Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

´Centenario de Fátima (12)

Creo, Señor, aumenta mi fe

12 agosto 2017

            ÚLTIMA APARICIÓN
   Entre la quinta y sexta aparición, Lucía y Jacinta pasaron unos días en casa de doña María del Carmen Menezes. Ante la afluencia y el fanatismo que mostraron algunos visitantes, les dijo <Hijas  mías, si no se produce el milagro, estas gentes son capaces de quemaros vivas>. Contestaron: <<No tenemos miedo porque la Señora no nos engaña. Ha dicho que hará un milagro y que todo el mundo se verá obligado a creer>>.
   Próximo el 13 de octubre, algunos aconsejaron a la madre Lucía que se escondiese con su hija para evitar una venganza popular. La víspera madrugó María Rosa y le dijo a su hija: <Hija mía, es mejor que vayamos a confesarnos. Se dice que mañana tendremos que morir en Coba de Iría. Si la Virgen no hace el milagro, la gente nos mata. Por eso es mejor que nos confesemos y estemos preparadas para la muerte>
   <<Si usted, madre, quiere ir a confesarse, voy yo también. Pero no por ese motivo. Yo no tengo ningún miedo a morir. Estoy certísima de que la Virgen cumplirá mañana lo que ha prometido>>.
   Durante el día 12 los caminos que conducía a Fátima estaban repletos que rezaba y cantaba. Hacía frío; todos querían un sitio mejor en la Cova. La gente venida de todo Portugal aumentaba constantemente. Los periódicos habían enviado a sus mejores redactores.
   Llueve a cátaros durante toda la mañana. Cova de Iría, bajo esa masa humana, es un inmenso barrizal. Tanto los peregrinos como los curiosos están calados hasta los huesos. Los cálculos de la multitud varían entre las 50.000 u 100.000 personas. Lucía está especialmente contenta. Por primera vez, sus padres la acompañan. U madre quiere correr su misma suerte. Llegar a Cova de Iría fue una odisea. Hombres fuertes le abren paso; Jacinta, separada de su padre llora. Al acercarse a la encina, todos les abren paso con respeto. Sigue la lluvia. Jacinta se coloca entre los dos mayores para protegerla. Las niñas visten traje azul y mantilla blanca; de fiesta.
   Se reza el Rosario con cánticos intercalados. En un momento dado, Lucía pide que se cierren los paraguas; la multitud obedece. Al mediodía, Lucía grita: <<Ya está aquí!  ¡Ya está aquí!>> Su madre le indica que mire bien para no engañarse. No la oye; ya está con la Señora.
   “- ¿Quién sois y qué queréis de mí?
  “-  Quiero decirte que hagan aquí una Capilla en mi honor; que soy Nuestra Señora del Rosario; que continúen rezando el Rosario todos los días. La guerra va a terminar y los soldados volverán pronto a sus casas.
 
  • Tenía que pedirle muchas cosas -continuó Lucía-, que cure a unos enfermos, que convierta a los pecadores, etc.
  • A unos sí; a otros no. Es preciso que se enmienden, que pidan perdón de sus pecados.
 Tomando un aire más triste:
   -¡Que no ofendan más Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido!
   Separó las manos que se reflejaron el sol. La mirada de los niños se volvieron también hacia él. Los niños tenían conciencia de que era la última aparición.
      
 
 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Julio Sáinz Torres
Nací en Adrados, Segovia, el 12 del IV de 1935. He sido bendecido: Con mi Bautismo que me hizo Hijo de Dios. Con mi vocación religiosa y sacerdotal: Misionero Hijo del Inmaculado Corazón de María. Misionero Claretiano. En el trabajo apostólico me han ayudado a realizar mi vocación fundamental y han iluminado mi vida de fe en distintos aspectos: Montañeras/os de Santa María: Austeridad. Renovación carismática: Libertad interior. Capellanía universitaria: Iglesia grande. Radio María: Medios de comunicación. Cursos Prematrimoniales: Importancia de la Familia. Sacramneto de la Reconciliación: La fuerza del pecado y el poder de la gracia. Aquí estoy, en Religión en Libertad, haciendo camino.

Julio Sáinz Torres, preguntaalpadrejulio@outlook.com, es autor, editor y responsable del Blog Creo, Señor, aumenta mi fe, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
AGOSTO 2017

Centenario de Fátima (13)

´Centenario de Fátima (12)
JULIO 2017

Centenario de Fátima (11)

Centenario de Fátima (10)

Centenario de Fátima (10)

Centenario de Fátima (9)

Centenario de Fátima (8)

Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (4 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (4 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (3 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (4 artículos)

OCTUBRE 2015 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

MAYO 2015 (5 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

FEBRERO 2015 (4 artículos)

ENERO 2015 (5 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (5 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (5 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (4 artículos)

MAYO 2014 (5 artículos)

ABRIL 2014 (4 artículos)

MARZO 2014 (5 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (6 artículos)

DICIEMBRE 2013 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (5 artículos)

AGOSTO 2013 (3 artículos)

JULIO 2013 (4 artículos)

JUNIO 2013 (5 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (5 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (3 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS