Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Viernes, 18 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Cultura
Lectura y cine sobre la Iglesia

El Concilio, a debate: del libro-bomba de Gherardini, por fin en español, al «Lágrimas» de Prada

Dos buenas ocasiones: la obra que convulsionó el Vaticano y Martin Sheen en una película de 1973, «Católicos», sorprendente y poco conocida.

Carmelo López-Arias / ReL

28 octubre 2011

El Concilio, a debate: del libro-bomba de Gherardini, por fin en español, al «Lágrimas» de Prada
Brunero Gherardini.
La aparición en 2009, en italiano, del libro de Brunero Gherardini provocó una auténtica convulsión en la Curia romana. Porque era uno de sus monseñores quien rompía el discurso dominante sobre el Concilio Vaticano II, esa "vulgata interpretativa" que, como él mismo señala en el prólogo de la obra, "sin tener con frecuencia siquiera una pátina de elaboración crítica, ha dirigido la interpretación corriente", a saber, "una celebración del Vaticano II sin pausa y sin fin".

El título del libro, que acaba de publicar en español Ediciones Gaudete, es Concilio Vaticano II: una explicación pendiente. Provocó un debate que todavía no ha finalizado, y que tiene su centro en la llamada "hermenéutica de la continuidad" propuesta por Benedicto XVI para engarzar en Concilio con la Tradición.

Gherardini, que tiene ahora 85 años, sacerdote de la Toscana, fue durante 35 años profesor de Eclesiología en la Pontificia Universidad Lateranense, la llamada "universidad del Papa", y fue decano de su Facultad de Teología. Ha sido presidente de las academias pontificias de Teología y de Santo Tomás y fue consultor de la antigua Congregación de Seminarios y hoy de la Congregación para las Causas de los Santos. Es también canónigo de la basílica de San Pedro.

Es decir, una persona que durante años ha sido referencia teológica para los cardenales y obispos más involucrados en el gobierno de la Iglesia, y considerado una autoridad (patente en varios libros y en cientos de artículos y contribuciones a congresos en todo el mundo) en tres áreas fundamentales: ecumenismo, eclesiología y mariología.

Que una persona tan "de dentro" y de tanto prestigio introdujese un discurso -hasta ese momento cuidadosamente mantenido en la marginalidad- que afirma que muchos puntos del Concilio deben ser explicados para poder resultar conformes a la Tradición de la Iglesia, rompió todos los esquemas.

Un libro imprescindible para comprender el debate sobre la "hermenéutica de la continuidad".
Nadie podía poner en duda esta vez ni la ortodoxia de Gherardini ni su fidelidad al Papa, pero la argumentación seguía siendo incómoda: "Se impone hoy necesariamente una reflexión histórico-crítica sobre los textos conciliares que busque las conexiones -en el caso de que efectivamente existan- con la continuidad de la Tradición católica. Considero todo esto como uno de los más urgentes deberes del magisterio eclesiástico, de cada obispo y de los centros culturales católicos, para el bien de la Iglesia. A este deber se une el derecho del entero pueblo de Dios a que le sea explicitado con claridad y objetividad qué ha sido el Vaticano II en el plano histórico, ético y dogmático. Está en juego la fe y el auténtico testimonio cristiano".

Concilio Vaticano II: una explicación pendiente es su contribución a ese deber y a ese derecho. Casi doscientas cincuenta intensas páginas que abordan los límites, hermenéutica y valoración global del mayor acontecimiento eclesiástico del siglo XX (el año que viene celebra su quincuagésimo aniversario), y analiza de manera exhaustiva sus contribuciones sobre la Tradición, la liturgia, la libertad religiosa, el ecumenismo y la eclesiología. O, si se quiere, los cinco documentos de mayor calado polémico: Dei Verbum, Sacrosanctum Concilium, Dignitatis Humanae, Unitatis Redintegratio y Lumen Gentium.

La vulgata interpretativa que Gherardini combate tuvo una misión, afirma: convencernos de que la Iglesia surgida del Concilio se había dotado en él de "un orden sustancialmente nuevo". Y "para lograr ese proyecto de auto-liberación, aquella Iglesia necesitaba una operación previa, de importancia capital: la demostración de que el concilio ecuménico Vaticano II no era parangonable con los otros concilios, por ser distinto e irreductible a ellos, siendo como fue un concilio-evento y, como tal, de una novedad incomparable".

Lágrimas en la lluvia
La aparición en español del libro de Gherardini coincide con la emisión este domingo 30 de octubre de una nueva edición de Lágrimas en la lluvia, el programa de Juan Manuel de Prada en Intereconomía TV, consagrado precisamente al postconcilio.

Un jovencísimo Martin Sheen, junto a Trevor Howard en la desconcertante "Católicos" (1973), de Jack Gold.
Para ilustrar el debate se ofrecerá la película Católicos, dirigida en 1973 por Jack Gold. A pesar de estar interpretada por actores de primer nivel como Martin Sheen, Trevor Howard y Raf Vallone, se trata de un film muy poco conocido.

Los espectadores del programa dispondrán de una oportunidad única para visionar la historia de un monasterio cuyos monjes se niegan a oficiar la misa si no es en latín, y desafiarán la autoridad de un descreído enviado vaticano que llega hasta ellos con la misión de forzarles a ello.

Participarán en el debate Miguel Ayuso, catedrático de Derecho en la Pontificia Universidad Comillas de Madrid; Alfredo Verdoy, jesuita y profesor de Historia Contemporánea de la Iglesia en esa misma institución académica; José Antonio Sayés, sacerdote y profesor de Teología Fundamental en la Facultad de Teología del Norte de España en Burgos; y David Amado, sacerdote y profesor del Instituto de Teología Espiritual de Barcelona y del Instituto Santo Tomás de la Fundación Balmesiana.
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
28 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Gregorio
24/06/2012
No desviemos el tema, el libro vale la pena.
El divino Espíritu Santo está prometido que ASISTIRÁ a la Iglesia jerárquica, máxime al Papa. Pero el Santo Padre no deja de tener libre albedrío para elegir A o B (sea A bien o B mal, rechazando la asistencia del E.S.). Así, el famoso caso (ver Gál. 2, 11 ss) de San Pedro y los judaizantes, en donde San Pablo se encaró al primer Papa, claro, con términos respetuosos, por su actitud delante de un hecho que se prestaba a escándalo de los fieles venidos de la gentilidad. Por lo tanto, no cerremos los ojos delante de hechos que nos dejan perplejos y son inexplicables en un Papa (Asís 1 y 2, a los que como cardenal hizo reparos; y Asís 3, que él mismo convocó). El ejemplo de San Pablo, en menor medida, es el que sigue Monseñor Gherardini, pidiendo al mismo Santo Padre que, desde su Cátedra infalible, defina lo que deba corregirse de lo ambiguo o contradictorio en el Magisterio del último Concilio. Recomendado, es un libro de la madurez de un gran teólogo y de argumentación muy compuesta, educada, pero franca y realista.
Vicente Lopez
29/11/2011
Protegido por el Espiritu Santo.
Se puede decir que las decisiones fueron o no las mejores, que los resultados fueron o no buenos, etc, etc. Pero NO se puede decir que el Concilio ´´contradice´´ doctrina anterior. Eso es solo mala interpretacion e ilusion optica Lefebvroide y nada mas. Con definciones solemnes de nuevos dogmas o sin ellas, TODOS los documentos oficiales del Magisterio estan protegidos por el Espiritu Santo del error doctrinal y moral. Punto.

--Papa Pablo VI (11 octubre 1976 a Lefebvre): ´´Con la Asistencia especial del Espíritu Santo, los Papas y los Concilios Ecuménicos han actuado de esta manera común. Y es precisamente esto es lo que hizo el Segundo Concilio Vaticano. NADA que fue decretado en este Concilio, o en las reformas que Nosotros enunciamos con el fin de poner el Concilio en efecto, ES OPUESTO a lo que la Iglesia - en dos mil anos de Tradición- considera fundamental e inmutable. Nosotros somos los GARANTIZADORES de esto, no en virtud de Nuestra personal excelencia pero en virtud del cargo que el Señor Nos ha conferido como legitimo Sucesor de Pedro, y en virtud de la ESPECIAL ASITENCIA que Él Nos ha PROMETIDO lo mismo que ha Pedro: ´´Yo he orado por ti para que tu fe no desfallezca´´ (Lucas 22:32). El episcopado universal es garante de esto con Nosotros. Nuevamente, usted NO puede apelar a la distinción de lo que es dogmático y de lo que es pastoral para aceptar ciertos textos en este Concilio y rehusar otros´´
Vicente Lopez
29/11/2011
Protegido por el Espiritu Santo de error doctrinal y moral.
Se puede decir que las decisiones fueron o no las mejores, que los resultados fueron o no buenos, etc, etc. Pero NO se puede decir que el Concilio ´´contradice´´ doctrina anterior. Eso es solo mala interpretacion e ilusion optica Lefebvroide y nada mas. Con definciones solemnes de nuevos dogmas o sin ellas, TODOS los documentos oficiales del Magisterio estan protegidos por el Espiritu Santo del error doctrinal y moral. Punto. br br--Cardenal Ratzinger PREFECTO DE LA CONGREGACION DE LA DOCTRINA DE LA FE (1983 aLefebvre): ´´No puede afirmar la incompatibilidad de los textos conciliares - que son textos Magisteriales - con el Magisterio pasado y la Tradición. Le es posible decir que personalmente, no ve esta compatibilidad, y en consecuencia puede pedir a la Sede Apostólica explicaciones. Pero si afirma la imposibilidad de tales explicaciones, SE OPONE PROFUNDAMENTE A LA ESTRUCTURA FUNDAMENTAL DE LA FE CATOLICA.´´ br br
Enrique
31/10/2011
Fray Eusebio, deja de hacer derecho canónico-ficción.
Fray Eusebio, eres incorregible.

a) No tienes ni idea de derecho canónico. Está en vigor el Código de 1983. Todo el derecho penal anterior está derogado., Citar una norma penal de Pablo IV demuestra tu enorme ignorancia en esta materia.

b) Pero es que además aún debes demostrar que algún papa cayó en herejía antes de ser elegido. Como no tiene ni idea de derecho canónico, te recuerdo una regla básica. No basta con acusar a alguien de delincuente y pedirle que demuestre su inocencia: eres tú, el que acusas, quien debe demostrar la culpa.

c) Por favor, copia aquí esa cita de la bula Auctorem fidei.

d) Te doy la razón de que hay muchas argumentaciones de todo tipo. Por eso sabemos que solo la que haga el papa está asistida por el Espíritu Santo. La que haga el Papa, no la que haga Fray Eusebio, el cual, si quiere ser católico, sabe que debe ceder. De otro modo, mejor que deje de llamarse católico para no confundir.
Fray Eusebio de Lugo O.S.H.
31/10/2011
Enrique, aprende teología.
a) No soy yo quien decide quien es Papa, sino la voluntad de Nuestro Señor, definida por Pablo IV, que enseña que aquél que hubiera caído en herejía previamente a su elección es ineligible, y todos sus actos nulos.
b) Pío Vi condena en Auctorem fidei a los que creen que la Iglesia puede equivocarse en su disciplina.
O Gregorio XVI en Quo Graviora, o Leon XIII en Testem Benevolentiae, además de infinidad de doctores...
c) Hay muchas argumentaciones para todos los gustos, eso no prueba que sean verdaderas. Apuesto a que ni siquiera sabrías resumir en donde residen las principales diferencias y por qué.
La libertad religiosa conciliar, ¿Es un delirio(Gregorio XVI) o es una obligación?
Enrique
30/10/2011
Fray Eusebio y su teología-ficción.
Fray Eusebio:

a) ¿Quién eres tú para decidir quién es Papa y quién no? ¿Un profeta enviado por el Espíritu Santo?

b) Nadie dice que el papa es infalible al aprobar leyes generales o ritos litúrgicos. Eso te lo has inventado. Esas cuestiones no son de fe. Se le debe obediencia, no el asentimiento de fe.

c) Eso de que escontradictoria ´´la postura de los conciliares, que pretenden abrazar al mismo tiempo el Concilio y la tradición anterior, lo cual es un imposible lógico´´ también te lo has inventado. Hay miles de argumentaciones que dicen que sí es posible. Que tú no las entiendas, es otro problema.
Enrique
30/10/2011
Ruy, no exageres (mejor, no pluralices tu problema personal).
Estimado Ruy:

Eso de que los actos de Asís ´´son claros actos sacrilegos que invitan a la apostasia´´ es falso. No serán tan claros cuando solo les parece así a cuatro gatos (porque vosotros los lefebristas sois cuatro gatos).

Y eso de que invitan a la apostasía, es un problema personal tuyo. No pluralices.
Enrique
30/10/2011
No a la teología-ficción.
Estimado obrerocatlico:

a) El Papa ´´tiene en la Iglesia, en virtud de su función de Vicario de Cristo y Pastor de toda la Iglesia, la potestad plena, suprema y universal, que puede ejercer siempre con entera libertad´´ (Catecismo de la Iglesia Católica, 882). Si no lo obedeces después de leer este artículo, mejor deja de decir que eres católico.

b) Eso de que el papa está asistido por el Espíritu Santo en contadas ocasiones te lo has inventado. Es teología-ficción, tan grata a los lefebristas.

c) Es cierto, hay que obedecer a todos los Papas, a Benedicto XVI y los anteriores. ¿Por qué no te aplicas el cuento?

d) Hay perfecta continuidad en la Tradición en el Magisterio de todos los Papas, también de los dos últimos. Eso lo han declarado múltiples veces los Papas. Una vez más, ¿por qué no los obedeces?

e) Considero que esa declaración de los Papas (acerca de la continuidad en la Tradición) es atendible porque sé que el Papa está asistido por el Espíritu Santo.

e) Es cierto, hay falsos profetas. Te doy el nombre de uno: Lefebvre.
inmigrante
30/10/2011
Ruy.


.de no haber sido así, la apostasía hoy día seria total y no quedaría rezago de lo que es la verdadera Iglesia Católica.


Si claro, ahora resulta que lo que queda de la IC es la fraternidad San Pío X. Los defensores de la verdad por encima de todo! Los lefebrianos no poseéis la verdad sino la Verdad os posee a vosotros que es muy distinto. Un poco más de humildad.
Fray Eusebio de Lugo O.S.H.
30/10/2011
¡Cuidado con reducir las prerrogativas papales!.
Observo en los comentarios de unos y otros ciertos errores sobre la infalibilidad del Papa:
El Papa es infalible, es decir, no puede enseñar el error en la Fe o la moral no sólo una o dos veces cada siglo, sino siempre que enseña a la Iglesia, no importa en qué grado quiera ligar la conciencia de los cristianos.
También es infalible en su aprobación de las leyes generales, ritos litúrgicos, canonizaciones, etc...
Se debe obedecer al Papa legítimo de modo normal y habitual, los casos en que el Papa mande algo verdaderamente inmoral se encontrarán poquísimas veces.
Tanto tradicionalistas como progresistas, por razones opuestas, han procurado reducir lo más posible la infalibilidad del papa y la obligación de obedecerle. Es un flanco débil de la argumentación de la FSSPX, que muchos ya han señalado.
Todo ello porque se empeñan a reconocer a los autores de Asís o del beso al Corán como verdaderos Papas, cuando toda la Tradición, la enseñanza y mandatos canónicos de los Papas anteriores indican lo contrario.
Tan contradictoria es la postura de los conciliares, que pretenden abrazar al mismo tiempo el Concilio y la tradición anterior, lo cual es un imposible lógico, como la de la FSSPX, que pretende ser fiel a la Tradición anterior, a la vez que reconoce como garantes de esa tradición a los mismos que no han dejado parte sana en ella.
inmigrante
30/10/2011
Obrerocatolico.
Hay que obedecer al papa que te ha tocado. En tu caso y en el mío JPII y BXVI (por lo menos). Si no quieres obedecer, eres libre de no hacerlo pero entonces no te llames católico.
Ruy
30/10/2011
Al papa se le obedeci en lo correcto, pero no en lo incorrecto.
Enrique le falta a ud comprension de lectura. Lea lo que escribi y comente sobre el escrito, no sobre otras cosas, ni se salga por la tangente. Asis (I, II, y III) son claros actos sacrilegos que invitan a la apostasia. Si ud no lo ve es su problema y el de aquellos que no entienden. Obviamente ud no tiene manera de controvertir , pues es obvio que lo de Asis es sacrilego y lleva a la apostasia. No importa como lo vea, por donde lo mire, que tantas vueltas le de, la realidad es que solo se adora a Dios y punto. Que el papa invite a adorar a otros dioses (demonios), es una falta al primer mandamiento de la ley de Dios. Uds los de la nueva iglesia que han inventado nuevas biblias, y hasta un nuevo viacrucis (como sucedio en la JMJ), no tendria de raro que tambien hallan cambiado los mandamientos y hoy dia no tengan que adorar a Dios unicamente. Pero los catolicos de siempre, los verdaderos catolicos que no hemos cambiado ni nos hemos dejado cambiar por la masoneria mantenemos la doctrina y la tradicion intactas. Enrique conviertete y deja a un lado tu odio por la iglesia Catolica
obrerocatolico
30/10/2011
VARIAS ACLARACIONES.
1/ El Papa está asistido por el Espíritu Santo en ocasiones muy concretas y no siempre.
2/San Pablo ya dijo que vendrían falsos profetas a los que no había que seguir, que venían para confundir. Es más, advirtió que aunque viniese él mismo (San Pablo), si explicase otra doctrina diferente, no le hiciesemos caso.
3/´´YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD, LA VIDA´´, dijo Nuestro Señor. Creo que está claro. No dijo ´´yo soy uno de los caminos, una de las verdades y una de las vidas´´. Y remató la cita diciendo ´´el que crea en Mí será salvo´´. Por lo tanto Asís, se mire por donde se mire y como se miré, es un desastre de consecuencias imprevisibles.
4/ La obediencia es necesaria para salvarse.......¡¡¡¡AHORA Y A LOS 2000 AÑOS ANTERIORES DE DOCTRINA Y PAPAS!!!!....o ¿sólo hay que obedecer a JPII y a BXVI?????
Enrique
30/10/2011
Fanatismo de los lefebristas.
Observo una tendencia de los lefebristas a llamar papólatras a los católicos. Ha aparecido de pronto, como de la nada, y se ha extendido rápidamente. Supongo que es la última consigna salida de Econe.

Por supuesto, los católicos no damos culto al Papa, como los lefebristas no dan culto a Lefebvre. Simplemente atribuimos un determinado papel en la Iglesia al Papa, como los lefebristas lo atribuían a Lefebvre y ahora a Fellay. Eso es algo muy sabido.

Sin embargo, cuando los lefebristas siguen esta consigna reabren un debate que parecía superado en 1871 al término del Concilio Vaticano I. En ese momento los apologistas católicos dieron sauficientes argumentos para hacer la necesaria distinción.

Lo que me preocupa es que los lefebristas, a la voz de sus jefes, repiten esa doctrina a ciegas. Como sus jefes le dicen que repitan ese insulto, lo repiten. Veo que su fanatismo es enorme. Pierden hasta la capacidad de razonar. Cuando repiten ese insulto, demuestran que no son más que un rebaño.
Enrique
30/10/2011
Ruy, ¿y tú quién te crees para decidir lo que es correcto? ¿Un nuevo profeta?.
Estimado Ruy: El Papa no tiene potestad para mandarte suicidarte. Pero sí tiene potestad para decir qué pertenece a la doctrina de la Iglesia Católica.

Si esa potestad no la tiene el Papa, ¿quién dices que la tiene? ¿Lefebvre? ¿O tú mismo te atribuyes la función de determinar lo que pertenece a la doctrina de la Iglesia? Perdóname, pero pareces de una de esas sectas en las que aparece uno diciendo que la Nueva Revelación acaba de comenzar y el profeta es él.

Ruy
30/10/2011
Al papa se le obedeci en lo correcto, pero no en lo incorrecto.
Enrique, si el papa te manda a apostatar y blasfemar entonces tu le obedeces simplemente porque es el papa ? Y donde queda Dios? y los mandamientos?, adoraras a Dios y solo a El adoraras, y eso no es lo que pasa en Asis.....pero no, resulta que para ti y otros papolatras primero es lo que diga el Papa, no lo que diga Dios. Al papa se le sigue siempre y cuando no proponga blasfemias, herejias, ni profanaciones. Asis (I, II, y III) es simplemente una invitacion al sacrilegio y la apostasia, asi que en eso no se le puede seguir al papa. Si el papa te dice suicidate tu te suicidas Enrique? Yo no, gracias Dios.
Enrique
29/10/2011
La obediencia es necesaria para salvarse.
Estimado EM:

La obediencia no es virtud teologal, pero es necesario obedecer para salvarse. Y si no me crees, pregúntaselo a Satanás, condenado por desobedecer.

U obedeces al Papa, o ne te llames católico.
Enrique
29/10/2011
Ay de lkos lefebrianos (salvo que vuelvan a la Iglesia).
Estimado EM:

La obediencia no es virtud teologal, pero la fe sí lo es. En eso estamos de acuerdo.

El problema es saber cuál es el contenido de la fe. Yo sé que el Papa tiene la asistencia del Espíritu Santo. De nadie más se puede decir eso. Ni de Gherardini, ni de Lefebvre ni de Osio de Córdoba.

Es un tópico de los lefebrianos decir que al papa no se le debe obedecer, salvo cuando habla de modo infalible. Si fueran coherentes, dirían que al Papa no se le ha debido prestar obediencia más que dos veces desde 1800. Es más, cualquier católico menor de 60 años (la mayoría de los católicos) nunca ha debido prestar obediencia al Papa.

El problema de los lefebrianos es que no prestan obediencia al Papa pero la prestan a Lefebvre. Qué ingenuos. Extra Ecclesia nulla salus.
EM
29/10/2011
Ay de los papólatras.
¡Ay de aquél que ponga su confianza en la infalibilidad del Papa cuando no la tiene! ¡Ay de los papólatras y vaticanosgundólatras que creen que la obediencia es virtud teologal! ¡Guías ciegos!
Enrique
29/10/2011
¿Un nuevo Osio de Córdoba?.
Se le ve el plumero al autor de este artículo.

a) Decir que es ´´referencia teológica para los cardenales y obispos más involucrados en el gobierno de la Iglesia´´ porque es un Monseñor de curia y profesor en una universidd romana, es bastante exagerado. Gente con mejor curriculo que él hay cientos en Roma.

b) No sé si Gherardini se alinea con las posturas de Lefebvre. No me importa: lo que le debe importar a un católico es la postura del Papa. Porque por debajo del Papa cualquiera puede equivocarse. Que se lo pregunten al obispo Osio de Córdoba.

Por lo tanto, ay de aquél que ponga su confianza en la infalibilidad de nadie, salvo que sea el Papa.
Yanka
29/10/2011
Yo soy cristiano comprometido como millones de personas, gracias al VATICANO II.
Al contrario, hay que poner de relieve la bendicion que constituye el Concilio Vaticano II y el valor fundamental de sus documentos --como en este caso la Lumen gentium--, no nos situamos en una perspectiva ingenua. Nada de eso. Precisamente, es un topico comun afirmar que la crisis surgio con el Vaticano II, no a causa de este. Y es verdad. No es el Concilio el que genera la crisis, ella estaba ya latente lista para explotar. Mas bien el Concilio se adelanta con su respuesta de renovacion en continuidad para dar un horizonte y brindar salidas a la crisis. El problema es previo al Concilio, y lamentablemente avanza a pesar del Concilio, nunca a causa de el, como es obvio. La crisis antecedente se expresa en la reaccion de aquellos que por apegarse a los rasgos accidentales del recorrido historico de la Iglesia se muestran reacios a aceptar el Concilio, y ella va pareja con otra expresion, la de aquellos que carecen igualmente de una optica realista, y se mueven en lo superficial, confundiendo lo accidental con lo fundamental, y quieren arrasar con todo lo que les parece no conforme a sus imagenes subjetivas de la Iglesia, ignorando la realidad onticamente fundante del misterio de la Iglesia. Los cambios y reformas no pueden aplicarse ni a la concepcion esencial, ni a las estructuras fundamentales de la Iglesia catolica, enseaba en su momento el Papa Pablo VI.
Yanka
29/10/2011
Al contrario, hay que poner de relieve la bendici?n que constituye el Concilio Vaticano II y el valo.
Al contrario, hay que poner de relieve la bendici?n que constituye el Concilio Vaticano II y el valor fundamental de sus documentos --como en este caso la Lumen gentium--, no nos situamos en una perspectiva ingenua. Nada de eso. Precisamente, es un t?pico com?n afirmar que la ??crisis?? surgi? con el Vaticano II, no a causa de ?ste. Y es verdad. br brNo es el Concilio el que genera la ??crisis??, ella estaba ya latente lista para explotar. M?s bien el Concilio se adelanta con su respuesta de ??renovaci?n en continuidad?? para dar un horizonte y brindar salidas a la crisis. El problema es previo al Concilio, y lamentablemente avanza a pesar del Concilio, nunca a causa de ?l, como es obvio. br br La crisis antecedente se expresa en la reacci?n de aquellos que por apegarse a los rasgos accidentales del recorrido hist?rico de la Iglesia se muestran reacios a aceptar el Concilio, y ella va pareja con otra expresi?n, la de aquellos que carecen igualmente de una ?ptica realista, y se mueven en lo superficial, confundiendo lo accidental con lo fundamental, y quieren arrasar con todo lo que les parece no conforme a sus im?genes subjetivas de la Iglesia, ignorando la realidad ?nticamente fundante del misterio de la Iglesia. Los cambios y reformas no pueden aplicarse ni a la concepci?n esencial, ni a las estructuras fundamentales de la Iglesia cat?lica, ense?aba en su momento el Papa Pablo VI.
Ruy
29/10/2011
CVII golpe maestro de la masoneria a la Iglesia Catolica.
Porsupuesto que hay no una, sino muchisimas explicaciones pendientes sobre CVII. Ese fue el golpe mas importante que dio la masoneria despues de la revolucion francesa, y con ese golpe (CVII) se construyo el ataud para el entierro de nuestra Iglesia. Afortunadamente y gracias a Dios que nos prometio siempre dejar una puerta abierta, se levantaron valientes y despiertos Catolicos como Msgr Lefebvre que heroicamente defendieron la Fe y la tradicion. De no haber sido asi, la apostasia hoy dia seria total y no quedaria rezago de lo que es la verdadera Iglesia Catolica. Para la muesra Asis III, y el Papa diciendo que no seria sincretismo...entonces -por cirar un solo ejemplo- que fue el ´´canto a la ´´diosa´´ Olokun por parte del curandero wande abimbola ? esto, en plena basilica de Sta Maria de los Angeles....eso fue una blasfemia y profanacion total , y aun asi el Papa dice sentirse contentto de esto ? Por Dios, si la sal se corrompe.
Beatrix Cristiana
29/10/2011
Vaticano II, o el enemigo dentro.
El mayor error de los últimos tiempos de la Iglesia Católica: el Vaticano II, la traición última de las escrituras y del cristianismo original. No me extraña, como señalan reputados investigadores, que sea obra de una infiltración masónica masiva.
Fray Eusebio de Lugo O.S.H.
29/10/2011
Interesante.
La película es verdaderamente interesante, aunque presenta una visión un tanto deformada de la resistencia católica que ya se estaba organizando por aquellos años. Plantea muy útilmente un tema de enorme actualidad: ¿Se puede exigir, en nombre de la obediencia, el abandonar la Tradición católica, para abrazar lo que ésta condena unánimemente, y encima, al dictado de una instancia mundialista como la que aparece en la película, fiel trasunto en lo religioso de aquella que en lo económico preconizaba hace poco el mismo Vaticano? La respuesta de todo católico hubiera debido ser un rotundo NO. Pero la decadencia en la reflexión filosófica y teológica se evidencia en que muy pocos se acordaron de la existencia, junto a la obediencia ilustrada y virtuosa, de otra obediencia viciosa o servil, que de nada nos valdrá ante el Tribunal de Dios.
Y en que hayamos tenido que esperar decenios para que un prelado romano se atreviera a cuestionar algunos aspectos del Concilio.
Con Martin, yo también felicito a D. Carmelo López-Arias Montenegro por el post.
Silencioso
29/10/2011
gracias.
Los que habitualmente callamos sobrecogidos por la deriva de nuestra Iglesia decimos ¡gracias! Adveniat Regnum tuum! Será mi próxima lectura. No sé si me estoy haciendo demasiadas ilusiones, pero es lo que estaba esperando.
Martin Ellingham
29/10/2011
Excelente.
Mis felicitaciones al Sr. López-Arias por atreverse a comentar el estupendo libro de Monseñor Brunero Gherardini, que tuve oportunidad de leer en italiano, y ahora se ha traducido a lengua española. Un libro valiente, lúcido, rigursos, que abre puertas, derriba mitos progres, disuelve idioteces teológicas, pequeñas idolatrías, y mucho más. Felicitaciones al Sr. López-Arias porque ejerce una legítima libertad que en otra web católica, no ha sido posible debido a la estrechez mental de su dueño y mentor.
Emeth
29/10/2011
Es de inteligencia natural pensar que un Concilio en una época en la que se respetó la.
libertad de expresión, buen cuidado de ello tuvo Juan XXIII, no puede tener instancia alguna superior, en un intervalo no corto de tiempo, porque es, por definición, el que marcó la Tradición de la Iglesia para estos tiempos. Habría que convocar otro Concilio y para eso hace falta un papa dispuesto a escuchar a la Iglesia, a dar a las determinaciones del ´´Pueblo de Dios´´ la importancia que tienen ya que la jerarquía ha hipertrofiado la monarquía de la Santa Sede.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS