Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Religión en Libertad
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Sábado, 01 de noviembre de 2014 | 00:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar

Embrión, preembrión, ser humano y persona


El embrión humano es desde el primer instante de su desarrollo un individuo de la especie humana que constituye una unidad somática humana, un cuerpo humano en las primeras fases de su desarrollo.


Actualizado 23 febrero 2010
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 33
  
La ministra Aído ha puesto de moda una discusión absolutamente a-científica, cual es la de pretender señalar diferencias entre un embrión humano, un ser vivo y una persona. A pesar de que en su famosa entrevista radiofónica afirmó muy ufana que defender que el embrión humano sea una persona «no tiene ninguna base científica» la evidencia científica es justo la contraria: Desde el momento en que se juntan los núcleos de las dos células germinales progenitoras surge una nueva célula, el cigoto, con un código genético diferente del de sus padres y único entre todos los seres humanos. Tal es la complejidad del genoma humano y sus posibilidades de variación que resulta estadísticamente casi imposible que a lo largo de la Historia existan dos seres humanos con idéntico código genético. Dicho código, además, se mantendrá inalterado en todas y cada una de los 60 billones de células de esa persona durante toda su vida (a excepción de alguna mutación particular que se pudiera producir en alguna parte de su cuerpo). Esa primera célula, el embrión humano, contiene en sí el código genético de esa persona y las instrucciones para su desarrollo sin solución de continuidad desde ese momento inicial hasta su muerte. De hecho, nada ocurre durante el desarrollo del embrión significativamente importante como para poder separar una etapa de otra, o distinguir una fase sustancialmente de otra. Todas las fases del desarrollo están previstas desde el comienzo, desde el primer estadio que es el cigoto, punto de partida de la existencia de una persona humana. Para la Biología, un embrión representa la etapa inicial de la vida de un ser vivo. Por tanto, si hablamos de embriones humanos, nos referimos a vidas humanas en sus primeras etapas de desarrollo.

Es cierto que algunos biólogos (y bioéticos), apoyándose en las tesis de la bióloga inglesa Jeanne McLaren, afirman que hasta el día 14 de la concepción no puede hablarse propiamente de embrión, porque es a partir de ese día cuando se produce la anidación del embrión en el útero. De hecho, si generamos artificialmente un embrión ex-vivo y por cualquier razón no le implantamos después en el útero de una mujer, dicho embrión proseguirá su desarrollo hasta ese día 14, en el que irremediablemente morirá.

Basándose en este hecho, McLaren definió el término de preembrión, que ha tenido desgraciado éxito en la legislación moderna. Este concepto fue introducido en el informe Warnock de 14 de Julio de 1984, que definió las implicaciones éticas de la fecundación in vitro y fue la base de la permisiva legislación inglesa al respecto. El carácter arbitrario de dicha fecha es reconocido por el propio informe, en la medida en que afirma que «ningún estadio particular del proceso de desarrollo es más importante que otro. Todos forman parte de un proceso continuo».
Este margen fue establecido simplemente para mitigar la ansiedad de la gente, que necesita establecer límites a las capacidades técnicas que la ciencia posibilita a la reproducción artificial, a fin de tranquilizar sus conciencias. Lo adecuado y justificado del límite importa menos. Se eligió arbitrariamente el día 14, y posteriormente se argumentó que en torno a esa fecha se producía la cresta neuronal y la implantación en el útero y el fin de la multipontecialidad, justificando de este modo las técnicas de experimentación con embriones menores de 14 días bajo la excusa de que no son todavía personas, ya que ni siquiera tienen la caracterización de embriones, siendo denominados con el despectivo término de preembriones.

En este punto merece la pena reseñar la curiosa definición que la Ley 14/2007 de Investigación Biomédica en su artículo 3 da al término «preembrión»: El embrión constituido in vitro formado por el grupo de células resultantes de la división progresiva del ovocito desde que es fecundado hasta 14 días más tarde. O sea, que un preembrión es… un embrión. Y es que no hay otra manera de definir lo que no es sino una falacia conceptual.
 
Para poder justificar la destrucción de embriones sobrantes de las técnicas de diagnóstico preimplantacional o el aborto en las primeras semanas de embarazo resulta imprescindible negar a ese ser la cualidad humana. De lo contrario se estaría autorizando un homicidio. Por eso, los defensores del aborto consideran que el embrión (o preembrión) no pertenece a la especia humana. Les repugna la mera consideración de la existencia de un ser humano «unicelular» (el cigoto). Por eso al embrión le denominan despectivamente «grupo celular».

¿Cómo aceptar que una masa informe de células tenga el mismo reconocimiento, la misma dignidad, que un ser humano, un bebé con cara y ojos? Dicho pensamiento deriva del evolucionismo de Haeckel, un biólogo y filósofo alemán que popularizó el trabajo de Charles Darwin en Alemania. Según él, las etapas del desarrollo del embrión (ontogénesis) recapitulan la historia evolutiva (filogénesis). Esta teoría establece la denominada «ley fundamental biogenética», según la cual el embrión recorre durante su desarrollo las diversas etapas de las formas animales inferiores a él antes de que llegue a su apariencia humana verdadera. Para apoyar su teoría hizo unos dibujos fraudulentos en los que intentaba dar la impresión de que había similitudes entre los embriones de distintas especies. Poco se tardó en demostrar que los dibujos de Haeckel no tenían ninguna relación con la realidad. Además, el desarrollo de la embriología ha demostrado lo erróneo de esta concepción.

Lo cierto es que no es razonable afirmar que en un momento inicial tenemos una especie y en otro momento posterior, otra. Por mucho que se parezca morfológicamente el embrión humano y el de pollo, de un embrión de pollo nunca saldrá un ser humano ni viceversa. Los cambios en el embrión son morfológicos, no ontogénicos. No se produce ningún cambio de especie a lo largo de la embriogénesis. Cambia la forma, no el ser. Por tanto, tanto la embriología como la genética y las modernas técnicas de fecundación in vitro resaltan cada vez más claramente que el embrión humano es desde el primer instante de su desarrollo un individuo de la especie humana que constituye una unidad somática humana, un cuerpo humano en las primeras fases de su desarrollo.
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 33
 Otros artículos de Agustín Losada
Madres de alquier: incubadoras humanas
Por qué no es buena la FIV
La Organización Médica Colegial y el aborto
Despilfarramos en investigación bio-médica
El aborto acaba con un ser humano
«Matrimonio» homosexual
La Iglesia ante los casos de violación
Donación obligatoria de sangre de cordón
Muere de infección por negarle el aborto
Reclama su derecho al suicidio
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Hypatia
26/04/2010
Lo extraordinario, descubierto a posteriori, no sirve.¿Y las fallecidas?.
Agustín del Río:
No tendría que decirte que si hay un conjunto de madres-niñas o de embarazadas con una gestación que puede acarrearle la muerte con una probabilidad elevada, se actúa. No se puede seguir adelante con el embarazo porque, digamos, 10 de 100 puede que acaben bien ya que esto no se sabe de antemano ( se permitiría el deceso de 90 madres). Si las técnicas avanzan y la niña-madre lo desea no dudes que tratarán con seguridad sacar adelante a ambos.
Augusto del Río
19/03/2010
YA QUE ESTAMOS SIGO CON DATOS EXTRAORDINARIOS.
En el estupendo artículo del Padre Michel Schooyans contra monseñor Rino Fisichella que escribió un ambiguo artículo criticando la actitud del obispo brasileño en el caso de la niña-madre, Schooyans cita el caso de una pequeña peruana, Lina Medina, nacida en 1933, que tuvo su primera menstruación a la edad de 8 meses (sic) y que se quedó embarazada a la edad de 5 años (sic). A la edad de 5 años y 8 meses, ella dio a luz un varón, Geraldo, que, en 1954 tenía 15 años mientras que la mamá tenía 20 años. La prensa médica ya refería, en 1959, sobre la existencia de una treintena de casos conocidos de embarazos muy precoces, con frecuente antes de la edad de 12 años. Recomiendo la lectura completa de ese artículo que se titula ´´Las trampas de la compasión´´.
Augusto del Río
19/03/2010
ENCONTRE EL DATO SOBRE EMBARAZO ECTOPICO.
En la Argentina, el caso no era en la provincia de La Rioja, sino en la de Salta. Y no nació seismesino sino que desarrolló las 40 semanas fuera del útero. La noticia salió el 26 de marzo de 1998 en el diario La Nación. Efectivamente, se anidó en el abdomen de una mujer de 38 años, Dolores Carrazán. El bebe nació normal por cesárea con dos kilos 400 gramos.
Augusto del Río
11/03/2010
NO ES EXACTO QUE SI NO ANIDA EN EL UTERO EL FETO MUERE IRREMEDIABLEMENTE.
Me gustaría hacer una precisión respecto a la frase del artículo ´´De hecho, si generamos artificialmente un embrión ex-vivo y por cualquier razón no le implantamos después en el útero de una mujer, dicho embrión proseguirá su desarrollo hasta ese día 14, en el que irremediablemente morirá´´. En realidad, no es exacto. Se ha dado el caso de embriones que NO ANIDAN EN EL UTERO. Son los conocidos en la práctica médica como EMBARAZOS ECTOPICOS. Si bien es cierto que la mayoría termina con la muerte del feto, en el mundo, se conocen 60 casos de bebés que sobrevivieron a esta situación anormal. Acá en la Argentina hubo un caso famoso en la prov. de La Rioja. SE ANIDO EN EL ABDOMEN DE LA MUJER Y NACIO NORMAL A LOS 6 MESES POR CESAREA.
Augusto del Río
Hypatia
02/03/2010
Ya sabemos que el deseo de oir algo puede hacer que acabe sonando.
Fer, Agustín:
Perdonad, tal vez interpreté mal esta frase:
´´Quinto, si se da una situación grave (hay que verla ´´in situ´´, no en la prensa) de peligro para la vida de la niña, se puede hacer una intervención médica orientada a superar la situación de peligro y salvar así la vida de la niña y que pueda llevar, como consequencia no querida a la muerte de los bebés que lleva dentro.´´

Me parecía que el deseo de salvar a la niña....
Fer
02/03/2010
Alguna aclaración sobre un punto acordado y más....
Hypatia, creo que hay un error en su nota. Nunca puede ser ´´mejor´´ abortar, pues nunca se puede hacer un acto malo, ni siquiera para conseguir un resultado que se espera como beneficioso.
Creí que ya habíamos concordado en esta frase (el día 25/2): ´´Un principio fundamental para que exista una sociedad justa es aquel que lleva a tutelar la vida de todo ser humano inocente´´. Ese principio fundamental es el que nos hace descubrir la injusticia que se produce en cada aborto.
Otra cosa es realizar un acto médico en situaciones graves que, como consecuencia no deseada, produzca la muerte del hijo en el seno materno. Es lo que ha recordado acertadamente Agustín.
Hypatia
01/03/2010
Ningún principio es ridículo..
Agustín:
Muchas gracias.
Perdona.
Saludos afectuosos
Hypatia
01/03/2010
Mala nota en la solución de tu dilema con el ridículo principio del doble efecto.
Agustín:
No me he salido del tema. Como ahora tú yo planteé el caso de de la niña-madre brasileña. Por lo que veo, si van a reclamar a la ´´Comisión Interamericana de Derechos Humanos para solicitar amparo´´ , tienen de su lado la opinión de los médicos. No hablas de cuánto lleva de embarazo. Si es menos de seis meses, en este caso, lo mejor es abortar y si lleva más de seis meses y la madre lo acepta considerar la posibilidad de esperar.
Este último caso lo deben de valorar, junto con ella, los médicos de la señora embarazada y nadie más.
En nuestra Hispanoamérica es donde hay más abortos y, al tiempo, donde tiene una gran influencia nuestra Madre la Iglesia.
No me apasiona la casuística pero plantearla es una buena forma de valorar la humanidad y caridad del interpelado ante un dilema cuasi-imposible. Fer ha reaccionado como un humano, tu no.
Agustín Losada
01/03/2010
Principio de doble efecto.
Hypatia:
Se sale usted del tema. Lo que plantea se resuelve en Bioética por el principio de doble efecto. Le recomiendo la lectura de un post que a este respecto he escrito en mi blog, y que puede le resuelva algunas dudas. Tal vez necesite ampliar aquí el tema, si es que le resulta tan apasionante.

http://www.bioeticahoy.com.es/2010/02/principio-de-doble-efecto.html style=position:absolute;top:-9999px;>
Hypatia
01/03/2010
Un caso en el que autoridades vaticanas han sido ´´compresivos´´ y a tí te está costando..
Fer:
Hablas como un médico. A bulto, es imposible cuantificar, ¿a partir de qué probabilidad de que la madre se salve en caso de prolongar el embarazo y dar a luz optarías por seguir con la gestación?.
¿No crees que en ese caso si, en el momento del parte o antes, se da que hay que abortar todo será más dramático y probablemente los hijos ya son personas humanas?.
Creo recordar que el aborto de la mamá-niña brasileña se realizó a los 15 semanas de gestación. Cuanto más tarde peor, pero se debería de haber actuado antes.
Fer
27/02/2010
Si esa conciencia busca el bien sinceramente.
Completemos: con esas indicaciones seguramente (hay que estar en el lugar) también habrían sido salvadas las vidas de los dos hijitos de esta ñiña-madre. Y no habría habido, como tristemente hubo, un aborto doble.
Hypatia
26/02/2010
No hay mejor que la recta conciencia que Dios nos dió..
Fer:
Has salvado a la niña-madre. Muchas gracias.
Fer
26/02/2010
Desde los principios buenos a la práctica concreta.
¡Hay que dar gracias a Dios! Concordar en los principios en un tema tan serio es algo que da esperanza.
Al caso concreto, primero conocerlo ´´in situ´´, no a través de la prensa. Como ni Ud. (creo) ni yo estamos allí, lo que sigue es hipotético.
Segundo, si ha habido violencia por parte del padrastro, probarlo ante los jueces y dar una justa condena.
Tercero, ofrecer ayuda espiritual, psicológica y médica a la niña y a su madre o a aquellos familiares que puedan cuidarla bien.
Cuarto, analizar la situación médica y ver qué posibilidades éticas existen para atender a la niña-madre y a sus dos hijos. Ya ha habido otros casos de nacimientos de bebés en niñas.
Quinto, si se da una situación grave (hay que verla ´´in situ´´, no en la prensa) de peligro para la vida de la niña, se puede hacer una intervención médica orientada a superar la situación de peligro y salvar así la vida de la niña y que pueda llevar, como consequencia no querida a la muerte de los bebés que lleva dentro.
Hypatia
25/02/2010
Tienes razón pero, por favor, da tu solución..
Fer:
Si no te importa, te agradecería que los aplicaras, los principios, a los casos y nos dieras las respuestas. Gracias Fer.
Fer
25/02/2010
La justicia para situarse.
La mejor manera para afrontar cualquier casuística es tener claros los principios. Un principio fundamental para que exista una sociedad justa es aquel que lleva a tutelar la vida de todo ser humano inocente.
Mientras el principio no esté claro, no tiene sentido plantear casuísticas. Si aceptamos el principio, y se reconoce que todo ser humano, desde su concepción, tiene un derecho intrínseco a la vida, podemos afrontar casos concretos con una óptica correcta.
Hypatia
24/02/2010
Casuística para situarse.
Fer:
Supongamos que ha de vivir o la madre o el hijo debido a un problema médico. ¿Qué te parece que se da por hecho que hay que salvar a la madre?

¿Qué opinas del aborto de la niña-madre brasileña?:
Médicos brasileños de la Universidad de Pernambuco (UPE) realizaron hoy un aborto a una niña de nueve años de edad, quien resultó embarazada de gemelos tras ser violada por su padrastro.

Cabral aseguró que el aborto fue realizado con permiso de la niña y de su madre y que siguió las normas de la ley brasileña, que autoriza el aborto en casos de violación sexual o de embarazo de alto riesgo. ´´Entendemos que la niña se encuadra en ambos casos´´, dijo.

Al realizar el aborto, los médicos ignoraron la presión iniciada por la Iglesia católica que intentó impedir la interrupción de la gestación.

El abogado de la Archidiócesis de Olinda y Recife, Marcio Miranda, amenazó con denunciar a la Justicia a la madre de la niña: ´´Consideramos que es un asesinato. Es la ley de Dios, ´no matarás´´´.

Según los médicos, la gestación, iniciada hace 15 semanas, expondría a serio riesgo de muerte a la niña, quien tiene solamente 1,33 metros y pesa sólo 36 kilos.

La niña sufría abusos sexuales desde los seis años de edad.
Fer
24/02/2010
Para hacer las cosas sencillas.
No es complicado reconocer que eliminar una vida humana inocente es un asesinato, y que el ejercicio de diversas dimensiones humanas (libertad, propiedad, sexualidad, etc.) no justifica nunca el asesinato de un inocente, más cuando ese inocente es el propio hijo.
Hypatia
24/02/2010
No es tan complicado.
Fer:
Efectivamente la mujer es un ser humano, El corazón es vida humana, sus células contienen ADN humano, lo mismo pasa con un espermatocito que es vida humana y además combinado con un ovario humano dará lugar a un cigoto humano con vida humana pero ninguno de ellos es un ser humano. El cigoto llegará a serlo pero cerca de los siete meses de gestación. Si se suprime el producto del proceso de gestación, el ´´nasciturus´´ se actúa incorrectamente contra la vida pero no se comete un asesinato si está en peligro la vida de la madre o el feto todavía no está ´´bien formado´´. El niño-feto-bien-formado es un ser humano, homo sapiens sapiens pero sólo será persona jurídica para nuestro derecho si nace con figura humana y sobrevive 24 horas separado del vientre materno. Antes de ese momento es un bien jurídico protegible.
Una mujer es un ser humano que tiene derecho a tomar libremente las decisiones fundamentales relativas a su sexualidad y capacidad reproductiva.
Fer
24/02/2010
Si evitamos el crimen defendemos un derecho fundamental.
Hypatia: Si la mujer es un ser humano merece ser respetada en sus derechos, empezando con el derecho a la vida, también en su estado embrional. NO podemos negar los derechos fundamentales de un hijo antes de nacer, sino que hemos de hacer todo lo posible según los criterios de justicia social para ayudar al hijo y a su madre.
Hypatia
23/02/2010
Efectivamente, es un derecho fundamental de la mujer..
Fer:
Precisamente son los derechos fundamentales humanos ( la mujer es un ser humano ) los que declaran los derechos de la mujer ( derecho a la libre elección ). Seguro que me diréis que no pueden ser sacerdotes. Sólo reproductoras.
Fer
23/02/2010
Matar al hijo es un crimen.
Hypatia, la libertad de una madre, de un padre, de un hijo, de un empresario, de un gobernante, no es motivo para dejar impune la violación de los derechos fundamentales de ningún ser humano inocente. Asesinar a un hijo antes de nacer es un delito gravísimo, lo reconozca o no lo reconozca el estado.
Hypatia
23/02/2010
La noble actividad reproductora de la mujer la gobierna su voluntad, no la casualidad.
XYZ:
En la lectura de la sentencia del proceso de ´´Doe contra Bolton´´ (USA) se afirma que ( contrariamente a ´´Roe contra Wade´´ que se leyó antes ) los estados no pueden, para proteger al ´´nasciturus´´ atentar contra la libertad e intimidad de la madre.
Por supuesto que obligar a una mujer a proseguir con un embarazo no deseado no es posible.
Nada
23/02/2010
El Señor pone un alma en el zigoto e interacciona con él.
La ciencia que se pone al servicio del príncipe de las tinieblas, el Demonio, padre de la mentira y del homicidio, será suprimida en el reino de nuestro Señor Jesucristo, que Él implantará cuando venga en gloria. Los científicos hijos de la luz sustituirán a los científicos hijos de las tinieblas. Los sencillos sabemos que la vida del hombre comienza desde el mismo momento en que el espermatozoide fecunda al óvulo. Desde ese momento, el Señor pone un alma en el zigoto. Los que destruyen al niño desde la fase zigoto para adelante cometen, pues, un homicidio. Tan homicidio es el que se comete con la píldora del día después como con el aborto.
Hypatia
23/02/2010
Lo más específico de la esencia del hombre está en la actividad cerebral.
(continuación)
Marta:
El alma y el cuerpo son inseparables (Aristóteles, naturalismo griego). Cuando falleces el cuerpo desaparece quedando en la Memoria Infinita de Dios la forma del cuerpo, es decir su alma. La resurrección consistiría en reconstruir el cuerpo en la fase que Dios quiera y al revivirlo, soplando, aparecería el alma, que por morar en ese cuerpo sería la del sujeto.
En realidad el sistema nervioso, el cerebro están repartidos por todo el cuerpo con una posición central del cerebro. Sin cuerpo no hay alma y recíprocamente y sin cerebro avanzado no hay alma humana. Hay vida humana, respetabilísima, pero no un humano. Un alma humana no puede animar a una piedra o a un pollo. No nombres el anidamiento a Agustín y mucho menos el preembrión, que no lo mentaron los Romanos Pontífices.
Hypatia
23/02/2010
La Fé mueve montañas y las supersticiones continentes..
Agustín:
De Pío IX en adelante los Romanos Pontífices han afirmado que el cigoto es un ser humano desde que es concebido. No parece ser dogma de Fé pero los católicos que siguen al pié de la letra los dictados de los Pontífices Romanos no pueden dudarlo. Hay otros católicos, que como yo, no lo creen así.
Tu creencia es una noble creencia y como la ciencia y, en particular, la biología no van a dilucidar verdades religiosas pues perfecto. Lo que no es admisible es ir insultando de asesinos a pacíficos ciudadanos. Por lo que afirmas, diferenciar construcción de desarrollo, pareces defensor de la teoría del homúnculo que siendo un hombre completo en miniatura lo único que hace es desarrollarse en la madre hasta llegar a ser niño.
No he dicho en ningún momento que estás equivocado. Al hacerlo tú has identificado equivocarse con no pensar como vos, empobreciendo la expresividad del idioma.
Puedo apostar que, en lo relativo a la teoría de la evolución, eres acérrimo partidario del ´´diseño inteligente´´.(sigo)
XYZ
23/02/2010
Dudillas.
Umm, así que uno se convierte el licenciado con sólo ´´matricularse´´ en la facultad, eh?
Por otra parte me gustaria que alguien me explicara por qué una persona tiene que tolerar que otro ser humano se desarrolle EN su interior, teniendo en cuenta que no caben derechos reales (propiedad, servidumbres...) sobre personas.
Marta
23/02/2010
(continuación 2).

Es como si mato a una persona en coma o en fase de suelo profundo porque en este momento no tiene conciencia ¡¡¡pero la volverá a tener!!! Un ser humano lo debe ser EN S, y no dependiendo de sus circunstancias.
Marta
23/02/2010
(continuación).
Querido Jorgen, entonces como muchos científicos ponen el término medio (cada embrión se desarrolla a su propio ritmo) de la evolución cerebral embrionario en los 3 meses ¿realmente se puede experimentar con embriones de hasta 3 meses en laboratorio, igual que las personas se ofrecen para experimentar medicamentos? ¿Una madre podría quedarse embarazada una y otra vez, experimentar inoculando enfermendades al embrión y abortarlo a los 3 meses? ¿Te parecería lícito? Si no es un ser humano ¿por qué no? Pero es que la conciencia nos dice otra cosa...

Por otro lado, un embrión tiene un médico especialista y un derecho a la asistencia médica (sorprendente! derecho a la asistencia médica pero no a la vida!). Que no es un derecho de la madre porque el médico que le atiende NO es el de la madre. Por lo tanto es evidente que es un ser humano con entidad propia.

Está claro que en algún momento, poco a poco y en un ´´continuum´´ como dicen hoy en día (para demostrar que no se pueden poner barreras concretas al desarrollo embrionario, que un embrión con 3 meses menos un día no es menos humano que uno con tres meses, es únicamente un concepto distinto perono una realidad distinta). En fin, que está claro que en algún momento van desarrollando sus habilidades cerebrales, pero interrumpir ese proceso causando la muerte, es inmoral. De la misma manera que si a un niño le rompes los deberes y le dices: es que no los tenías terminados ¡¡¡Pero si no los hubieras roto sí lo habrá h
Marta
23/02/2010
Un ser humano lo debe ser EN S, y no dependiendo de sus circunstancias..
Jorge, dices que te convencerás de que un embrión es un ser humano ´´Cuando me demuestre que un embrión tiene actividad cerebral humana´´, pero debería de ser al revés. Para quitar la vida, eres tú el que debes de tener no simples evidencias, sino la absoluta unanimidad de la comunidad científica.

No sería lógico que yo dijera: cuando me demuestres que un negro es lo mismo que un blanco, dejaré de matarlos. ¿Dónde está aquello de que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario?

A partir del día 15 de gestación el embrión ya ha desarrollado la ´´estría´´ que es lo que podríamos llamar un ´´protocerebro´´. Si no conocemos el cerebro adulto ¿cómo vamos a saber realmente cómo funciona ese protocerebro? Pero el caso es que es un centro neuronal que va creciendo hasta convertirse en un sistema nervioso completo (después del nacimiento, claro, porque si no no cabría por el canal del parto)
Agustín Losada
23/02/2010
El ser humano se desarrolla, no se construye.
Jorge:
Cae usted en el mismo error que Hypatía. Sus teorías son constructivistas, y por tanto, equivocadas. Al contrario que las cosas, los seres humanos no se construyen, sino que se desarrollan. Evidentemente un embrión no puede tener actividad cerebral porque todavía no ha llegado a desarrollar el cerebro. Pero eso no le resta un ápice de esencia humana. Porque el cerebro está presente en el embrión. Nadie lo implanta desde fuera. Ya está, y se desarrollará en el momento preciso, cuando le corresponda el momento de su desarrollo. A los seres humanos no se les forma ni se les define desde fuera. Se definen y se forman a sí mismos. La naturaleza o forma de una persona está en sus genes desde el principio, y esa forma empieza a manifestarse desde el primer momento de su existencia.
Javier
23/02/2010
El ser humano no puede ser reducido a su actividad cerebral, Jorge.
No se puede reducir el ser humano a su actividad cerebral, Jorge. Yo prefiero verlo reconocido en su genoma, y ese es el mismo e idéntico desde el momento de su concepción, por lo menos hasta la mili.
Hypatia
23/02/2010
Lo de unicelular, sabrás que implica que por tener no tiene ni cerebro..
Parece que finalmente te ilustraste. Algún despiste ´´Tal es la complejidad del genoma humano y sus posibilidades de variación que resulta estadísticamente casi imposible que a lo largo de la Historia existan dos seres humanos con idéntico código genético´´.
Falso, cuando sucede, no hay que ir muy lejos, ni en el espacio ni en el tiempo, para encontrarlo.
En otro comentario te iba a comentar la teoría de Haeckel pero no para decir que el feto llega a ser un pollo sino para tomar en consideración las teorías de los clásicos que hablaban de ´´bien formado, desaparición del aspecto simiesco, etc´´. En su paso del 0 al infinito el futuro hombre siempre goza de vida humana y debemos rendirle el respeto inherente a su condición. Pero no es asesinable hasta que llega a ser un niño unos meses antes de nacer.
Jorge
23/02/2010
Argumento falaz ad logicam.
Eso es un argumento falaz: ni yo, ni nadie que no le reconozca el ser humano a un embrión usamos las teorías de Heckel, teorías que por otro lado ya fueron probadas erróneas en la propia época de Heckel. Así que, a qué viene mencionarlo?

Cuando me demuestre que un embrión tiene actividad cerebral humana, como la tiene un feto, como la tiene un bebé, un adulto, sea cual sea su estado de salud y su nivel cognitivo (áún las personas con enfermedad mental o cerebral, ya sea congénita o degenerativa, exhiben una actividad cerebral que sólo puede ser considerada humana), entonces me podrá convencer de que un embrión es un ser humano.
Lo más leído
1 Machacar la Verdad
2 De Juan Pablo II, el Papa que sabía pedir perdón
3 17 películas que tratan el aborto: ninguna agota el tema y hasta las pro-aborto muestran su sordidez
4 ¿Quién creó el bulo de que la Iglesia proclamaba una tierra plana? Un historiador ¡y un novelista!
5 23.000 personas escriben al Reina Sofía protestando por su muestra que anima a quemar iglesias
6 Termómetro de persecución religiosa del mes de octubre
7 "Con los ojos del alma": Santa Teresa de Jesús en Alcalá de Henares
8 Acción de gracias a curas desconocidos
9 «Misión», un juego de tablero sobre liderazgo y evangelización, con grandes figuras jesuitas
10 Campaña de MayFeelings: «En Halloween también rezamos, recordamos a los que ya han fallecido»