Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Religión en Libertad
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Jueves, 23 de octubre de 2014 | 2:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar

Autorretrato del Papa Francisco


El programa que trazaba el hoy Papa Francisco era profundamente evangélico y podía resumirse en tres palabras: evangelizar, contemplar y adorar. Incluso podía resumirse en una sola: Jesucristo contemplado, adorado y anunciado.


Actualizado 31 marzo 2013
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 1
  
El arzobispo de La Habana ha contado a sus sacerdotes una anécdota muy sugerente sobre el Papa Francisco. En su intervención durante una de las reuniones del precónclave, el todavía cardenal Bergoglio quiso compartir con sus compañeros su visión personal sobre la Iglesia en este momento. El cardenal habanero quedó tan bien impresionado, que le pidió el texto. Bergloglio no lo tenía, pero al día siguiente se lo dio escrito de su puño y letra. Ese manuscrito es hoy un tesoro, porque contiene cuatro puntos que serán fundamentales para otear el horizonte hacia el que nos conducirá el Papa Francisco.

El primero es sobre la evangelización. “La Iglesia debe salir de sí misma e ir a las periferias”, no sólo geográficas sino “también existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y alejamiento religioso, las del pensamiento, las de toda miseria”. Esto requiere “celo apostólico” y “la parresía -audacia- de salir de sí misma”.

El segundo es una autocrítica a la “Iglesia referencial”, es decir, a la que se mira a sí misma, en una especie de “narcisismo teológico” que la aparta del mundo y “pretende encerrar a Jesucristo dentro de sí y no le deja salir”. Cuando la Iglesia no sale de sí misma para evangelizar, “enferma”. De hecho, “los males que, a lo largo del tiempo, se dan en las instituciones eclesiales tienen su raíz en la autorreferencialidad”.

El tercer punto es una lógica consecuencia de lo anterior y se concreta en los dos modelos existentes de Iglesia. Una es “la Iglesia evangelizadora que sale de sí” y otra es “la Iglesia mundana que vive en sí, de sí, para sí”. Precisamente, en este doble modelo encontramos la clave para “dar a luz a los posibles cambios y reformas que haya que hacer”. Se trata de cambios y reformas con verdadero calado, pues lo que ellas han de contemplar es “la salvación de las almas”.

El último punto se refería a las condiciones que debía reunir el próximo Papa. Estas fueron sus palabras: “Un hombre que, desde la contemplación de Jesucristo y desde la adoración a Jesucristo, ayude a la Iglesia a salir de sí hacia las periferias existenciales, que la ayude a ser la madre fecunda que vive de la dulce y confortadora alegría de evangelizar”.

El programa que trazaba el hoy Papa Francisco era profundamente evangélico y podía resumirse en tres palabras: evangelizar, contemplar y adorar. Incluso podía resumirse en una sola: Jesucristo contemplado, adorado y anunciado.

Es el programa que ha caracterizado todos los siglos de oro que ha vivido la Iglesia y cuya carencia o declive ha caracterizado los de hierro y barro, que también han existido. No es difícil advertir que el programa propuesto por el entonces cardenal Bergoglio y hoy Papa Francisco está escrito sobre los mismos pentagramas y con la misma música que los del Beato Juan Pablo II y Benedicto XVI. Evidentemente, así como Benedicto XVI y Juan Pablo II hicieron sus personales subrayados en ese programa evangelizador, el Papa Francisco hará también los suyos. Por los gestos que ha ido poniendo en sus primeros días de Pontificado, no es difícil prever que se esforzará en meternos en caminos de pobreza, de servicio a los más necesitados, y de misericordia y compasión hacia los que se encuentran alejados de Dios.

La Pascua de Resurrección que hoy comienza se presenta, por tanto, como una Pascua florida y que nos ofrece el apasionante horizonte de salir a proclamar a todos que Jesucristo no es una figura del pasado, sino una Persona viva, que ha vencido al mal y a la muerte, y cuenta con nosotros para anunciar con convicción este mensaje.
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 1
 Otros artículos de Monseñor Francisco Gil Hellín
Un pequeño gran libro para el nuevo curso
La «Humanae Vitae», una encíclica profética
Las cuentas de la Iglesia
Mirar al futuro con la audacia del realismo
Una visita al hermano mayor
Los obispos de España visitan al Papa Francisco
Una sola familia humana, alimentos para todos
Testigos de amor y de perdón
Urgencia de una recuperación ética de España
Piedras de la fe
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Carlos Roces Felgueroso
18/08/2013
El Papa Francisco.
Con el Papa Francisco, hay que ser positivos y no hablar del declive de la Iglesia, en el pasado, sino hablar de lo que debemos hacer todos, de acuerdo con San Francisco de Asís.

http://www.dominicos.org/manresa/castellano/oracionsanfcodeasis.htm
Lo más leído
1 «Si por pleitesía al mundo se cuestiona la Fe, el resultado es uniformidad, sosería, infecundidad»
2 Del enjundioso libro del Eclesiástico, del Antiguo Testamento
3 Reig Pla: «Todas las ideologías caen, pero el cristianismo está llamado a redimir todas las épocas»
4 Leyó la Biblia, oró, se bautizó en 2007 en EEUU y se volcó en los discapacitados de su Ucrania natal
5 Hoy es, por primera vez, la fiesta de San Juan Pablo II... Francisco pide no olvidar su herencia
6 Aborto y pensamiento unico: a proposito del obispo de Alcalá
7 Gobierno de Dios, gobierno del pueblo
8 Francisco, en la primera audiencia tras el Sínodo, anima a superar las divisiones y celos con amor
9 Padre Nuestro
10 Islamistas del ISIS decapitan a una bebita