Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Viernes, 22 de septiembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Personajes
Obianuju Ekeocha ha fundado Cultura Africana de la Vida

Carta de gratitud de una microbióloga nigeriana a Meriam Ibrahim, modelo de «auténtica feminidad»

Carta de gratitud de una microbióloga nigeriana a Meriam Ibrahim, modelo de «auténtica feminidad»
Testimonio de vida, de maternidad, de matrimonio, de amor y de fe, dice la doctora Ekeocha.

C.L./ ReL

30 julio 2014

Obianuju Ekeocha es licenciada en Microbiología por la Universidad de Nigeria y doctora en Ciencias Biomédicas por la Universidad de East London. Nigeriana y católica, reside en Inglaterra, donde trabaja en Canterbury en el ámbito de la Biomedicina.



Forma parte de African Culture of Life [Cultura Africana de la Vida], que busca "defender la santidad y la dignidad de la vida en África mediante la información, la sensibilización y la información", lo que le ha llevado a denunciar públicamente a Melinda Gates, la esposa de Bill Gates, cuya Fundación común promueve principios exactamente opuestos.

En la última entrada de su blog, publicada el 24 de julio, la doctora Ekeocha dirige una hermosa carta a Meriam Ibrahim, la joven sudanesa de 27 años condenada a muerte por ser cristiana y casarse con un cristiano, y que dio a luz a su hija con las piernas encadenadas por sus carceleros, tras negarse a renunciar a su fe y a aceptar el islam. Tras su liberación, fue recibida por el Papa Francisco.

A continuación traducimos las interesantes reflexiones de esta joven microbióloga en su misiva de agradecimiento a Meriam como testigo... no sólo de la fe.

"Carta de agradecimiento de una mujer africana a Meriam Ibrahim"
La gran noticia de la llegada de Meriam Ibrahim a Italia me llenó de tanta alegría como entusiasmo. Las imágenes de esta mujer africana tan graciosa y bella saliendo del avión con su bebé en brazos atraía la atención tras su inconcebible dolor y sufrimiento de la prisión sudanesa.



Así que pensé que debía, en una carta muy sencilla, dejar por escrito mis reflexiones y pensamientos de gratitud a esta intrépida hija de África cuya libertad se celebra hoy en el mundo entero.

En nombre de todas las mujeres de Africa, te agradezco, Meriam Ibrahim, por mostrarle al mundo el coraje indómito que constituye el corazón de la auténtica feminidad. Digo esto porque tu dolor y tu persecución estuvieron íntimamente ligados a tu feminidad. Y por eso tu triunfo fue el más potente testimonio de vida, de maternidad, de matrimonio, de amor y de fe.

Tú eres realmente la imagen viva de la fe y de la virtud, un verdadero símbolo de fortaleza y valentía. Eres, en mi humilde opinión, una auténtica mujer con sustancia, una mujer africana con sustancia, y tu historia llena mi corazón de coraje y audacia en mi propia vocación de defender nuestra cultura africana de la vida, del matrimonio, de la maternidad, de la fe y de la familia, no importa lo difícil, vergonzoso o doloroso que pueda resultar para mí.

Porque bajo una intensa persecución, te negaste a rechazar tu fe cristiana. Bajo la amenaza de extremistas, permaneciste en pie como testigo y mártir. Bajo pena de ser encarcelada, no renegaste de tu marido ni renunciaste a tu matrimonio. Bajo los pesados grilletes de la prisión, mostraste energía y resistencia para dar vida, para dar a luz. Bajo la certidumbre de una sentencia de muerte, tuviste la determinación de alimentar a tu preciosa pequeñita.

Gracias a tu poderoso ejemplo, el mundo ha sido testigo de la fortaleza de una joven mujer africana que, en las peores condiciones, ofreció un testimonio heroico de las virtudes de fe, matrimonio y maternidad. Tus indecibles pruebas de los últimos meses han sido el más brillante rayo de luz que ha atravesado las nubes más negras para contradecir a un mundo moderno que nos dice que la fe no importa nada, que la libertad religiosa no tiene ninguna importancia, que el matrimonio es lo que queramos nosotros que sea, que la maternidad debe ser una elección que hagamos sólo en las condiciones más propicias, que nuestros niños sólo deben nacer si llegan en el momento más conveniente.

Tú, mi hermana africana, te has convertido en un pararrayos de las feministas radicales de nuestro tiempo, que repudian y denigran todas las virtudes que tú encarnas.

En tu cuerpo has llevado las marcas y las cicatrices de una verdadera cristiana, esposa, madre y mártir, y así nos has mostrado lo que es ser una mujer liberada y con autoridad, y me encanta decir que no es lo que los ideólogos radicales occidentales nos están diciendo. Ellos intentan decirnos que a las mujeres africanas hay que darles poder, que tienen que ser "sexualmente liberadas", egoístas, individualistas y orgullosamente autónomas. Pero tú, Meriam, con tu ejemplo, nos has enseñado que la mujer africana liberada es la mujer que es libre para vivir y practicar su fe, amar a su marido y proteger a sus hijos, los nacidos y los no nacidos. Una mujer liberada es una mujer de fe y de familia. Ésta es la verdad que debe ser predicada en toda África.

