Jueves, 23 de mayo de 2019

Religión en Libertad

Blog

Del término "hebreo", ¿lo mismo que semita, israelita, judío, sionista...?

por En cuerpo y alma

TAGS:
 
            Un montón de palabras, como ya vimos el otro día, que a la mayoría de Vds. sonará a lo mismo, y que sin embargo tienen, todas y cada una, su significado muy preciso y diferenciado del de las demás. Así que si el pasado 4 de junio veíamos todo lo relativo a la primera de ellas, “semita” (pinche aquí si desea conocerlo), vamos a ver hoy todo lo relacionado con la segunda , “hebreo”.
 
            El término “hebreo”, según señala el Diccionario de la Real Academia“proviene de del latín “hebræus”, éste del hebreo ‘ibrī”, y éste quizá del acadio “ẖapiru””, el cual, a su vez, podría tener el significado de paria, nómada o peregrino.

            Otra posibilidad no menos probable, y sobre la que personalmente me inclino, es que el término proceda del Héber bíblico del que ya hablamos en el artículo que dedicamos al término “semita”, el cual recibe en el libro del Génesis un tratamiento muy especial como vamos a ver:
 
            “También le nacieron hijos a Sem, padre de todos los hijos de Héber y hermano mayor de Jafet. Hijos de Sem: Elam, Asur, Arfacsad, Lud y Aram. Hijos de Aram: Us, Jul, Guéter y Mas. Arfacsad engendró a Sélaj, y Sélaj engendró a Héber”. (Gn. 9, 21-24)

Genealogía de Sem. Cortesía del Dr. N Hawkings.
 
            Todo lo cual convierte a Heber en tataranieto de Noé y en biznieto de Sem.  Pero no en un biznieto cualquiera, sino en uno tan especial como para que toda la descendencia del padre de los pueblos semitas, Sem, se escriba en función de él. Y es que no en balde, de la semilla de Héber nacerá más adelante Abraham, Abraham “el Heberita”, Abraham “el Hebreo” podríamos decir, el padre de todos los judíos.
 
            Como quiera que sea, en español la palabra “hebreo” tiene tres acepciones, las tres recogidas en el Diccionario:
 
            1. adj. Se dice del pueblo semítico que conquistó y habitó la Palestina, también llamado israelita y judío. Apl. a pers., u. t. c. s.
            2. adj. Se dice de la lengua semítica hablada en Israel y en otras comunidades judías del mundo. U. t. c. s. m.
            3. adj. Que profesa la ley de Moisés. U. t. c. s.
 
            De las cuales, y aunque sólo sea la segunda en la enumeración del diccionario, prevalece hoy día la que la asocia con “la lengua semítica hablada en Israel y en otras comunidades judías del mundo de judío”, en detrimento de la que la asocia a una comunidad o raza (la primera) y de la que la asocia a una religión (la tercera), para lo cual otras palabras que analizaremos también se muestran las más utilizadas.
 
            Como lengua, el hebreo es la lengua que usaron los primeros judíos y aquélla en la que está escrita mayoritariamente los diferentes libros de la Biblia, si bien quedó reducida a lengua culta o religiosa en tiempos de Jesús. Y es que, efectivamente, no es la única lengua que a lo largo de su historia han hablado los judíos, o por mejor decir, las diferentes comunidades de judíos, ya que a menudo se han expresado mayoritariamente en otras. La primera de ellas, el arameo, la que sin duda utilizó Jesús -bien que éste exhiba un amplio dominio del hebreo a lo largo del Evangelio (pinche aquí si desea conocer todo sobre las lenguas que pudo hablar Jesús)-, y que aún se puede oír en algunos lugares recónditos de Siria, llamada, no en balde, también siríaco. En arameo están escritos muchos de los primeros escritos cristianos y también algunos de los textos veterotestamentarios. Pero también otras lenguas posteriores, emparentadas con las lenguas autóctonas de los muchos lugares en los que se establecieron los judíos de la diáspora: así el yiddish entre los judíos askenazis centroeuropeos, o el ladino o sefardí entre los judíos sefardíes españoles.
 
            El hebreo, o lo que deberíamos llamar mejor el neohebreo, ha sido recuperado hoy día como lengua oficial del nuevo estado de Israel, viviendo así un nuevo renacer varios miles de años después, un caso probablemente único en la historia de las lenguas.
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día,
                o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA