeres que se han quedado moral y psicológicamente destrozadas después de haber abortado?».
 
La clave definitiva: la educación
Para el obispo, la clave definitiva del triunfo de la “Cultura de la Vida” estriba en la educación de los jóvenes. «La “causa de la vida” está unida a la “causa de la educación” y a la “causa de la familia”».
 
«Es fundamental que todos aquellos que partimos de unos valores de pleno respeto a la vida y a la familia (en donde podemos coincidir creyentes y no creyentes), trabajemos en coordinación y cooperación, para educar en la verdadera libertad. Una educación íntegra jamás presentará el ideal de la libertad en contraposición al derecho a la vida de los más inocentes. No podemos convertir la libertad en una frívola licencia, porque eso destrozaría la misma Libertad, además de la Vida», concluye.
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Archivo adjunto
 Salvarlos uno a uno (Tamaño: 12,0 kb.)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
8 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

DeC
09/07/2010
Ana B..
No tanto educar y sensibilizar con imágenes de la muerte como con el conocimiento de lo que es la vida de un ser humano desde que empieza a ser hasta que nace. Cada persona debería saber que su vida prenatal está en su vida actual, igual que lo está su infancia, por ejemplo. Todos llevamos al niño dentro, dicen, pero es que también llevamos al feto, al embrión y al cigoto. Esas delimitaciones son referencias para situarse respecto a un proceso que es continuo, resultan útiles por lo descriptivas, pero nunca deberían utilizarse para formular juicios de valor. Los procesos vitales de un cigoto son tan importantes para la vida de una persona como lo son los procesos vitales de un adulto. Son distintos, pero igual de maravillosos. Cada momento de la vida de una persona es distinto a otro. La idea de que solo es humano lo que tiene ´´aspecto´´ humano es una equivocación. Un cigoto es tan humano como un bebé. Y tan bello. Pero hay que conocerlo. Y en especial verlo crecer, desarrollarse, construirse a sí mismo en relación con la vida de su madre. Eso ya es posible. Existen fotografías y filmaciones con muestran con detalle la plena humanidad de todo el proceso. Quien quiera conocerse a sí mismo, y a los demás, debería empezar por ahí.
Ana B.
08/07/2010
De acuerdo, claro..
¿Editar y repartir carteles y folletos con fotos de niños abortados? Es muy duro, pero precisamente por eso puede que abra los ojos a unos cuantos. Bueno, si es una barbaridad, lo siento. Es que no me entra en la cabeza que alguien pueda ver eso y no ponerse inmediatamente en contra del aborto.
DeC
08/07/2010
MH: excelente reflexión.
El obispo Munilla dice que ´´la clave definitiva del triunfo de la Cultura de la Vida estriba en la educación de los jóvenes.´´ Claro que sí. Pero ¿en qué sentido se van a educar si se les enseña que abortar es un derecho protegido por la ley? ¿Y que esta ley excluye de la protección de su derecho a la vida a todos los seres humanos que no han sobrepasado las 22 semanas de vida prenatal? ¿Y que los fetos de hasta 14 semanas son tan nada que ni siquiera hay que justificar la decisión de eliminarlos? ¿Y que el aborto libre e higiénico es un avance en civilización? Es fundamental derogar la ley.

Educar en el auténtico ejercicio de la libertad, sí, pero es que para ello hace falta educar en el reconocimiento de la realidad del ´´otro´´. Porque si el ´´otro´´ no es tal ´´otro´´ sino solo un fantasma de los deseos de uno mismo, el ejercicio de la libertad consiste precisamente en tratar a ese fantasma como a uno le venga en gana. Pero los hijos, ya sean ´´deseados´´ o ´´no deseados´´, son una realidad ´´otra´´ que trasciende a los deseos de sus padres. Y todos hemos empezado a ser hijos en el momento en que la célula germinal de nuestra madre y la célula germinal de nuestro padre se fusionaron. Esa es la realidad. La ley del aborto, o ley Aído de plazos para matar, es una fantasmada horripilante, una pesadilla de la razón que, con la coartada de la libertad, les va a costar la vida a miles de seres humanos que nunca podrán ejercer libertad alguna.

Ignasi Pau
08/07/2010
Lucas no pasa nada por repetirlo.
Lucas no pasa nada por recordar las cosas. des del 1985 han pasado ya dos generaciones casi.
Lucas
08/07/2010
No es novedad....
Eso ya lo viene haciendo mucha gente desde la Ley de 1985.

No es ninguna novedad que se le haya ocurrido a Munilla.
Maria
08/07/2010
Gracias.
Gracias por sus cumplidos, muy amable. Pero le falto valor al censurar todo mi comentario.
Saludos cordiales de la beata traumatizada ..ah! y tonturria.

Blogger: De nada hija, para eso estamos. Ha sido un placer (honesto, por supuesto (y público y con testigos, of course)).

.-
MH
08/07/2010
se puede hacer a la vez,.
promover campañas para salvar a niños adoptándolos e intentar que no se aprueben más leyes abortistas, y revertir las que ya existen. ¿Cómo?, quizás educando también a los españoles para que comprendan cual es la trágica realidad del aborto, y especialmente a los católicos para que dejen de apoyar a los partidos que promueven este crimen. En el caso del aborto ocurre un poco como el laicismo, que es ilógico que muchos católicos voten a políticos que en realidad van contra la forma de pensar que se supone deberían tener los católicos. En el fondo los católicos apoyamos con nuestro voto a los que quieren destruir los valores cristianos de la sociedad, como el derecho a la vida de los no-nacidos por el egoísmo presente en la sociedad.

Es posible que si renunciamos a intentar cambiar las leyes estemos haciendo dejadez de una responsabilidad, primero porque no podemos abandonar un campo en el que está en nuestra mano hacer lo posible para limitar muertes de inocentes y segundo porque si no lo hacemos vamos a estar siempre a merced de lo que los políticos de cada tiempo les de por hacer según su criterio oportunista o caprichoso, aunque sean auténticas atrocidades. Hoy es la ampliación del aborto, mañana será a la eutanasia y pasado los híbridos experimentales entre animales y humanos....


Elena
08/07/2010
Aborto Barbarie.
El aborto es barbarie desde todos los puntos de vista, y habría que explicarlos y publicitarlos todos.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS