Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Viernes, 25 de julio de 2014 | 12:59 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 11 diciembre 2009
Arcángeles

Los arcángeles más conocidos por nosotros, son tres: San Miguel, San Gabriel, y San Rafael. El Catecismo de la Iglesia católica, en su parágrafo 330, define en general a los ángeles y por supuesto a los arcángeles diciendo que son: “En tanto que criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales (cf. Pío XII: DS 3891) e inmortales (cf. Lc 20,36). Superan en perfección a todas las criaturas visibles. El resplandor de su gloria da testimonio de ello (cf. Dn 10,9-12).”

 

Los parágrafos siguientes del Catecismo, nos hablan un poco más extensamente, de las ángeles y de estos parágrafos sacamos las siguientes notas indicativas acerca de ellos. Desde la creación del mundo los ángeles son llamados "hijos de Dios" y a lo largo de toda la historia de la salvación, los encontramos, anunciando de lejos o de cerca, esa salvación y sirviendo al designio divino de su realización. Todo el misterio de la redención del género humano y la vida del  Señor en la tierra, está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Y la vida de la Iglesia se ha beneficiado siempre de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles. La Iglesia también en su liturgia, se une a los ángeles para adorar al Dios tres veces santo "Sanctus" y celebra más particularmente la memoria de los tres arcángeles el 29 de septiembre de cada año así como la fiesta de los ángeles custodios. Desde la infancia a la muerte, la vida humana está rodeada de la custodia y de la intercesión del ángel que cada uno de nosotros tiene a su lado. Un ángel que actúa como protector y pastor para conducirnos a cada uno de nosotros a la vida eterna. Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios.

 

En referencia a los arcángeles, la Iglesia católica reconoce sólo a los tres arcángeles cuyos nombres son de todos conocidos y que se encuentran en las Sagradas escrituras, Cada uno tiene atributos distintos, según su papel en los relatos bíblicos, tanto del Antiguo, como del Nuevo Testamento. En el protestantismo solo son aceptados únicamente los dos primeros, ya que a San Rafael como solo se le nombra en uno de los libros deuterocanónicos, no lo consideran. Para gran parte de los protestantes, un arcángel es un ángel principal de un grupo de ángeles; opera como mediador entre Dios y los seres humanos, a menudo como intérprete del mensaje de Dios.

 

El sistema de siete arcángeles es una vieja tradición de las religiones abrahámicas. La referencia más cercana a este sistema aparece en Enoch I en donde se citan a los siete arcángeles como: Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Raguel, Zerachiel y Remiel. Siglos después Pseudo-Dionisio o falso Dionisio, da la denominación de siete arcángeles a Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Chamuel, Jophiel, y Zadkiel. El papa Gregorio I enumera como siete arcángeles a Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Selaphiel, Jegudiel, y Barachiel. Este falso Dionisio, es un anónimo teólogo bizantino de final del s. V y principios del VI, que firmaba sus escritos utilizando el nombre de San Dionisio Areopagita, discípulo griego de San Pablo, lo cual producido confusión acerca de la titularidad auténtica de algunas obras.

 

En todo caso hemos de considerar la escala jerárquica de ángeles que nos dejó escrita San Dionisio de Areopagita y que la tradición de la Iglesia ha venido dándole carta de naturaleza. Los arcángeles, ocupan el puesto inmediatamente superior al de los ángeles. Es de suponer que su grado de gloria es mayor que el de los ángeles, y como ángeles que en definitiva son, constantemente están contemplando el rostro de Dios y participando de su gloria, que es a lo que aspiramos los que tenemos fe y adecuamos nuestra vida a la fe que profesamos.

 

Los tres arcángeles reconocidos en las Sagradas escrituras, son en primer lugar San Miguel, que es el jefe de los "ejércitos de Yahvéh", para luchar contra Lucifer. Su nombre es mencionado ocho veces en los libros de las Crónicas, una vez en Esdras, tres en Daniel, una en Judas, y una en el Apocalipsis, siendo esta última quizás la referencia más conocida que dice: “Entonces se entabló una batalla en el cielo. Miguel y sus ángeles combatieron al dragón. También el dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos”. (Ap 12,7-9). A San Miguel se le representa siempre vestido de guerrero con una armadura.

 

En segundo lugar tenemos a San Gabriel, al que se le menciona cuatro veces, dos de ellas en Daniel y las otras dos en el Evangelio de San Lucas. San Gabriel, es el mensajero celestial, por anunciar a la Virgen María el nacimiento de Cristo, aunque no fue esta la única misión de mensajero que realizó, pues otra bien conocida, fue la que realizó acerca de Zacarías en padre de San Juan Bautista cuando se le apareció en el templo y le dijo: “No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan; será para ti gozo y alegría, y muchos se gozarán en su nacimiento, porque será grande ante el Señor; no beberá vino ni licor; estará lleno de Espíritu Santo ya desde el seno de su madre, y a muchos de los hijos de Israel, les convertirá al Señor su Dios, e irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los  hijos, y a los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto”. (Lc 1,13-17).

 

Pero la misión más importante que nunca haya podido tener un arcángel, la realizó San Gabriel y fue la referida al anuncio de la Encarnación del Hijo de Dios. En el Evangelio de San Lucas se puede leer: "En el mes sexto fue enviado el ángel Gabriel de parte de Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de nombre José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y presentándose a ella, le dijo: salve, llena de gracia, el Señor es contigo. Ella se turbó al oír estas palabras, y discurría, qué podría significar aquella salutación. El ángel le dijo: No Temas María porque has hallado gracia delante de Dios, y concebirás en seno y darás a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y llamado Hijo del Altísimo, y le dará el Señor Dios el trono de David, su padre, y reinará en la casa de Jacob por los siglos, y su reino no tendrá fin. Dijo María al ángel: ¿Cómo podrá ser esto, pues yo no conozco varón? El ángel le contestó y dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá con su sombra, y por esto el hijo engendrado será santo, será llamado Hijo de Dios. E Isabel tu parienta, también ha concebido un hijo en su vejez, y éste es ya el mes sexto de la que era estéril, porque nada hay imposible para Dios. Dijo María: He aquí a la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra. Y se fue de ella el ángel”. (Lc 1,26-38).

 

Y después en tercer lugar tenemos a San Rafael, protector de los viajeros, de la salud y del noviazgo, por las misiones desempeñadas. A San Rafael se le mencionan catorce veces en las Sagradas escrituras, y las catorce lo son en libro de Tobías. La historia es bien conocida. “…y fue enviado Rafael a curar a los dos: a Tobit, para que se le quitaran las manchas blancas de los ojos y pudiera con sus mismos ojos ver la luz de Dios; y a Sarra la de Ragüel, para entregarla por mujer a Tobías, hijo de Tobit, y librarla de Asmodeo, el demonio malvado; porque Tobías tenía más derechos sobre ella que todos cuantos la pretendían”. (Tb 3,17). La misión que el Señor le encomendó a san Rafael, era triple. Si el lector lo desea puede leerla en la Biblia, el Libro de Tobías, es un largo relato cuyos comentarios sobrepasan el espacio de esta glosa.

 

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 2
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Juan del Carmelo
11/12/2009
Para Germán de Juan del carmelo.
Mi estimado amigo. Sobre este tema y las preguntas que formula, no existe ni revelaciones ni dogmas, solo hipótesis basadas en párrafos o palabras sueltas de las Sagradas Escrituras realizadas por antiguos autores, que han pasado a formar parte de la Tradición. Salvo el caso de la Virgen que efectivamente goza de una mayor gloria y culto de hiperdulía, todo lo que sabemos de los ángeles gloriados o caídos y de sus jerarquías y glorias es perfectamente opinable y nadie puede decir que está en possión de la verdad. Gracias por su comentario.
Germán
11/12/2009
Tres preguntas:.
Dos preguntas:

Respecto al grado de Gloria que gozan no es del todo acertado decir que los Arcángeles gozan de mayor gloria que los Ángeles ya que si bien es cierto que tienen una ´´naturaleza´´ mas elevada o si se quiere una misma naturaleza angélica pero de mayor grado por otra lado el grado de Gloria esta relacionado con el merito ¿no? por ello María de naturaleza humana inferior a la angélica goza (por supuesto por pura gracia de Dios) de mayor grado de gloria. De tal manera que puede haber Ángeles que gocen de mayor grado de gloria que algunos tronos por ejemplo ¿no es así?.
Otra pregunta: los Ángeles caídos, demonios, ¿cayeron de todos los ordenes angélicos? ¿Sabemos a que orden pertenecía Satanás?
Por último: hay un arcangel llamado Asrael que segun la tradición judia lleva las almas de los difuntos a la presencia de Dios ¿se corresponde con alguno de los 7 arcangeles a los que se refiere?. En torno al altar de la Basilica de la Santa Cruz del Valle de los Caidos están representados 4 Arcangeles: Miguel, Gabriel, Rafael y Asrael.

Gracias
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2009

Enfermedad

Kempis

Vivir la fe

Plan de Dios

Ansias de vida

Sentidos del alma

Glosa cien

Madame Chantal, martirio incruento

Elección divina de las almas

Necesidad de la alabanza

Arcángeles

Ángel de la guarda

Ángeles

Transubstanciación

Amor incomprensible

Oración de pretensión

Ver posts de otros meses

JULIO 2014 (12 artículos)

JUNIO 2014 (15 artículos)

MAYO 2014 (16 artículos)

ABRIL 2014 (15 artículos)

MARZO 2014 (15 artículos)

FEBRERO 2014 (14 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 Despedido un prestigioso ginecólogo católico por no implicarse en un aborto: él no se arredra
2 8 teólogos desmontan las tesis de Kasper sobre la comunión a los divorciados que no viven castamente
3 Los comunistas mantienen en «reeducación» al obispo Ma Daqin hasta que ceda: él sigue fiel al Papa
4 Musulmanes en la puerta, un rumano que no sabía español... Arde Complutum evangeliza a todos
5 De las muchas ciudades llamadas "Santiago" en América
6 El Papa Francisco convoca a Messi, Zanetti, Eto´o y Zidane para un «Partido por la Paz» en Roma
7 Qatar es el principal patrocinador del terrorismo
8 Mirar un crucifijo
9 El Ayuntamiento socialista de Parla sigue haciendo «mobbing» al colegio católico Juan Pablo II
10 Santiago Apóstol, apuntes para una biografía laica