Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Religión en Libertad
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Sábado, 25 de octubre de 2014 | 16:20 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Dos mujeres, perseguidas y traicionadas

El drama de ser un converso cristiano en Irán en dos escalofriantes ejemplos

El drama de ser un converso cristiano en Irán en dos escalofriantes ejemplos
Actualizado 7 abril 2013
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 1
  
Viven su particular calvario por haber renunciado a la fe de Mahoma. Para los cristianos perseguidos, abrazar la cruz de Cristo cuesta un precio muy alto.
 
Parvaneh Sarabadi se convirtió al cristianismo junto a su marido hace ahora dos años. Nada anormal si no fuera porque Sarabadi y su marido eran iraníes. Él está muerto -lo asesinó un pariente que descubrió que la pareja había abandonado la fe del Islam- y ella refugiada en Suecia, hasta donde consiguió llegar después de salir clandestinamente de Irán.
 
Sabía que en la república islámica que preside Ahmadineyah su testimonio ante la justicia valdría bien poco. Además, el Islam es la religión oficial del Estado y abandonarlo por el cristianismo supone cometer delito de apostasía penado en ocasiones con la muerte. Tras varios meses de abusos sexuales y psicológicos por parte de su entorno, Sarabadi emprendió un largo y difícil viaje hasta el país europeo, donde pidió asilo político y comenzó una nueva vida.
 
Acogida por los fieles de la iglesia de Falun, el lugar en el que reside, se sentía más o menos segura hasta que, a principios de este año, supo que su solicitud de asilo había sido denegada. Suecia quiere enviarla de nuevo a Irán.
 
La denuncia llega a través de la agencia de noticias Mohabat News, integrada por periodistas cristianos que desean denunciar las situaciones que viven fieles de todo el mundo: si no se evita la deportación de Sarabadi, su vida corre serio peligro. Para proteger a la joven numerosas organizaciones de derechos humanos se han movilizado en Suecia, concentrándose frente a la oficina de inmigración, frente a la comisaría de Policía de Falun e incluso recogiendo firmas para que se respete su condición de refugiada por cuestiones de libertad política y religiosa.
 
Avión con destino Irán
Cuenta con todo el apoyo de su iglesia, que envió a la Oficina de Inmigración la información necesaria para acreditar la veracidad de su testimonio. Aún así, el pasado 15 de enero las autoridades subieron a Sarabadi a un avión dirección Irán. No despegó. El piloto se negó a realizar el viaje cuando conoció la historia de la mujer y el destino que le esperaba en Irán. Salió del avión detenida.
 
Ahora su abogado lucha por conseguir la nulidad de su expediente de asilo y para que la Oficina de Inmigración estudie de nuevo el caso de Sarabadi, cuya vida peligra sólo por no querer negar a Jesucristo.
 
No es la única. Abbas Sarjalou-Nejad, también iraní, se convirtió al cristianismo en 2008, un par de años después de la conversión de su mujer. Junto a su hijo de nueve años, vivían una vida normal y acudían a una iglesia; todo, claro, de forma clandestina. Así fue hasta que un día el pequeño enseñó orgulloso a sus tíos y abuelos paternos el regalo que le habían dado “en la iglesia”. La familia de Sarjalou-Nejad, que ya sospechaba una posible conversión por la ausencia de su hijo y hermano en las fiestas musulmanas, confirmó entonces la noticia. Estaban ante dos traidores conversos. Les instaron a regresar al Islam y, ante la negativa del matrimonio, les amenazaron: “Espero que seas capaz de soportar el dolor”, dijo a Sarjalou su hermano.
 
-No me preocupé. ¿Cómo iba a pensar que mi propio hermano, con quien he vivido una infancia maravillosa, me iba a traicionar?- contaba a Mohabat News el cristiano. Con lo que no contaba era con el fanatismo que sus padres y hermanos profesan al líder supremo iraní, Ali Khamenei, y con los amigos que habían hecho en la Guardia Revolucionaria.
 
´Te vigilamos´
Sólo habían pasado unos días cuando se oyeron golpes en la puerta del domicilio. Cuatro agentes uniformados esperaban al otro lado. Se llevaron a Sarjalou, le cubrieron la cabeza con una bolsa y condujeron durante más de 30 minutos. Cuando pudo ver, Sarjalou se encontró en una celda. Después llegó el interrogatorio. Golpes e insultos durante varias horas. Preguntas sobre el nombre de su iglesia y los fieles que la frecuentan. Sarjalou no responde. Más golpes. Al final lo dejan libre con, eso sí, una advertencia. “Te vigilamos”.
 
Apenas un mes y medio después llega la segunda detención. Esta vez de cinco días y con torturas físicas más agudas -quemaduras de cigarrillos, latigazos- y amenazas verbales: tenemos a tu mujer y a tu hijo. Sarjalou firma un papel en el que se muestra dispuesto a colaborar con el régimen iraní, se reúne con su familia y se refugia en casa de un amigo. Unos días después, cuando las autoridades indican a él y su mujer una dirección y una hora para una charla, deciden dejar su tierra y escapar de la intolerancia religiosa. No han podido regresar a Irán. Es el precio de creer en Cristo.  
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 1
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


vicente llorca puerto
07/04/2013
los islamistas son inhumanos.
para que digan que los islamistas son unos angelitos
Lo más leído
1 13 verdades que nadie te dijo acerca del matrimonio y que te ayudarán a entender lo que te pasa
2 De la francesa que ha sufrido la amputación de sus cuatro miembros tras abortar
3 Era protestante y se alejaba de Dios, su padre le compró «Mero Cristianismo» y ahora es dominico
4 El nuevo arzobispo de Madrid usa whatsapp, come con palillos con chinos, y bocatas Pans and Company
5 No ganar el cielo, sino las elecciones
6 De San Benito de Nursia, santo patrono de Europa. En el 50 aniversario de su proclamación
7 Benedicto XVI: No evangelizamos para ganar fieles, sino para transmitir la alegría que nos han dado
8 Mujer lapidada por el EIIS en Siria
9 Iba en busca de oro, pero al no encontrarlo se convirtió en el primer evangelizador del sur de EE UU
10 Estimados obispos: Las parejas que conviven se preparan para el divorcio