Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

De la conversión de San Pablo que celebramos hoy

En cuerpo y alma

25 enero 2015

 
 
            Una conversión que ocurre hacia el año 36, es decir, con una edad de unos treinta y cinco o treinta y seis años, de manera repentina, imprevisible, sin que medie explicación alguna.
 
            Cuando ello ocurre, Jesús no está ya en el mundo, lo cual, sin embargo, no es óbice para que la conversión de Pablo revista la forma, como si de un apóstol más se tratara, de llamada del Maestro:
 
Conversión de San Pablo. Fra Angelico (1430).
            “Entretanto Saulo, respirando todavía amenazas y muertes contra los discípulos del Señor, se presentó al sumo sacerdote, y le pidió cartas para que, si encontraba algunos seguidores del Camino [curiosa manera de llamar a los seguidores de Jesús, anterior a su definitiva denominación como cristianos], hombres o mujeres, los pudiera llevar presos a Jerusalén.
            Sucedió que yendo de camino, cuando estaba cerca de Damasco, de repente le envolvió una luz venida del cielo, cayó en tierra y oyó una voz que le decía: “Saul, Saul, ¿por qué me persigues?”. El preguntó: “¿Quién eres, Señor?”. Y él: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues”” (Hch. 9, 3-5).
 
            El evento es relatado hasta en dos ocasiones más en los Hechos de los Apóstoles. En la primera Pablo habla en primera persona y se lo relata a los miembros del sanedrín que le juzgan:
 
            Yo perseguí a muerte a este Camino, encadenando y arrojando a la cárcel a hombres y mujeres, como puede atestiguármelo el sumo sacerdote y todo el consejo de ancianos. De ellos recibí también cartas para los hermanos de Damasco y me puse en camino con intención de traer también encadenados a Jerusalén a todos los que allí había, para que fueran castigados.
            “Pero yendo de camino, estando ya cerca de Damasco, hacia el mediodía, me envolvió de repente una gran luz venida del cielo; caí al suelo y oí una voz que me decía: ‘Saúl, Saúl, ¿por qué me persigues?’ Yo respondí: ‘¿Quién eres, Señor?’ Y él a mí: ‘Yo soy Jesús Nazoreo, a quien tú persigues’. Los que estaban vieron la luz, pero no oyeron la voz del que me hablaba. Yo dije: ‘¿Qué he de hacer, Señor?’ Y el Señor me respondió: ‘Levántate y vete a Damasco; allí se te dirá todo lo que está establecido que hagas’. Como yo no veía, a causa del resplandor de aquella luz, conducido de la mano por mis compañeros llegué a Damasco” (Hch. 22, 3-11).
 
            Y en la segunda vuelve a ser Pablo el que habla, pero esta vez ante el Rey Agripa:
 
            En este empeño iba hacia Damasco con plenos poderes y la autorización de los sumos sacerdotes; y al medio día, yendo de camino vi, oh rey, una luz venida del cielo, más resplandeciente que el sol, que me envolvió a mí y a mis compañeros en su resplandor. Caímos todos nosotros a tierra y yo oí una voz que me decía en lengua hebrea: `Saúl, Saúl, ¿por qué me persigues? Te es duro dar coces contra el aguijón.´ Yo respondí: ‘¿Quién eres, Señor?’ Y me dijo el Señor: ‘Yo soy Jesús a quien tú persigues. Pero levántate, y ponte en pie; pues me he aparecido a ti para constituirte servidor y testigo tanto de las cosas que de mí has visto como de las que te manifestaré. Yo te libraré de tu pueblo y de los gentiles, a los cuales yo te envío, para que les abras los ojos; para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y del poder de Satanás a Dios; y para que reciban el perdón de los pecados y una parte en la herencia entre los santificados, mediante la fe en mí´” (Hch. 26, 12-18).
 
            Relatos estos dos últimos, -que no el primero, donde se habla de un solitario Pablo-, de los que cabe colegir que Pablo va acompañado, los que estaban vieron la luz” y “una luz […] que me envolvió a mí y a mis compañeros” de personas que hay que entender a su mando, en lo que debía ser una especie de unidad policial de pureza religiosa encargada de buscar cristianos.
 
            Unos relatos a los que se han de añadir aquéllos en las que se cita o explica la “vocación” en las Cartas del propio apóstol, que se precia en hacerlo y no escatima tinta para ello. La primera en la que dirige a los corintios en el año 57:
 
            Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles. Y en último término se me apareció también a mí, que soy como un aborto. Pues yo soy el último de los apóstoles: indigno del nombre de apóstol, por haber perseguido a la iglesia de Dios” (1Co. 15, 8).
 
            En la que con toda astucia, sagacidad y sutilidad, y aunque con falsa humildad se presente cual “el último”, como uno más en la agenda de apariciones de Jesús resucitado, cuando lo cierto es que las demás apariciones que Pablo refiere en la serie son apariciones que Jesús hace en cuerpo y alma justo después de resucitado y durante los días que permanece entre los suyos antes de ascender a los cielos según relatan Marcos y Lucas, en tanto que la suya es años más tardía, cuando Jesús ya no está entre los suyos y en forma de luz, voz, en todo caso espiritual y poco carnal. El recurso no es debido a una mera vanidad sin otro fin, sino que por el contrario, persigue un objetivo muy definido al que nos vamos a referir poco más adelante, cuando hablemos de Pablo como “el último apóstol”.
 
            La segunda en la que dirige a los gálatas poco después, probablemente el mismo año 57 o en el 58:
 
            Mas, cuando Aquel que me separó desde el seno de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien revelar en mí a su Hijo, para que le anunciase entre los gentiles, al punto, sin pedir consejo a hombre alguno, ni subir a Jerusalén donde los apóstoles anteriores a mí, me fui a Arabia, de donde volví a Damasco” (Gl. 1, 15-16)
 
            Por cierto que, aunque la tradición haya consolidado tal iconografía y no sea absurdo pensar que fuera así, en ningún momento, ni del libro de los Hechos, ni de ninguna de sus cartas, cabe extraer inequívocamente que Pablo fuera a caballo. Pero ese es un tema que ya tratamos en su día (pinche aquí si desea conocer lo que entonces decíamos) por lo que nos remitimos a lo dicho entonces (pinche aquí si desea conocerlo)
 
            Y sin más por hoy sino desearles un feliz domingo, y como siempre, que hagan mucho bien y no reciban menos, me despido hasta mañana.
 
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es. En Twitter  @LuisAntequeraB
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(puede hacer click sobre ellos si desea leerlos)
 
De los fariseos que conoció Jesús
De Saulo a Pablo. ¿En qué momento Saulo deja de ser Saulo para pasar a ser Pablo?
¿Qué sabemos del aspecto físico de San Pablo?
De Santa Tecla, la gran compañera de San Pablo a quien celebramos hoy
 
 
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
3 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Salvador Carrión Olmos
25/01/2015
1 a Corintios, 15, 5 y ss, y Lucas, 10, 1 y ss. .
El relato de las apariciones del Señor , tras su resurrección, en 1 a Corintios, 15, versículos 5 y ss, presenta desde luego particularidades de altísimo interés; entre otras, la aparición a Santiago, y a los ´´más de quinientos hermanos, de los cuales muchos permanecen todavía´´, pero reparemos en que el apóstol se refiere a una aparición del SEÑOR ´´a Cefas, luego a los doce´´, y tras referir asimismo la aparición a Santiago, se refiere a la que tuvo lugar después: ´´luego a todos los apóstoles´´. Esa referencia a ´´todos los apóstoles´´, no parece coincidente con la que el propio Pablo refiere ´´a los doce´´, y hace pensar en un colegio apostólico más amplio. Lucas 10, 1, se refiere a una designación por el Señor de ´´otros setenta y dos´´, a los que envió de dos en dos, delante de él, a las ciudades y lugares donde ÉL había de venir.
Salvador Carrión Olmos
25/01/2015
La relación entre Hechos 7, 58-60 y 1a los Corintios, 4, 3-4..
¡Gran Fiesta la de hoy¡ ¡Nada menos que la conversión del apóstol Pablo¡ Detengámonos por ello en la meditación del maravilloso poder del perdón y de la misericordia del SEÑOR, siquiera hoy referida al apóstol, en la festividad de su conversión. Recordemos para ello dos pasajes del NT: el primero, del libro de Los Hechos, 7, 58-60 (martirio de Esteban) ´´Los testigos (primeros que debían comenzar la lapidación) depositaron sus mantos a los pies de un joven llamado Saulo´´ . (Es evidente que ese modo de dar muerte, requería agilidad corporal) .´´Saulo aprobaba su muerte´´. Vayamos ahora a 1 a Corintios, 4, 3-5, ´´ni aun a mi mismo me juzgo. Cierto que de nada me arguye la conciencia, más no por eso me creo justificado; quien me juzga es el Señor´´. El perdón y la misericordia del Señor se derramó a raudales sobre Pablo, tras su encuentro con ÉL. Pablo tiene plena conciencia de ese perdón. ¡Ojalá´¡ nosotros la tengamos igual cuando acudimos al Sacramento de la Penitencia¡
JAVIER URKO GAVIERE
25/01/2015
¡ Gran figura !.
Grandiosa la figura del decimotercer apóstol.
Fue el gran constructor del cristianismo expandiéndolo fuera del entorno de los judíos.
En mi opinión le los cristianos le debemos mucho a Pablo y de no haber sido por su proceder el cristianismo habría quedado en una mera secta del judaísmo.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, encuerpoyalma@movistar.es, es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
JUNIO 2017

Termómetro de cristianofobia del 26 de junio

Islamofobia y cristianofobia

D.Q. Primer gaseamiento nazi de judíos. Misionero español funda otra universidad en América, y van…

Ya no son niños… ¡¡¡son criaturas!!! (y criaturOs, claro)

Del primer concilio europeo, celebrado en el año 300… ¡¡¡en Granada!!!

Hoy 16 de junio no es un Día cualquiera

No, Sra. Ana Pastor, no: los terroristas NO fueron asesinados

De la Inquisición Española y el debate sobre la cifra de sus víctimas mortales

Termómetro. Nueva matanza en Egipto. Secuestro de cristianos en Filipinas. Niña raptada por musulmán

D.Q. La rendición de Breda. Nacen dos papas. Muere Bernabeu. Coronada Isabel II abdica Juan Carlos I
MAYO 2017

De los tres monotemas de cualquier telediario español hoy día

Termómetro. Pakistán suelta terrorista de ISIS. Gobernador cristiano indonesio acusado de blasfemia

D.Q. España alcanza el cenit de su poderío. Mata a sus 19 hermanos para reinar. Operación Dinamo.

Termómetro de 22 de mayo. Monográfico de cristianofobia en Europa.

Del número de judíos que abandonó España con ocasión del Edicto de Granada de 1492

Termómetro. Casi mata a su hermano por convertirse. Nuevo recurso de Asia Bibi. Buenas noticias hoy.

D.Q. Elegido el papa Esteban. Se funda la primera universidad americana. Nacen Hoffmeister y Faure.

De la preocupante deriva de la libertad religiosa en la India

¿Fue o no fue, Napoleón, Rey de España?

Del atroz atentado del Daesh del que en España ni nos hemos enterado

D.Q. II Concilio de Constantinopla. Una aceifa de Almanzor. Sufragio universal en España. Nace Marx

Ver posts de otros meses

ABRIL 2017 (12 artículos)

MARZO 2017 (10 artículos)

FEBRERO 2017 (14 artículos)

ENERO 2017 (9 artículos)

DICIEMBRE 2016 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (14 artículos)

OCTUBRE 2016 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (3 artículos)

JULIO 2016 (8 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

ABRIL 2016 (7 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (16 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (13 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (31 artículos)

JUNIO 2015 (30 artículos)

MAYO 2015 (31 artículos)

ABRIL 2015 (27 artículos)

MARZO 2015 (31 artículos)

FEBRERO 2015 (26 artículos)

ENERO 2015 (31 artículos)

DICIEMBRE 2014 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (30 artículos)

OCTUBRE 2014 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (30 artículos)

AGOSTO 2014 (31 artículos)

JULIO 2014 (31 artículos)

JUNIO 2014 (30 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (31 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (29 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS