Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

De la controvertida virginidad de San José

En cuerpo y alma

15 febrero 2017

 
 
            Esa monja escandalosa y escandalizadora que es la llamada Sor Caram no ha perdido la ocasión que le daba Risto Meijide de volver a escandalizar a sus correligionarios –uno se pregunta para qué se metió a monja- sosteniendo que San José y la Virgen María habrían mantenido relaciones sexuales “como cualquier otra pareja normal”.
 
            A la llamada Sor Caram habría que recordarle que la virginidad de María “antes, en y después del parto” de Jesús es dogma de fe en la religión que ella profesa y a la que supuestamente ha dedicado su entera existencia, por lo que si no cree en ella, -cosa por otro lado muy loable, no espere Vd. que yo le diga lo contrario-, lo que debería hacer es colgar el hábito, o mejor aún, no haberlo vestido nunca. Cuestión de coherencia. No hablo ni de fe, ni de pecado, ni de herejía, ni de ná de ná de ná, sólo de coherencia personal.
 
            Esto dicho me pregunto: ¿y San José? ¿fue también virgen San José?
 
            Lo primero que se ha de decir es que, por el contrario de lo que ocurre con María, sobre la virginidad de José no existe dogma, u, otramente expresado, la virginidad de José no es verdad de fe. Los evangelios, de hecho, no se pronuncian explícitamente sobre el tema. Bien es verdad que existe en ellos la mención de unos hermanos de Jesús de los que incluso se da el nombre:
 
            “¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, Joset, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?” (Mc. 6, 3; similar en Mt. 12, 55).
 
            Lo que obliga (o casi obliga, como veremos) a aceptar, si se respeta que María permaneció virgen toda su vida, que dichos hermanos lo son por parte de José, que los tendría de nupcias anteriores –a descartar que los tuviera de nupcias simultáneas, algo no prohibido, sin embargo, por el derecho judío de la época-, lo que, aunque no es óbice para una completa observancia de la castidad durante su matrimonio con María, no habla precisamente a favor de la virginidad del padre putativo de Jesús.
 
            En el apócrifo “Historia de José el Carpintero”, que aunque no canónico es importantísimo en todo cuanto se refiere a la tradición sobre San José, y particularmente en lo relativo a su condición de anciano que se limita a hacerse cargo de la Virgen pero que ya no está para muchas aventuras amatorias, leemos este relato que el libro presenta salido de la boca del mismo Jesús:
 
            “Había un hombre llamado José, oriundo de Belén, esa villa judía que es la ciudad del Rey David. Estaba muy impuesto en la sabiduría y en su oficio de carpintero. Este hombre José se unió en santo matrimonio a una mujer que le dio hijos e hijas: cuatro varones y dos hembras, cuyos nombres eran Judas y Josetos, Santiago y Simón; sus hijas se llamaban Lisia y Lidia. Y murió la esposa de José […] Este varón justo de quien estoy hablando es José, mi padre según la carne, con quien se desposó en calidad de consorte mi madre, María” (op. cit. 2, 1-6).
 
            Todo lo cual no obsta para que exista también una segunda vía de justificación de esos llamados “hermanos”, según la cual, la inexistencia del término “primo” en las lenguas hebrea y aramea otorgaría la condición de hermanos también a los primos, de donde se concluye que los que el Evangelio llama “los hermanos de Jesús”  no serían, en realidad, sino sus primos.
 
            Trascendiendo la famosa polémica exegética que es una de las que más ha dado que hablar a los comentaristas bíblicos, no menos cierto es que en el seno del cristianismo se asienta en seguida una tradición diferente que nos presenta no a un José anciano que arrastra un bagaje matrimonial y procreador consolidado, sino por el contrario, joven, de una edad similar a la de María, que asume con ella el compromiso de la castidad. Más aún, de la virginidad, entendiendo la castidad como algo que puede empezar a practicarse en cualquier momento de la vida (y también abandonarse), y la virginidad como condición con la que se nace y que sólo se pierde una vez, siendo a partir de ese momento irrecuperable.
 
            Parece que es San Jerónimo de Estridón (340-420) en su “Refutación a Helvidio”, escrita hacia el año 383, el que primero que se adentra en la aventura y realiza una defensa explícita de la virginidad de José:
 
            “Yo digo aún más, que el mismo José era virgen por María, que de un matrimonio virginal nació un hijo virgen. Porque si como hombre santo no cae bajo las acusaciones de fornicación, y en ningún lugar está escrito que él tenía otra esposa, pero era el guardián de María con quien debía casarse en lugar de su esposo, la conclusión es que aquel quien se consideró digno de ser llamado el padre del Señor, permaneció virgen”.
 
            Muy poco después, San Agustín de Hipona (354-430) en su tratado “De bono coniugali” (“De la bondad del matrimonio”) escrito hacia el 403, toma el relevo y escribe:
 
            “Si José no hubiese sido virgen, Dios no le hubiese dado en manera alguna por esposa a la Virgen, su madre. Y esto por una razón muy sencilla; porque si no hubiera sido virgen, hubiera podido atentar contra la virtud de María”.
 
            Realizando un salto histórico de varios siglos, Jacobo De la Vorágine en su “Legendi di Sancti Vulgari Storiado”, más conocida como “Leyenda dorada”, probablemente el tratado hagiográfico más importante del medievo, escrito hacia 1264, afirma:
 
            “San José fue elegido por Dios para que conservara perpetuamente su pureza virginal inmancillada, y correspondió a tal elección haciendo voto de acuerdo con la Virgen benditísima y juntamente con ella de perfecta castidad”.
 
            En su “Suma Teológica” escrita muy poco después, entre 1265 y 1274, corrobora Santo Tomás de Aquino:
 
            “Se debe creer que José permaneció virgen, porque no está escrito que haya tenido otra mujer y la infidelidad no la podemos atribuir a tan santo personaje” (Summa Theologica III, q. 28, a. 3).
 
            En tiempos ya contemporáneos, San Juan Pablo II, en su catequesis “La Virginidad de María, verdad de fe” -algo que deberíamos recordarle a Sor Caram- de 10 de julio de 1996, afirma:
 
            “José y María, precisamente en vista de su contribución al misterio de la Encarnación del Verbo, recibieron la gracia de vivir juntos el carisma de la virginidad y el don del matrimonio”.
 
            Dicho todo lo cual, que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos. Como siempre. Nos seguimos viendo por aquí. Si le parece a Vd., naturalmente.
 
  
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día, o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es. En Twitter  @LuisAntequeraB
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
Y bien, ¿qué es lo que sabemos de San José?
Del Barrio Copto de El Cairo, en el que se refugió la Sagrada Familia
¿Qué nos dicen de San José los evangelios apócrifos?
De la fiesta de San José obrero que celebramos hoy: una breve reseña
De San José, santo patrono de la familia
 
 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

María
15/02/2017
Es cuestión de utilizar el sentido común..
Dios no aparece en el mundo con 30, se hace niño tiene que buscar un padre y una madre. Como da la casualidad que Dios es el Creador de todo, su Madre tiene que ser la mujer por excelencia. Esa mujer no va a ser soltera necesita un marido que les evite los peligros, como el de Herodes y la huida Egipto. No puede ser cualquier hombre, tiene que ser un hombre virtuoso, ¿es que no somos capaces de creer que pueda haber en el mundo algún varón de virtud, ¿el feminismo nos ha diluido el cerebro?
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, encuerpoyalma@movistar.es, es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
JUNIO 2017

Termómetro de cristianofobia del 26 de junio

Islamofobia y cristianofobia

D.Q. Primer gaseamiento nazi de judíos. Misionero español funda otra universidad en América, y van…

Ya no son niños… ¡¡¡son criaturas!!! (y criaturOs, claro)

Del primer concilio europeo, celebrado en el año 300… ¡¡¡en Granada!!!

Hoy 16 de junio no es un Día cualquiera

No, Sra. Ana Pastor, no: los terroristas NO fueron asesinados

De la Inquisición Española y el debate sobre la cifra de sus víctimas mortales

Termómetro. Nueva matanza en Egipto. Secuestro de cristianos en Filipinas. Niña raptada por musulmán

D.Q. La rendición de Breda. Nacen dos papas. Muere Bernabeu. Coronada Isabel II abdica Juan Carlos I
MAYO 2017

De los tres monotemas de cualquier telediario español hoy día

Termómetro. Pakistán suelta terrorista de ISIS. Gobernador cristiano indonesio acusado de blasfemia

D.Q. España alcanza el cenit de su poderío. Mata a sus 19 hermanos para reinar. Operación Dinamo.

Termómetro de 22 de mayo. Monográfico de cristianofobia en Europa.

Del número de judíos que abandonó España con ocasión del Edicto de Granada de 1492

Termómetro. Casi mata a su hermano por convertirse. Nuevo recurso de Asia Bibi. Buenas noticias hoy.

D.Q. Elegido el papa Esteban. Se funda la primera universidad americana. Nacen Hoffmeister y Faure.

De la preocupante deriva de la libertad religiosa en la India

¿Fue o no fue, Napoleón, Rey de España?

Del atroz atentado del Daesh del que en España ni nos hemos enterado

D.Q. II Concilio de Constantinopla. Una aceifa de Almanzor. Sufragio universal en España. Nace Marx

Ver posts de otros meses

ABRIL 2017 (12 artículos)

MARZO 2017 (10 artículos)

FEBRERO 2017 (14 artículos)

ENERO 2017 (9 artículos)

DICIEMBRE 2016 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (14 artículos)

OCTUBRE 2016 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (3 artículos)

JULIO 2016 (8 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

ABRIL 2016 (7 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (16 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (13 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (13 artículos)

AGOSTO 2015 (10 artículos)

JULIO 2015 (31 artículos)

JUNIO 2015 (30 artículos)

MAYO 2015 (31 artículos)

ABRIL 2015 (27 artículos)

MARZO 2015 (31 artículos)

FEBRERO 2015 (26 artículos)

ENERO 2015 (31 artículos)

DICIEMBRE 2014 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (30 artículos)

OCTUBRE 2014 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (30 artículos)

AGOSTO 2014 (31 artículos)

JULIO 2014 (31 artículos)

JUNIO 2014 (30 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (31 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (29 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS