Viernes, 21 de junio de 2019

Religión en Libertad

Blog

Noche de Pasión

por Sólo Dios basta

En la noche del viernes anterior al Domingo de Ramos las cofradías de Semana Santa comienzan a recorrer las calles de nuestros pueblos y ciudades con las imágenes de Cristo y la Virgen de los Dolores para manifestar a todos que empieza la gran Semana. La Semana Santa. Popularmente este día es conocido como Viernes de Dolores por celebrarse antes de la reforma litúrgica a la Virgen María como Virgen de los Dolores, “La Dolorosa”. A fin de cuentas no es otra cosa que el ocaso de la semana de Pasión y el pórtico precioso que nos mete de lleno en la historia de amor de Dios con la humanidad para redimirla con la entrega de su Cuerpo y su Sangre en la cruz y su posterior Resurrección.

Pero vamos a lo que decía al inicio. La noche del viernes nos dejó ver los primeros capirotes de los cofrades de las diversas hermandades de la Pasión. Y me quedo con esto, hemos vivido una noche, una noche de Pasión. Es de noche, y de Pasión. No se puede separar esta doble realidad. Si nos metemos en la noche puede parecer que no se ve nada, pero si nos dejamos llevar de ese Cristo que sale por las calles para prologar la Semana Santa entonces estamos preparados para entrar en ese poema de San Juan de la Cruz conocido como Noche oscura. La Noche oscura es un poema de amor que nos acerca a la unión del alma con Dios y a los efectos de este dichoso encuentro.

Todo encaja para que podamos entender mejor el poema de la Noche oscura. Entramos en la noche, no vemos, Cristo está junto a nosotros, vamos a unirnos a Él y empezamos a ver todo de otra manera. Eso es la Semana Santa. Empezar a buscar y al final encontrarnos con Dios en mitad de la noche, para luego gozar de la gloria de la Pascua. Vamos allá.

“En una noche oscura, con ansias en amores inflamada, ¡oh dichosa ventura!, salí sin ser notada estando ya mi casa sosegada”. Así empieza este poema. Así comienza la Semana Santa. Así comienza nuestro camino de vida espiritual. Tenemos que dejar todo atrás, dejar nuestra casa, salir a la calle y buscar a Cristo; como esta noche en Calahorra que va de camino desde la iglesia de San Andrés hasta la casa de los padres agustinos. Ir a su encuentro, con ganas, sin miedo, con decisión, sabiendo que es lo mejor que podemos hacer. Pero hacerlo en primera persona. Tu alma busca a Cristo  en ese camino de salida que parece no tener seguridad al no haber mucha luz fuera.

Pero hay una luz que marca el camino, “la que en el corazón ardía”.Camina, no te pares, sigue, avanza, no mires atrás, hay algo muy grande que va a suceder. Tu vida va a cambiar de lleno. ¡Vas a encontrarte con Cristo! Antes tiene que hacerse totalmente de noche, tienes que ir a ver la procesión del Santo Entierro la noche de Viernes Santo, justo dentro de una semana, y dejar que esas imágenes te transformen, que tu vida se ponga en las manos de ese Dios que te invita a recorrer su Pasión y a subir con Él los escalones que te llevan hasta lo más alto, donde se encuentra la iglesia de San Francisco de Calahorra, enclave ideal para este acontecimiento, al que van llegando todos los pasos para dar por concluida la magna procesión que rememora todas las escenas de la Pasión y Muerte de nuestro Señor.

No puede darse la unión si antes no te metes y recorres la Pasión del Hijo de Dios. Entonces todo cambia. Llega la unión. Es algo que sólo lo goza quien lo vive. Es lo que experimentas a mitad de la noche del día siguiente, en la noche de la Vigilia Pascual, cuando el alma se une a Dios. Cristo resucita, pero contigo, tienes que resucitar con Él, tienes que deleitarte y decir con fuerza: “¡Oh noche que guiaste! ¡Oh noche amable más que el alborada! ¡Oh noche que juntaste Amado con amada, amada en el Amado transformada!”. ¡Es la gran noche, la noche de la Vida, del encuentro, del abrazo, de la Resurrección! Esto sólo puede pasar de noche. Una hoguera arde a la puerta de todas las iglesias. Es de noche, pero una llama se inflama para darnos luz y mostrarnos como se une el fuego vivo con la plena y la mas oscura noche. Así sucede en nuestro interior.

Pincha aquí para adquirir ahora Noche de Pasión.

Y llegan los efectos de esta noche de Pasión. Aparece con intensidad la luz de la Resurrección. Después de todo este camino en noche por fin empieza a amanecer, empieza un nuevo día, comienza la vida verdadera, la vida de la resurrección, la vida a la que todos estamos llamados. Son incontables las gracias que emanan del fin de esta entrañable noche. Pero ahora tienes que quedarte quieto, tienes que “dejar tu cuidado entre las azucenas olvidado”. Cuando dejas tu ser en el Resucitado lo ves todo con nuevos ojos, como ese niño que en la mañana de Pascua, al encontrarse Cristo resucitado con su Madre después de dejar el manto negro y lucir el blanco del nuevo día, mientras salen a volar al cielo unas cuantas palomas, en el corazón de la plaza del Raso de Calahorra, a las puertas de la iglesia de Santiago, ese niño, que es tu alma, es aupado hasta las manos de la Virgen para ponerle una rosa y dejarla ahí, en esas manos de Madre que ha estado junto a nosotros toda esta noche tan larga pero tan intensa y que por fin ha pasado.

Es la Noche del alma, es la Noche de Cristo, es la Noche de Pasión: Pasión de Cristo, Pasión de amor.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA