Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Religión en Libertad
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Jueves, 30 de octubre de 2014 | 13:22 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar

La eutanasia infantil o la maldición de la ley


Ante el sufrimiento de los inocentes la única actitud adecuada es el amor


Actualizado 15 febrero 2014
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
  
Bélgica despenaliza la eutanasia de niños ante el supuesto de un menor “suficientemente maduro” a juicio de sus médicos -quienes confirmarán su capacidad de discernimiento-, y que por el sufrimiento causado en su entorno por una enfermedad incurable no desea seguir viviendo. Será cuando se manifieste un sufrimiento físico insoportable, su muerte a corto plazo sea inevitable y la solicitud de una muerte asistida sea “repetida y constante”, con la certificación del visto bueno de los padres. A esta bestialidad, la diputada socialista Karen Labieux le llama evolución de la sociedad y de las leyes, porque “es nuestra responsabilidad garantizar una vida digna, pero también la posibilidad de una muerte con dignidad”.

El parlamento federal aprobaba el pasado jueves por un resultado de 86 votos a favor, 44 en contra y 12 abstenciones la eutanasia infantil sin límite de edad. La volonté générale hace posible la barbarie, convirtiéndose en fundamento del totalitarismo. De la voluntad general, de la inmolación de las voluntades personales en el altar pagano de las mayorías hacia el progreso de una razón cerrada a la trascendencia, arranca el camino de una cultura hacia la muerte.

Quizá la mayor perturbación que padece el hombre actual sea su afán de afirmar su autonomía, ofreciendo culto a los ídolos vicarios, la pretensión de ser como dioses, libres de las leyes de la naturaleza, dueños absolutos del propio destino. Con la idea del hombre autónomo se termina en el Estado totalitario, el Estado como única vida moral en su existir auténtico y el poder como barbarie. A la exaltación individualista corresponderá la soberbia del hombre entregado a la lógica brutal del horror, obligado a fabricarse sus propios ídolos en su eterno afán de suficiencia: “De los altares olvidados han hecho su morada los demonios”, sentenciará Ernst Jünger.

Existe el denominado argumento de la “pendiente resbaladiza”, según el cual, una vez que la eutanasia es admitida legalmente para algunos casos-límite, se desemboca en una pendiente que se desliza hacia abajo, más allá de cualquier control. La argumentación ha sido criticada como catastrofista, pero lo que ocurre en los países donde la eutanasia está legalizada demuestra que el fenómeno de la “pendiente resbaladiza” es real. Lo demuestra el hecho de que tras unos años aplicándose en Bélgica la eutanasia para adultos, ahora se extiende ya a los niños. La tendencia ha sido hacia una mayor ampliación de la permisividad de la ley hasta llegar a la eutanasia en contra de la misma voluntad del enfermo. La negatividad de los efectos de la admisión de la eutanasia es tal que exige al legislador la limitación del ejercicio de la autodeterminación del enfermo en lo que se refiere al presunto derecho de decidir cómo y cuándo procurarse la muerte.

El primer bien que debe ser reconocido y respetado es el derecho inviolable de todo ser humano a la vida, del que derivan otros derechos, como es el caso de la tutela de toda vida inocente. La eutanasia siempre será una falsa piedad. La verdadera compasión se expresa en la solidaridad con el que sufre y no en la privación de su vida por causa del sufrimiento. El camino del amor y de la piedad es el camino del ánimo y del consuelo como remedio espiritual, el camino de la presencia, incluso como último deber médico. La eutanasia extendida a los niños se convierte en la máxima expresión de rechazo del amor debido al ser humano, de nuestra incapacidad para comprender y aceptar el sufrimiento.

Ante el sufrimiento de los inocentes la única actitud adecuada es el amor. Importa ser humildes en el comportamiento del hombre con la vida, incluyendo la vida no nacida y la vida del que sufre, atendiendo a los límites de la ciencia y la biomedicina. Se impone resistir a la corrupción interior de la cultura occidental, buscar una ética cuyas leyes sustenten pero limiten la libertad. Se impone el deber de resistencia, que es tanto como un deber de solidaridad, de ayuda al que sufre, una nueva conciencia que restituya al hombre lo espiritual, una conciencia religiosa que no se deje arrastrar por el empuje de un tiempo sin espíritu donde se legaliza la eutanasia infantil, que es tanto como invocar la maldición de la ley. Lo que importa del hombre, dirá Alfred Delp antes de ser ejecutado, “es devoción, adoración, amor. Sólo esto es el hombre. Lo demás es camino; largo, largo camino necesario, que hemos de recorrer hasta que vuelvan a encenderse las luces de los pocos corazones que adoran y que aman”.

Roberto Esteban Duque
Teólogo
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Otros artículos de Roberto Esteban Duque
El dirigismo moral y mediático de algunas Conferencias Episcopales
El aborto y el error del PSOE exigiendo traición
El dedo acusador de la ONU hacia la Iglesia
¿Dónde morarán los pobres?
La Iglesia del Papa Francisco
La dignidad de la renuncia de Benedicto XVI
El socialismo francés y el matrimonio homosexual
El aborto, signo de una época de ateísmo
El obispo réprobo
Las capillas de la Complutense: un conflicto ideológico
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Lo más leído
1 En EEUU ya empiezan: amenazan con cárcel a clérigos y pastores que no celebren «bodas gays»
2 Casi lo abortaron, fue comunista, hizo yoga, tomó a Jesús como Maestro… y ahora es arzobispo
3 Entró en una secta satánica en Colombia y presenció sacrificios humanos en Halloween: hoy lo cuenta
4 ¿El origen de Halloween? La ví­spera del Dí­a de Todos los Santos y tenía un sentido religioso
5 ¿De donde viene la expresión "hablar ex catedra"?
6 Ante Halloween, las Dominicas de Lerma piden hacer una fiesta-alternativa, porque «Dios es alegre»
7 Se acerca la hora definitiva para muchos cristianos
8 Estuvo en la guerra de Zimbabue, tradujo la Biblia al nambya y dice que lo de allí sí es corrupción
9 Al pié de la cruz
10 Alejandro, inmerso en el mundo gay, nos abre su cuaderno de terapia