Hoy el mundo te miraba cuando respirabas el aire fresco de la libertad y cuando hacías tu primera parada, no en la Casa Blanca, sino en la Casa Santa Marta, que es también la casa del Santo Padre, el Papa Francisco. En vez de darle la mano al presidente, como muchas otras habrían ansiado, escogiste la mano papal. Y en vez de una recepción política elegiste la bendicion apostólica para ti y tu familia. ¡Elegiste al Papa antes que al presidente de los Estados Unidos! Eres una mujer de gran sabiduría y fortaleza y realmente África te cultiva, te alaba y te celebra.



Nos regocijamos contigo y por ti. Nos regocijamos porque al fin estás libre. Y más allá de nuestro regocijo, rezo para que más mujeres (de nuestra África y de todos los rincones del mundo) se miren tan profundamente en tu experiencia como para emularte.

Rezo para que las mujeres de fe lleven su valiente testimonio hasta el extremo del martirio. Rezo para que las mujeres embarazadas escojan a toda costa la vida para sus hijos. Rezo para que las mujeres sean esposas y madres sean fieles a su compromiso y a su vocación.

Rezo para que, más allá de nuestra alegría global, nos adorne tan sólo una porción de la virtud heroica del auténtico feminismo de Meriam Ibrahim, purificado y forjado en la intensa prueba de la persecución religiosa.
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
10 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

SAULA
02/08/2014
JESÚS-DIOS NOS DICE.
´´Te diré esto, hij@: todo no será en vano. Las sombras sobre la Tierra desaparecen y pasan. La arcilla siempre se quita con las primeras gotas de lluvia, pero tu alma nunca morirá´´ Amén
SAULA
02/08/2014
JESÚS-DIOS NOS DICE.
´´Te diré esto, hij@: todo no será en vano. Las sombras sobre la Tierra desaparecen y pasan. La arcilla siempre se quita con las primeras gotas de lluvia, pero tu alma nunca morirá´´ Amén
Joaquín Simó Caballer
01/08/2014
Llenas del Amor de Dios.
La Dra. Obianuju y Meriam son el grito de la Palabra y el grito del Silencio sobrenaturales. Son pura expresión del Amor de Dios en ellas. Están llenas del Amor de Dios y Dios habita en ellas y hace maravillas. Benditas seais. Bendito sea Dios.
SAULA
31/07/2014
Señor....
en mi último aliento de vida irá tu nombre
Teresa
31/07/2014
Dos grandes mujeres.
Coincido en todo, con la carta de esta microbióloga, pero añado una cosa, Merian Ibrahim, no es sólo un orgullo para Africa, y, sus mujeres es un orgullo para toda La Iglesia, para las mujeres de todo el mundo, ella se ha puesto al lado de mujeres, como Perpetua, y, Felicidad, ella, ha vencido, no se ha doblegado, ha sido un ejemplo para todos, si también para los hombres
Pero la microbióloga que le escribe, no se queda atrás, cierto que no se enfrenta a la muerte, pero no bailarle, a nuestra sociedad sus barbaridades, no es bien visto, y, decir´, y, más siendo una científica que una mujer debe defender la vida de sus hijos nacidos, y, por nacer, que Meriam hizo bien, en preferir al Papa, al señor Obama, eso molesta, y, que una científica se católica, eso escuece, asi pues felicidades a estas dos grandes mujeres
Ene Roa
30/07/2014
¡QUÉ AGUDEZA MENTAL LA DE LA DRA. OBIANUJU!.
Esta doctora en ciencias es, por sus criterios personales reflejados en sus cartas (a la Gates y a Meriam), una doctora del pensamiento. Ve más allá que nosotros los comunes y corrientes. ¡Qué alegría que sea católica!
juan carlos villaverde
30/07/2014
Dios, lo primero y único.
Ejemplar creyente ofreciendo su vida a Dios al no renegar de su fe
Pido a Dios tener la misma fortaleza
Joaquín Simó Caballer
30/07/2014
Dios te guarde Meriam.
Por haber sido tan valiente, Meriam, merecerías ya en vida los mismos honores terrenales con que el Cielo te adorna. Tú Meriam representas a la perfección a la Iglesia perseguida de todos los tiempos, pero en especial a la iglesia perseguida de hoy y a todos los valores mas sublimes que hemos perdido los catolicos occidentales.
Dios te guarde Meriam. Un abrazo a tu esposo y tus hijos. Eres una campeona. Mi héroe.
SAULA
30/07/2014
Espero....
no caer en la prueba y ser tan fuerte como Meriam a la hora de la verdad
SAULA
30/07/2014
Claro que sí.
Meriam se ha convertido en ejemplo de las mujeres de su país y del mundo entero. Preciosa carta de una mujer también valiente

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS