Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

P. Antonio Trancho de Almagro

Victor in vínculis

4 marzo 2014

Uno de los protagonistas de “Bajo un manto de estrellas

El P. Antonio Trancho Andrés nació en Becerril de Campos (Palencia) en diciembre de 1900. Preparó la “Obra Selecta de Fray Luis de Granada”, que se publicó en 1952 en la BAC. Trancho, profesor de historia y muy preparado en este campo, proyectaba escribir sobre la provincia dominica, pero le llegó la hora del martirio. En el fotograma, el actor David Romero, que representa al padre Trancho, es el primero por la izquierda.


 
El documento titulado “Los Dominicos de Almagro” es un folio con dos fotografías, una de la iglesia y otra del Prior, el P. Francisco Barbado, y por tanto es de los años 1928-1931. Glosa el escudo de Almagro, un castillo y una cruz, recuerda la Universidad de los Dominicos, gloria de Almagro, y escribe estas líneas sobre el convento después de la restauración. Se trata de un texto profético:

Amainadas las tempestades anticlericales (se refiere al siglo XIX), respirando un ambiente de mejor entendida libertad, volvieron los dominicos a Almagro (regresaron en 1903), estableciendo su casa de estudios en el artístico convento de Calatrava, bellísima joya arquitectónica, hoy día conservada gracias a los cuantiosos dispendios que en su reparación han invertido sus actuales moradores. Aquí en medio de un ambiente de religiosidad, de quietud y de estudio, se preparan hoy más de un centenar de jóvenes para las difíciles tareas del apostolado dominicano, basado desde sus comienzos en dos fundamentos inconmovibles: ciencia y fe, religión y cultura. ¿Reverdecerán en las nuevas generaciones dominicanas los laurales de nuestros gloriosos antepasados?...”.



Gracias a Carmen Fernández Corredera, cuyo padre era sobrino del Siervo de Dios, contamos con una serie de documentos y fotografías, que nos ha mandado e iremos dando a conocer en las próximas entregas. Junto a esta hermosa fotografía (sobre estas líneas), una poesía en la que habla de la historia de la Orden de los Dominicos y de su fundador, Santo Domingo de Guzmán. Y ¡qué curioso o providencial! Nada más empezar su poema dedicado a la Virgen Santísima, habla de las estrellas.


 
NUESTRA PROTECTORA

Una noche en que el aire yacía sosegado,
titilaban las estrellas en los amplios horizontes,
y la luna reluciente recorría el cielo azul.
 
Multitud de sombras negras en confusa gritería
se dirigen con presura, cual caballos desbocados
a una iglesia que relumbra más que el brillo de la luz.
 
Sobre el viejo y carcomido pavimento de madera,
con las manos apoyadas en la mesa del altar,
hay un fraile que medita e irradia resplandores
más lucidos y más blancos que la espuma del mar.
 
Una estrella hay en su frente que despide irradiaciones,
el fervor está en sus labios que musitan oraciones,
y la súplica en sus ojos por lágrimas regadas
que hacia el cielo se levantan con anhelo y con afán.
 
El silencio ha hecho su nido en el viejo santuario,
allá a lo lejos se oye como ruido de huracán
que se acerca por momentos y que brama con fiereza,
como brama y se enfurece el rabioso vendaval.
 
Son las tristes sombras negras, en demonios convertidas,
que han venido a la morada de Domingo de Guzmán,
y penetrando en tropel en el viejo santuario,
hacen polvo las maderas y retiemblan los cimientos,
como tiemblan las espigas empujadas por el viento.
 
¡Ese es él!, vociferan multitud de broncas voces,
que rugían como truenos en ancho firmamento
y exhalaban humaradas de un hedor pestilencial,
es el padre de una orden que se extiende por el mundo.
 
Derramando a borbollones la virtud y la verdad,
ha sacado del cenobio las falanges de los monjes,
y las ha lanzado, impávido, por los amplios horizontes
encargándoles a todos la misión de predicar.
 
Son de ayer y todo es suyo: del tugurio del labriego,
los palacios de los nobles, la sabia Universidad.
Si así firmes continúan y sin miedo perseveran,
pronto harán de todo el mundo una solo cristiandad.
 
Y callaron las voces horribles de aquellos fantasmas furiosos.
Y su bronco aspirar quejumbroso en el sacro recinto se oyó.
¡Qué muera ese hombre que yace tendido!,
gritaron mil voces con furia infernal.
¡Qué muera! ¡Qué muera!, repiten los ecos.
¡Que muera el insigne varón de Guzmán!
 
Y levantan en el aire con diabólica alegría,
con recursos sobre humanos, con furiosa algarabía,
una enorme piedra negra que sostiene un pedestal.
 
Arrójanla desde arriba entre fuertes risotadas,
respirando furia y rabia contra aquel santo varón,
que insensible a sus intentos, y sin miedo a sus palabras,
arrobado dulcemente persevera en la oración.
 
Casi al suelo ya llegaba, y a Domingo iba a aplastar,
cuando unas manos fuertes de su curso la logran desviar.
Y cayó suavemente en suelo como caen las plumas del rapaz volador,
que hiende orgulloso los aires sutiles, y mira pasmado el disco del sol.
 
Una voz al mismo tiempo, argentina y penetrante,
dejó oír, breves palabras y misteriosas
que al infierno aterraron. Hizo huir.
 
Pronunciólas una virgen soberanamente bella,
más luciente y más hermosa que el brillar de las estrellas,
más galana y más rosada que el hermoso mes de abril.
 
Los demonios huyeron a su vista espantados,
revueltos, confusos, formando montón,
Como esas ingentes montañas de nubes
que arrastra afanoso el frio Aquilón.
 
Han pasado siete siglos después que esto acaeció.
Siete siglos de tormentas y de luchas,
que han querido aunque en vano destrozar
de Domingo la obra redentora, la Orden de la ciencia y la verdad.
 
Yo he leído su historia inmaculada:
y la he visto de su infancia en los albores,
agobiada de calumnias, lacerada por dolores,
que la furia del Averno contra ella suscitó.
 
He visto las cenizas humeantes de sus bellos conventos
en el rodar continuo de los siglos;
y empapado en sangre generoso,
el blanco escapulario de sus hijos.
 
Anularon sus fuerzas muchas veces,
el mundo y las furias infernales,
e calumnias, cordeles y puñales,
la intentaron por completo destrozar.
 
Mas hay un ser poderoso y fuerte
que siempre vigila por nuestros destinos
que nos ama y nos quiere de veras,
más que ama la madre a sus hijos.
 
Ese ser que nos ama y que nos guía,
con cariño y amor maternal,
es la Reina del Cielo, la Virgen María,
la flor más hermosa del cielo eternal.
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ricardo de Barcelona
04/03/2014
Fotos.
Las fotos son siempre muy elocuentes, espero que iluninen la história con ellas.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MARZO 2014

II Jornadas Martiriales en Barbastro

Decor Carmeli

Beato Ángel de Cañete, capuchino (y 2)

Beato Ángel de Cañete, capuchino (1)

Fray Mateo de Almagro

La tumba de los mártires de Almagro

Trancho-Barbado-Estenaga

P. Antonio Trancho de Almagro

Fray Ubaldo de Almagro

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2017 (13 artículos)

JULIO 2017 (21 artículos)

JUNIO 2017 (14 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (24 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS