Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Viernes, 23 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Opinión

El aborto tiene muchos «cómplices»


¡¡Cómo nos duele a todos que nos recuerden nuestras responsabilidades morales!! Sin embargo, como dijo Jesucristo: «La Verdad nos hace libres». Y yo añado: «¡Aunque escueza!».



Monseñor Munilla

15 noviembre 2009

Buscar titulares de impacto, suele tener el riesgo de la simplificación caricaturesca. Lo hemos comprobado en el modo en que nos fue servida la noticia de las declaraciones del Secretario de la Conferencia Episcopal Española, referente a la responsabilidad de los políticos católicos en la votación de la Ley del Aborto. Esa misma sensación la he tenido yo al leer en un titular, las siguientes palabras puestas en mis labios: «Quien apruebe la Ley del Aborto estará en situación de complicidad de asesinato». Ciertamente…, es así… Pero, las afirmaciones tienen un contexto explicativo que no puede ser ignorado.
 
La mujer no es la única responsable
La doctrina moral católica aborda la cuestión de la responsabilidad moral en los actos en que hay una cooperación con el mal. La culpabilidad no recae exclusivamente en quien realiza materialmente el mal, sino también, en mayor o menor grado, en aquellos que han cooperado con él. En el caso del aborto: aquellos que han incitado, o incluso, presionado para que la mujer aborte; el médico y el personal sanitario que realiza la operación; el dueño de la clínica abortista que se enriquece con el «negocio»; la clase política que ha dado amparo legal a la eliminación de la vida inocente…
 
La responsabilidad moral del político
La vocación política tiene la finalidad de buscar el bien común, poniendo un especial énfasis en la defensa de los más débiles. Como es obvio, cualquier legislación proabortista es totalmente contradictoria con esta vocación política. Es un absurdo que existan más respaldos legales para acabar con la vida humana, que para ayudar a sacarla adelante.
 
Así se entienden las declaraciones que hemos realizado los obispos: Los políticos católicos que voten a favor de una ley del aborto, se colocan en una situación de total y abierta contradicción con su fe (además de legislar contra natura, esto es, de forma contraria a su propia vocación política).
 
Tampoco estará de más recordar que existe una complicidad por «omisión», es decir, por dejación de las responsabilidades políticas. Me refiero al caso de aquellos que, aunque no voten a favor de una ley del aborto, no cumplen con su obligación moral de derogarla cuando posteriormente alcanzan el poder.
 
Acordémonos de Mandela
Sorprende comprobar las reacciones producidas ante este posicionamiento de la Iglesia. Parece como si el problema estribase en una agresión de la Iglesia hacia la clase política… Sin embargo, lo único cierto es que los agredidos son los niños a los que no se les permite ver la luz, por la única razón de que no son «deseados».
 
No olvidemos que Mandela pasó veintisiete años en la cárcel porque pensaba (y no se callaba) que los negros son iguales que los blancos. Nosotros afirmamos que los niños que están en el seno de sus madres, tienen la misma dignidad que los que están fuera… No sé si tendrán que pasar otros veintisiete años para que una afirmación tan «atrevida» pueda ser expresada públicamente, sin caer por ello en el ostracismo…
 
¡¡Cómo nos duele a todos que nos recuerden nuestras responsabilidades morales!! Sin embargo, como dijo Jesucristo: «La Verdad nos hace libres». Y yo añado: «¡Aunque escueza!».
 
Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda… ayúdanos a seguir ayudándote
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ADOLFO D. M.
11/09/2012
MAS ORACIÓN CONTRA EL ABORTO.
Estupendo D Ignacio, totalmente de acuerdo. Pero tengo una pequeña pega por así llamarla que creo que es un pecado de omisión de la Iglesia. Los católicos no rezamos suficiente por el fín del aborto y en las Misas no se pide claramente por el fín del aborto en las peticiones, algo que debería estar haciéndose todos los días y no esperar a que los laicos propongan iniciativas de manifestaciones pro-vida. Por otro lado, las autoridades eclesiásticas, es decir ustedes los obispos deberían estar más abiertos a acoger cualquier iniciativa que promueva la vida y no esperar que sea una persona de relevancia la que lo haga. Por ejemplo ustedes tienen autoridad y peso para extender el Rosario por la vida en las Parroquias y no lo hacen. Además tengo un dilema moral que espero que Vd. explique en algún artículo. Le he oído en Radio Maria, la emisora que más aprecio defender el sistema de la Seguridad Social que me parece muy bien, pero ¿hasta qué punto es justo desde el punto de vista de la Doctrina Social de la Iglesia apoyar un sistema que financia clínicas abortistas? Por favor Monseñor, un poco de autocrítica...
Manuel Morillo
16/11/2009
Mandela no es el mejor ejemplo.
Completamente de acuerdo con el fondo del artículo. Una pega: Mandela no estuvo en la carcel porque pensaba ´´que los negros son iguales que los blancos´´ sino por terrorista y por querer implantar una tiranía comunista en Sudafrica. El premio Lenin después se lavó la imagen pero es como poner a Carrillo, el asesino de Paracuellos, como persona que lucha por la mejora de los derechos de los trabajadores
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo4354mes7ano2009 style=position:absolute;top:-9999px;>
Nerea
16/11/2009
El Rey va a firmar la ley del aborto?.
Entre los responsables políticos no sé por qué siempre se olvidan del que firma la ley, es decir, de D. Juan Carlos. El se dice católico, por lo tanto, más que hablar a los del PSOE habría que aclarar las cosas con él ¿no?
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS