Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

El católico ante la libertad de horarios comerciales

Apolinar

26 febrero 2012

Así dice el Señor Dios: “Si dejas de pisotear el sábado, de hacer tus negocios en mi día santo; si llamas al sábado "Delicioso" y al día santo del Señor “Honorable”; si lo honras absteniéndote de traficar, de entregarte a tus negocios y de hablar ociosamente, entonces te deleitarás en el Señor; yo te haré cabalgar sobre las alturas del país y te alimentaré con la herencia de tu padre Jacob” (Is 58, 13-14).
 
Dios nos propone un camino de perfección que deje espacio a lo sagrado, a la alabanza y gloria a Dios, a profundizar en el sentido de nuestra propia actividad para no caer en un activismo espiritualmente estéril. Dios nos manda santificar las fiestas: “Recuerda el día del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás todos tus  trabajos, pero el día séptimo es día de descanso para el Señor, tu Dios. No harás ningún trabajo” (Ex 20, 8-10).
 
Tanto es así que el Catecismo nos recuerda: “Durante el domingo y las otras fiestas de precepto, los fieles se abstendrán de entregarse a trabajos o actividades que impidan el culto debido a Dios, la alegría propia del día del Señor, la práctica de las obras de misericordia, el descanso necesario del espíritu y del cuerpo. Las necesidades familiares o una gran utilidad social constituyen excusas legítimas respecto al precepto del descanso dominical. Los fieles deben cuidar de que legítimas excusas no introduzcan hábitos perjudiciales a la religión, a la vida de familia y a la salud” (número 2185).
 
El Santo Cura de Ars ya lo advertía: “El domingo es el día del Señor. El ha hecho todos los días de la semana; podía guardarlos todos para él, pero no; nos ha dado seis... ¿Con qué derecho tocas tú lo que no te pertenece? Sabes que el bien robado no se aprovecha jamás. El día que se roba al Señor no se aprovecha tampoco. Conozco dos medios para ser pobre: trabajar el domingo y tomar el bien del prójimo”.
 
¿Qué postura debe adoptar, entonces, el católico ante las propuestas de libertad de horarios comerciales que permitan trabajar en domingo?
 
Aunque pueda resultar paradójico, la postura del católico debe ser en favor de la libertad de horarios comerciales en días festivos. En su propuesta de camino hacia la Casa del Padre, Cristo respeta la libertad con la que Dios nos creó a su imagen y semejanza. Una vez más, se dirige a la conciencia libre de cada hombre para que a la luz de su mensaje opte libremente por respetar el descanso dominical para entregarle este día al Señor.
 
¿Cumple con el deber de santificar las fiestas quien no trabaja en domingo, impedido quizá por las leyes, pero su corazón está lejos de Dios? Pienso que no. Tan contrario a este mandamiento puede ser trabajar como estar todo el domingo absorbido por el fútbol. El mandamiento de santificar las fiestas nunca podrá quedar reducido al cumplimiento de una ley civil, sino que tendrá que ser la respuesta de un corazón que se deleita en meditar la Ley del Señor y cumplir su palabra.

El católico debe estar a favor de la libertad personal dentro de la verdad; en este caso, de leyes que no impidan la libertad de horarios comerciales. Dicho lo cual, los católicos también debemos exigir a los poderes públicos con todas nuestras fuerzas que las leyes laborales respeten nuestras tradiciones seculares y se declaren festivos los domingos y las fiestas de precepto. Sería “un error ver en la legislación respetuosa del ritmo semanal una simple circunstancia histórica sin valor para la Iglesia y que ella podría abandonar.” (Carta Apostólica Dies Domini, n. 64).
 
¡Ojo! el debate de los horarios comerciales no es siempre inocente. El católico debe mantenerse alerta ante voces liberticidas, y en ocasiones interesadas, que exijan restricciones en la libertad de horarios para ciertos tipos de negocios. Habrá quienes apelen a un chantaje moral. Otros, más técnicos, dirán que abrir en festivo es ineficiente, poco rentable, aumenta el paro o cualquier otra razón con el mismo fundamento. Los horarios comerciales, en sí, son solo un elemento más de la estrategia comercial de un negocio, como, por ejemplo, dónde ubicar el negocio, qué personal contratar o qué servicios posventa ofrecer, entre muchos otros. El deber de todo cristiano de santificar las fiestas no se debe usar en este tipo de guerras comerciales.
 
El domingo y las fiestas de precepto son el centro mismo de la vida cristiana. Como decía Juan Pablo II con relación al domingo “¡No tengáis miedo de dar vuestro tiempo a Cristo!”. Algo que el católico, ya sea comerciante, trabajador o cliente, debe testimoniar ante todo con su propia coherencia de vida.
 
 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
17 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Carlos
07/03/2012
Las leyes deben ser siempre promotoras del bien común..
1 parte. Comprendo el esfuerzo que intenta transmitir para conciliar la libertad y al mismo tiempo un deber moral. Sin embargo considero que hay motivos suficientes para limitar la libertad en este caso.
Todas las leyes tienen un valor pedagógico, en el sentido que van conformando una opinión y promueven unas ideas frente a otras. Si el legislador ofrece la libertad de que las empresas, que no presten servicios esenciales, habrán los domingos, muestra como mínimo su indiferencia en relación a este día. Porque si lo considera un bien que debe protegerse, no hay ninguna razón para defenderlo. Si es un bien, y lo es, debe mantener su carácter festivo frente a todos.

Carlos
07/03/2012
Las leyes deben ser siempre promotoras del bien común..
2 parte. El legislador no va a crear una singularidad especial para los católicos, que por otra parte serian discriminados en aquellos casos que no estuvieran dispuestos a trabajar también los domingos. brEs un error considerar que este tema afecta únicamente a los creyentes. Los que no lo son, pueden dedicarlo a ver el futbol o quizá a salir con sus hijos o quizá a asistir a una Iglesia a la que hace mucho que no va. Para eso se le debe dar la oportunidad de tener el domingo, al menos para meditar y quizá convertirse. Por otra parte el descanso es un bien moral que se debe proteger, independientemente de las creencias personales. No es indiferente un día que otro. El legislador debe también proteger y promover las relaciones familiares, para crear una sociedad cada vez más justa y generosa. No cabe duda que el domingo favorece esa posibilidad, al permitir mayor relación de los padres con sus hijos. brEspaña tradicionalmente ha elegido el domingo como día de descanso, precisamente por su fundamento cristiano. Sería un grave error que en nombre de la libertad se perdiera un bien mucho mayor. brUn cordial saludo. br
Jaime Alejandro Martínez
29/02/2012
Buena defensa de la libertad.
Me gusta el artículo. Buen enfoque. Además, una ley completamente depravada y perversa, propia de los extremismos izquierdistas, podría terminar por determinar que todo es actividad económica de alguna manera, incluyendo las prácticas religiosas. Así, una ley que impidiera la actividad en domingos o fines de semana obligaría al cierre de las iglesias durante sábados y domingos, justificándose en una supuesta defensa de los derechos de los trabajadores. No subestimen la imaginación de los liberticidas y los defensores del poder absoluto del Estado (eso que quedó cuando los ´´reyes por la gracia de Dios´´ perdieron su cabeza y su mandato se sustituyó por el ´´todopoderosos por la gracia de un puñado de votos´´). Así que, cuidado esos católicos que, muy frecuentemente, se sienten identificados con algunas de las causas del socialismo izquierdista.
Anticlimacus
28/02/2012
Libertad ante todo.
Supongo que el comparar alguna de las opiniones aquí vertidas con los ortodoxos judíos que apedrean al que pasee por su barrio en Sabbath es tan injusto como las propias opiniones. No se puede comparar el no respetar el domingo con el aborto o con el asesinato. Si alguien no quiere respetar el descanso dominical porque no siente que deba hacerlo, no es ni mucho menos lo mismo que alguien quite una vida.
Personalmente me siento más cómodo con la libertad de todos, porque así sé que se respetará la mía. Si se es libre de abrir un comercio en domingo, se es libre de no trabajar ese domingo. Si por ley se impone por motivos religiosos un día de descanso forzoso, no nos quejemos si por un cambio de mayoría ese día pasa a ser en vez del domingo, el viernes.
rojobilbao
27/02/2012
coherencia.
El pan, el diario, el café o la caña, el partido de fútbol...
Quien pretende que no se trabaje en domingo, no consuma nada de lo anteriormente citado. Y si se puede consumir lo anterior, ¿por qué no irse de compras?
Luis Antequera
27/02/2012
´´el sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado´´ .
Querido compañero y además amigo:

También dice Jesús ´´el sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado´´ (Mc. 23-27). Y también dice el Catecismo: ´´Las necesidades familiares o una gran utilidad social constituyen excusas legítimas respecto del precepto del descanso dominical´´ (2185) y ´´Cuando las costumbres (servicios públicos, etc.) requieren de algunos un trabajo dominical, cada uno tiene la responsabilidad de dedicar un tiempo suficiente al descanso´´ (2186).

Te propongo una visión que creo no muy diferente del tema en:

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=19564&mes=12&ano=2011

Me ha gustado mucho tu artículo. Excelente análisis. Un fuerte abrazo

Luis Antequera
esteve serra
27/02/2012
NO A TRABAJAR EN DOMINGO POR LOS CRISTIANOS.
Los paganos que hagan lo que quieran,los cristianos el Domingo santificamos el Señor, porque es el día de la Resurrección,es el día que Ntro Señor Jesucristo ha vuelto de la muerte y nos lo ha hecho ver,sentir y oir.-Y en domingo nos mandó el Espíritu Santo(Pascua de Pentecostes).-Salvos los servicios de necesidad(hospitales, bomberos,orden público)los cristianos tenemos que abstenirnos de trabajar.-

>APOLINAR: efectivamente, "los paganos que hagan lo que quieran", los cristianos santificamos el Día del Señor. Pero para eso es necesario la libertad de horarios comerciales en días festivos como un derecho más de la libertad de empresa (el que quiera abrir que abra, y el que quiera comprar que compre).
Los paganos que hagan lo que quieran, los católicos guardaremos la abstienencia por amor y gloria a Dios, ¿necesitamos los católicos una ley que prohiba a los restaurantes servir carne los viernes de Cuaresma? Otra cosa distinta es que, si hay un comedor de empresa, pidamos que al menos haya una opción que nos permita guardar la abstinencia los viernes de Cuaresma (y si fuera posible, todos los viernes del año)

Marta
26/02/2012
Nada de acuerdo.
Nada de acuerdo. Hay cosas que deben funcionar los domingos, como los hospitales y otros servicios de emergencias, y creo que ningún católico debe hacerse un lío si le toca trabajar. Por lo demás, me parece muy conveniente dedicar el domingo al Señor, a estar en familia, a tomar la vida con sosiego, a acudir a Misa y rezar un poco más. No me gusta el argumento de ´´si no quieres ir a comprar, no vayas´´, es algo parecido a ´´si no quieres abortar, no lo hagas´´. Me parece otra vuelta de tuerca más para intentar quitar a Dios de nuestro mundo. Sin contar a todas las personas a las que se les somete a ese horario, impidiéndoles disfrutar de su familia y de santificar las fiestas. Y lo que no me gusta nada, nada del artículo es la frase ´´la postura del católico debe...´´ Parece que está intentando dar una postura oficial del católico, cuando creo que todos hemos escuchado voces bastante más autorizadas que la del autor, que no sólo no comparten esa opinión, sino que lo hacen con bastante menos arrogancia.

APOLINAR: Creo que es una desproporción comparar "si no quiere matar, no lo haga" con "si no quiere ir de compras el domingo, no lo haga". Lo primero es un desorden grave, con pocos paliativos y justificantes. Lo segundo es una respuesta pobre del corazón al Amor de los Amores. Lo primero es un delito, lo segundo una imperfección.

Sobre que hay un intento de descristianizar la sociedad, y conseguir que la gente se olvide del Día del Señor, no lo dude. Pero tratar de luchar contra eso poniendo trabas legales a la libertad de horarios de la que debe gozar todo empresario, trabajosr y cliente, creo que no es el método. Como católicos tenemos que evangelizar la vida, empezando por nuestra vida.

Y siento la impresión de arrogancia. Lo que digo es solo mi opinión, no pretendo que sea la opinión de nadie más, menos una postura oficial. Cada frase debería decir "en opinión del autor… la postura del católico debe ser…", pero creo que es evidente que solo escribo lo que es mi opinión, por eso no lo indico a cada paso. Disculpas de todos modos.

Antonio
26/02/2012
Domingo y Comercio.
Aunque en sus respuestas afirme lo contrario, el artículo incluye contradicciones fuertes. ´´A favor de la libertad personal dentro de la verdad´´ ¿Quién define la verdad?

APOLINAR: La VERDAD está claro que la define quien fue capaz de decir "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida". Otra cosa es como los legisladores transforman esta verdad en derecho positivo. La libertad de horarios es parte de la libertad del hombre. Otra es que cuando se descubre el Amor de Dios, uno desea estar con el amado, dedicar si quiera el domingo a Él y dejar que Cristo sea el dueño del día, tanto en la liturgia, en la oración, en la familia y en las obras de caridad.




La ley de libertad de horarios es la medida de la verdad? Si ´´debemos exigir que tal ley respete nuestra tradición del domingo y días de precepto´´, ¿desde qué verdad?

APOLINAR: Debemos exigir que se respeten los domingos y días de precepto como festivos, como días de no trabajo, desde la verdad de la misma tradición. La tradición habla de lo que es la verdad para esa sociedad, aunque las ideologías relativistas quieran negar todo tufillo de verdad y arrogarse el derecho de reinventar las tradiciones y reconstruir la verdad.



No concibo el horario comercial SOLO como una estrategia más. En tal caso, se superpone a la dimensión religiosa, la humana y familiar-social del individuo.
APOLINAR: La libertad de horario es una estrategia más, y como tal tiene una dimensión moral que el comerciante debe valorar. Y el comprar es también un acto económico con una dimensión moral que cada comprador debe igualmente valorar.



Muy discutible conciliar los positivos puntos de vista sobre el domingo con su liberalismo descarnado.

APOLINAR: Decir que esto es liberalismo descarnado creo que no es acertado. Parece un juicio más sacado del sentimiento "descarnado" que de la razón que busca descubrir la verdad. El liberalismo es descarnado cuando es contrario a la Verdad. Es muy humanizante cuando busca promocionar la libertad desde el respeto al plan de Dios. Esto es lo que al menos pretendo, puede que no con el éxito que desearía.

Apolinar
26/02/2012
Comentario de un lector recibido por email. .
Respetando el anonimato, copio parte de un email que he recibido hoy de un lector y que me parece muy relevante para esta discusión

´´... Siempre me llamó la atención las palabras de un Obispo, buen Obispo, al que le tengo muchísimo afecto, que dijo, en petit comité, yo estaba presente, que si se perdía el Día del Señor se perdía todo.

La mayor mutación que se ha producido en la historia humana ha sido la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, ha supuesto un antes y un después, y la fiesta dominical viene de ése acontecimiento. Este sentido, desgraciadamente, se ha perdido. Nuestra misión, como católicos, evangelizadores, es recuperarlo. ...´´
María
26/02/2012
Fatal....
Si las leyes deben dar libertad, apoyemos el aborto libre y el matrimonio homosexual y que cada uno decida... Por otro lado (y más en tiempos de crisis) el empresario obligará a sus trabajadores a trabajar el domingo y el que se niegue: a la calle ¡Genial! Un poco más de discriminación y persecución para los cristianos (y los más débiles)

APOLINAR: Las leyes deben garantizar la libertad y el derecho, pero EN LA VERDAD. Cada uno decide, sí (mejor decido yo que el Estado por mí), pero cada uno decide EN LA VERDAD. El aborto libre y el matrimonio homosexual son opuestos a la VERDAD. Tales leyes no traen la libertad ni el derecho. Traen el capricho de una ideología homicida y destructora.


Por otra parte, el empresario "no obliga" a trabajar en domingo. Las leyes laborales siguen reconociendo el domingo como festivo y debemos estar atentos para que esto siga siendo así. Otra cosa es que se te ofrezca un trabajo en domingo, y uno lo acepte. Otra cosa es que te presionen para que trabajes en domingo, pero eso ya es parte de las relaciones de cada trabajador con su empresa, donde la casuística es inmensa, y los temas de acoso laboral están a la orden del día. Pero esto no debe ser razón para eliminar la libertad de horarios. Tampoco es la solución eliminar las empresas para que haya acoso laboral.


Y, sí, preparémonos para la discriminación y persecución de los cristianos. El mismo Cristo ya nos lo advirtió.

José Antonio Benito
26/02/2012
EL DOMINGO PARA EL DOMINUS.
El lunes para la luna, el martes para marte, miércoles para mercurio, jueves para juno, viernes para venus, sábado para saturno y el domingo para el DOMINUS, EL SEÑOR. Juan Pablo escribió una carta preciosa sobre la espiritualidad del DOMINGO, el Jubileo de la semana. VIVAMOS COMO EL DOMINUS MANDA EL DOMINGO


APOLINAR: Querido José Antonio: que sea así por siempre y que todos vivamos el domingo como Dios manda. Un abrazo.
M
26/02/2012
La postura del católico es estar a favor de la libertad para el bien.
La postura del católico NO debe ser en favor de la libertad de horarios comerciales en días festivos, sino a favor de que el domingo y demás fiestas de precepto sean días no laborables para la mayoría (salvo servicios esenciales y de prestación extraordinaria).


APOLINAR: creo que lo primero no implica lo segundo. Se puede dar la total libertad de horarios, y se puede dar que los domingos y fiestas de preceptos estén protegidos como días festivos, no laborables.


Por otra parte, ¿quien decide lo que son servicios esenciales y de prestación extraordinaria?, ¿Unas burocracias estatales al servicio de ideologías anticristianas, o todos y cada uno de nosotros?, ¿Ud prefiere que el Estado decida por Ud lo que son servicios esenciales y de prestación extraordinaria?

Para conseguir lo que pide Ud y el Catecismo, que solo trabaje en domingo quien no le quede más remedio, es necesario la libertad de horarios en una legislación laboral que reconozca el domingo como día no laborable.

M
26/02/2012
La ley debe favorecer la virtud.
Para santificar el domingo el trabajador necesita la posibilidad física de asistir a Misa. La legislación positiva debe proteger el descanso dominical de manera de facilitar y no dificultar el descanso dominical , la vida familiar, la oración y la asistencia a Misa.

APOLINAR: Totalmente de acuerdo, mientras la legislación positiva reconozca el domingo y las fiestas de precepto como días festivos, como ha sido la tradición en los países de raíces católicas siempre, nuestro derecho a vivir el domingo con el culto debido a Dios está protegido.

José M
26/02/2012
No compremos en domingo, no vendamos en domingo.
Ya es bastante triste que hya ciertas profesiones que se ven privadas del descanso en domingo por nuestra seguridad y/o costumbre, como policías, bomberos, personal sanitario o de transporte público, etc. pero de ahí a defender la libertad de apertura en domingo me parece que hay un abismo.
Si hablamos de libertad, yo me considero defensor de la libertad, sobre todo porque creo que Dios nos hizo libres, pero por esa misma libertad exijo que no se nos obligue y, lo creamos o no, el que ahora se permita abrir los comercios terminará dando paso a que todos los días sean laborables a todos los efectos y ese día ya no seremos libres para dedicar el domingo al Señor.
¿Qué podemos hacer los católicos? a nivel personal, poco, pero un primer paso es negarse a comprar en domingo, no justifiquemos nuestra compra en domingo con necesidades ficticias nacidas de nuestra propia comodidad.

APOLINAR: es cierto lo que dice, la tendencia laicista es a "laboralizar" el domingo, pero hoy por hoy, mientras el domingo sea día festivo, no te pueden obligar (otra cosa es que te presionen) a trabajar el domingo. Sería contrario a la ley.

Y la receta que propone, si Ud es solo cliente, es la más adecuada y respetuosa con la libertad, no compremos en domingo, demostremos que no es rentable abrir en domingo. Vayamos más allá y neguémonos a comprar en comercios que abran los domingos solo por el gusto de ganar más. Esta debería ser la respuesta de los católicos coherentes, y si no encontramos esta respuesta, entonces tendremos que evangelizar la sociedad.

rojobilbao
26/02/2012
libertad.
La libertad es el único garante de la virtud, pues quien no trabaja porque está cerrada la empresa no santifica las fiestas. Quien pone a Dios y las ceremonias sagradas como prioridad en el Domingo sí.

APOLINAR: muy buena síntesis del artículo. Muchas gracias.

M
26/02/2012
Pio IX.
Después de leer este artículo recuerdo a Pío IX: los católico-liberales son más peligrosos y funestos que los enemigos declarados.

APOLINAR: estoy totalmente de acuerdo. No hay enemigo mas peligroso y destructivo que el que esta dentro. Y la Iglesia, por desgacia, tiene enemigos dentro. Pero yo, en particular, no me considero enemigo de la Iglesia. Si puede, le agradeceria que indicase donde ve el peligro en lo que digo.

Por otra parte el termino "catolico-liberal" es un termino muy confuso que da lugar a todo tipo de interpretaciones. En estos articulos trato de presentar una libertad enraizada en la verdad. Entonces el catolico liberal promueve la virtud, no el pecado.

RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Apolinar
El autor, doctor en economía, padre de cuatro hijos y persona muy trotada por organismos financieros nacionales e internacionales, se plantea este blog con el fin de aplicar al campo de la economía el principio que debe animar todo análisis económico: “No robarás” . Busca presentar los temas desde la perspectiva de la solidaridad, la búsqueda del bien común y la resistencia a que el Estado, último recurso social, meta la mano en nuestra cartera y nuestros asuntos (contacto: Apolinar.ReL@gmail.com)

Apolinar, Apolinar.ReL@gmail.com , es autor, editor y responsable del Blog No robarás, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

El «credo» socialdemócrata

La insensatez de los que piden "salarios mínimos"

La dificultad que desaconseja la independencia de Cataluña

«Poverty Cure» en la lucha contra la pobreza

La única receta para reducir la pobreza

¡Felizmente atrapados en el euro!

El católico ante la libertad de horarios comerciales

¿Qué humos ideológicos han entrado en el Pontificio Consejo de Justicia y Paz?

Por qué ganan tanto los banqueros

El sueldo de los funcionarios

Preces por los gobernantes que no se deben rezar

La parábola del samaritano socialdemócrata.

Amor a Dios o al Dinero

Por qué la usura es, definitivamente, distinta del préstamo con intereses.

La usura, ¿sigue siendo inmoral el préstamo con intereses?

El silencio de la Doctrina Social sobre los temas monetarios.

Benedicto XVI: la práctica de la limosna para descubrir las intenciones del corazón

"La mortaja no tiene bolsillos"

La reforma laboral que nos trae Angela Merkel

Padre de torero condenado por su iniciativa de estímulo monetario

Se confirma: la Gran Cartuja asume la producción de euros

¿Cómo se desactivará la bomba financiera sobre la que vivimos?

Ser liberal, ¿virtud o pecado?

Irlanda: el coste del derrumbe bancario motivo para despertar.

Fondos públicos para que África se siga muriendo de hambre.

Regulad el mundo y seréis como dioses.

Bernanke: crear más dinero no es la solución (salvo para algunos)

Lo que le queda al euro por aprender del oro.

Por una separación entre el Estado y la Banca.

No todos los especuladores financieros son una lacra para la sociedad.

"Esto sólo lo arreglamos entre todos"…, ¡si el Gobierno se quita de en medio!

Ciudadanos en pie de lucha contra el Estado

El Ministerio de Educación, o Saturno devorando a sus hijos

En defensa de la poquita cosa que es el capitalismo

No, Sr. Presidente, la tierra sí pertenece a alguien.

Ojo con las recuperaciones económicas fabricadas por los gobiernos

El abandono confiado en el Estado providente

Cuando se confunde valor y precio

No dejemos a los banqueros caer en la tentación

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS