Domingo, 19 de mayo de 2019

Religión en Libertad

Blog

Entrevista sin desperdicio al Patriarca melquita Gregorio III sobre los sucesos de Siria

por Luis Antequera

 
            Gregorio III es el Patriarca de la ciudad de Antioquía, de Cilicia, Siria, Iberia, Arabia Mesopotamia, Pentápolis, Etiopía, y todo el Egipto y el Oriente entero, Padre de los Padres, Pastor de los Pastores, Obispo de los Obispos, el Décimo-tercero de los Santos Apóstoles... o, en otras palabras, el jefe de los católicos melquitas, una de las iglesias orientales sui generis: seis iglesias, como saben bien los que frecuentan esta columna, presentes en lo que constituía la parte oriental del Imperio y con importantes peculiaridades, pero no por ello menos católicas.

            Gregorio III ejerce su jurisdicción sobre un millón y medio de fieles católicos de rito melquita, repartidos por todo el Oriente Medio y particularmente por Siria, país que vive estos días importantes eventos que tendrán sin duda importantes repercusiones por lo que a la vida de los cristianos en Oriente Medio se refiere.
 
            Pues bien, en la publicación Asian News, Bernardo Cervellera, misionero del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras (PIME), realiza al Patriarca melquita una entrevista cuyo contenido no tiene el menor desperdicio, y de la que me hago eco por aportar no pocas claves sobre lo que está ocurriendo en Oriente Medio, y naturalmente, de manera muy concreta en Siria, cuya revolución ha podido costar la vida ya a más de quinientas personas.
 
            - Su Beatitud, en su condición de cristiano ¿cómo contempla la situación en Siria?
 
            - Los movimientos y revueltas que agitan Siria preocupan a las iglesias y a los cristianos. No tanto por el presente como por el futuro, por lo que nos espera. En el pasado, cada revolución en Medio Oriente era seguida por una ola de emigrantes cristianos hacia Europa, América o Australia. Mucho me temo que lo mismo pase ahora, vaciando y menguando las comunidades cristianas. Incluso algunos intelectuales musulmanes están preocupados por la posible merma de cristianos en Siria. Y exigen su defensa y salvaguarda.
 
            - ¿Hay problemas para las comunidades cristianas?
 
            - Hasta la fecha, la revuelta no ha revestido una naturaleza sectaria, no hay un conflicto cristiano-musulmán. De hecho, durante las manifestaciones en Homs, Alepo y Damasco, jóvenes musulmanes se han ofrecido a proteger las iglesias, proporcionando cordones de seguridad alrededor de los edificios para prevenir actos criminales. En solidaridad con los muertos en los distintos choques en las pasadas semanas, los cristianos han celebrado la Semana Santa y la Pascua de manera muy sobria, sin procesiones, música o celebración, para participar adecuadamente en el luto de la población. Al mismo tiempo, intentamos desempeñar el papel de mediadores en los conflictos emergidos en la sociedad siria, para que la tensión no crezca hasta lo inevitable. Yo personalmente, he enviado cartas a 15 países europeos, a Estados Unidos y a los americanos pidiendo a sus Gobiernos ayudar a mejorar la situación sin violencia.
 
            - ¿Cuál es su impresión sobre los manifestantes?
 
            - La impresión que tenemos desde dentro, es que algunos grupos cuyo principal objetivo es provocar una respuesta violenta del Gobierno están infiltrándose en una protesta que originalmente nació del descontento económico y social. Y que de esta manera, la tensión llegue al punto de provocar la condena de la comunidad internacional y las exigencias de un cambio de régimen desde el exterior. Hay muchos factores misteriosos pervirtiendo el proceso: hay criminales involucrados en las protestas, hay una masiva introducción de armas en el país para provocar la confrontación... El futuro es muy incierto, y nadie sabe cual puede ser el resultado, nadie sabe quien es esa gente. Con toda seguridad, se trata de gente joven, de gente frustrada, pero mucha gente dice que entre ellos hay criminales, musulmanes fundamentalistas que quieren provocar una yihad. Esa es la razón por la que nos tememos que dar rienda suelta a la violencia sólo puede conducir al caos. Creo que la táctica de la “guerra fingida” está siendo utilizada contra Siria.
 
            - ¿Cómo explicaría la exaltación en Occidente de las protestas sirias y las duras acusaciones de violaciones de derechos humanos?
 
            - Hay problemas políticos y presiones para agitar los equilibrios de poder presentes en Oriente Medio: la alianza con Irán, la preocupación por Israel... en todo lo que ocurre en Oriente Medio hay siempre una relación con la crisis palestino-israelí, guerra, emigración... Hemos estado en esta situación durante más de sesenta y dos años ya. Por eso he enviado una carta a los Gobiernos europeos y americano invitándoles a presionar para afrontar de una vez por todas el problema palestino israelí como prioridad: sólo de esa manera habrá menos migración, menos terrorismo, menos fundamentalismo, menos violencia. Esta es mi misión, y esto es sobre lo que he enfatizado en el pasado Sínodo de los Obispos del pasado mes de octubre, y el Papa lo entendió. La paz es muy importante para el futuro del diálogo íslamo-cristiano en Siria y en el mundo. Si la crisis continúa forzando a los cristianos a emigrar, el mundo árabe devendrá exclusivamente musulmán, incrementando la probabilidad de un conflicto entre el mundo árabe-islámico de un lado, y el mundo cristiano-occidental de otro. La presencia de cristianos en Oriente Medio salva al Oriente Medio árabe de no ser puramente musulmán. Si a Siria se le ayuda a superar esta situación de caos hacia otra de estabilidad garantizada por el diálogo con la sociedad, el futuro será mejor para todos.
 
            - ¿Está la familia Assad jugando un papel positivo para Siria?
 
            - En estos cuarenta años, Siria ha realizado grandes avances en agricultura, economía, educación, incluso universidad, generando muchos puestos de trabajo. Ha habido menos desarrollo a nivel socio-político, pero la vida cotidiana de las personas ha mejorado significativamente. Incluso en lo relativo a libertad religiosa se han producido grandes progresos. Hace unos meses, yo era capaz de organizar con el apoyo del Gobierno una reunión internacional sobre los resultados del Sínodo de Oriente medio celebrado en el Vaticano el pasado mes de octubre, con la participación de tres mil quinientas personas, cuatro patriarcas, trece iglesias. Por lo que se refiere a las reformas políticas, debemos recordar que en el Medio Oriente árabe, además de Líbano, hay democracias. Hay partidos, elecciones, pero los Gobiernos intentan controlar la entera sociedad. Y en muchas ocasiones, esto es también necesario.
 
            Se podrá estar de acuerdo o no con lo que declara el Patriarca Gregorio III de los melquitas. Lo que no se puede en ningún caso, es ignorar el diagnóstico que de la situación da quien es uno de los más autorizados portavoces en la zona.
 
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
 
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA