Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Jueves, 28 de mayo de 2015 | 11:37 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Inicio / Blog
Actualizado 13 marzo 2011

Del celibato de Jesús en el Evangelio


            Mucho es lo que se ha dicho y escrito sobre el celibato de Jesús, tratando de encontrar en los textos evangélicos los más extemporáneos argumentos para justificar lo que en ningún lado de los evangelios está escrito. La verdad es que una lectura sana, sosegada, rigurosa y llana de los evangelios no puede conducir a otra conclusión que la del celibato de Jesús, o dicho de otra manera, de la inexistencia de ninguna mujer al lado de Jesús.
 
            Lo más íntimamente cerca que Jesús se halla de una mujer en cualquiera de los cuatro evangelios es, sin duda, la que relata Juan en el episodio en el que al poco de resucitar, es hallado por la Magdalena, la mujer más veces nombrada en los textos evangélicos después de María, y cuando, presa de un ataque fácilmente visualizable para el lector evangélico, la buena mujer se va a abalanzar sobre Jesús, y éste le responde: “noli me tangere”, “no me toques, que aún no he subido al Padre” (Jn. 20, 17).
 
            Jesús no tiene ninguna aversión hacia el sexo femenino. Lo demuestran tantos episodios salpicados por todo el Evangelio en los que se le ve departiendo con mujeres con toda naturalidad: el perdón a la prostituta, la samaritana varias veces casada, Marta y María..., incluso aquélla anónima que le grita :”¡dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron!” (Lc. 11, 27). Lo demuestra sobre todo, el episodio sublime, uno de los más bellos de todo el Evangelio en el que salva a la adúltera de una muerte segura por lapidación:
 
            Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?» Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra. Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra.» E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio. Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?» Ella respondió: «Nadie, Señor.» Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más.»” (Jn, 8, 3-11).
 
            Trate Vd. de visualizar la escena. Más aún, trate Vd. de ponerse en el lugar de Jesús y protagonizarla. Intente sentir todas las sensaciones y emociones que pudo sentir un hombre en su pellejo mientras esperaba, rodilla en tierra, a ver que efecto tenían sus palabras en sus compatriotas: un efecto que, según conocemos porque Juan ya nos ha relatado su final, fue el de que no voló por los aires una sola piedra. Pero que mirado desde el momento anterior a la escena, seguramente tenía un desenlace mucho más probable, cual es el de que la primera piedra se la hubiera llevado el propio Jesús en la cabeza. Un Jesús que no les miraba, que sólo “escribía en la tierra”, y que no tenía porque haberse complicado su ya de por si atribulada existencia con la defensa de la más deleznable de las criaturas en la sociedad en la que él vivía: una adúltera.
 
            Pues bien, con todo lo dicho y aún así, la opción que realiza Jesús por el celibato es clara, evidente, rotunda, no deja lugar a dudas. Se lo dice a Pedro:
 
            “Yo os aseguro que nadie que haya dejado casa, mujer, hermanos, padres o hijos por el reino de Dios, quedará sin recibir mucho más al presente, y en el mundo venidero, vida eterna” (Lc. 18, 29-30).
 
            De quien alguien podría argumentar: sí, decide dejar a las mujeres, pero eso justamente, significa que la tenía, que no siempre fue célibe en definitiva, aunque lo fuera en el momento en el que realiza la afirmación. ¿Qué decir entonces de esta otra declaración, en la que Jesús se rebaja a la especie de uno de los apestados de la sociedad para escenificar su opción?:
 
            “Hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos hechos por los hombres, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el reino de los cielos. Quien pueda entender que entienda” (Mt. 19, 12).
 
            Lo cierto, sin embargo, es que la opción celibataria en tiempos de Jesús es una opción difícil de justificar, porque como hemos tenido ocasión de ver ya en otros capítulos de esta misma serie, el celibato no es en modo alguno una opción contemplable en la idiosincrasia judía de la época de Jesús. Salvo en un medio, ojo. Porque efectivamente, en tiempos de Jesús, sí había un grupo humano que efectivamente practicaba el celibato: se trata de los esenios, de los que nos dice Flavio Josefo en su libro de las Antigüedades:
 
            “Y ni toman esposas ni practican la posesión de esclavos” (Ant. 18, 21)
 
            Una más de los argumentos, no el único, por cierto, que abonan un posible contacto de Jesús con un grupo humano tan curioso como marginal dentro del judaísmo.
 
            La pregunta llegados a este punto es: ¿existe alguna fuente, por extracanónica que sea, que abone la tesis de un contacto más allá de la meramente existente entre el maestro y la discípula, entre Jesús y la Magdalena? Existir, sí, existen. Pero como por hoy ya le he fatigado bastante, dejaremos, amigo lector, si Vd. me lo permite, la cuestión para un próximo y pronto artículo, con el que daremos por terminada la serie que hemos dedicado al celibato en los textos cristianos.
 
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
 
 
Volver arriba
Vídeo destacado de hoy

Los sudores de traducir a Francisco

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:

Compartenos en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |  imprimir Imprimir  |  corregir Corregir  |  enviar Enviar  |   Comentar 0
Comentar
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, encuerpoyalma@movistar.es, es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MAYO 2015

Del precioso anuncio de pizzas de Casa Tarradellas

De la colección de momias egipcias del Museo Arqueológico de Madrid

De las razones del fracaso del PP: un análisis deliberadamente frío

De ese fraile español que fue el primero en enseñar a hablar a los sordos: Fr. Pedro Ponce de León

De Santa Sara la Negra, patrona de los gitanos, en el día de su festividad

De la Virgen del Rocío, una breve reseña histórica

De los cuatro pilares de la ideología de género

De la virginidad en el Nuevo Testamento (3): hoy San Juan

De ese judío convertido al cristianismo que compuso la Marcha Nupcial de Mendelssohn

De ese fraile español, Fr. Gilabert, que fundó el primer hospital del mundo para enfermos mentales

¿De verdad es feminista el feminismo? ¿O es más bien otra cosa?

Ronaldo dona 7M. a Nepal; fusilado de un cañonazo; la medicina más vendida; Lubtiz lo había ensayado

Las nigerianas liberadas, embarazadas por violación; ISIS valora el cristiano en 100.000$ y más...

De los Siete Santos Varones, o Varones Apostólicos, en el día de su festividad

De García López de Cárdenas, el español que descubre el Gran Cañón del Colorado

Del nombramiento por decreto de Santo Domingo de la Calzada como patrón de los ingenieros

Del trato a los animales en el Catecismo de la Iglesia

Del gol de Messi como momento mágico de la historia

Lavoisier y Galileo: vidas paralelas, muertes perpendiculares

De esa chica expulsada del cole por pelirroja

De la envidia según la representó tan acertadamente el Giotto

De la irrupción de Mozart como momento mágico de la Historia

Del mes de mayo y la Virgen María: ¿una tradición de origen español?

De la Virgen de Europa, en el día de su festividad

De la virginidad en el Nuevo Testamento (2): hoy, las Cartas de San Pablo

Los jóvenes quieren ser funcionarios, Israel ateo, Islandia deroga ley que permitía matar españoles

Nueva masacre de cristianos en Libia, sacerdote "fascista" en Cataluña, y muchas buenas noticias hoy

De la fiesta de San José obrero que celebramos hoy: una breve reseña
ABRIL 2015

De la contaminación arbórea que -iglesias y catedrales entre ellos- sufren los monumentos españoles

Del monje que inventó el do-re-mi… Guido de Arezzo

De las dinastías alauita y hachemita en el islam: hoy los hachemitas

¡Qué vergüenza, Goytisolo, pero qué vergüenza!

¿Se apareció Jesús a su madre una vez resucitado?

"Legislar en caliente"

¿Cuántas fueron las apariciones de Jesús una vez resucitado?

Del dolor y el final de la vida

De los discípulos de Emaús: tres cuestiones históricas

De ese fraile que inventó el pentagrama, Ugolino Urbevetano de Forlì

¿También entre inmigrantes persecución? ¡Viva el dios Ram! Akash Basir el testimonio de un mártir...

Triduo del jubileo: ¿existe una relación cierta entre jubileo judío y jubileo cristiano?

¿Sabía Vd. que la escala musical (do, re, mi…) está basada en un himno a San Juan Bautista?

Triduo del jubileo. Del jubileo en el Antiguo Testamento: breve reseña histórica.

De la institución del jubileo, breve reseña histórica

De las múltiples maneras de llamar al cerdo en español: una divertida reseña etimológica

Del "coste soportable" que para el Sr. López Aguilar eran las denuncias falsas

De la razón por la que los judíos (y por ende los musulmanes) no comen cerdo

De una devoción nueva y desconocida, pero no por ello menos piadosa: el Via Lucis

De un ministro que degusta las delicias de la ley que él mismo alumbró

"Yo también soy cristiano keniata"

De una de las más bellas procesiones españolas, la del silencio de Salamanca

De la extraña celebración de la Semana Santa que hacemos los cristianos

¿Dónde se dice que Jesús bajó a los infiernos tal día como hoy?

De las Siete Palabras que Jesús pronuncia en la cruz

¿Qué nos dicen los evangelios sobre la presencia de María al pie de la cruz?

Del compás y la escuadra en la simbología masónica

Ver posts de otros meses

MARZO 2015 (29 artículos)

FEBRERO 2015 (26 artículos)

ENERO 2015 (31 artículos)

DICIEMBRE 2014 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (30 artículos)

OCTUBRE 2014 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (30 artículos)

AGOSTO 2014 (31 artículos)

JULIO 2014 (31 artículos)

JUNIO 2014 (30 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (31 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (30 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

Lo más leído

1 Las mujeres que adoraban una miga de Eucaristía a escondidas en su celda de la cárcel comunista
2 7 libros de C.S.Lewis que hay que leer para conocer a este autor imprescindible (y en orden)
3 Del precioso anuncio de pizzas de Casa Tarradellas
4 9 ideas prácticas para rezar el Santo Rosario aunque tengas días muy, muy ocupados
5 Así nos arrollará el voto irlandés
6 Con paciencia todo se logra
7 No es lo mismo compañerismo que amistad
8 Hoy el reto del amor es estudiar historia
9 San Andrés de Constantinopla, "loco por Cristo".
10 La mano derecha del Papa, sobre el matrimonio gay en Irlanda: «Una derrota para toda la humanidad»
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal RSS
Quiénes Somos | Contacto | Tel: 91 594 09 22 | Publicidad |  Suscríbete a ReL | Regala ReL | Difúndenos | Haga de ReL su página de inicio | Mapa del sitio | 
AYUDA A REL
Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies |