Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Sábado, 23 de septiembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Mundo

Australia podría seguir la senda de Irlanda y no admitir el secreto de confesión en caso de abusos

C.L. / ReL

14 agosto 2017

Australia podría seguir la senda de Irlanda y no admitir el secreto de confesión en caso de abusos
El juez Peter McClellan es el jefe de la comisión que trabaja en la respuesta a los casos de abuso infantil.
La Comisión Real para las Respuestas Institucionales al Abuso Sexual Infantil ha propuesto este lunes 85 recomendaciones de reformas legislativas y en la actuación policial "que probablemente mejorarán las respuestas al abuso sexual infantil en todos los contextos". Entre ellas, la creación de "nuevos delitos", entre ellos el "incumplimiento en el deber de informar" y el "incumplimiento en el deber de proteger".

Esto afecta de modo al sigilo sacramental del sacerdote católico, al que se refieren específicamente los comisionados en la recomendación 35, para proponer que se elimine del deber de informar la excepción de la información recibida en confesión por un sacerdote católico.

"Comprendemos la significación de la confesión religiosa, en particular la inviolabilidad del sigilo de la confesión para personas de algunas religiones, en particular la fe católica", afirma la comisión: "Sin embargo, hemos recibido pruebas desde diversas instancias de que la revelación del abuso sexual infantil se hizo en confesión, ya fuese por víctimas o por sus perpetradores... En conclusión, la importancia de proteger a los niños del abuso sexual implica que no debería haber excepción en el incumplimiento del deber de informar delitos por parte del clero en relación a la información obtenida en confesión, o en conexión con ella".

Esto, de llevarse a la práctica, situaría a los sacerdotes católicos ante el dilema de incurrir en resposabilidades penales ante la ley civil, o bien en una excomunión ante la canónica:  "El confesor que viola directamente el sigilo sacramental incurre en excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica", dice el Código de Derecho Canónico (1388.1). No hay excepciones respecto a la materia escuchada, siempre que lo haya sido en orden a la absolución de los pecados, se produzca ésta o no. La ley eclesiástica no hace sino sancionar lo que establecen el derecho natural (por justicia: el penitente confiesa los pecados a condición de que no sean revelados) y el derecho divino (por religión: Cristo instituyó el sacramento de la penitencia como un lugar privilegiado para la relación del hombre con Dios).

Irlanda aprobó una iniciativa en este sentido en 2012, pero aún no hay datos fehacientes sobre su aplicación, y de hecho la misma comisión australiana remite a lo que pueda deducirse de la experiencia irlandesa.

La eliminación del sigilo sacramental aprovechando el impacto emocional en la opinión pública de los abusos infantiles implicaría su eliminación universal, pues no habría razón para mantenerlo en otros casos. Para la ley de la Iglesia no hay distinción: todos los pecados merecen la cobertura del secreto de confesión, y la colaboración con la justicia civil, cada vez más intensa desde la aplicación de los protocolos establecidos por Benedicto XVI, se realiza fuera del ámbito de la confesión sacramental.
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
7 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

María
17/08/2017
Con los antiguos confesonarios no pasaría eso.
¿quién sabe quién se ha confesado y de qué se ha confesado?. Lo primero hace muy mal la iglesia quitando los antiguos confesonarios donde no se veía al penitente, la iglesia lleva años abriendo la puerta al mundo, es decir a Satanás.
Horacio Castro
15/08/2017
Anteriores.
En otro portal encontré dos comentarios de ´Albert L´ y ´Angel´, casi idénticos y anteriores al último mío.
Horacio Castro
15/08/2017
PERO.
La ley civil (sobre ´´la exención de informar´´) también tendría que suprimir el derecho/ obligación a guardar secreto y confidencialidad a abogados, psicólogos, psiquiatras, periodistas
Horacio Castro
14/08/2017
Lo de ´´menos grave´´ es grave. Los católicos corremos el riesgo, junto a otras religiones de.
perder el derecho a manifestar públicamente nuestra fe. Especialmente por condenar públicamente comportamientos ajenos a la moral cristiana y creencias biológicas. Tendremos que cumplir la ley civil. Creo que pronto, por ej., no podremos insultar a los que contrajeron matrimonio sacramental, y se divorciaron/casaron nuevamente por ley civil. N. S. Jesucristo calificó estos casos como adulterio dentro de una ley religiosa y nunca llamó fornicarios a romanos paganos casados según la ley romana.
GEORGE
14/08/2017
DIABÓLICO.
Comentario seguido. Ya no sólo es una cuestión de persecución religiosa camuflada, está en juego la libertad y dignidad de las personas. Es menos grave un tocamiento, que una violación entre adultos, o un robo, o un asesinato... sea quien sea quien lo haga. El siguiente paso será romper cualquier cadena de discreción en aras a una Justicia que se reconoce incapacitada para descubrir el delito. Para eso que hagan de policías los delincuentes, saben más que los policías, y todos son humanos.
GEORGE
14/08/2017
DIABÓLICO.
Es una trampa diabólica,si el sacerdote se niega a contestar sobre el contenido de la confesión,aunque solo se crea que pudo haber confesado al presunto abusador se le acusará de obstrucción a la Justicia.Con ello se pretende inutilizar a los sacerdotes y señalarlos públicamente.Es un sistema indiciario para condenar,sistema que se extiende bajo la consideración de que el delincuente supera a la policía.Unos ineptos,en su propia opinión,buscan eliminar sacerdotes(los nazis hicieron lo mismo).
Horacio Castro
14/08/2017
Cielo.
´´( ) lo que desates (éis) en la tierra quedará desatado en el cielo (san Mateo 16, 19 y 18, 18) ´´. Nuestro Señor Jesucristo no instituyó la amnistía penal para la ley de los hombres. Seguramente el secreto de confesión (sobre delitos penales) podría mantenerse si pudiera corresponder la aplicación de la pena de muerte.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS